Print Friendly, PDF & Email

sello-sonia-bergamoDe nuevo, los astros y varias circunstancias se unen, y dispongo de unos diíllas para aprovechar bien. Esta vez, el destino: Italia (petición de las niñas). ¿Vuelos baratos y directos? Ryanair, Easyjet. Alicante-Bérgamo con el primero, Milán-Alicante con el segundo. Y en medio, visita a Como. Así, el viaje queda: Alicante-Bérgamo-Como-Milán-Alicante con niñ@s. Tres destinos preciosos en cuatro días geniales. Y aunque no hay mucho en la red sobre Milán con niños, Bérgamo con niños o Como con niños que sea útil, algo de información siempre se saca.

Empieza nuestro viaje a Italia con niñ@s (Lombardía con niñ@s). Es Octubre del 2016. Y esta vez, completamos el grupo con un 4º miembro poco habitual: la abuela paterna. “Bérgamo, Como y Milán con niñ@s y suegra”.

BÉRGAMO

Muy tempranito en la mañana partimos hacia nuestro primer destino: Bérgamo. Eso nos da opción a aprovechar bien el día. Estamos en otoño y anochece pronto y, normalmente, no madrugamos mucho, como ya sabéis.

Antes de coger el vuelo, dejamos el coche en Openparking, uno de los aparcamientos de larga estancia alternativos a los de Aena. Nosotros siempre utilizamos éste y nos va muy bien, aunque es verdad que hay cientos. Dejando el coche a las seis de la mañana del lunes y recogiéndolo a las ocho de la tarde del jueves: 18 euros.

Resulta que, aunque Ryanair no factura sin pago extra, nos tocó casi estrenar avión, más pequeño de lo normal, en cuanto a espacio para equipaje. Así que, a los últimos, nos metieron las maletas en bodega porque no cabían en cabina (cosa que claro, sucede a pie de avión, es decir, después de cargar con ellas todo el rato, subiendo al avión, nos las quitan amablemente). Por ello tuvimos que esperarlas en la cinta. Aunque la verdad, fue todo muy rápido.

Bueno, pues aterrizamos en Bérgamo. En el aeropuerto mismo, en Información o en máquinas expendedoras, obtienes unos billetes válidos para todo tipo de transporte público en Bérgamo, sin límite de viajes, durante 24 horas. 5 euros por persona sin distinción de edad. Incluido el bus desde o al aeropuerto.

Así que bus a Bérgamo (nº 1), que te deja en la estación de trenes y buses, una en frente de la otra. Y nuevo bus, (nº 1A) hasta la estación de funicular. Y de ahí, la subida a la Città Alta, que alberga el centro histórico.

Tras hacer el check in en el apartamento, nos lanzamos a la calle.

mapa-de-bergamo

Bérgamo alta es pequeña, manejable y preciosa. Una ciudad medieval rodeada de murallas del siglo XVI. En un día la pateas sin problema. A visitar:

  • Nada más salir del funicular y siguiendo pocos pasos la calle central, Via Gombito, a mano derecha, nos encontramos la Iglesia de San Pancracio. Lo que tiene de especial esta iglesia es una exhibición temporal de Belenes. Más bien, el XX Congreso Internacional de Belenes. Una cosa super-curiosa y bonita, independientemente de tu credo. Más tarde nos daremos cuenta de que la exposición tiene distintas sedes por todo Bérgamo, que es donde se celebra esta edición del congreso. Autores diferentes con estilos propios. Belenes actuales, clásicos, personalizados, todos muy detallistas. Una pasada.
  • La Piazza Vecchia. Con la Fuente Contarini, Palazzo della Ragione (s.XI), el Palazzo Nuovo, que alberga la Biblioteca Cívica.
  • Y el Campanone o Torre Cívica, al que se puede subir para observar todo Bérgamo desde lo alto, con unas vistas increíbles. Pero, ¡atención!, cierran los lunes. Así que nosotras nos quedamos con las ganas. Sus campanas suenan 100 veces a las 10 de la noche en memoria de la hora del antiguo cierre de las puertas de la ciudad. Y para mí, que las oí también a las 7.30 de la mañana (¿apertura de las mismas?)
  • Un poco más al fondo: Capilla Colleoni (s. XV), un mausoleo que el propio Bartolomeo Colleoni, un miembro destacado de la ciudad durante el siglo XV, mandó construir para su gloria y memoria después de muerto.
  • Adyacente a la misma está la Basílica de Santa María Maggiore, cuya entrada la vigilian dos leones rosas que sostienen dos columnas de su pórtico. El interior es, como mínimo, alucinante. Te guste o no, no te deja indiferente, eso seguro. Decoración puramente barroca. Las paredes, adornadas con impresionantes tapices de tamaño maxi, florentinos y flamencos. El techo, labrado hasta no dejar hueco libre. Una pasada. Y a un lado de las mismas, el Baptisterio. Y al otro, el Duomo. Mucho más sobrio en su fachada, aunque no entramos a ver su interior.
  • La Fortaleza o Rocca, con unas vistas preciosas de los tejados de la ciudad. Y una exposición permanente/homenaje en sus jardines, a las víctimas de las guerras mundiales. Alberga parte del Museo de Historia. A sus pies, el Parque delle Rimembranze, para pasear y disfrutar del otoño bergamasco.
  • Convento de San Francisco, sede entre otras exposiciones itinerantes o temporales (en este caso, el congreso de belenes), del Museo de Historia (la parte de la Biblioteca y Archivos).
  • La Piazza della Cittatella, con los Museos de Ciencias Naturales y el Arqueológico.
  • Existe un segundo funicular que sube más alto aún: al Castillo de San Vigilio. Merecen la pena el paseo, las vistas, las villas que encienden tu imaginación…
Viajefilos en Bergamo 02
Viajefilos en Bergamo 03
Viajefilos en Bergamo 04
Viajefilos en Bergamo 05
Viajefilos en Bergamo 06
Viajefilos en Bergamo 07
Viajefilos en Bergamo 08
Viajefilos en Bergamo 09
Viajefilos en Bergamo 10
Viajefilos en Bergamo 11
Viajefilos en Bergamo 12
Viajefilos en Bergamo 13
Viajefilos en Bergamo 14
Viajefilos en Bergamo 15
Viajefilos en Bergamo 16
Viajefilos en Bergamo 17
Viajefilos en Bergamo 18
Viajefilos en Bergamo 19
Viajefilos en Bergamo 20
Viajefilos en Bergamo 21
Viajefilos en Bergamo 22
Viajefilos en Bergamo 23
Viajefilos en Bergamo 24
Viajefilos en Bergamo 25
Viajefilos en Bergamo 26 (1)
Viajefilos en Bergamo 26
Viajefilos en Bergamo 27
Viajefilos en Bergamo 28
Viajefilos en Bergamo 29
Viajefilos en Bergamo 30

Nosotros no los visitamos, pero es también una buena opción conocer:

  • Casa natal de Donizetti
  • Museo Donizettiano
  • Fundación del Museo de Palazzo Moroni
  • Galería de Arte moderno y Contemporáneo

En Bérgamo Città Bassa:

  • Academia Carraca, pinacoteca y Academia de las Bellas Artes
  • Teatro Gaetano Donizetti
  • Plaza de la República
  • Iglesias de San Bartolomeo, Santo Spirito o San Bernardino
  • Iglesia María Inmaculada de las Gracias
  • Via Vittorio Emanuele II o via Roma, arteria principal, que aloja a gran parte de los edificios oficiales y bancos, espectaculares todos.
  • Sentierone o Centro Piacentiniano. Una calle centenaria, llena de plazas (Piazza Dante, con la fuente de Tritón; Piazza Vittorio Veneto), tiendas, comercios, castaños, callejones… Antigua sede de la feria de la ciudad.

En cuanto a gastronomía, parece que en la red se comentaba como plato típico los Casoncelli alla bergamasca: raviolis de carne con bacon, salvia fresca, pimienta, queso parmesano.

Así mismo, la Polenta a la Bergamasca, una torta salada de maíz. Y como dulce, la Polenta e Osëi, que podéis ver en todos los escaparates de dulcerías.

viajefilos-en-bergamo-01

Nosotros probamos los casoncelli, riquísimos de sabor, a pesar de que lo que parece que ellos llaman aldente, está más cerca de las piedras que de una pasta no blanda. O eso, o eran de ayer…

En la red se repetían dos restaurantes, sobre todo el primero:

  • Cooperativa Città Alta Il Circolino. Vicolo Sant´Agata 19 (bocacalle de la Via Colleoni). Tuvimos el gusto de conocer. La pizza y la ensalada muy ricas. La pasta dura y sabrosa, como ya os he dicho. Muy bien de precio, rápido y agradable. Comimos dentro, pero para el verano tienen una terraza muy agradable.
  • Pizzeria il Formaio, en la via Colleoni, muy visible. Son porciones de pizza para llevar.

*Por cierto, Bérgamo es una ciudad free wifi, aunque sometida a la cobertura…

*Aunque no fue nuestro caso, he leído lo siguiente por la red, por si os es de utilidad: en el Centro de Atención al Visitante, detrás del McDonald´s (junto a las estaciones), hay un sistema de consignas automáticas para dejar maletas por 4 e.

BÉRGAMO-COMO

A pesar de la corta distancia, las comunicaciones son pichí-pachá. Dejando aparte Blablacar, y otras opciones alternativas, existen dos convencionales: tren y bus, que salen parecidas de precio y tiempo.

Tren: hay que hacer transbordo en Milán. Dos horas: una a Milán y otra a Como. Riesgo de que con retrasos o imprevistos, se pierda el segundo tren. Solución: esperar al siguiente, salen cada media hora.

Bus: en teoría también dos horas, aunque a nosotros nos llevó algo más (¿tráfico por la lluvia?). Va atravesando un sinfín de pueblecitos, seguidos unos de otros, con bastantes paradas, aunque muy rápidas, como un bus de línea. Bastante horror.

COMO

También por la información obtenida previamente al viaje, parece que lo interesante de esta zona es recorrerla en coche por sus carreterillas de montaña que bordean el lago. Parando en los pueblos del norte, que dicen ser muy bonitos. Y coger el transbordador para cruzar el lago de unos a otros, también más arriba.

Pero nosotras carecemos del tiempo necesario. Así que nos contentamos con visitar Como. Y nos encantó. Una ciudad pequeña también, manejera igualmente y muy bella, como Bérgamo.

Tanto la estación de tren, como la de bus, en frente del lago, se hallan casi metidas en el centro. A pocos cientos de metros, se alza el Duomo. Precioso e imponente desde fuera (lo puedes rodear por completo, separado bastante de los edificios próximos) y por dentro francamente bonito y se ve sólo con la “voluntad”, sin pago fijo de entrada.

mapa-como

Callejear por el centro es un placer. Calles dibujadas por bonitos edificios antiguos y bajos llenos de escaparates. Y así, plácidamente llegas a la plaza de San Fedele con la iglesia al mismo santo; o a la Basílica de San Abundio, algo más alejada.

Volta nació en Como, por lo que se pueden ver varios atractivos en relación a él. La Casa di Volta, donde nació; la Estatua di Volta, el Templo Voltiano, a orillas del lago, mientras que se pasea por su orilla; o el monumento Life Electric, moderno, en medio del lago.

Caminando en una agradable paseo a orillas del lago, sobre un suelo adoquinado precioso, se pasa por una serie de villas para caerte muerto, hasta llegar a la Villa Olmo, que se puede visitar y gratuitamente. Mínimo príncipes y princesas, aunque también algo de “Sonrisas y Lágrimas” al llegar al teatro que alberga…

A las afueras, está el Castel Baradello, sólo abierto sábados y domingos. A él se puede acceder a pie a través de la Spina Verde. Es un parque regional que se extiende por la parte noreste de Como, apto para diferentes tipos de excursiones (naturalistas, deportivas, panorámicas, histórico-religiosas, arqueológicas). Así, desde el sendero número 4, de 45 minutos de duración al Monte Caprino; al número 2, de 3 horas. www.spinaverde.it

Se puede coger un barquito desde el muelle 4, que los locales usan como medio de transporte público para ir de un pueblo a otro del lago. Nosotros cogimos el que llega hasta Torno y vuelta. Total una hora y con precio familiar, 19.80 e. A pesar de que la noche se nos echó encima, se disfruta del airecillo en la cara y los pequeños y coquetos muelles de algunas de las paradas, con la torre de la iglesia en la orilla del lago iluminada y las escaleras que entran al agua llena de barcos durmiendo.

Y lo que tampoco se puede dejar de hacer, al menos con niños, es subir a Brunate con el vertiginoso funicular. Desde allí, múltiples paseos, pero nosotros fuimos a ver el Faro Voltiano. Perfectamente bien señalizado, 36 minutos andando, eso sí, hacia arriba. Impresionantes todas las vistas desde allí.

viajefilos-en-el-lago-como-05

A la entrada de la ciudad, se encuentra el Museo de la Seda. Pinta bastante interesante, pero nosotras no tuvimos tiempo de visitarlo.

El punto de información está al lado del Duomo. Existe un billete único por 6 e, que vale 3 días consecutivos, para los Museos Arqueológico, Histórico, Templo Voltiano y Pinacoteca Cívica.

Viajefilos en el Lago Como 02
Viajefilos en el Lago Como 03
Viajefilos en el Lago Como 04
Viajefilos en el Lago Como 06
Viajefilos en el Lago Como 07

En cuanto a restaurantes, yo llevaba apuntado de la red uno ecológico con ambiente marroquí, el Cardamomo, en la calle Carloni, al lado de la estación de tren.

También Il Sole, hotel y restaurante.

Nosotros comimos en Locanda Barbarossa, en via Odescalchi 10/12, (recomendación de una vecina). De entrada muy amables porque nos atendieron con en horario de comida español… Algo más caro y más elegante que el de Bérgamo, pero no comimos mal. Aunque los penne también más duritos que nuestro “aldente” español…

Nuestro casero nos dijo que un poco más adelante a la izq (piazza Pinchetti 1 ), había un bar que está muy bien, pero no ponen pizza, sólo pasta. Él trabaja allí… Bar Carducci.

Continuará…

0 Comentarios

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas