Print Friendly, PDF & Email

Después de más de 10 años volvíamos a Roma para visitarla, esta vez juntos. Una vieja guía de Roma comprada entonces nos serviría igualmente. Y es que después de tantos siglos de historia, 2700 años desde su fundación a orillas del Tíber, poco habría cambiado en una década el atractivo centro histórico de la ciudad. La antigua capital del mundo nos esperaba y los cuatro días en Roma estaban planificados para visitar de nuevo aquellos maravillosos enclaves de la ciudad. Y aunque en esta ocasión pretendíamos pasear a ritmo lento y degustar muchas recomendaciones culinarias que traíamos para probar los mejores restaurantes y bares de Roma, nos iba a resultar difícil renunciar a fotografiar de nuevo plazas, fuentes e iglesias tan emblemáticas.

A continuación os dejamos algunas recomendaciones previas a vuestra escapada a Roma. Tal vez cuatro días sea lo razonable, creemos que menos días para un viaje a Roma son del todo insuficientes. Así que ahí va nuestro recorrido en el que no dejamos nada de lo mejor de Roma y el Vaticano (haciendo click en este enlace podéis leerlo) en ese largo fin de semana, nuestras recomendaciones de alojamiento, en Trastevere (eso no es negociable), algunos secretos acerca del transporte público y un poco de información sobre las tarjetas turísticas.

Índice con lo que encierra nuestro artículo de recomendaciones para viajar a Roma

Nuestro recorrido por Roma en cuatro días

Viernes. Vuelo de ida con Ryanair y tarde de paseo en el Trastevere donde reservamos el mejor alojamiento posible en Roma. Un aperitivo y buenos sitios para cenar. La mejor opción para ese día de vuelo.

Sábado. Visita de los museos vaticanos por la mañana. Ante la previsión de lluvias, que finalmente apareció, habíamos hecho la reserva pocos días antes. La disponible: visita con desayuno a las 9 AM. El precio para dos con un audioguía de 83 €. Unas cinco horas de visita e intento de visitar la basílica de San Pedro. Una cola enorme lo impidió. La entrada a la misma es gratuita. Se pagará por ascender a la cúpula (8 € con ascensor). Al atardecer visita del castillo de Sant’ Angelo (14 € para ello). Vuelta hacia Trastevere caminando. Y todavía con tiempo, plaza Navona y alrededores (Iglesia Nueva e iglesia de Santa Inés). Allí mismo acabamos el día aunque el paseo hasta Trastevere y la velada fueron increíbles todavía.

Domingo. De nuevo nublado y con amenaza de lluvia. Saltábamos el Tíber a primera hora en dirección al foro Romano y el Coliseo. Mal día para entrar, la cantidad de gente es exagerada. Cambio de planes y paseo por los barrios de Aventino, Campo de Fiori, Quirinal, plaza de la Rotonda… Más adelante os contamos parte de todo lo que vimos. ¡Imposible resumirlo! Entre otros la Fontana de Trevi o el Panteón. Atardece, llueve y vuelta a Trastevere para la cena. No nos cansaremos de repetirlo, el Trastevere será el mejor sitio donde alojarse en Roma.

Lunes. ¡Por fin sol! Un paseo hasta el Foro Romano. Antes visita de la columna y mercado de Trajano. No llegamos a entrar. Y para disfrutar del Foro y el Coliseo tampoco nos hizo falta. El paseo por los alrededores nos fue suficiente, evitando así las colas. Seguimos caminando hacia Esquilino visitando el Moises de Miguel Ángel en San Pietro in Vincoli y la iglesia de Santa María la Mayor. Para el atardecer, en metro hasta la Plaza del Pueblo y Plaza España.

Martes. Vuelta en el vuelo de Vueling a las siete de la tarde lo cual quiere decir unas buenas horas para completar la visita de Roma en cuatro días. La mañana y con la espinilla de no haber podido entrar en la basílica de San Pedro, caminamos hasta allí, aguardamos unos 30 minutos de cola y la visitamos. ¡Incluyendo el ascenso a la cúpula! Mediodía para comer en Trastevere, dar el último paseo por el mejor barrio para dormir en Roma y ¡regreso a casa!

Cómo organizar una escapada de cuatro días en Roma

Los vuelos y el mejor alojamiento en Roma

Salíamos viernes al mediodía desde Alicante a Fiumicino, el aeropuerto romano. Ryanair nos vendió el billete de ida por unos 20 € pagando prioridad de embarque, esa que te permite la maleta de mano y una pequeña mochila. Para la vuelta y también por 20 €, el martes por la tarde volaríamos con Vueling. Imaginad: 40 € por la ida y vuelta directa desde Alicante a Roma. Serían cuatro noches y cuatro días prácticamente completos en la capital italiana, suficientes para explorar lo mejor de Roma y probar muchos lugares donde comer y beber en la ciudad. Además, como no podía ser de otra manera, dedicaríamos un día de visita al Vaticano, ese pequeño estado independiente envuelto en el centro de Roma, que no podíamos dejar de lado en nuestro viaje.

Para el alojamiento Carmen se había encargado de la búsqueda. Buscar un buen alojamiento y a buen precio en Roma no es sencillo. Con la premisa de alojarnos en el barrio de Trastevere, Carmen puso en marcha sus herramientas de búsqueda en Booking y dio con el mejor. Alojarse en el Trastevere permite la mejor de las localizaciones para emprender todas las visitas en Roma. Además esta ubicación asegura buenos locales y buen ambiente para los momentos de ocio nocturno tras todo un día de visitas. Dio, como digo, con el mejor lugar donde alojarse en Roma, y lo reservamos sin problemas un mes antes. El lugar elegido: la Rezidenza del Cedro, donde por 388 € dormiríamos nuestras cuatro noches en Roma. En este precio incluye la tasa del ayuntamiento de 3.5 € por persona y noche. Haz click aquí y comprueba directamente su disponibilidad en tus fechas de viaje.

Un edificio antiguo bellamente restaurado con ocho habitaciones. La amplia habitación cuenta incluso con una pequeña cocina donde preparar el desayuno. Wifi incluida y probablemente pocos años de restauración lo convierten en un buen lugar donde dormir en Roma. Sin lugar a dudas, el Trastevere es el mejor barrio para buscar alojamiento en Roma. Además habíamos leído que por la ubicación, en una callejuela más apartada de Trastevere, no hay problemas de incomodos ruidos sobre todo en los fines de semana.

El transporte público en Roma

Como llegar a Roma desde el aeropuerto de Fiumicino 

Llegar desde el aeropuerto de Roma al Trastevere no pudo resultar más fácil. Tras llegar a la planta baja del aeropuerto, subimos a la segunda planta donde tomar el tren. Para Termini hay un convoy express sin paradas, el expreso Leonardo (14 €). En nuestro caso, para Trastevere, tomaremos un regional con frecuencia cada 15 minutos. El costo, 8 € por trayecto y el tiempo, 26 minutos de recorrido. El billete se compra en las máquinas expendedoras y es fácil pagarlo con tarjeta. No hay que olvidar validarlo antes de subir al tren.

Una vez en la estación de tren de Trastevere tomaremos el tranvía hasta el alojamiento. El nuestro es el número 8. Los billetes sencillos cuestan 1.5 € si bien se puede sacar un bono para 24 horas por 7 €. Se compran en los quioscos de prensa y tras salir de la estación encontrarás uno. Una vez validado en el propio tranvía, su validez es de 100 minutos. Unos 15 minutos caminando y llegamos al hotel.

Las líneas de metro en Roma

Una de las redes más pequeñas de Europa y el mundo, podéis imaginar lo que supone excavar en esta ciudad. Actualmente solo cuenta con tres líneas.

La línea naranja o línea A cruza la ciudad de noreste a sudeste. Entre las principales paradas y puntos de interés a los que llega están: La parada de Cipro hasta los museos Vaticanos, la parada de Ottaviano para San Pedro, Espagna para llegar a la plaza España y villa Borguese, Barberini para Trevi y Termini, donde enlazar con Fiumicino.

La línea B o línea azul, baja hacia el sur de la ciudad siendo ideal para llegar al Coliseo y el foro romano. La tercera línea o línea verde probablemente no tiene interés para el viajero y llega a zonas más periféricas.

Los billetes se adquieren en máquinas expendedoras de las paradas de metro, estancos y quioscos. Conviene comprar un abono o llevar alguno de más siempre.

Mapa del Metro de Roma

Las líneas de tranvía y bus en Roma

Nada más y nada menos que 358 líneas de autobuses y 6 líneas de tranvía. Los primeros tienen un horario y frecuencia muy irregular y es mejor no confiar demasiado en ellos en caso de que tengas alguna reserva o salgas con tiempo. El sistema de transporte está totalmente integrado y los billetes sirven para todos como os digo.

La red de autobuses en Roma es muy compleja y no existe un mapa sencillo para orientarse. ATAC, la compañía que lo gestiona, tiene algunos recursos útiles en su página web: Calcula percorso disponible en castellano y que aconseja sobre el medio de transporte a utilizar entre dos puntos, Trovalinea que ofrece el recorrido y paradas de la línea elegida o Muoversiaroma para saber cuánto tardará tu bus en llegar.

Tipos de billete para el transporte (metro, bus y tranvía)

BIT. Billete integrado a tiempo (100 minutos)

Precio: 1.50 €. Nos servirá para esos 100 minutos desde que lo validamos pudiendo ser usado en ese tiempo en distintos autobuses si hacemos transbordo. En el caso del metro solo sirve para una vez independiente del tiempo. Se puede obtener un pequeño ahorro al comprar un paquete de 10 pagando 14 euros en vez de 15.

Roma 24 horas o BIG. Billete integrado diario.

Precio: 7€. Válido por 24h desde la primera vez que se válida y para usar ilimitadamente en metro, autobuses, tranvías y tren. Se debe marcar la primera vez y cada vez que se usa en el metro. También están el billete Roma 48 horas por 12,5€ y el Roma 72 horas (Antes BTI o Billete turístico integrado) que cuesta 18 €.

Entradas y bonos combinados de transporteRoma Pass vs Omnia Card 

Antes de viajar a Roma, conviene obtener información sobre los tickets combinados de transporte y entradas disponibles. Fuera de pensar que el ahorro en dinero será muy importante, como siempre hay que planear qué quieres visitar y cuánto cuesta, la mayoría de estos pases combinados, te permitirán ahorrar muchas de las colas. Además, en función de los días que tienes para viajar a Roma calcula si tienes tiempo para pasear por la ciudad de lado a lado y de visita en visita o si economizaras tiempo tirando de transporte público.

La tarjeta Roma Pass

La tarjeta que promociona el ayuntamiento de Roma y que permite el descuento en la entrada de varios lugares de interés y utilizar todo el transporte público: autobuses, tranvías y metros. Tiene dos opciones, para dos o para tres días. Probablemente es válida si tienes sólo dos días para tu visita y renuncias al Vaticano. El precio de la Roma Pass para 72 horas es de 38.5 € (precio Mayo 2019). Para 48 horas cuesta 28 €.

A favor de hacerse con la tarjeta Roma Pass

-Incluye una de las visitas gratuitamente en caso de haber comprado la tarjeta para 48 horas y dos si compraste la de 72 horas. Una vez realizadas estas visitas gratis, gozarás de descuento en el resto de atracciones incluidas.

-Permite transporte ilimitado en todos los medios durante el periodo de validez.

-Tendrás entrada preferente en el Coliseo. Las colas en este y el resto de lugares de interés son más que considerables.

-A tarjeta te da a elegir entre todos estos museos y atracciones:

  • Coliseo, Foro Romano y Palatino. Los tres se pagan juntos.
  • Castillo de Sant’Angelo
  • Galería Borghese
  • Museos Capitolinos
  • Museo del Ara Pacis
  • Palazzo Massimo alle Terme
  • Galería Nacional de Arte Moderno de Roma
  • Museo de Roma

En contra de hacerse con la tarjeta Roma Pass

-No incluye la entrada a los Museos Vaticanos.

-No incluye en transporte de o hacia los aeropuertos de Roma.

La tarjeta Omnia Card

Una tarjeta similar pero con más prestaciones y también más cara… Si tienes un día para dedicarle a los museos y el Vaticano creemos que es la que conviene. Nosotros la compraríamos si tenéis un mínimo de tres días y queréis incluir el Vaticano. El precio de la tarjeta para 72 horas es de 113 € (precio Mayo 2019). Se puede adquirir para 24 horas por 55 €.

Tarjeta Omnia Card de turismo en Roma

A favor de hacerse con la tarjeta Omnia Card

-Incluye dos entradas gratuitas a elegir entre los siguientes lugares: Coliseo junto con el Foro Romano y el Palatino, el Castillo Sant’Angelo, los Museos Capitolinos, el Palazzo Massimo alle Terme, la Galería Nacional de Arte Moderno de Roma o el Museo de Roma.

-También incluyen en este caso los museos Vaticanos y la Capilla Sixtina así como la entrada a la Basílica De San Pedro con audioguía.

-El transporte en Roma con los buses turísticos. Los clásicos Hop On Hop Off cuya principal ventaja es que en su recorrido hacen las paradas en los lugares de interés. Te ahorras el calvario de tratar de aprender cómo funciona el transporte público en Roma, cosa que no es del todo fácil. En total 18 paradas con la ventaja adicional de contar con audioguía en los traslados. Sobra decir que tampoco incluye el transporte a el aeropuerto.

¿Preparado para comenzar tu viaje? ¡No te pierdas nuestro post con lo mejor de Roma!

El mejor vuelo para viajar a Roma, haz click aquí
El mejor alojamiento para tu estancia en Roma, en este enlace
No viajes sin seguro a Roma, el mejor y con descuento de un 5% aquí
Si buscas un coche de alquiler para recorrer Roma, haz click aquí
La mejor guía de viaje para viajar a Roma: haz click aquí
Buscas las mejores actividades y excursiones en Roma: Aquí están
La mejor tarjeta débito de viaje: N26. Consíguela con descuento aquí
0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas