Cuándo y dónde viajar: 12 meses, 12 viajes

Puerto Escondido, las mejores playas de Oaxaca

¿Estás planeando tus viajes para el próximo año? Hay tantos lugares para elegir, pero es importante elegir el momento adecuado para evitar mal clima o aglomeraciones. Este artículo ofrece sugerencias sobre cuándo y dónde viajar en 2024. Considera las temporadas secas o lluviosas del destino, ten cuidado con los fenómenos naturales desagradables que podrían arruinar tus vacaciones, elige el mejor momento para disfrutar de playas o rutas de montaña, elige los meses en los que es más probable ver vida silvestre, o simplemente disfruta de un destino menos concurrido durante la temporada baja. Aquí hay 12 fantásticos destinos de viaje, uno para cada mes del año.

12 meses para viajar: Cuándo y dónde

1. Viajar a Colombia en enero y conocer el paraíso

Comenzar el año conociendo el paraíso no suena nada mal. Y es que Colombia no es nada más y nada menos que eso: el paraíso. Enero puede ser ideal para recorrer el país. La estación seca nos lo pondrá más fácil y disfrutar del eje cafetero y los paisajes de las palmas reales del valle de Cocora está casi asegurado. No podemos dejar de visitar sus grandes centros urbanos: la animada ciudad de Medellín o la gastronómica capital de Bogotá. Y por supuesto cualquier viaje que se precie a Colombia debe recorrer la costa caribeña desde Santa Marta hasta Cartagena. Guardad un par de días para conocer el parque nacional Tayrona y algunas de las playas más bonitas del planeta y terminad el viaje en la que posiblemente sea la ciudad colonial más bonita del mundo: Cartagena de Indias. Con más tiempo os espera: Cali, Popayán y muchos otros sitios, estamos seguros de que Colombia está próximo a convertirse en uno de los destinos más visitados del mundo.

2. El viaje a Costa Rica en febrero, la estación seca

Para el mes de febrero os recomendaríamos viajar a Costa Rica. Entre los meses de diciembre y abril se extiende la estación seca y febrero sería un mes perfecto para conocer el país. Costa Rica es uno de los países con mayor biodiversidad del planeta y encierra en un pequeño territorio algunos de parajes naturales más impresionantes del mundo. Desde la costa caribeña con Tortuguero o Cahuita hasta el Pacífico con lugares tan emblemáticos como Tamarindo, el parque nacional de Manuel Antonio o Corcovado, Costa Rica cuenta con reservas únicas. La cordillera central formada por la más famosa cadena de volcanes de Centroamérica como el Poas o el Arenal o el área protegida de Monteverde, se convierte en el mes de febrero en un lugar donde lo más difícil será aburrirse. Playas de ensueño, deportes de aventura, flora y fauna única… un país que es Pura Vida.

3. Las auroras boreales en la Laponia sueca en marzo

Si todavía no has visto uno de los espectáculos naturales más fascinantes del planeta, las auroras boreales, el 2024 puede ser el año. Marzo es un mes ideal para salir a la caza de auroras. Y nuestra propuesta para tener éxito sería viajar hasta el parque nacional de Abisko en Suecia. Volar a Estocolmo no puede resultar más sencillo y desde aquí tomar un tren nocturno hasta el círculo Polar Ártico es muy recomendable para alcanzar estas latitudes desde las que es fácil que disfrutemos de alguna noche con la bellísima dama verde. Pero Laponia ofrece mucho más: paisajes helados que ni imaginamos, paseos en trineos tirados por perros, rutas con raquetas de nieve… y todo en un mes, marzo, en el que seguro que el habitual frío hibernal nos da una pequeña tregua.

4. Un paréntesis en abril disfrutando Tailandia

Nos sobrarían motivos para recomendar cualquier destino del Sudeste asiático. La verdad que lo mejor de plantear una escapada a esta zona del planeta en Abril es que encontrarás ofertas para tus vuelos y alojamientos a las que será difícil renunciar. Si a eso le sumamos que después de los meses más duros del invierno, romper esa racha de sudaderas y abrigos con un buen viaje al calorcito tailandés, nada puede fallar. ¿Y por qué Tailandia?. Buscad Bangkok en un buscador de vuelos y ya tenéis la mitad del viaje hecho. Una fascinante ciudad plagada de atractivo desde donde no puede ser más fácil volar hasta el norte de Tailandia: Chiang Mai y Chiang Rai y hacerse con lo más tradicional de la cultura del país y las selvas más accesibles. Para terminar cualquier playa del golfo de Andamán: los resorts de Pukhet, el ambiente de Krabi, las playas de la bahía de Railay o, más allá, Koh Samui o cualquiera de las islas cercanas.

5. Las islas Baleares en mayo y aprende a relajarte

No lo escondemos, somos muy fans del archipiélago balear. Nos gustan todas las islas: Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera; y cualquiera de ellas es un destinazo en el mes de mayo. Tal vez os preguntáis ¿Por qué viajar a las islas en mayo en lugar de en verano?. La respuesta es bien sencilla: menos gente, más opciones disponibles y mejores precios. Y es que durante la primavera, cualquiera de las baleares se convierte en un auténtico paraíso. La mejor gastronomía mediterránea, las mejores calas, playas y atardeceres del país, interesantes ciudades como Ibiza, Mahón, Ciudadela o Palma y un envidiable ambiente se apodera del archipiélago. Mayo nos sorprenderá con un clima agradable sin el asfixiante calor del verano y con unos días que se van alargando en mitad del mediterráneo.

6. Ecuador y las Galápagos en junio, el mayor espectáculo del mundo

La mejor época para viajar a Ecuador y visitar las Galápagos es la temporada que va de junio a agosto. Durante el mes de junio el clima es más fresco que el resto del año en el archipiélago. Para visitar el resto del país, un clima cálido y húmedo nos acompañará entre abril y junio. Un itinerario por Ecuador no puede ser más fácil de organizar y desde las bonitas ciudades coloniales de Cuenca o Quito a impresionantes formaciones naturales como el volcán Cotopaxi o la laguna Quilotoa, encontrarás toda la variedad que busca un viajero en su aventura. Por supuesto si hablamos de aventura no puedes dejar de acercarte a Baños o vivir las playas de Montañita y las pequeñas Galápagos. Ecuador es el destino más completo de Sudamérica y si lo completas con un crucero en las Galápagos, os aseguramos un mes de junio inolvidable.

7. El mes de julio para los safaris en Sudáfrica

Entre mayo y septiembre se extiende la estación seca para el este del país, donde se encuentran casi todos los principales parques nacionales. La posibilidad de disfrutar de los cinco grandes en el parque Krüger aumenta en el mes de julio. Mayor concentración en los acuíferos y menos vegetación que dificulte poder ver estos fantásticos animales. Además julio es un buen mes para recorrer la ruta jardín y alucinar con la costa africana y llegar hasta Ciudad del Cabo, la animada ciudad puerta de entrada a la península del Cabo. Tal vez no tengamos suerte con las ballenas en la bahía Hermanus pero os aseguramos que viajar a Sudáfrica en julio puede ser la mejor experiencia viajera de vuestras vidas.

8. Canadá es grande, pero agosto es buen mes para toda su extensión

En general los meses de verano, de junio a septiembre, se consideran el mejor momento para viajar al país. Canadá puede parecer inabarcable pero si le dedicamos diez o quince días a cada uno de los dos extremos, volveremos habiéndonos regalado una de las mayores experiencias viajeras de nuestra vida. Podemos comenzar recorriendo la costa este de Canadá en coche. Desde Toronto subiendo hacia el norte en busca de las famosas cataratas del Niágara o ciudades tan bonitas como emblemáticas como Montreal, Otawa o Quebec. La desembocadura del San Lorenzo y el avistamiento de ballenas o la ruta de las mil islas son grandes sorpresas de la península de Quebec. Saltaremos después en avión hasta Vancouver, la que dicen es la ciudad con mayor calidad de vida del mundo. Desde aquí podemos explorar las rocosas canadienses: rutas en los parques nacionales de Banff o Jasper son de esos lugares de los que siempre hablarás cuando salga el tema de viajar.

9. El otoño en Japón. La explosión de color en septiembre

La mejor época para viajar a Japón es desde finales de marzo hasta principios de abril y desde septiembre hasta noviembre. Durante la primavera, el país se cubre de cerezos en flor, la famosa Sakura, mientras que el otoño elige una nueva paleta de colores y los parques y jardines se cubren de tonos rojos, naranjas y dorados. Japón tiene todas las estaciones y durante el mes de septiembre el clima es templado y agradable para dar el paseo. Basta con recorrer los bosques de Nara o Nikko para hacerse con las mejores fotografías del país, o relajarse unos días en Takayama o Shirakawago, estampas inconfundibles del otoño japonés. Por supuesto tenéis que visitar Tokyo y todos sus distritos, Osaka y sus acicalados parques y todos y cada uno de los palacios de Kyoto en otoño. No conocemos a nadie al que Japón le haya defraudado.

10. Viajar a México en octubre pero volver en noviembre

No hay ninguna duda, no os podéis perder una de las tradiciones más bonitas del mundo: el día de los Muertos en México. Y es que la primera semana de noviembre celebran por todo lo alto el recuerdo de sus difuntos. Así que nuestro consejo para viajar en octubre es trazar una ruta por México en la que incluir ciudades como Puebla, Oaxaca o San Cristóbal de las Casas, por supuesto la capital Ciudad de México, para acabar el viaje en el estado de Michoacán y alucinar con el ambiente festivo de la semana de difuntos. Para regresar podéis seguir coleccionando patrimonios de la Humanidad: Morelia, Guanajuato o San Miguel de Allende, difícil elegir la más bonita de las tres. Y si tenéis más tiempo ¿por qué no regalarse unos días de playa en Yucatán o en el Pacífico antes de volver?

11. El inicio de la temporada de viajes en Chile: Noviembre

Entre noviembre y diciembre, en esos dos meses, se puede visitar con el mejor clima posible tanto la parte norte del desierto de Atacama, como Santiago de Chile y la zona de Tierra de Fuego en el sur, con maravillas naturales como las Torres del Paine. A partir de septiembre en realidad, se comienza a engalanar uno de los países más bonitos del mundo para los viajeros. Noviembre resulta ideal, con la posibilidad de acceder a sus principales atractivos sin problema. No hay nada comparable a un paseo entre glaciares, conocer los parques nacionales del fin del Mundo, trazar una buena ruta en la región de los lagos o circular por los paisajes lunares del norte. Un viaje a Chile precisa planificación, enlazar algún vuelo en el interior del país y programar bien los días, pero estamos seguros de que si te asomas en noviembre a Chile, no podrás dejar de pensar en volver.

12. Las navidades en las playas de Australia. Un diciembre muy diferente

¿Quién no ha soñado en vivir un fin de año en alguna playa australiana vestido de Papa Noel?. Seguro que lo habéis visto muchas veces, Bondy Beach en Sídney lleno de gente celebrando las navidades. Pues no es descabellado elegir este destino para terminar el año. Alquilar una caravana y recorrer el sur de Australia, entre las ciudades de Adelaida y Melbourne, la famosa Great Ocean Road para terminar en la capital con los increíbles fuegos artificiales en la bahía. Para los que aprovechéis de más tiempo en el continente seguro que os da tiempo a explorar alguno de los parques nacionales más bonitos del norte en Darwin, llegar hasta Cairns y Cape Tribulation o bucear en la Gran Barrera de Coral. ¿Será diciembre un buen mes para recorrer el otuback hasta el Uluru? La respuesta es que si.

Así que ya tenéis más pistas de cuándo y dónde viajar este año. ¿Os echamos una mano?

¿Buscando más consejos e información para viajar?

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

Te ayudamos con tu viaje

Ser Viajéfilo tiene muchas ventajas,
haz tus reservas con nosotros

Scroll al inicio