Las visitas imprescindibles de la región de los Lagos en Chile. En coche y a tu aire

Lo mejor de la región de los Lagos en Chile: El volcán Osorno

Los siguientes cuatro días de nuestro viaje a Chile los dedicaríamos a conocer lo mejor de la región de los Lagos. El área abarca lugares tan emblemáticos como el icónico volcán Osorno a cuyos pies se extiende en lago Llanquihue, el segundo mayor de Chile; el parque nacional Vicente Pérez Rosales, el más antiguo del país; la gastronómica y primitiva isla de Chiloé o el famoso lago de Todos Los Santos, entre otros. Volábamos a Puerto Montt, la capital y desde aquí hasta la cercana ciudad de Puerto Varas, la ciudad de las rosas, estratégico punto desde donde comenzar a recorrer lo mejor de la región de los Lagos de Chile.

Pasábamos de cuatro días en el desértico norte en Atacama, donde el polvo marrón se hacía con todo, al verde de las montañas y el azul de los grandes lagos de la región del sur del país. El paisaje cambiaba drásticamente y desde el avión las vistas resultaban espectaculares con las cumbres volcánicas repletas de nieve eterna.

Lo mejor de la región de los Lagos en Chile

El alojamiento en la región de los Lagos

Teníamos reservada la primera noche en Puerto Varas. Elegimos MaPatagonia, una casa de 1932 convertida en albergue donde la habitación doble costaba. El baño era compartido aunque solo cuenta con nueve habitaciones y baños de sobra. No incluía el desayuno. Aún así su ubicación en el centro y la relación calidad-precio justifican su elección.

Los precios del alojamiento en Puerto Varas suben cuánto más cerca del lago y con las vistas del mismo. El MaPatagonia es una maravilla, cuidado al detalle. Una casa de madera que conserva el mobiliario antiguo. Por la noche que pasamos: 32 dólares que pagamos en efectivo. Además cuentan con aparcamiento cerrado para el coche. Intentamos reservar alguna otra noche después y no hubo manera. Si tiene disponibilidad, no lo dudes.

Haz click aquí y reserva ya el Hostel MaPatagonia con cancelación gratuita

Para los cuatro días en la región de los Lagos no hicimos más reservas. Dada la enorme oferta hotelera de la zona pensamos en explorarla por libre y sin la atadura que supone tener cerrados los alojamientos. Después de aquella primera noche nos dejaríamos llegar según donde nos pillara.

La segunda noche en los lagos llegamos al de Puyehué y dormimos en un domo en el parque nacional. El lugar, el Hotel Termal Aguas Calientes. Por 85 $ teníamos un domo entre la vegetación incluyendo el desayuno y el acceso a las piscinas termales. Tal vez le venga bien un mantenimiento pero la verdad es que llegados hasta aquí se estaba súper a gusto y además en los alrededores hay buenas opciones para caminar y conocer algo del parque nacional.

Nos quedaron dos noches más que reservamos durante el viaje en Puerto Varas. Definitivamente era buen lugar para moverse. Elegimos el Hotel Puerto Chico, una habitación doble amplia con el desayuno incluido por 135 € para dos noches. Cuenta con aparcamiento lo cual era una ventaja. Se sitúa a unos 20 minutos caminando del centro de la ciudad y junto al lago. Por su precio no es fácil encontrar nada mejor junto al Llanquiué.

Hostal MaPatagonia en Puerto Varas, el mejor alojamiento para explorar la región de los Lagos

Los domos del Hotel Termal de Aguas Calientes, en el PN de Puyehué

El Hotel Puerto Chico en Puerto Varas, a orillas del lago Llanquiué

Cómo llegar y moverse para conocer lo mejor de la región de los Lagos

Casi todas las compañías que operan en Chile suelen pasar por Santiago de Chile. Nosotros veníamos de Calama en el norte, después de pasar cuatro días en el desierto de Atacama. Con Sky Airline hacíamos la vuelta hasta la capital y sin salir del aeropuerto salíamos con Jet Smart hasta Puerto Montt. El ida y vuelta a Calama costó 275 € y el de solo ida hacia Puerto Montt 155 €. En los dos casos elegimos billetes con equipaje facturado. Son compañías lowcost y es preferible no jugársela en el embarque. No hay mayor problema en subir la mochila si no pesa más de 10 kg y cumple las medidas: 55x35x25 cm. Además, la mochila o bolso de mano bajo el asiento delantero.

Haz tus reservas para los vuelos internos en Chile con tiempo. Las compañías que ofrecen buenos precios como Jet Smart o Sky Airline agotan sus billetes rápidamente > Haz click aquí y busca el mejor precio en Skyscanner

En Puerto Montt reservamos un coche de alquiler para los próximos tres días, la única manera de conocer lo mejor de la región de los Lagos en Chile. Al igual que en el norte, después de comparar distintas compañías de alquiler, la que mejor precio nos dio fue Chilean Rent a Car.

En el aeropuerto de Puerto Montt, llegando desde vuelos nacionales (T1), el mostrador está justo enfrente de la salida. Cargan 500 € de depósito. El precio 219 € por los cuatro días con cobertura ampliada (55 € por día de alquiler). Nos dan un Volkswagen Gol, algo más viejo que el que tuvimos en Atacama. El aeropuerto se encuentra a 12 km de la ciudad de Puerto Montt y a 20 de nuestro alojamiento en Puerto Varas.

Check in y paseo por Puerto Varas atardeciendo.

Todas las carreteras por las que transitamos en la región de los Lagos contaban con firme en muy buen estado, incluso llegando al PN de Puyehué con asfalto. No se necesita ningún vehículo de tracción a las cuatro ruedas ni especialmente alto para circular alrededor del Llanquiué o en los PN de Vicente Pérez Rosales o de Puyehué. Incluso la subida al volcán Osorno se realiza con un utilitario pequeño. Finalmente hicimos 835 km con el coche con un consumo de 80 €. Si quieres recorrer lo mejor de la Región de los Lagos de Chile, la opción en hacerlo por tu cuenta en coche.

Si buscas un coche de alquiler para tu ruta por los Lagos de Chile mejor hazte con una reserva cuanto antes. De nuevo, las compañías con buenos precios agotan su flota en pocos días > Echa un vistazo en RentalCars, el mejor comparador de vehículos.

El mapa con lo mejor de la región de los Lagos en Chile

Los post de nuestras 2 semanas en Chile por libre

Si buscas más información para organizar tu viaje a Chile por tu cuenta y recorrer este maravilloso país en coche de alquiler, hemos escrito varios artículos con todo lo que necesitas: las distancias, las escalas, los precios de los vuelos internos y mucho más.

> Cómo organizar un viaje de 15 días a Chile por tu cuenta

> Tres días en Santiago de Chile y Valparaíso

> Cuatro días en el desierto de Atacama en coche

> Lo mejor de la región de los Lagos a tu aire

> Nuestros cuatro días en la Patagonia chilena

> Qué hacer y cómo organizar los días en el PN de Torres del Paine

La ruta para visitar lo mejor de la región de los Lagos

Día 1. Llegada y alojamiento en Puerto Varas

Nuestro primer día dio para llegar hasta Puerto Varas, el lugar elegido para nuestro alojamiento la primera noche. Tras aterrizar en Puerto Montt, tomábamos nuestro coche y llegábamos a Puerto Varas sobre las ocho de la tarde. El alojamiento, el MaPatagonia, inmejorable. A pocos metros los mejores lugares donde salir a tomar algo en Puerto Varas.

Restaurante Cassis, en Puerto Varas. Un local con la mejor ubicación de la ciudad, frente al lago y el volcán. Creemos que esta ubicación es muy común en los lagos pero de verdad que es impresionante. La carta es demasiado amplia para saber que elegir. Una hamburguesa clásica americana con dos cervezas Calafate de barril. Menos mal que se equivocaron y trajeron solo una hamburguesa para los dos… Por si acaso nos íbamos a la cama con hambre, probamos dos pequeños alfajores de postre: de frambuesa y de chocolate blanco con dulce de leche. Bufff. La cuenta: 28 €

Día 2. La orilla sur del lago Llanquiué y lago Peyehué: Parque nacional Vicente Pérez Rosales y termas de Puyehué

Recorrido: Puerto Varas - Petrohué (60 km) - Cima del Osorno (30 km) - Laguna Verde (15 km) - Entrelagos (75 km) - Termas Aguas Calientes (30 km)

Con 860 kilómetros cuadrados el lago Llanquiué es el segundo más grande del país, alcanzando profundidades de hasta 350 metros. En las orillas de este lago glaciar se encuentran las poblaciones de Puerto Varas, Llanquiué, Frutillar y Puerto Octay, marcados todos ellos por la influencia de la migración alemana del siglo XIX.

Aunque con la rivalidad entre los indígenas mapuches y la corona española arrancan los primeros siglos documentados de esta basta región andina, no es hasta la llegada de los germanos cuando de verdad se marca la impronta europea en el territorio. Fue el presidente del país, Manuel Bulmes, el que encargó en 1850 a Vicente Pérez Rosales la colonización de esta parte del país.

Algunos de los volcanes más activos del país circundan el gran lago. De norte a sur, se pueden ver las cimas nevadas del Cordón Caulle-Puyehue (2.236 msm), Casablanca (2.240 msm), Puntiagudo (2.498 msm), Osorno (2.661 m.), Tronador (3.491 msm y límite físico con Argentina), y Calbuco (2.003 msm y cuya última erupción fue el año 2015).

Para el primer día, salimos de Puerto Varas hacia el este, en busca de la población de Ensenada desde donde acceder al volcán Osorno, los Saltos de Petrohué y el lago Todos los Santos desde Puerto Petrohué. Las vistas del volcán en los 45 kilómetros hasta Ensenada resultan hipnóticas. El Osorno ocupa cada curva que tomamos.

Paramos en un restaurante, el primero al que vemos acceso junto a la playa Ensenada. El restaurante Bordelago, “donde el español”. La foto en la orilla es un espectáculo.

Las vistas del volcán Osorno, lo mejor de la región de los Lagos en Chile

Los saltos del río Petrohué y el lago de Todos Los Santos

Más adelante viene el desvío de la carretera hacia Petrohué o Puerto Octay. Nos desviamos hacia la primera de las poblaciones en dirección al lago de todos Los Santos pero antes una parada en los senderos que salen hacia los Saltos de río Petrohué. Para entrar, un buen complejo con tiendas de artesanía y cafetería. La entrada cuesta 7000 pesos aunque no había nadie cobrándola. De inmediato entendemos la razón: Paro Nacional de Guardaparques, vamos, que están en huelga y el acceso está cerrado.

Nos conformamos unos cientos de metros más adelante con parar en un mirador junto al río, el mirador La Monja y después La Máquina y la Ventana.

Tras cuatro kilómetros el lugar de embarque para la navegación en el lago de Todos Los Santos. Cada poco los barcos cargan turistas para un paseo por el lago. Nos abordan de inmediato, la primera persona que llega pide 10000 pesos, el segundo 6000. Ofrecen unos 30 minutos de navegación. Un mercadeo que no termina de gustarnos y nos saltamos. El día está feúcho y no creemos que la luz que está quedando de para disfrutar del paseo. En este punto, el Petrohué Lodge, para bolsillos complacientes…

Tratamos de emprender algún camino pero parecen abandonados y les falta el cuidado y señalización básicos. Uno de los más conocidos el sendero del Paso Desolación con 23 km de ida y vuelta que ni nos planteamos. Como digo, el día comienza a torcerse y amenaza lluvia.

Subida al volcán Osorno y el cráter Rojo

Volvemos hacia Ensenada y tomamos directamente la subida hacia el volcán Osorno antes de que el tiempo cambie. La carretera de subida aunque con curvas está en buenas condiciones. Antes de alcanzar la cima, el mirador La Burbuja.

Desde Petrohué, unos 30 km hasta arriba. Una vez allí se puede tomar el telesilla (15000 pesos ida y vuelta o 1000 solo subida, unos 30 minutos por trayecto). La otra opción, hacer una ruta: el Cráter Rojo. No lo pudimos resistir y nos animamos al camino. Dificultad baja salvo por el terreno resbaladizo de piedra volcánica. Una hora aproximadamente para alcanzar los 1300 msm del cráter. ¡Para bajar, nos llevó menos tiempo!. Se puede pernoctar en el refugio de la estación de esquí: Teski, las vistas son de impresión. Sin duda una de las excursiones a incluir en lo mejor de la Región de los Lagos de Chile.

Junto al telesilla, compramos unas bebidas y nos feriamos un merecido bocata que traíamos.

Laguna verde

Descendemos. De nuevo en Ensenada, a pocos minutos otra rutilla, ésta mucho más corta y con pavimento: Un sendero en torno a laguna Verde. Llega hasta la laguna (0.6 km, 15 minutos) o hasta los Pileyos (1.2 km, 30 minutos). El color de la laguna viene dado por la proliferación de algas en sus aguas. Al final del paseo, la laguna se abre al Llanquiué.

Termas de Puyehué

Seguimos hacia el norte bordeando el lago. Varios miradores al volcán Calbuco. Subimos hasta Entrelagos y nos desviamos hacia el parque nacional de Puyehué. La carretera CH 215 es la que une con Bariloche en Argentina. Improvisamos y localizamos alojamiento en el Termal Aguas Calientes. Por 85 $ un domo superior que incluye el desayuno y la entrada a las piscinas termales. Tienen dos, una exterior y otra cubierta y dado el horario de cierre (19:30) nos vamos corriendo a probarlas. El entorno es lo mejor.

Hay una opción más cara de alojamiento en la zona: el Hotel Termal Puyehué con tratamientos wellnes y spa. Alrededor, todo el parque nacional y muchas rutas que emprender. Antes de llegar hasta aquí, en la carretera y junto al lago, vemos multitud de cabañas de alquiler que no aparecen en Booking.

Junto al complejo hotelero de cabañas y domos, el restaurante Don Canelo, donde cenaremos. Probamos la merluza y el salmón australes. Muy ricas. Con las cremas de zapayo de primero y las bebidas: 60 € al cambio. Bien cenados y “al domo”.

Seguro de viaje con Hey Mondo

No viajes a Chile sin seguro de viaje. Haz click y contrata el mejor con un 5% de descuento

Día 3. PN de Puyehué y orilla oeste del lago Llanquiué

Recorrido: Aguas Calientes - Puerto Octay (90 km) - Frutillar (25 km) - Puerto Varas (30 km)

Amanecemos en el parque nacional de Puyehué, un parque creado en 1941 y con rutas para todos los gustos. Se trata de un bosque húmedo de los que tanto nos gustan. Cuenta con tres sectores: Aguas Calientes, donde nos encontramos y tal vez el más dotado para los turistas, el sector Antillanca, más arriba y que cuenta con estación de esquí y el sector Anticura, al norte.

Sendero El Pionero, PN Llanquiué

Tomamos el sendero El Pionero, una ruta circular de unos 8 km. Pasa comenzarla desde el complejo de cabañas de Aguas Calientes, se cruza el puente sobre el río Chanlelfu. De inmediato surge el sendero El Recodo que discurre junto al cauce. Para tomar el Pionero hay que llegar más adelante en la carretera. La entrada está bien señalizada.

Enseguida se entra de lleno en el bosque húmedo. Los helechos, el musgo, en definitiva el verde, cubre cada rincón de esta selva. Desde los elevados ejemplares de árboles primitivos pende la vegetación. El primer tramo es de ascenso, si bien sencillo por estar bastante acondicionado con peldaños realizados en la naturaleza. Tras 45 minutos de subida se alcanza, a 670 msm, el mirador. Se puede ver parte del lago y los bosques que lo rodean además del centro de Aguas Calientes.

A partir de ahí el sendero se estrecha y está peor preparado. En dos kilómetros se llega hasta la laguna Espejo. Este tramo aunque de bajada se complica bastante. Está descuidado, tal vez por la época en que estamos y la huelga nacional de guardabosques. Han pasado dos horas desde la salida cuando alcanzamos la laguna.

Desde aquí son 3.5 km por la carretera hasta Aguas Calientes donde está el coche aparcado. En total fueron menos de tres horas hasta el punto de partida.

Puerto Octay y Frutillar camino de Puerto Varas

Partimos de nuevo hacia el lago Llanquiué. Recorreremos la costa oeste del lago. La primera parada tras 90 km en Puerto Octay, el lugar donde se asentaron los primeros alemanes en el XIX. Aprovechamos para repostaje en una Shell a la entrada del pueblo (50000 pesos) y para la comida.

Justo tras la iglesia católica, en la plaza, el restaurante Konicrima, “con sabor a hogar”. Pedimos el asado de vacuno y el pollo asado que incluye el menú. Costó 6500 pesos cada uno, bebida aparte, por unos platos de animales “dinosaúricos”… Platos grandes y muy ricos.

Pasamos de largo por Frutillar, la segunda de las ciudades fundada con migrantes alemanes y con cierto encanto para la visita aunque no es fácil encontrárselo. Definitivamente llovizna. Seguimos en busca de lavandería y noche de hotel en Puerto Varas. Reservamos poco antes de llegar en Booking el hotel Puerto Chico para dos noches (135 € las dos noches con desayuno incluido y aparcamiento). Ubicado frente al lago y a unos 20 minutos caminando del centro es lo más económico que encontramos una vez comprobado que MaPatagonia está completo.

Tarde y noche para organizar la siguiente etapa en Patagonia. Por delante todavía para mañana: ¡la isla de Chiloé!

Dos consejos solo para viajefilos:

En una paralela a la costanera de Vicente Pérez Rosales, una calle que queda por encima, restaurante Quintal. Las vistas y el menú están “de muerte” y el sitio es “de lo más chic” para tomar algo. Tienen una carta de cervezas artesanales que merece la pena probar. ¡No todas!.

En Puerto Varas, la lavandería Lilian, cerca del centro nos sirvió la ropa completamente limpia en 24 horas. Servicio excelente. Unos 3000 pesos por kilo. En nuestro caso 20 € por la colada completa de los dos.

Día 4. Isla de Chiloé. Noche en Puerto Varas

Recorrido: Puerto Varas - Transbordador Pargua (75 km) - Chacao - Castro (100 km) - Dalcahue (15 km) - Tocohiue (30 km) - Tenaún (7 km) - Quemchi (27 km) - Chacao (50 km) - Pargua - Puerto Varas (75 km)

La isla grande de Chiloé es la quinta en tamaño de Sudamérica y famosa por su gastronomía, especial mención al curanto y sus mariscos, el primitivo bosque del parque nacional de Chiloé y la ruta de las iglesias patrimonio mundial de la UNESCO.

En realidad el archipiélago está compuesto por 40 islas con una particularidad cultural muy apreciada en el país. Los españoles se hicieron con la isla mayor tras su victoria sobre unos indígenas diezmados por el sarampión y la varicela en los primeros años del 1500. Tras ser expulsados del continente en la reconquista mapuche, aguantaron el bastión de Chiloé hasta bien cerca de la independencia de Chile.

Cómo llegar a la isla de Chiloé

Para llegar a la isla grande, aunque está en marcha la construcción de un puente para unirla al continente, hoy día todavía hay que cruzar en ferry el canal de Chacao.

La autopista desde Puerto Varas lleva directamente al embarcadero. El coste de los peajes hasta allí es de 3250 pesos. 75 km y una hora hasta abordar el barco. Dos empresas son las que realizan el cruce a Chiloé, entre Pargua y Chacao: Transmarchilay con cuatro trasbordadores y Cruz del Sur, que opera también con cuatro barcos. Una vez allí te suben a la primera compañía que vaya a partir. No es necesaria reserva y el billete se paga en el barco.

El precio del trayecto es de 14200 pesos por trayecto (600 por peatones) y hay muchos horarios disponibles, cada 20-25 minutos. El recorrido es de unos 30 minutos. Por la noche sólo operan dos de las embarcaciones de la compañía.

Los ferrys que cruzan el canal de Chacao, la única manera de llegar a Chiloé, uno de los mejores lugares de la región de los Lagos de Chile
Los ferrys que cruzan el canal de Chacao, la única manera de llegar a Chiloé, uno de los mejores lugares de la región de los Lagos de Chile

Los imprescindibles de nuestro viaje a Chiloé

Con tan solo un día por delante para visitar lo mejor de Chiloé y un nefasto clima donde la lluvia no nos dio tregua, no tuvimos tiempo de visitar todo lo previsto pero al menos si lo más imprescindible. Sin lugar a dudas, con tiempo y un clima adecuado, la isla de Chiloé entra dentro de cualquier lista entre lo mejor de la Región de los Lagos de Chile.

En el norte una vez cruzado el canal, se pueden visitar las playas de los alrededores Ancud desde el faro Corona para bajar por la costa oeste incluyendo las Pinguineras de Puñihuil y Bahía Pumillahue. No nos planteamos de entrada explorar esta parte y nos dirigimos directamente hacia Castro, la capital.

Lo mejor de la capital de Chiloé, Castro

Siguiendo la carretera número 5 llegamos tras 100 kilómetros a la ciudad. Calcula más de tres horas desde Puerto Varas hasta Castro. Del total de 60 iglesias que se conservan en las islas, solo son 16 las incluidas como patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Las iglesias de Chiloé fueron construidas por orden de jesuitas y franciscanos en su trabajo de evangelización. Las primeras datan del siglo XVII.

Dos de estos templos de madera están en la capital: la iglesia de San Francisco de Castro en el centro y la iglesia de Nercón en las afueras. Llegamos justo en el cierre de la primera y vemos el interior por los pelos. Por eso y porque la muchacha que está cerrando nos da dos minutos para visitarla. ¡Menos mal!. El interior en madera completamente justifica el viaje hasta aquí. Abren entre las 9:30 y las 12:30 y reabren por la tarde a las 15:30. El exterior lo han pintado en un peculiar tono amarillo y morado. Desde luego no pasa desapercibida.

Después del atracón de kilómetros pensamos que sería bueno darse el siguiente atracón, el de comer. En la misma plaza de armas, el restaurante Descarriada, desde luego con una carta de platos chilotas. ¡Qué exageración de raciones!. Y solo 20000 pesos por comer los dos. Ojo con los sanguchones, requieren siesta.

Nos recomponemos como podemos y seguimos con la visita de Castro. Otra de las estampas clásicas, en el barrio de Gamboa, donde se toman las fotos las clásicas de los tradicionales palafitos de la capital. Merece la pena probar desde arriba en una pequeña plaza y después conducir para las vistas desde abajo, el conocido como mirador Gamboa.

Hechas las fotos, recorremos la distancia que lleva a la iglesia de Nuestra Señora de Gracia de Nercón. Construida en 1627 la estructura y revestimiento es de madera de ciprés y cubierta con tejas de alerce. En este caso, se conserva en el tono original de la madera. No encontramos en ningún lugar el horario o la manera de visitar el interior.

De vuelta hacia Castro giramos por la calle de atrás de los palafitos del barrio Gamboa, la calle Ernesto Riquelme, donde se juntan varios restaurantes y hoteles. Merece la pena el café del hotel Veliche.

La ruta de las iglesias de la costa este de la isla de Chiloé

Elegimos subir de vuelta hacia Chacao bordeando la costa oeste. Nueva parada en Dalcahue, esta vez para visitar la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores de 1849 aunque recientemente restaurada. Entramos sin problema esta vez. El tono de la restauración combina esta vez azules y blancos. A las columnas de madera se les ha intentado dar un tono que simula mármol.

Desde aquí se puede cruzar en ferry a la isla de Achao, otra de las que cuenta con una nueva iglesia patrimonio. Ojalá tuviéramos más tiempo para poder explorar más allá.

Hacia el norte y siguiendo la costa, las Cascadas de Tocohuie, a unos 30 km desde Dalcahue. Es fácil saltarse la entrada. Un camino de ripio de un kilómetro llega a la zona de acceso. Se pagan 2000 pesos por la entrada a un mirador y a una escalera cubierta de madera hasta las cascadas. Los sus caminos son tolerables y merecen mucho la pena.

Unos 7 km y llegamos a Tenaún donde visitamos su iglesia. La iglesia de Nuestra Señora de Patrocinio también se incluye en la lista de patrimonios de la UNESCO. Aunque su construcción original sea de 1877, la estructura actual se fue completando con los años. Las tres peculiares torres azules de la fachada son de bella factura. Paneles informativos muestran todo el proceso.

Volvemos a la carretera y más arriba, seguimos camino del estrecho de Chacao. En el trayecto, parada en el islote Aucar, la isla de las almas navegantes, unida con una pasarela sobre pivotes, seguido de Quemchi donde el humedal es un paraíso para ornitólogos y la aldea de Manao antes de tomar el ferry y volver a Puerto Varas.

12 horas y demasiadas cosas en el tintero como para otro viaje a Chiloé.

Al día siguiente tomábamos el último de nuestros vuelos hacia el sur. Volábamos a Punta Arenas, la Patagonia chilena, nuestro próximo objetivo en este viaje a Chile.

¿Buscando más información para tu viaje a Chile?

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

Te ayudamos con tu viaje

Ser Viajéfilo tiene muchas ventajas,
haz tus reservas con nosotros

Scroll al inicio