Print Friendly, PDF & Email

Seguro que muchos os preguntáis siempre lo mismo antes de salir de viaje: ¿es mejor cambiar dinero antes o en el país al llegar?, ¿que tarjeta me llevó: débito, crédito, Master Card, Visa…? ¿porque me han bloqueado mi tarjeta al llegar a destino? ¿Mejor pagar con tarjeta o en efectivo? ¿sacar dinero en cajeros o llevar dinero?. Son muchas las preguntas que, aún después de muchos años viajando, nos volvemos a plantear una y otra vez. Pues aquí van algunas de las respuestas y como, personalmente, he terminado por ahorrarme un montón de comisiones, sustos y engaños:

¿Debemos llevar dinero en efectivo?

La respuesta es si, pero sin perder la cabeza. Evidentemente dependerá más o menos del destino al que nos dirijamos y el tiempo de viaje que vayamos a disfrutar. Siempre es conveniente tener todas las opciones cubiertas y no es la primera vez que no encuentras un cajero, que tu tarjeta decide fallar o que no aceptan tu tarjeta como método de pago. Habitualmente siempre viajo con algunos euros y algunos dólares en el bolsillo, adecuadamente distribuidos (nada de un paquetito y todo junto). Si no es necesario, no echas manos de ellos, pero es como una especie de seguro…

¿Conviene cambiar dinero antes de salir?

En mi opinión y según mi experiencia: no. Definitivamente, pagarás una comisión alta en el cambio y, no nos engañemos, hoy día es tremendamente fácil hacerse con moneda local casi en cualquier destino del planeta. Eso si, a la hora de viajar, siempre es conveniente pagar con la moneda local, nada de euros, dólares u otras, el redondeo al que nos veremos expuestos, seguro que vacía antes de lo previsto nuestro bolsillo…

¿Pagar con tarjeta o en efectivo?

Pues depende. Habitualmente en países y locales “serios” no debe ser problema pagar con tu tarjeta. Un hotel, un buen restaurante, una tienda de souvenirs de garantía, un centro comercial, etc… pero mucho ojo, con soltar la tarjeta y con perderla de vista. La respuesta viene de una simple cuestión de confianza, y desde luego si no te inspira esa sensación, mejor no pagues con tarjeta. Siempre te saldrá mejor, bueno no siempre, pues el cambio oficial que te aplican es el más actualizado, pero ante la duda, guárdala para ora otra mejor ocasión. Si te decides a pagar con tu tarjeta, es habitual que te ofrezcan la posibilidad de pagar en moneda local o en la de tu país, mi experiencia es que tendrás mejor cambio pagando con la moneda del país en el que te encuentres, sin duda. Un consejito más: a la vuelta de un viaje y si has “tirado” mucho de tarjeta, pide a tu banco una nueva. Así evitas sustos…

¿Y donde saco en el país?

Pues lo más cómodo, fácil y seguro, además de necesario, será hacerse con unos billetes al llegar, habitualmente en el aeropuerto. Nosotros calculamos “muy a ojo” antes de aterrizar cuanto nos costará el transporte a nuestro alojamiento y cuanto podemos gastar esos dos primeros días, con eso claro, sacamos algo de cash nada más aterrizar. No hay que perder la cabeza, nunca debemos llevar grandes sumas encima, además tardaremos algunos días en hacernos con los precios y con el manejo de la nueva divisa, pero sin duda, ese el el mejor momento. Sea la hora que sea, un aeropuerto es el lugar más seguro del mundo para hacer “el turista” frente a un cajero mientras estudias cual es la tecla apropiada para la retirada…

¿Y que tarjeta me llevo?

Pues aquí quería llegar: la N26, la nueva tarjeta (no tan nueva) que mejorará tu experiencia viajera. Y es que la banca anda cambiando y habréis notado que bancos online como ING que tan buenas opciones prestaban, ya no son lo que eran y nos acaban por agotar con comisiones en cajeros y con cambios abusivos. En nuestros últimos viajes con amigos: unos seguíamos aferrados a las tarjetas de débito de ING, que seguían cobrando dos euros por retirar en cajero pero que después te aplicaban un cambio abusivo, mientras otros utilizaban las tarjetas de sus entidades, con mejor cambio al cargar en sus cuentas pero con comisiones que iban hasta los 15 ó 30 euros por retirada. En fin, que si no te la metían antes, lo hacían después…

Es por esto, que hace poco tiempo me hice con la N26 y no puedo más que hablar maravillas de ella. Consejo: nunca viajéis con una sola tarjeta, mejor dos o tres, aunque no las vayáis a utilizar y si viajas con alguien, no es mala idea intercambiarlas (nunca las perderás todas)…

TODO LO QUE NECESITAS SABER DE LA TARJETA DE DÉBITO N26

-Es una tarjeta de débito. Ahí está la primera de las cosas que nos convencieron. Nos gusta saber lo que vamos gastando y, lo que es más importante, lo que nos queda. Las tarjetas de crédito y el crédito en sí, a veces confunden y el fin de mes se puede hacer cuesta arriba, cuando llega el susto del extracto.

-Se trata de una tarjeta Master Card, sistema ampliamente extendido en todo el planeta, como sabéis repartido entre estos y Visa. Os aseguro que es prácticamente imposible no encontrar un cajero Master Card en cualquier lugar y mucho menos, algún local que no la acepte.

-Fácil, muy fácil de obtener y gestionar. Dice la web y es verdad que en tan solo 8 minutos tendrás tu cuenta preparada. Pero no creas que es magia. La N26 depende de un banco situado en Berlin (N26 Bank GmbH Klosterstrasse 62 10179, Berlin) y la Comunidad Europea garantiza el sistema. Entras en la página, los habituales datos, nombre, apellidos, NIF… y una foto de tu DNI por ambas caras. La manera de comprobar tu identidad, parece “poco seria”, una selfie final en la que comprobarán quien eres, pero os aseguro que los sistemas de autenticación de este modo hoy día no fallan. Después el típico correo para confirmar tu cuenta y poco más. En menos de 24 horas tendrás confirmada tu cuenta.

-Una vez contratada online, recibirás tu tarjeta en el domicilio con UPS, la empresa de mensajería. Dicen unas dos semanas de demora si eliges la opción grauita, y por 25 € te llegará en 24-48 hotas

-La APP disponible tanto para IOS como para Android. Sencilla, intuitiva y desde la que gestionarás todo lo que necesitas. Incluso una opción más que interesante: la posibilidad de bloquear tu tarjeta con un solo click, sin llamadas ni agónicas esperas. Desde la propia APP y con tu contraseña gestionas los gastos, las transferencias, tu estado y, en general, todo lo que necesitas y sin tener que llamar a nadie, sin ir a ningún sitio y con las más modernas garantías de ciberseguridad. Modifica la configuración de tu tarjeta directamente desde la app: bloquea y desbloquea tu tarjeta, cambia el PIN, establece límites diarios y activa pagos en el extranjero y online…

-Además te mandarán mensajes al móvil de todos tu movimientos: retiros, pagos, transferencias, ingresos… ninguna sorpresa desde luego.

-Ya tienes tu tarjeta y has instalado la aplicación en tu móvil. Solo te falta activar la tarjeta y hacer un ingreso desde tu entidad hasta tu nueva cuenta. Enseguida tendrás tu dinerito en la tarjeta para uso y disfrute. ¡Cero mantenimiento!. Otra cosa que nos gusta es que con la propia aplicación puedes ir variando los límites, los de pago, los de retirada… Muy fácil de nuevo.

-Los tipos de tarjeta N26. Voy a pasar a contaros las dos posibilidades que tenéis y sus principales características. Existe una tercera opción, la N26 Bussines, pero creo que “es otro nivel”.

  • La N26 corriente y moliente.

    • La básica y como tal, gratuita. Así como suena, gratis, sin mantenimiento, sin peros, sin porques, sin sorpresas. Parece que lo gratis no vale para nada, pues no, nada más lejos de la realidad.
    • Retiradas de efectivo en cajeros. Permite en España y en cualquier país de la Unión Europea, sacar gratuitamente hasta en cinco ocasiones al mes en cualquier cajero de la red Master Card, una cosa que cada vez es más complicado. Si pasas de esas cinco veces en el mes, te cobrarán 2 € de comisión, que visto lo visto con otras entidades no parece mucho. Y a la hora de sacar en el extranjero, no hay límite de veces. Podemos sacar tantas veces como queramos y la cantidad que hayamos estipulado como límite, nos cobrarán un 1.7% de la cantidad que retiremos.
    • Pago con tarjeta. A la hora de pagar, no puede ser más beneficiosa, aplicándote una conversión al tipo de cambio real sin suplemento por divisas. Vamos, que te cobran lo que oficialmente marca el cambio en ese momento (no todos los bancos pueden decir lo mismo, y si no lo creéis comprobarlo)
    • Transferencias. Permite las transferencias a cuenta desde cualquier entidad de la Unión europea y Suiza en euros, totalmente gratis.

  • La N26 Black, un plus respecto a la anterior.

    • Pues seguramente la que buscas si viajas bastante, y la palabra bastante la traduces en función de los números que te salgan… Me explico, esta no es gratis, cuesta 9,90 € al mes pero evidentemente tiene ventajas respecto a la anterior, la tarjeta básica.
    • La principal ventaja, es que la retirada en cualquier cajero, de cualquier lugar del mundo e independientemente de la cantidad es gratuita, garantizándote de nuevo, que el cambio es el oficial e inmediato y sin ningún coste adicional. Evidentemente tiene el resto de características de su hermana menor.
    • Además con esta, cuentas automáticamente con un seguro de viaje con Allianz. No será el seguro de tu vida (ya sabéis que nosotros viajamos siempre con el seguro de viaje de Hey Mondo), pero las características y coberturas no son despreciables. Cubre gastos médicos en el extranjero, reembolso por gastos ocasionados en retrasos de vuelos de más de 4 horas, protección de equipaje en caso de que se retrase más de 6 horas en su llegada a destino, reembolso del precio de tu teléfono móvil si lo pagaste con la tarjeta N26 Black, protección de robo, en caso de que sufras un atraco en las siguientes 4 horas de tu retirada de efectivo e incluso cobertura para artículos comprados con la tarjeta. Ya os dije que no era despreciable su cobertura…

Nuestra experiencia con la N26

Pues recién estrenada y de vuelta. Terminando un viaje de esos en los que realmente ponías a prueba todas estas bondades. Aterrizando de nuestro viaje por China y Nepal, incluido Tíbet, países donde no siempre es fácil hacerse con un cajero, entender bien los mismos, conseguir efectivo en cualquier sitio o que tu tarjeta sea aceptada sin problemas. Pues NO podemos decir nada malo de la N26. Ha funcionado de maravilla, en cajeros donde ni imaginábamos que íbamos a encontrar, con el mejor y más actualizado cambio, con cero comisiones y con mensajes de alerta a nuestro móvil cada vez que hemos hecho un movimiento. En definitiva, 100% recomendable.

Pues solo queda, que hagas números. ¿A donde viajas? Un país barato o no tanto, necesitarás mucho efectivo o no tendrás problema para pagar con tarjeta, saldrás varias veces de viaje este año… ¡esas son las respuestas que te toca contestar a tí!

Una última cosa, si haces click en este enlace para buscar más info y la contratas desde ahí, una pequeña comisión ira para viajéfilos… ¡Gracias de antemano!

Haz click en la imagen y pide tu nueva N26. Solo lleva 8 minutos

5 (100%) 2 votes
8 Comentarios
  1. Araceli Ruiz Brocal 3 meses

    Gracias Bau!!!! La va a estrenar mi hijo , que se va de viaje de estudios la semana que viene a Praga y Budapest. Cuando regrese, os cuento…..

  2. CARMEN CAPDEPON 8 meses

    Creo que la N26 se va a convertir en nuestra tarjeta para todos los viajes. Realmente las comisiones y el tipo de cambio son más que interesantes y, gracias a la APP, sabes de forma inmediata cada cargo en la tarjeta. Me parece muy útil, tanto como para sacar dinero en los cajeros automáticos como para efectuar los pagos con ella. En el último viaje lo comprobamos bien, pues en la última ocasión sacamos dinero con la tarjeta de nuestro banco habitual, y la diferencia fue considerable: unos 12 euros más de cargo por una extracción de unos 150 euros.

  3. Eva Delgado 8 meses

    Great!! A really valuable blog! We’re looking forward to having the N26 bank card

    • CARMEN 8 meses

      Your english is really good… Where do you live?

  4. Pedro Jesus Raygal Fernandez 8 meses

    Pues la voy a contratar, suena muy bien lo que nos cuentas.
    La probare, pero antes leeré su letra “pequeña”

  5. La he usado recientemente en Japón y ha funcionado sin ningún problema y sin sorpresas desagradables.una solución para sacar dinero en el extranjero comoda y fácil.

  6. Riantxeira 8 meses

    Buena y muy necesaria entrada, sobre todo si no quieres que los bancos nos sigan robando. Yo tengo la Revolut, que creo es de Visa, y parece muy similar a la N26. Funciona de maravilla con tu movil

  7. Pablo Marzzan 8 meses

    Excelente servicio! Estamos actualmente viajando por Vietnam y no hemos tenido ningún problema con la N26. Funciona perfectamente en todos los cajeros y comercios. Solo tienes una ínfima comisión para la retirada de efectivo y en comercios ninguna comisión. La recomiendo!!!!

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas