Print Friendly, PDF & Email

Llegar hasta un sitio tan alejado del mundo y de la imaginación como es el archipiélago de las Islas Encantadas, no fue tarea fácil. Nadie hubiera podido elegir mejor el nombre que aquellos primeros marinos y aquel obispo que fondeo aquí por error y no pudo más que describir tan bellas islas con este adjetivo. Lo que a sus ojos fueron paisajes y animales de otro planeta, se mantiene hoy día como hace 500 años. Si, tal vez, más turismo, más barcos y más gente, pero tan encantadas como las encontraron sin duda. Y así aparecíamos nosotros en una de ellas, San Cristóbal, la más cercana al continente, encantados aquel 16 de Abril de 2017.

Superados los trámites de ingreso, fundamentalmente pagar más de la cuenta por poder llegar al paraíso, allí estábamos en el mismo archipiélago de las Galápagos. Y a partir de ahí todo fueron sorpresas que nos tuvieron los siguientes diez días con la boca abierta. La suerte quiso que encontráramos uno de esos cruceros lastminute de los que tanto habíamos leído. Arriesgamos y 24 horas antes de embarcarnos conseguimos el mejor de los precios. Nos íbamos a navegar por las islas del Sur a bordo del Sea Star Journey junto solo otros 16 afortunados, eso sí, por menos de la mitad de su precio.

Y saltamos de fascinación en fascinación, de San Cristóbal con las tortugas gigantes a La Española y los albatros, de aquí a Floreana y a Plaza Sur, iguanas por doquier, a North Seymour, donde conocimos a los simpáticos piqueros de patas azules y a las fragatas. Nadamos con leones marinos, con tortugas, con tiburones martillo… y como mejor celebrarlo cada tarde al volver al yate, sino con una buena cerveza. La Club, suave como casi todas las de Sudamérica, y que aquí la servían fría como corresponde. Recuerdo cada día, al abordar el barco tras una excursión, a Dani, el barman, recibirnos con una sonrisa y esa fría Club ecuatoriana. Sin duda el broche perfecto para cada uno de los días que estuvimos a bordo.

No hay mejor experiencia viajera que aquella que termina con una cerveza local, al menos eso es lo que pensamos en cervezefilos…

1 Comentario
  1. No puedo estar más de acuerdo contigo, ¿qué puede haber mejor que comentar un fabuloso día de viaje con una fría cerveza en mano? Y es que en Galápagos cada día dio para un post, fue increíble y todo cuadró a la perfección, 10 días que no olvidaré nunca.

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas