Print Friendly, PDF & Email

Nuestro recorrido por las islas Galápagos tocaba a su fin, pero habíamos llegado a Isabela, la isla más alejada y por tanto más virgen y nos disponíamos a explorar todo lo que tuviéramos al alcance y con el tiempo que nos quedaba. Nuestra ruta por las Islas Galápagos nos había llevado a visitar las más importantes islas y no queríamos dejarnos nada por ver…

Lunes, 24 de Abril de 2017. Isabela

Isla de Isabela

La más grande, la más alejada, la más joven, esa a la que no todos los viajeros llegaban y que sin duda era deseo para muchos. Sentada bajo el incómodo lecho de cinco volcanes, tal vez el sur y los alrededores de Villamil era lo más que podríamos alcanzar, siendo el norte y la indómita costa oeste el mejor de sus reclamos, solo alcanzable en un crucero. Pero para nosotros era más que suficiente amanecer aquí, haber llegado después de los primeros días en San Cristóbal y nuestro magnífico crucero por las islas del Sur, hacia que ni en nuestros mejores pronósticos pensáramos que lograríamos alcanzarla.

De los cinco volcanes, todos ellos activos, el Sierra Negra fue el último en lanzar su erupción en el 2005. La isla también tiene el honor de tener el punto más alto de las Galápagos, sito en el volcán Wolf, al norte. Los otros tres, el volcán Alcedo, el volcán Darwin y el volcán Cerro Azul, permanecen igualmente dormidos y amenazantes.

Isabela, la más joven de las islas de Galápagos, se sienta sobre cinco volcanes, todos ellos activos Clic para tuitear

Trekking al Volcán Sierra Negra

Y para comprobar todo esto, por la mañana bien temprano comenzábamos un trekking hacia el volcán Sierra Negra. La segunda caldera más activa del mundo tras Yellostone. Entre las siete y siete y media nos recogen en el hotel y damos una vuelta por la población en busca de otros turistas para la caminata. Salimos en el mismo vehículo para recorrer la carretera que nos lleva al punto donde emprendemos el camino. Asfaltada y en buen estado, rodeados de lava solidificada a ambos lados, al principio. Después entramos en un buen tramo de tierra y densa vegetación a medida que ascendemos. Llegar nos llevó unos 30 minutos. Es el único de los volcanes que se puede subir dado que en la zona no hay tortugas como en los otros cuatro. La introducción de especies vegetales como las moras, la fruta de la pasión o las guayabas, han acabado con gran parte de la vegetación original y con productos más dulces han provocado un estancamiento en el desarrollo de la fauna local. En tan solo 60 años de introducción, la guayaba se ha hecho con el 90% del territorio en este área. Visitaremos este y accederemos a uno menor junto a el conocido como volcán Chico.

La ruta caminando hasta el Volcán Sierra Negra de Isabela, todavía activo, es sin duda un trekking emocionante Clic para tuitear

Subida al volcán Sierra Negra de Isabela

Para las ocho emprendemos la subida. Bastante tranquila según nos parece si bien el calor comienza a apretar. Hemos tenido mucha suerte, por otra parte, pues el día está muy despejado y las vistas prometen. La guía nos va explicando muchas de las razones por las que la fauna están en serio peligro. Las tortugas necesitan seis meses de incubación bajo tierra y al nacer, permanecen un mes más bajo tierra, alimentándose de las accesibles proteínas con las que nacen en su parte ventral. Por aquí son atacadas por las hormigas y son muchas las que aquí terminan su vida. Durante toda la primera hora nos damos cuenta de lo que habla cuando nos cuenta la invasión de las guayaberas, prácticamente cubren toda la falda de la fértil tierra volcánica. Su capacidad de adaptación les ha llevado en poco tiempo a cambiar el color de sus flores. Del verde original, han variado al blanco-amarillo. La razón es que el único polinizador que existe, el abejorro de Darwin, solo reconoce los tres colores de las flores endémicas: rojo, amarillo y blanco. Así ha conseguido su polinización.

Tras una hora y cuarto, el camino es muy sencillo, llegamos al primer mirador del Sierra Negra, un enorme cráter de 10 km de diámetro y 25 km de perímetro. Continuamos hacia un segundo mirador algo mayor y más impresionante. Únicamente la parte noroeste mantiene cierta actividad actualmente, drenando suavemente el magma hacia volcán Chico donde nos dirigimos. A medida que ascendemos, una subida bastante suave que no requiere mucho esfuerzo, la vegetación endémica comienza a hacerse con el terreno, en realidad a mantenerlo.

Sobre las dos horas de trekking paramos en una zona con sombra, muy cerca de jaboncillo, la zona donde daremos cuenta del picnic que incluía el tour. El sendero aquí es de descenso y sobre terreno resbaladizo. El jaboncillo es un gran árbol, uno de los pocos que hemos visto, con más de 300 años. Aprovechamos su sombra para el descanso. Aquí tenemos la suerte de ver parado y cerca nuestro segundo halcón de Galápagos.

Halcón de Galápagos en la isla de Isabela

De nuevo en marcha para solo unos cuantos minutos. A las once, unas tres horas después de empezar estamos en el punto final, el volcán Chico. La vista nos alcanza para ver el volcán Alcedo y el Darwin. El paisaje más cercano está cubierto por la lava del Sierra Negra. La más negra, la más reciente corresponde a la erupción de 2005, el color de la lava va diferenciando los años de las erupciones y se nota perfectamente. Sin lugar a dudas un paisaje lunar.

En la cima y tras caminar unos treinta minutos sobre la lava, llegamos a divisar Fernandina, Santiago y toda la cadena de volcanes de Isabela salvo en Wolf.

Volcán Chico, en la cima del volcán Sierra Negra

Las vistas desde lo alto del volcán Sierra Negra, permiten divisar la isla de Isabela al completo y más allá... Clic para tuitear

Emprendemos la bajada lo más rápido que podemos. La primera parte, de subida, se hace dura. A partir de ahí, es un paseo si lo haces con tiempo. Para nosotros acabo siendo duro, tal vez algo más de cinco horas y un par de paradas lo hubieran hecho más llevadero. De todos modos, y más después de tantos días en el mar, fue una gozada de ruta. El muchacho suizo con el bajamos, comenzó en bici en Suiza, llegó a recorrer Rusia hasta Kamchatka, voló a Iran y después Brasil y toda Sudamérica. Lleva un año de viaje y ahora vuelve… Ella, también suiza, tras trabajar tres meses en un proyecto en Medellín, llegó a Galápagos hace dos días. Emprende en viaje sola aquí para juntarse con su pareja en Guayaquil más tarde y recorrer Brasil y saltar a Africa. Nos dice que para “un largo tiempo”. Mejor no preguntamos mas…

Esnorquel en Tintoreras

Llegamos con el tiempo justo para el recorrido y esnorquel de Tintoreras tal y como lo teníamos previsto. Salimos desde el mismo muelle al que llegamos. Al frente la zona conocida como Tintoreras. Al poco de salir vemos uno de los pingüinos de Galápagos, más pequeños que el resto del su especie, salvo los de Australia. Tal solo 35 ó 40 cm, pues es su evolución en el Ecuador no han necesitado tanta grasa para subsistir. Navegamos un poco por la bahía y desembarcamos en el islote de Tintoreras. Formada de roca volcánica cortante en su totalidad y protegida por manglares, es uno de los sitios de anidación más importante para las iguanas marinas. En el paseo vemos gran cantidad de estos animalitos. La verdad es que una vez realizado el crucero y los desembarcos de los días previos, las explicaciones y los paisajes desmerecen. Una suerte desde luego haber tenido antes nuestro magnífico crucero.

Paseo y esnorquel en Tintoreras

El buen rato de esnorquel si es una buena experiencia y a pesar de que el agua no aparece con buena visibilidad, conseguimos tener varias grandes tortugas muy cerca además de volver a nadar con un par de simpáticos leones. A la vuelta, varios pingüinos en la zona donde esta mañana encontramos solo uno. ¡Un día redondo!

Avistar los pingüinos de Galápagos, los más pequeños que sobreviven, es una suerte posible en Isabela Clic para tuitear

Al atardecer volvemos a puerto. Para cenar salimos con Rai y Carl, un lugar perfecto es Iguana Point, junto a la playa. Claire, nuestra curiosa amiga taiwanesa se unió más tarde. Allí tomamos unas cervezas, cenamos y nos despedimos, seguros de que volveremos a vernos. Tan inexplicable como cierto, la pena terrible que produce despedirse de gente a la que sólo conoces desde hace una semana y sin embargo te resultó cercana desde el primer minuto. Nos reímos casi sin entendernos y nada importo para pasarlo bien esos pocos ratos, ni el idioma, ni la edad, la procedencia o el destino. Fueron de esos grandes momentos de tus viajes que se quedan para siempre. Seguro de que volveríamos a vernos como digo, y seguro de que recordaríamos más veces aquella cena con Claire, nos fuimos, rotos, a dormir.

TIPs VIAJEFILOS

Para el bolsillo

  • Trekking al volcán Sierra Negra: 40 $
  • Esnorquel en Tintorera: 45 $
  • Navegación y esnorquel en Los Túneles: 120 $ (no pudimos hacerla por completa pero en otras compañías si vimos hueco para salir). Tienen dos salidas diarias, 7 y 11 de la mañana
  • Iguana Point: 30 $ en la playa, después de un buen puñado de cervezas, con una terraza en el primer piso. El ceviche estaba delicioso y muy buen pescado a la plancha. Perfecto lugar frente al mar.
  • Botellín pequeño de agua: 2 $
  • Refresco pequeño: 3 $

Tiempos y distancias

  • Hiking al Volcán Sierra Negra: 6 horas en total. Aproximadamente unos 30 minutos de ida en coche hasta la base, 3 horas de subida caminando. El sendero son 8 km por trayecto. Para bajar solo 1 hora y media a buen ritmo y otros 30 minutos en coche hasta Villamil.
  • Paseo y esnorquel en Tintorera: Una media hora de navegación, 45 minutos de camino en la isla y otros 45 minutos de esnorquel. La actividad en total fue de unas tres horas.

Martes, 25 de Abril de 2017. Isabela-Santa Cruz

Hoy teníamos que emprender el regreso a la “civilización” si es que así se puede llamar a lo que hacemos en Occidente con la naturaleza. Aquí nos habían enseñado quizás, lo que era estar verdaderamente civilizado. Desde Isabela, donde nos encontrábamos de nuevo solos, tomaríamos la fibra, esta vez hacia el este, hacia Santa Cruz. Este era el lugar desde donde volaríamos mañana hacia el continente. Toda la mañana por delante y demasiadas cosas que conocer en esta enorme isla en la que ya andábamos con ganas de volver si habernos ido.

Pasamos por el pueblo, coincidimos en que en unos años tal vez, no lo reconoceríamos. Se nota que el turismo no hace muchos años que empezó a llegar. Es una delicia, con calles a medio hacer. Visitamos la curiosa Iglesia, con vidrieras de animales y uno de los altares más peculiares que hemos visto. El tráfico, por llamarlo, se limita a algunos de los camiones-taxi que nos trajo. El ritmo, se puede imaginar.

Disfritando de la tranquilidad de Puerto Villamil

Paramos a desayunar algo en el Sun Resto Bar Coffee. Somos los únicos que caminamos por el pueblo, los únicos en el bar y los únicos que andaban por la playa hace un rato. El calor desaconseja estar mucho tiempo al sol. Así pues la gente se para deseando hablar con nosotros. Hubiéramos sido capaces de quedarnos unos días aquí…

Centro de crianza de Arnaldo Tupiza

Nos acercamos al centro de crianza de tortugas Arnaldo Tupiza. La gente hace habitualmente un circuito en bici a dos o tres localizaciones. Nosotros optamos por llegar andando. La entrada, junto al conocido hotel Iguana Cross. El sendero del centro mide unos 1200 metros y se estima una hora para recorrerlo. Se llega cruzando una pasarela de madera sobre la laguna donde al llegar vemos un par de flamencos a pocos metros. Más adelante, bastantes más ejemplares. Las pasarelas cruzan un par de pozas antes de llegar al criadero. Gran parte del trayecto se hace a la sombra lo cual es muy de agradecer.

En el centro, aunque no se pueden apreciar en libertad, son muchísimas las tortugas de gran tamaño que se están criando para su reintroducción en zonas como Sierra Negra. La especie aquí reproducida, del Sur de la isla, es la más amenazada.

Tortugas de Galápagos en el Centro de crianza Arnaldo Tupiza

Volvemos caminando por la playa. Algunos locales de localización inigualable e inversión cero, hechos a base de remiendos que trae la naturaleza con un resultado final exquisito. De esos sitios en los que no puedes evitar parar, y paramos.

Un rato más tarde, comemos en Iguana Point y ya toca recoger para tomar la fibra a Santa Cruz. Volvemos al Villamil, mientras Kiko amablemente se ocupa de asomarse a por nuestro taxi, es un rato que ocupar, su esposa nos recuerda orgullosa que su isla es la más hermosa y tranquila. Nos cuenta cómo una vez, durante algunos días, faltaron unas bicicletas y no se explicaban cómo en el pueblo. Al poco dieron con los ladrones, “unos de fuera que andaban chupando”, los botaron de Isabela y ya nunca pasa nada malo. Estamos seguros de que esto cambiará, pero no le decimos nada…

Sobre las dos estamos listos en el muelle. Una revisión más bien “por encima” del equipaje es el único requisito. Ese, y estar en la lista de la lancha que vayas a tomar. ¡Y no estábamos! El capitán nos dice que así no podemos subir, que deberíamos haber confirmado 24 horas antes, pero acepta llamar finalmente a la agencia donde compramos el billete y tras hablar con la señora responsable se soluciona, no se muy bien como. No somos los únicos con problemas y al poco comienza a liarse la situación con las cuatro barcas que andan llenando para salir. La sensación es que practican el Over Booking y tratan de meter pasajeros de más. Un oficial de la armada controla las entradas al muelle y el número de pasajeros de cada una. Un proceso un tanto difícil de controlar. Por fin ya en el barco y en la parte de detrás, donde queríamos. Esperemos que el mar vuelva a portarse bien con nosotros.

A las dos horas de zarpar llegamos a Puerto Ayora. El mar, tal vez algo más movido, pero se comportó. Nos estamos haciendo al agua. Toca buscar alojamiento. Dada la gran cantidad de hoteles y hostales que vimos en nuestro corto paso por la población, hemos preferido localizar la mejor opción in situ. Damos la vuelta a una calle, vemos el Brattle y nos vale, pasaremos solo una noche y saldremos temprano. El calor no está para ir paseando buscando mejores opciones, que seguro las hay.

Dejamos mochilas y salimos a dar un paseo por Puerto Ayora. Esto ya es una pequeña ciudad, más impersonal y con los problemas que eso lleva. Ruidos, más vehículos, mayor inseguridad. Muchas agencias, otros tantos bares y tiendas, algunas de las cuales recorreremos esta tarde. Para cenar elegimos al azar, Island Grill. No nos equivocamos. Todavía era pronto para olvidar el Sea Star…

TIPs VIAJEFILOS

Para el bolsillo

  • Sun Resto Bar Coffee. Desayuno por 8 $. Nuevísimo, como casi todo en el pueblo parece recién estrenado para el turismo. Un lujo.
  • Centro de crianza de tortugas Arnaldo Tupiza: entrada gratuita.
  • Bar de Beto: Cerveza grande para dos en la playa: 5 $. Situado en la misma playa y uno de los lugares más frescos que recuerdo. Justo al lado el Casa Rosada, con igual de buena pinta.
  • Iguana Point, el mismo donde cenamos anoche. Menú por persona: 8 $. Sopa de langostinos de primero y ceviche de pescado de segundo.
  • Hotel Brattle: 40 $ habitación doble con baño y aire acondicionado. Para un rato vale.
  • Parrilla Pizza Bar Isla Grill. Para cenar compartimos pizza y ensalada: 20 $ cada uno, bonito sitio y buena comida. Merece la pena si quieres escapar de tus días de ceviche y camarones.

Tiempos y distancias

  • Centro de crianza de tortugas Arnaldo Tupiza. Unos 10 minutos caminando desde el centro de Villamil. El sendero de unos 1200 metros lleva aproximadamente una hora la ida y la vuelta.

Información útil

  • Si queréis escapar del abuso de precios en bares y restaurantes, solo os queda una opción, elegir el menú. Suelen incluir la bebida y te costarán unos 8-10 $.
1 Comentario
  1. Final increíble para el mejor viaje del año… Pero habrá que regresar para darle la vuelta completa…

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2018 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas