Print Friendly, PDF & Email

Desde 1923 dice la botella que llevan haciéndola. Y se nota que saben lo que se hacen. Una rubia suave como tantas otras italianas aunque algo más amarga que las clásicas de la bota y que sabe a gloria en una de las playas de las islas Eolias disfrutando del atardecer, cuando el sol se abraza al mar Tirreno. Si su sabor sorprende, no menos el diseño de su etiqueta sobre un fondo amarillo y letras clásicas de azul intenso. De forma romboidal y con una cenefa muy marinera, la verdad es que es francamente bonita. En la chapa juegan con los mismos colores y tipografía pero a la inversa. Merece la pena guardarla. La venden en 660 ml y en 250 ml, ¡tu verás la sed que tienes!

Tras unas primeras 24 horas desanimados por las tormentas que amenazaban con fastidiar nuestro viaje, amaneció por fin un día soleado. Nos vinimos arriba y decidimos alquilar un bote para un día completo y así circunnavegar Lípari y Vulcano. La barca incluía por deferencia del arrendador una pequeña nevera con hielo que no tardamos en llenar con algunos botellines de Messina. Y así pasó el día, entre cala y cala aprovechando las paradas para un baño aquí, otro allá y sirviéndose de la buena cerveza para refrescarnos. ¿Os imagináis? Tomar una fría birra siciliana al pie de uno de estos volcanes…

0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas