Print Friendly

Os pasamos nuestro diario de viaje de 2011 a Corea del Sur. No va a tener tantos detalles como en otras entradas porque hay cosas que ya hemos olvidado porque no habíamos apuntado en nuestro diario… pero allá va… que sabemos, por experiencia, que cuesta encontrar cosas sobre Corea del Sur en castellano.

Después de un verano movido a nivel familiar, teníamos nuestro mes de vacaciones por delante y no habíamos organizado nada, pero… llegó la oferta al correo electrónico: Lufthansa estaba “regalando” los billetes de ida y vuelta a Seúl (No recordamos el precio exacto pero estaba entre 300-400€).

Después de comprar los billetes, el siguiente paso era buscar en Internet y comprarnos la guía… pero problema: la única guía Lonely está en inglés. Me puse en contacto con la oficina de turismo de Corea de Sur y me mandaron a casa un montón de información, planos, mapas… incluso un libro de recetas.

Íbamos a estar 9 días en Corea, un país totalmente desconocido, con poquísima información en Internet de otros viajeros y con una guía en inglés (nuestro nivel de inglés es básico, muy básico).

Día 8 de Septiembre

Llegamos a Seúl-Incheon (así se llama el aeropuerto) a eso de las 11:30h. Cogimos un tren (muy fácil de encontrar) y un metro (fácil de encontrar pero difícil de entender) que nos llevó a nuestro Hotel reservado a través de booking el Hotel Hill House . Un hotel céntrico, muy cerca de la parada del metro de Hoenhyeon y totalmente recomendable.

Emprendemos nuestro descubrimiento de la ciudad y lo primero es el Palacio Gyengbokgung (parada de metro homónima): Nos ha recordado al Palacio Imperial de Pekin, pero el orden y la limpieza son totalmente japoneses. Es el primer contacto con esta cultura que no es ni China, ni Japón…. Es Corea.

Gyeongbokgung 1
Gyeongbokgung 2
Gyeongbokgung 3
Gyeongbokgung 4
Gyeongbokgung 5

La entrada al Palacio cuesta 3000W (3€). Y es totalmente recomendable. Es un largo paseo y aconsejamos entrar por la puerta principal y salir por la puerta superior. No os asustéis si veis mucha policía y ejercito… en la “casita” de enfrente vive el presidente!.

Bajando de nuevo hacia el centro de Seúl nos tomamos un café en un local especial, de esos que te quedan grabados en la retina el Jinsun Book Café.

Decidimos bajar andando hasta el Hotel, unas dos horas a pie, para hacernos una idea de cómo es esta ciudad.

Muy cerca del hotel tenemos el Mercado Nandaemun: un mercado tradicional de Seúl. Su nombre significa Puerta del Sur y está en ese lugar. Es el mercado más grande y más antiguo de Corea. Hay que verlo y pasearse… podemos encontrar desde lo último en tecnología al producto más raro y tradicional. Un total de 10000 tiendas!!!

Mercado Namdaemun
Mercado

Cenamos en un restaurante local en la subida del Hotel. Por los dibujos entendemos que se trata de un local de pollo. Es imposible de transcribiros aquí el nombre porque estaba en coreano. En resumen; un pollo frito (un pollo entero), pollo a la plancha, una tapa de nabo, una tapa de ensalada y unos “chetos” coreanos para dos personas por 26€.

Para concluir unos gin sprite (no encontramos tónica por ningún sitio) en la terraza del hotel. (La ginebra la habíamos comprado en el aeropuerto).

Día 9 de Septiembre

Recorrido a pie por la ciudad. Visitando:

-La Catedral católica de Myendong; un edificio neogótico que nos llamó muchísimo la atención… como que no pega en Seúl. La entrada es gratuita.

– El Arroyo Cheonggyeocheon, un río que se han inventado los coreanos. Resulta que por ese lugar pasaba una autopista, se cargaron los carriles centrales e hicieron un río, con sus cascadas, sus meandros… Está rodeado de edificios y con algo de vegetación. El paseo es muy agradable y recomendable. Veréis a cientos de ejecutivos tomándose su momento de relax.

– La Pabellón de la Campana Bosingak. Un edificio tradicional que alberga una campana para avisar a los ciudadanos de los peligros. Está custodiado por soldados vestidos con el traje típico y se puede ver el cambio de guardia.

– La torre Jongno. Justo enfrente de la campana pero un concepto totalmente diferente, un edificio ultramoderno con el que Pedro (y los amantes de la arquitectura) disfrutaréis.

– El templo budista Jogyesa. Se trata de un templo budista con su buda dorado en el centro y sus budas más pequeños a los lados. El día de nuestra visita había música en directo, gentes vestidas con el traje tradicional y unas cien mujeres haciendo dulces de pasta de arroz y sésamo, de varios colores… a los que nos invitaron sin tener que pedírselos.

Barrio de Insa-dong, lleno de callejuelas con casas (restaurantes) de tipo coreano (hanock) muy bonitas. También hay galerías de arte.

– El palacio Unheyengong en el que nos encontramos un montón de niños de 4 años que intentaban hablar con nosotros en inglés. En las estancias hay maniquíes vestidos de época para que nos hagamos una idea de cómo era la vida en palacio. La entrada al palacio es gratuita a la hora de la comida.

Unhyeongung-1
Unhyeongung-3
Unhyeongung-4
Unhyeongung

Palacios de Chandeokgung y Changgyonggung. Muy parecidos a los anteriores. Entrada 3€.

Templo Jongmyo, el lugar donde los reyes daban gracias a los ancestros. Aquí hicimos una visita guiada, que era gratuita. Solo íbamos un estadounidense y nosotros. Nos enteramos del 30% de la explicación que dio una amable guía en inglés. Es un lugar totalmente recomendable, precioso! La entrada cuesta 1€.

Seul Torre
templo Jogyesa
Cambio de guardia
Chandeonkgung 1
Chandeonkgung 2
Jongmyo 1
Jongmyo
Arroyo 2 1
Arroyo 1
Catedral

Después recorrido por la zona de los mercados: zona de bombillas, zona de cables, zona de telas, de botones… y ver que ningún local nos ofrecía las garantías de higiene mínimas… comimos en un local occidental: Ensalada y sándwich.

Decidimos volver al hotel no sin antes perdernos y pensando en ir a comprar los billetes para el tren del día siguiente. Pero sorpresa; todos los trenes estaban llenos, no había ni un billete. De allí a la estación de buses Express Bus Terminal (1 ½ de recorrido y 3 cambios de metro). La estación es muy grande y está organizada en función de los destinos. Por fin conseguimos dos billetes de bus para el día siguiente… eso si… solo quedaban billetes para el bus de las 6:40h.

¿Y cual es la razón? Pues que mañana empiezan las fiestas de Chuseok. Las fiestas de los muertos y todo el mundo vuelve a su ciudad de origen para dar culto a sus muertos.

Extasiados por el cansancio decidimos volver al hotel, no sin antes pararnos a comer algo en el Restaurante Pomato. Kimchi con arroz y queso para Pedro y salchichas y tortilla de arroz para Jaume.

Día 10 de Septiembre

La mañana ha empezado muy temprano. El despertador ha sonado a las 4:40h. Hemos pedido un taxi y los amables recepcionistas del hotel nos ha dado una notita en la que, en coreano, ponía el nombre de la estación Express Bus Terminal. En 30 minutos estábamos en la estación. Una breve espera y al bus.

Hemos descubierto que los coreanos siguen a raja tabla sus tradiciones porque había Kilómetros y kilómetros de atasco… lo que ha significado llegar a Gyengju tres horas más tarde. Eso si, como éramos los únicos extranjeros en el bus, el autobusero se ha enrollado, nos ha invitado a café y ha parado 2 veces para orinar.

El trayecto nos ha costado 19.500W.

Nos alojamos en el Hanjin Hostel. Un cutre hostel, el más cutre en el que hemos estado jamás. Sucio, con un baño sin baldosas y los colchones sujetados por cajas de Coca-Cola. Eso si el lema del hotel es “If you haven’t stayed at HANJIN, don’t say you’ve been to Gyeongju” (Si no has estado en el hostel Hanjin no has estado en Gyeongju). Hace poco me mandaron un correo en el que me mostraban fotos de la reforma que han hecho. Por nuestra experiencia no lo recomendamos. En el centro de Gyeongju hay pocos hoteles, pero en las afueras hay hoteles de todos los niveles… el inconveniente es el transporte para las visitas. Es por eso que elegimos éste hostel.

Hostel 1
Hostel 2
Hostel 5
Hostel

La primera visita que hicimos fue a la Gruta de Seokguram. Se trata de un lugar patrimonio de la humanidad de la UNESCO. La entrada vale 4€. Es un lugar espectacular con un Buda esculpido en una gruta. El camino es alucinante por medio de un bosque con niebla y lluvia (ese fue el tiempo que nos hizo a nosotros… y nos encantó). No se pueden hacer fotos al Buda!!! No os lo perdáis!!

Para llegar hay que coger el bus que va al templo de Bulguksa (Bus número 10, se coge enfrente de la estación de autobuses) y allí ( enfrente de la entrada del templo) coger el bus que te lleva a Seokguram. Es mejor visitar primero Seokguram y después Bulguksa porque cierran y estás condicionado al horario del bus.

Seokguram 1
Seokguram 2
Seokguram 3
Seokguram 5
Seokguram 6

El Templo de Bulguksa. Es otro patrimonio de la humanidad. Una serie de templos, casas y puentes de la dinastía Shilla. La entrada vale también 4€.

Bulguksa-(2)
Bulguksa-2
Bulguksa-4
Bulguksa

De vuelta a Gyeongju intentamos encontrar un restaurante y acabamos en un coreo-japonés el restaurante Kisoya. Buen precio, buen servicio y comida aceptable para estar donde estamos.

De vuelta al hostel estaban haciendo un programa de televisión en la calle, rollo operación triunfo… nos reímos un montón.

Día 11 de Septiembre

Aunque nos hemos despertado antes de la hora, la noche en éste antro de hotel no ha sido tan mala. En los alrededores del hostel sólo hay puticlubs y locales de baja reputación (esto lo digo sin autoridad, porque no nos pasó nada y no entramos en ninguno).

Desayunamos en la franquicia Paris Baguette. Café y un dulce: 2.5€.

Hemos iniciado el recorrido por las Neseo-dong tombs. Unas tumbas preciosas que vimos anoche… pero que de día ganan un montón. No iban a ser las únicas que veríamos en Gyengju.

El recorrido seguía por el Tumuli park donde hemos podido apreciar como es una tumba por dentro. El lugar es precioso y totalmente recomendable. Solo hay que pagar para entrar al interior de la única tumba que está abierta.

El paseo sigue por el Wolseong Park, donde estaba el primer palacio de los Shilla (la dinastía que gobernó corea). Allí está la torre Cheomseongdae, te cobran entrada… pero se vé perfectamente desde fuera.

Lo siguiente el Parque Anapji y el Museo Nacional de Gyeongju que nos ha permitido hacernos una idea de cómo se hacían las tumbas y lo grande que fue esta ciudad durante la dinastía de los Shilla. La entrada al museo es gratuita.

La siguiente visita ha sido al templo Buhwang-sa que está a 1.2Km del Museo y que recomendamos hacer andando entre arrozales. La entrada es de 1.3€ y si vas pillado de tiempo no vale la pena…

Volvimos andando hasta la ciudad, nos paseamos por el mercado (totalmente recomendable) … y corriendo a coger el bus para nuestro próximo destino.

Casi una hora después de coger el bus estábamos en Busan. Eso si, tardamos más en ir de la estación de bus al hotel que de Gyeongju a Busan. El metro de Busan es grandioso, tiene unas 300 paradas!

El Hotel que elegimos no tenía nada que ver con el anterior. Habitación gigante, con ducha, jacuzzi, vistas al mar, aseo y baño, zona de salón… Sunset Business Hotel.

Pero de nuevo un problemilla, no teníamos transporte para volver a Seúl: ni aviones, ni tren… y tuvimos, de nuevo, que irnos hasta la estación de buses (casi dos horas de metro) para comprar los billetes para la vuelta.

Regresamos al Hotel, que está en la playa de Haeundae. La zona es un rollo Lloret de Mar o Benidorm, lleno de gente… pero buen ambiente universitario. Con una calle principal llena de bares y restaurantes.

Decidimos cenar en un restaurante muy típico. Se trata de un lugar lleno de extractores, con la brasa en medio de la mesa. Te traen la comida cruda y tu te la cocinas. Nos tomamos unas cuantas cervezas y nos entraron ganas de fiesta!!

De allí nos fuimos a un local para guiris… pero como no nos molaba (ni el precio de los gin tonics) nos fuimos a It’s always sunny in Philadelphia: un local de coreanos que cierra hasta tarde por lo que van llegando todos los rezagados que no se quieren ir a dormir!!! Menudo festival!!!

Día 12 de Septiembre

Nos hemos levantado supertarde (12h) y con una resaca de la muerte. Una buena ducha y un buen desayuno en el Starbucks y después un paseo por la playa por todo el paseo marítimo.

Agotados, resacosos y sudados hemos cogido el bus 181 (Desde la estación de Haeundae) para ir al templo budista Yonggungsa de Haendong. Fue construido en el año 1376 y está situado en una formación rocosa costera. Ofrece unas espectaculares vistas del mar, el sonido de las olas y los rezos de los budistas. A la entrada hay un mercadillo de artículos budistas que vale la pena. Estaba lleno de gente que iba a rezar por sus ancestros. Si vais a Busan no os lo perdáis.

Templo-Busan-2
templo-busan-3
Templo-Busan

A las 17h estábamos de vuelta en el hotel y nos hemos pegado una siesta, para después darnos una vuelta por Busan y visitar el mercado Jabalachi, una de las atracciones más importantes de la ciudad. Se trata de un gran mercado de pescado que abastece a toda Corea del Sur.

Las vistas nocturnas de la ciudad, con todo iluminado, también valen mucho la pena.

Día 13 de Septiembre

Vuelta en bus hacia Seul. Salimos a las 12h y llegamos a las 18h. Hoy es día de regreso después de la fiesta del Chuseok, la estación de buses y la carretera está a petar. El atobusero solo para en una ocasión… pero en un lugar alucinante. Una especie de reserva natural; los coreanos tienen mucha agua y eso se nota en la vegetación.

De la estación de buses al Hotel decidimos coger un taxi… pero resulta que está tan cerca que los taxistas pasan de nosotros. Finalmente un taxi de lujo, pagando un plus, nos lleva por 4€.

El hotel está muy bien, en pleno barrio de Itaewon, que es la zona de marcha. Se llama IP Boutique Hotel.

Decidimos ir a la torre N Seoul. Tiene unas vistas preciosas de la ciudad y te haces una idea de donde estás!!! Nosotros subimos de noche y las vistas son espectaculares. Para llegar hay que coger el metro y parar en la estación de Chungmuro. De allí subir la cuesta hasta la telecabina y una vez arriba hacer cola para coger un ascensor que te lleve a lo alto de la torre. Quien quiera puede ver un museo de ositos de peluche. Subir cuesta unos 8€ y la telecabina otros 7€.

La vuelta la hicimos andado, con nuestro plano… pero no entendíamos porque no podíamos pasar al otro lado… La grandiosa base militar que tienen los norteamericanos en Corea del Sur hizo que tardaramos casi 2 ½ h en llegar a nuestro destino… pero sorpresa!! Enfrente del hotel, una bandera española… era un restaurante español!!! Spanish Club. Por fin íbamos a comer bien!!! Croquetas, flamenquines… con vino de la Mancha y al mismo precio que en España. No podíamos dejar pasar la ocasión.

Día 14 de Septiembre

A las 8h estábamos en el lobby del Hotel esperando nuestro tour contratado. La única opción para ir a la DMZ (zona desmilitarizada) y Panmunjeon, es hacerlo con un tour organizado. Nos costó entre 20-25€ por persona. No puedes hacerlo por libre. Se admite la visita a los turistas extranjeros que presenten el pasaporte.

DMZ 1
DMZ 3
dmz 7
DMZ
DMZ6

Primero te enseñan Imjingak, que está ubicado a 7 km de la línea de demarcación militar, es el lugar turístico principal relacionado con el conflicto de Corea y fue construido en 1972 con la esperanza de que algún día sea posible la unificación.

Imjingak, que tiene tres pisos, está rodeado de varios monumentos, el Parque de la Unificación y el Centro de Corea del Norte.

Frente a Imjingak está la vía del ferrocarril Gyeongui, que fue destruida durante el conflicto de Corea en 1950, y está en costrucción desde el año 2000.

Después te llevan a Panmunjeon: Ubicado a 50km de distancia de Seúl, fue en donde se ha declarado el alto el fuego el día 27 de Julio de 1953 entre las dos Coreas. El nombre geográfico de esta área natural es “Neolmun-ri”. Siendo el escenario histórico que representa el dolor y la tragedia del pueblo coreano, es reconocido a nivel mundial, como lugar de encuentro de ambas Coreas para las negociaciones militares y reuniones diplomáticas.

La Área de Seguridad Conjunta (JSA, por sus siglas en inglés), con un diámetro de 800m, que incluye la zona de Panmunjeom, es la única región dentro de la línea de demarcación militar ocupada por ambas fuerzas, tanto por el ejército norcoreano como por los soldados de las Naciones Unidas (ONU), por lo tanto, está fuera del control administrativo de las dos Coreas. En particular, ha sido famoso por la película “JSA”, ya que a pesar de que no ha sido filmada en este mismo lugar, la obra estaba basada en un accidente surgido en esta área.

En las cercanías podrá observar el puente abandonado, que se encontraba instalado en la frontera, la locomotora sin funcionar, etc., entre otros detalles que demuestran la división de la península.

Te muestran el 3er túnel, un lugar por el que dicen que intentaron entrar los norcoreanos en el sur. No se pueden hacer fotos y la bajada está difícil y resbalosa. Antes de la bajada te muestran un video explicándote su parte de la historia.

Antes de volver a Seúl te llevan al observatorio Dora, desde donde se ve Corea del Norte. Pero hay que tener cuidado. Está lleno de militares que te romperían la cámara si haces una foto más allá de la línea amarilla que hay en el suelo.

De vuelta hacen una Shopping Stop en una tienda de Gingseng.

El tour vale la pena hacerlo y creo que una visita a Corea, sin este tour, sería incompleta. Pero si la gente de habla española sois varios, contratad un guía hispano. A nosotros nos costó horrores entender incluso los horarios. Hablan inglés norteamericano y como los que íbamos en el bus eran todos de EEUU, menos nosotros, no se cortaban un pelo en hablar deprisa.

Regresamos al Hotel, ducha a cenar en el Spanish Club y a tomar unas copas en el Between: un local de moda que está en la misma calle del hotel.

Día 15 de Septiembre

Tocaba visita al resto de la ciudad que no habíamos visto.

El barrio de Itaewon. Con su mezquita (Itaewon Central Mosque) y su zona de ambiente gay (nada recomendable a no ser que quieras ir a un prostíbulo de travestis).

Después visita al maravilloso barrio Buckchon. Se trata de un barrio con 900 casas típicas. Está llena de locales con encanto y de galerías de arte. Merece muchísimo la pena la visita.

Bukshon-(2)-1
Bukshon-3-1
Bukshon

Intentamos comer en el maravilloso restaurante “La casa de Corea”, donde te hacen un menú de fiesta coreano… pero era tarde.

Para acabar las visitas fuimos a varios centros comerciales de lujo del centro de la ciudad… son como en todos sitios… y los precios nada ventajosos. Así que si podéis prescindir… hacedlo.

Día 16 de Septiembre

Día de regreso. Desayuno en el Hotel, coger un taxi hasta la estación y un estupendo tren te lleva al Aeropuerto en ¾ de hora.

Nos hubiera gustado ir a la isla de Jeju-do. Hay vuelos baratos desde Busan y desde Seul. Nos echó para atrás el casi inexistente transporte público en la isla… Para alquilar un coche te piden el carnet de conducir internacional… como en ese momento no teníamos viajefilos.com, no sabíamos que era muy fácil conseguirlo.

NUESTRAS RECOMENDACIONES

– Llevar Almax y Omeprazol. La comida coreana es excesivamente picante. Su “pan”, el kimchi (col fermentada picante), deja la boca anestesiada.

Comida 1
Comida 2
Comida 3
Comida 10
Dulces regalados

– No perderos la DMZ. A pesar de tener que contratar el tour y que es caro (lo sentimos pero no recordamos cuanto nos costó) vale muchísimo la pena.

– Incluid Gyeongju en vuestro recorrido. Es lo más bonito de Corea.

– Estudiaros bien los planos del metro de Busan y Seul.

– Los coreanos son gente amable.

– Es un país muy seguro!

3 Comentarios
  1. Imagen de perfil de Carmen Capdepón

    ¡¡¡Pero qué organizadicos sóis!!! ¿Seguro qué pica tanto la comida como decís? Ji ji!!! Otro lugar que tengo pendiente…

  2. Imagen de perfil de pura perez vigueras

    Acabo de leerlo y me dan ganas de comprar un billete para Seúl. Me parece apasionante. Y además vuestro relato está lleno de buen humor. Me gusta.

  3. Imagen de perfil de José Luis Bauset

    ¡Seguimos creciendo! Y con auténticos diarios de calidad… Gracias Jaume y Pedro por formar parte de este sueño. Espero haber acertado al colocar vuestras foticos…

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas