Print Friendly, PDF & Email

Postal-Jaume-India-II10 de septiembre de 2015   BENARÉS

El viaje en tren ha sido muy bueno. Compartimento de 4 para nosotros solos. Sábanas y almohadas correctas, aunque usamos el saco de dormir porque no queremos quitar el aire acondicionado. Ir en primera tiene sus ventajas…

Llegamos a la hora prevista, 9:12h, a Benarés (Varanasi en hindi). Al bajar del tren nos asaltan los conductores de tuc-tuc y taxis. Hemos leído que hay una ventanilla de prepago… pero no la encontramos y acabamos negociando con un tuctuquero para que nos lleve al Hotel por 200 Rupias.

Depende de donde esté el hotel el transporte no puede llevarte hasta la puerta porque hay zonas de Varanasi que no permiten el transporte a motor (solo los ciclorickshow). El tuc-tuc nos deja en medio de la carretera, justo delante de una valla de policía y nos dice con el dedo… “pa allá”… por lo que el último tramo lo hacemos a pie y leyendo todos los carteles. Por fin llegamos al Shree Ghanesa Hotel, contratado en viajefilos a través de booking. El sitio está bastante bien, limpio, con terraza…

03 VARANASI 15

Después de una ducha salimos a la calle y volvemos a estar empapados de sudor. Visitamos el Dashastwamedh Gath donde viene gente a “molestarnos” (cazaclientes, sudhus, mendigos y vendedores de marihuana, cocaína…) por lo que decidimos ir a tomar un café.

Buscamos el Brown Bread Bakery, recomendado por LP:

Primero vemos carteles con el nombre… pero el local tiene mala pinta. El chico nos dice que es el original (e incluso pone en su cartel “recomendado por LP”). Entramos sin fiarnos pensando que es otra de los fallos de la famosa guía… Tomamos un asqueroso café en el antro… y nos vamos deprisa.

Más adelante nos encontramos el original (a menos de 5 metros). Un lugar que sí que es recomendable, con terracita con vistas a los tejados de Varanasi y en el que hacen un pan muy rico. Tomamos dos aguas, una Coca-Cola y una tabla de quesos indios con pan… por 400Rs. Nos hace gracia que después de cada consumición te hacen una encuesta sobre el servicio.

El original está en dirección norte (con el río a mano derecha) a la derecha… el falso está a la izquierda.

En el edificio de la cafetería hay varias tiendas de ONG que venden productos a precios fijos correctos… y que no te agobian cuando compras. Los recomendamos.

Tras el tentempié vamos hacia los Ghats del Norte, exactamente el Ghat Manikarnika… uno de los que hacen cremaciones. Nada más llegar nos avisan de que no podemos hacer fotos por lo que guardamos la cámara en la mochila. Está rodeado de gente vendiendo leña de diferentes tipos para las cremaciones. No conseguimos ver ningún muerto, pero si pilas crematorias ardiendo (en las que imaginamos que habrá algún muerto)… Nos sentimos perseguidos, decenas de personas nos preguntan donde vamos, qué hacemos allí, que nos quieren acompañar, que los sigamos… es evidente que después nos van a pedir dinero… por lo que nos vamos.

Los hinduistas creen en la reencarnación como dice el libro sagrado Gita “Como una persona se pone una ropa nueva, quitándose la vieja, de la misma manera el alma se deshace de cuerpos gastados y adquiere otros nuevos… El que ha nacido morirá y el que muere sin duda nacerá otra vez” Según la filosofía hindú las almas van transmigrando (8.400.000 veces) por todos los seres vivos del universo… haciendo de la vida algo penoso… pero se puede escapar de ello logrando el Moksha o Nirvana durante su vida como humano, portándose bien. Hay varias vías diferentes para romper el ciclo de reencarnaciones:

1º: Pensar en Dios en el momento exacto de la muerte.

2º. Incinerar el cuerpo con la planta Tulsi.

3º. Morir en Benarés.(Muchos ancianos van a Benarés a morir)

4º. Ser incinerado en Benarés aunque no hayas muerto allí.

Seguimos caminando por el resto de los Ghats del norte, el sol aprieta y decidimos volvernos… pero la vuelta es una odisea. No podemos volver por los Ghats y nos tenemos que volver por la ciudad vieja… llena de calles muy estrechas que no salen en los mapas y sin tuc-tucs… pero al final, tras 1 hora de camino conseguimos llegar al hotel.

03 VARANASI 05
03 VARANASI 07
03 VARANASI 09
03 VARANASI 10
03 VARANASI 11

Después de un descanso y una ducha nos vamos a ver los Ghats del sur: Assi Ghat, Tulsi Ghat… nos paseamos e intentamos encontrar un bar, otro que recomienda LP… pero no hay manera !!!

Volvemos recorriendo los Ghats hasta llegar a uno por el que no se puede pasar porque está lleno de lodo por el pasado monzón… y de nuevo tenemos que meternos por la ciudad vieja y patear sin saber donde estamos… moverse por Benarés a pie no es nada fácil. Cientos de almas que corren en bici, cicloricshows, tuc-tucs, claxones, vacas… puede llegar a ser agotador.

A las 19h estamos sentados junto al puesto de la policía en el Ghat Dashashwamedh donde hacen la celebración de adoración al río Ganges (Ganga Aarti). Está lleno de turistas y de autóctonos que vienen y van. Suenan campanas, cantos y encienden lámparas… es bonito de ver (difícil de fotografiar por los focos). Pero mientras estás intentando ver y entender que es lo que están haciendo llegan sadhus, gentes… a ponerte el 3er ojo, a pedirte dinero… uffffff!!!

La ciudad se puede empezar a apreciar cuando uno es capaz de abstraerse de toda la gente que no te deja tranquilo!

03 VARANASI 12
03 VARANASI 13
03 VARANASI 14
03 VARANASI 16
03 VARANASI 17

El Shree Ghanesa Hotel está muy bien, cuesta 15€ la noche con desayuno por persona. Está limpio y bien situado, cerca del Ghat principal… y ofrece todos los servicios: terraza en la que casi no se oyen los claxons de las calles, restaurante, lavandería… y nos han cambiado la pila del reloj de Pedro. El personal es muy familiar y servicial. Cuando haces el check in te dan un folleto en el que dicen que no quieren propinas… que lo que quieren es hacerlo bien… y si al final de la estancia nos ha gustado y nos hemos sentido bien… les demos lo que queramos y ellos lo repartirán de manera equitativa entre todo el personal!

11 de septiembre de 2015   BENARÉS-SARNATH-BENARÉS

Ayer reservamos una barca para ir a ver el amanecer en el río. Lo hicimos en la Cafetería Brown Bread Bakery y nos dieron un papelito escrito a mano diciendo que habíamos pagado que no nos ofrecía muchas garantías. La barca para dos personas nos costó 200Rs, de los mejores precios de Benarés.

A las 5:30h teníamos que estar en la puerta de la cafetería y a pesar de nuestras dudas, allí había un hombre esperándonos. A las 5:40h ya estábamos en la barca… y empezamos el paseo que consideramos lo mejor de Benarés. El barquero nos pregunta si queremos ir al norte o al sur… y decidimos ir al norte. Vemos varias cremaciones, gente bañándose, haciendo yoga… y salir el sol en un ambiente relajado.

Para el paseo en barca aconsejamos: que la barca sea de remo, utilizar la guía del País Aguilar y contratarla a través del Brown Bread Bakery.

03 VARANASI 18
03 VARANASI 19
03 VARANASI 20
03 VARANASI 21
03 VARANASI 22
03 VARANASI 23
03 VARANASI 24
03 VARANASI 25
03 VARANASI 26
03 VARANASI 27

Volvemos al hotel sorteando a cazaclientes madrugadores (en serio que es agobiante) y tomamos un estupendo desayuno en el patio del hotel. A las 7:00h ya estábamos de nuevo chorreando en sudor.

Benarés, una vez has visto el río, los Ghats, visto la ceremonia del Ganga Aarti y visitado algún templo…no tiene mucho más que ver… aparte del imprescindible paseo en barca al amanecer. Por lo que creemos que la ciudad no “merece” más de 1 día y medio de visita.

Hemos decidido ir a la ciudad santa budista de Sarnath, lugar en el que Buda dio su primer sermón y “fundó” el budismo. La ciudad está muy cerca de Benarés y se puede hacer una excursión de medio día.

Negociamos, muy mal, un tuc-tuc por 300Rs solo ida… el conductor nos lía y dice que se espera 1 ó 2 horas y nos lo deja en 600Rs ida/vuelta. Decimos que sí… pero por el camino lo pensamos (queremos estar libres en la visita) y le decimos que le damos 350Rs y que se vaya. El conductor accede… pero se queda allí. Iniciamos la visita y cuando han pasado dos horas el conductor nos persigue, no le hacemos caso… pero el sigue siguiéndonos… Le decimos que queremos seguir la visita… pero el nos persigue. Al final claudicamos tras ver todo lo que queríamos ver y nos volvemos a Benarés. Al llegar a la ciudad nos pide 500Rs por el tiempo que ha esperado… después de mucha sonrisa y alguna que otra voz alta le damos 300Rs y no nos bajamos del tuc-tuc hasta que no nos devuelve el cambio (le habíamos dado un billete de 500Rs).

Creemos que la visita a Sarnath vale la pena. Te alejas del mogollón de Benarés y da gusto como lo tienen organizado. Un recorrido circular permite verlo todo:

Empezamos por el Mulghanda Kuti Vihar, un templo moderno pero muy chulo. Tiene una higuera de agua hecha con un esqueje de la higuera en la que Buda encontró el nirvana (en realidad es un esqueje de la de Anuradapura que vimos en Sri Lanka y que podréis leer en viajefilos).

Seguimos por la Dharmekh Stupa y las ruinas de los antiguos monasterios. El lugar donde Buda dio el primer sermón. Los restos del pilar de Asoka, donde está la rueda que hay en la bandera de la India, también están en este lugar.

Intentamos entrar en el museo arqueológico… pero al ser viernes… está cerrado.

Seguimos por el estupendo templo y monasterio tailandés… con parada para tomarnos una Coca-Cola porque el recorrido lo estamos haciendo a pie.

La siguiente es la Chaukhadi Stupa, una gran estupa en ruinas con jardín muy bien cuidado que NO tiene un recorrido circular (cuando se llega al final hay que volver al principio)… que es donde Buda escogió a sus cinco discípulos.

Vemos el Templo Camboyano, el Tibetano (que tiene una Guest House y un restaurante recomendable), el japonés y el chino… Un recorrido por casi todos los países que tienen el budismo como religión mayoritaria.

Volvemos a Benarés y comemos en el restaurante del hotel: Manali Kofta y arroz con chapatti.

Pasamos el resto de la tarde de relax.

03 VARANASI 28
03 VARANASI 29
03 VARANASI 30
03 VARANASI 31
03 VARANASI 32
03 VARANASI 33
03 VARANASI 34
03 VARANASI 35
03 VARANASI 36
03 VARANASI 39

12 de septiembre de 2015     BENARÉS

Después del desayuno en el hotel nos vamos andado y esquivando al tráfico hasta la zona de Assi Ghat en busca del “mejor café de Benarés”… y por fin tras recorrer 2.7Km llegamos al Open Hand Coffee. Pedimos el café y realmente es fantástico…por lo que tomamos dos (ya teníamos mono). El bar está en la primera planta, totalmente acondicionado y con cosas para comprar de su ONG (camisas, pañuelos, muñecos…). Hay una terraza estrecha para fumadores y en interior mesas bajas y sofás… limpio, muy limpio y con WIFI gratuito… Por eso nos quedamos allí a comer y a pasar la mañana. Para llegar os recomendamos que lo hagáis con Google maps porque el mapa de LP no es nada claro y la gente no sabe donde está.

03 VARANASI 37

Sacamos dinero en el cajero… y aprendemos que para sacar dinero no hay que dejar la tarjeta dentro del cajero… sino que hay que meterla y sacarla. Descubrir esto nos lleva bastante tiempo hasta que nos retiramos y vemos como lo hace un chaval delante de nosotros.

En Varanasi hay dos cosas típicas: los saris y el Varanasi Paan. De los saris no vamos a contar nada… pero del Paan decir que se trata de hojas de Betel en agua dulce con gulkand, coco rallado, semillas secas… todo enrollado en la verde hoja. Las calles están llenas de puestos en las que los preparan. En Benarés se sirve incluso en las bodas y fiestas y se ofrece a las deidades.

Hashit Lakhmani, el hijo de los propietarios del hotel, nos ofrece para que lo probemos.

Después de dejar la habitación, otro last check out, arreglamos un tuc tuc con el recepcionista del hotel para ir a la estación de Mughal Sarai Jn que está a 14Km de Benarés… como seguimos con WIFI miramos cuanto se tarda y el aparato dice que casi 1h. Esto es un dato que hay que tener en cuenta… para ir a una misma ciudad hay varias estaciones (Varanasi: Varanasi Jn, Mughal Sarai Jn…) por lo que hay que estar atento de lo que pone en nuestro billete y no quedarnos con “salgo de la estación de Benarés”.

Al vernos, el chaval del tuc-tuc en el que pone Ferrari, dice que si nuestro tren sale a las 22:30h y le decimos que no que a las 22:00h… pone una cara rara, nos sube al tuc-tuc con las maletas en medio, nos agarramos y empieza a pitar, pitar y pitar, a adelantar bicis, motos, personas, cosas, vacas…el tráfico en Benarés está muy congestionado pero el empieza a meterse por calles estrechas … y al final, tras pasar por un templo a bendecir el tuc-tuc y pagar peaje a un hombre que está sentado en la carretera con una silla de plástico… conseguimos llegar a la estación de Mughal Sarai tras 50 minutos de esquivar coches y baches… toda una experiencia de “riesgo”.

Al llegar a la estación vemos que es muy diferente que la de Calcuta, no vemos carteles que anuncien nuestro tren y un puente superior recorre las 8 vías… solo en la vía 1 hay oficinas por lo que bajamos a hablar con el “Chief Station”… que nos dice que no sabe si el tren vendrá por la vía 3, 4, 5, 6 ó 7 y que el tren trae 3:05h de retraso!!!… por lo que decidimos sentarnos en la plataforma superior a la espera de que anuncien el tren. Al rato de estar sentados viene un policía y nos dice que nuestro tren vendrá por la vía 3 y que amablemente nos vayamos del paso elevado. Bajamos al andén y está lleno de gente tirada en el suelo… cientos de personas. Una voz incansable anuncia los trenes en hindi e inglés. Las vías están plagadas de ratas que de vez en cuando saltan a los andenes, vacas, perros pulgosos, monos… todo un zoológico. Aparte no se puede andar porque la gente está tumbada en plásticos improvisados cubriendo casi todo el andén… Varios niños, ancianos y shurus vienen a pedirnos dinero… pero nos llama la atención un leproso por ser la primera vez que vemos uno (India está haciendo una campaña de fármacos gratuitos para erradicar la lepra en el país).

Por fin un cartel anuncia nuestro tren, lleva 4 horas de retraso y no saldrá a las 22:07h… sino que lo hará a las 2:07h… eso si… por la vía 3, la vía en la que estamos y en la que discurre una vida en paralelo a la ciudad.

Unos chavales borrachos se empiezan a meter con un chaval japonés que viaja solo y que nos mira, a nosotros, con cara de miedo. Tenemos que intervenir y los “agresores” se disculpan al ver que Jaume les pasa dos palmos. El japonesito casi se arrodilla para darnos las gracias y no se separa de nosotros hasta que llega el tren.

A las 2:00h nos colgamos las maletas para subirnos… pero sorpresa… el tren no llegará hasta las 3:00h y ha cambiado de vía… pero todavía no sabemos que vía será.

Por fin a las 3:00h llega el maldito tren y al no estar señalizado no conseguimos ver nuestro vagón (en la India un tren puede llegar a tener más de 30 vagones)… finalmente lo encontramos y viajamos solos en un compartimento privado para dos… de nuevo, y hoy más, nos alegramos de haber pagado más por ir en primera.

03 VARANASI 01
03 VARANASI 40
03 VARANASI 41
03 VARANASI 42
03 VARANASI 43

13 de septiembre de 2015   AGRA

Llegamos a la estación de Tundla Jn (Agra) a las 14:00h… 7.5horas después de la hora prevista. Al salir de la estación sacamos dinero en un cajero automático (máximo 10.000 Rs) y preguntamos a un policía donde podemos coger un taxi… llama a una persona que nos dice que nos lleva por 800 Rupias, en Tripadvisor y otros foros de Internet leímos que costaba 1000-1200 Rupias por lo que no lo negociamos y le decimos que si. El hombre sonríe y nos lleva a Agra… a mitad del camino nos pregunta si queremos que ponga el AC… que eso supone un extra… le decimos que no porque no hace calor… pero sube las ventanillas y pone el aire (se ve que él si que tenía calor)… Al llegar a Agra empieza a llover muchísimo y nos da mucho bajón porque solo tenemos hoy para ver la ciudad.

Nos alojamos en el Hotel Seven Hills Towers, un magnífico hotel de 3 estrellas contratado en viajefilos a través de booking por 15€ la noche con desayuno, wifi y piscina incluidos.

Vamos a la habitación y sigue lloviendo… pero al final parece que escampa… y nos vamos, tras preguntar en recepción cómo llegar, al Taj Majal. El hotel está a 500 metros de la zona del mausoleo en la que no pueden entrar vehículos contaminantes… por lo que es una tontería coger un tuc-tuc. El mismo recepcionista nos invita a ir andado.

Entramos por la entrada Oeste que es la más cercana al hotel. No es nada difícil y la gente no es tan cansina como en Varanasi.

Al llegar hay una cola para extranjeros y otra para indios. En la nuestra no hay nadie y justo al lado hay un stand en el que nos dan una botella de agua y una funda para los zapatos…por 750 Rupias (la entrada para hindis cuesta 10Rupias y no tiene ni agua ni funda para los zapatos)… Uno chico se acerca a decirnos que necesitamos un guía para no hacer cola… que sino vamos a tardar mucho… pero nosotros pasamos de guía… y tampoco hacemos cola porque el monumento tiene un acceso especial para extranjeros en el que no hay nadie.

Después de la no-cola, en paralelo a la cola de hindis, hay un control de seguridad en el que pasas un arco metálico y en el que un policía te cachea… después un control exhaustivo de mochilas en el que nos quitan el mechero y el tabaco (ya lo sabíamos) y también nos querían quitar la linterna/frontal… pero al final no nos lo quitan porque no lleva pilas!!!

La visita al Taj Majal es impresionante e imprescindible (que a nadie se le ocurra racanear y no ir por el excesivo precio de la entrada)… entendemos que el momento ideal para ir es al amanecer, cuando no haya tanta gente… pero las circunstancias han hecho que nuestra visita sea así. Pero incluso con mucha gente el Taj es precioso, el estado de conservación es excepcional y sin lugar a dudas es una de las 7 maravillas del mundo… Nos comprometemos a ver el resto de “maravillas” a lo largo de nuestra vida (estos compromisos si que molan).

04 AGRA 12

04 AGRA 02
04 AGRA 03
04 AGRA 04
04 AGRA 05
04 AGRA 06
04 AGRA 07
04 AGRA 08
04 AGRA 09
04 AGRA 10
04 AGRA 13

Algunos eruditos dicen que fue un murciano el que inspiró esta maravilla Ibn Arabi… leer aquí http://meencantamurcia.es/el-mistico-murciano-que-inspiro-la-obra-mas-bella-del-amor … Pues ya lo podrían haber hecho en Murcia!!!

Extasiados por la belleza del edificio, con artritis en el dedo de hacer tantas fotos… nos volvemos al hotel para darnos un baño en la piscina y tomarnos una excelente cena, con su cervecita. En la sala de nuestro lado hay una fiesta de hindis… no sabemos que celebran…pero se lo pasan en grande, van vestidos de fiesta, juegan al bingo y a apagar velas con los ojos tapados…. Eso si… los hombres separados de las mujeres.

14 de septiembre de 2015  AGRA- FATHEPUR SIKRI-JAIPUR

Desayunamos en el hotel. Hay bufé libre pero los camareros no dejan que te sirvas… ellos vienen todo el rato a ponerte cosas en el plato.

Al salir del comedor nos saluda un hombre, dice que es nuestro conductor, que se llama Nakul y nos va a llevar él durante todo el recorrido contratado.

El coche con conductor lo hemos contratado para ahorrar tiempo en transporte y poder recorrer el Rajastán de manera cómoda. Lo hemos hecho con Kartika Viatges y el coche es de la empresa Services International LTD y nos ha costado 550€ (Del 14 al 22 de septiembre y nos llevará desde Agra a Amritsar pasando por Jaipur, Jodhpur, Pushkar, Jaisalmer, Bikaner y Hamunangarh).

Nosotros, con el asesoramiento de Anna de Kartika viatges, hemos elegido el recorrido. El coche es un Toyota Inova con AC.

Hacemos la primera parada en Fathepur Sikri a 40Km de Agra. Se trata de una ciudad fortificada preciosa que mandó construir el rey mogol Akbar junto a la fortificación está la mezquita del Santo Sufí Sheikh Salim que mandó construir el mismo rey por conseguirle descendencia.

El coche y los circuitos te dejan en el Parking de Gulistan Tourist Complex, donde hay baños y unas cuantas tiendas. Desde allí hay un bus lanzadera que te lleva hasta la puerta de la ciudad fortificada. Se trata de un bus de ADA (la empresa que gestiona el patrimonio en India) y que cuesta 10Rs ida y vuelta.

La entrada a la ciudad fortificada, a los extranjeros, nos cuesta 250Rs (+ 10Rs en concepto de algo que todavía no hemos descubierto).

Si se lleva la guía del País Aguilar o la LP no hace falta contratar ni audioguía ni guía… solo hay que situarse en el mapa y seguir las indicaciones. Vale la pena hacer la visita.

05 FHATEPUR SIKRI 02

05 FHATEPUR SIKRI 01
05 FHATEPUR SIKRI 04
05 FHATEPUR SIKRI 05
05 FHATEPUR SIKRI 07
05 FHATEPUR SIKRI 08
05 FHATEPUR SIKRI 09
05 FHATEPUR SIKRI 10
05 FHATEPUR SIKRI 11
05 FHATEPUR SIKRI 12
05 FHATEPUR SIKRI 13

Cuando se sale del complejo, por la misma puerta que se ha entrado, hay que ir a la derecha para ver la Mezquita Sheikh Salim. La entrada es gratuita pero hay que dejar los zapatos por 10Rs. Para entrar hay que llevar pantalones largos (o un pareo encima) y cuando se vaya a entrar a la tumba del santo hay que cubrirse la cabeza (en la entrada te dan un gorrito que hay que devolver).

La tumba es preciosa y vale la pena de ser visitada. Es patrimonio de la Humanidad y hay una celosía en la que las mujeres que quieren quedarse embarazadas dejan cintas de hilo.

Lo negativo de la visita es que el hombre que recoge los zapatos intenta llevarnos, hacernos de guía, acompañarnos a una tienda…y es tan insistente que cansa, a él le acompañan varios niños intentan venderte varios productos y gente pidiendo.

Al irnos descubrimos un camión que está aparcado y repartiendo comida a toda la gente que nos ha estado “molestando” durante la visita. No podemos afirmar que se trate de algo “organizado”… pero es lo que parece.

05 FHATEPUR SIKRI 14
05 FHATEPUR SIKRI 15
05 FHATEPUR SIKRI 16
05 FHATEPUR SIKRI 17
05 FHATEPUR SIKRI 18

Seguimos camino hacia Jaipur, por la Jaipur-Agra Road una “autovía” de peaje.

Paramos a comer en Mahuwa en el Rajastan Motel, un lugar que debéis borrar de vuestro viaje: precios desorbitados para la India, sucio y lo más grave comida en mal estado que nos provocó una gastroenteritis…

Al llegar a Jaipur nos alojamos en el Atithi Guest House contratado a través de viajefilos con booking por 11.5€ con desayuno incluido y baño. Pasamos la tarde en el alojamiento intentando controlar la diarrea que nos ha ocasionado la parada en el Rajastan Motel.

CONSEJO: Los conductores paran en áreas de servicio para turistas en las que no sé ve a ningún local (aparte de los camareros y dependientes), los precios son 10 o 20 veces más caros que en cualquier otro lugar, incluso más caros que en los mejores restaurantes de las ciudades. Lo mejor es hablarlo con el conductor y decirle que no pare (no le gustará la idea porque pierde la comisión)… Si él necesita parar para comer que lo haga y vosotros os esperáis (no tardan más de 15 minutos)… No es mala idea llevarse alguna bebida o un paquete de galletas en el coche.

1 Comentario
  1. sonia 2 años

    Pues aunque parezca mentira, después de los tres meses que pasé en India, no conozco ni avra ni Jaipur…
    Besos

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas