Print Friendly, PDF & Email

Que como se pasa un día completo en el Transiberiano… ¡La respuesta si seguís leyendo! Aquello era adictivo y no nos importaban las horas que pasáramos subidos al tren, todo lo contrario, nuestro tiempo a bordo se iba agotando. En tan solo diez días conocíamos algunas de las ciudades más maravillosas y cargadas de la historia del viejo imperio: la capital Moscú, Kazán y su fantástica fortaleza, la ciudad de los zares, Ekaterimburgo o la capital de Siberia, Novosibirsk; pero la ruta continuaba hacia el Este, nos aguardaba Irkutsk y el Lago Baikal… Nuestro “Asia de ida y vuelta” seguía su curso.

Nuestro itinerario completo a bordo del Transiberiano en estos post:

El diario completo y muchas más recomendaciones, visados, presupuesto, tiempos, distancias… en nuestro libro “Asia de ida y vuelta”, de venta en Amazon.

Día 10. Miércoles 7 de Septiembre. Transiberiano

Hoy pasaremos el día completo en el tren atravesando la taiga siberiana. Hemos añadido una nueva palabra a nuestro diccionario, el permafrost, los suelos eternamente congelados de la zona, que suponen un auténtico quebradero de cabeza para las construcciones según hemos leído. Más al sur queda la estepa siberiana y al norte la todavía peor tundra de Siberia.

Parte del grupo se ha acomodado fácilmente al horario del transiberiano y consigue maratonianas sesiones de sueño. Para otros, el sueño acaba con las ocho horas de rigor y nos dedicamos a la escritura, la lectura y pasar las primeras horas del día asomados al paisaje de Siberia. En nuestras cabezas repetimos una y otra vez, “estamos en Siberia”, una sensación imposible de transcribir en un texto. El camino hacia el este sigue.

Para el mediodía el tren hace una parada de treinta minutos en Krasnoyarsk, una bonita estación y algunos puestos donde poder comprar agua y algunas cosas más para la comida. Nos estamos aficionando a los huevos duros, los pepinillos y la sopa de sobre.

Antes de la comida unas cervezas en el vagón restaurante. Tratamos de entendernos para pedir “unas tapas”, la carta es bastante extensa pero no tiene todos los platos, está en ruso y, como siempre, aclararnos resulta un galimatías. Son las siete de la tarde cuando el sol se pone a nuestras espaldas, el paisaje de la taiga nos abandonará en los siguientes kilómetros. Estamos más o menos a mitad de la distancia que recorre el Transiberiano hasta Vladivostok.

Por la tarde… pistachos, pipas, dulces, chocolate “del niño triste”, algún chupito de vodka, todo ello amenizado con la mala leche de la provodnitsa de turno. Esta si daba el perfil de lo que pensábamos era una provodnitsa. Para la cena y después de disfrutar del atardecer siberiano entre bosques de coníferas, nos fuimos al Pectopach, el vagón restaurante. Definitivamente no es barato pero pasamos un buen rato. Conseguimos un plato que logramos identificar, básicamente pedimos lo mismo que el comensal de la mesa contigua. Un filete de cerdo empanado con patatas por 700 rublos, ¡unos 10 eurazos!. A ello le añadiríamos alguna cerveza por 200 rublos cada una. En definitiva, no es barato ni rápido pero para pasar 36 horas en el tren, al menos una de las comidas lo merecía.

En aquel momento fuimos conscientes de aquella parte de nuestro viaje, el tan ansiado transiberiano, llegaba a su fin. Tantas horas de planear y soñarlo y en pocos días se estaba esfumando. Definitivamente aquel viejo vagón enganchaba y quedábamos en deuda y con ganas de recorrer los 3000 kilómetros que quedaban para alcanzar Vladivostok. Parece inimaginable y del todo irracional, pero ese adictivo balanceo, ese poco agradable olor que llegaba en cada atestado vagón, esa inquietante sensación de inseguridad con los desplazamientos, la maldita comida deshidratada… quedaban para siempre en nuestras memorias y añoranzas. Un ratito más tarde y con la cama hecha nos fuimos a dormir…

5 Viajefilos en Irkursk 092
5 Viajefilos en Irkursk 093
5 Viajefilos en Irkursk 094
5 Viajefilos en Irkursk 095
5 Viajefilos en Irkursk 096
5 Viajefilos en Irkursk 097
5 Viajefilos en Irkursk 098
5 Viajefilos en Irkursk 099
5 Viajefilos en Irkursk 100
5 Viajefilos en Irkursk 101
5 Viajefilos en Irkursk 102
5 Viajefilos en Irkursk 103
5 Viajefilos en Irkursk 105
5 Viajefilos en Irkursk 107
5 Viajefilos en Irkursk 108

Día 11. Jueves 8 de Septiembre. Irkutsk

Tras el mayor de los trayectos en tren que habíamos vivido hasta entonces, agradable, he de decir, llegábamos a Irkutsk sobre las ocho y media de la mañana. Una densa niebla nos recibía en el que hasta el momento era la zona más oriental de Siberia que pisábamos.  La noche había sido toledana para gran parte de nosotros y esta vez el rítmico balanceo del tren no había servido para conciliar el sueño. Al menos andaban todas las fotos en sus carpetas, el texto al día y muchos vídeos montados… una noche Apple podríamos llamarla. Una hora antes habíamos “despertado” para poner las mochilas en orden aunque casi no se habían trasteado. Aquí la hora cambiaba de nuevo, y otra vez perdíamos una de nuestras vidas. Ya eran cuatro las horas de diferencia con Moscú.

Nuestro alojamiento, el Baikal Story Hostel, también reservado en Booking hacia un tiempo se encuentra a unos 4 kilómetros de la estación. La ciudad está al otro lado del río. Tomamos el tranvía número 1 en la misma salida de la estación, también servirían el 2 y el 4 para acercarse al centro. Las paradas están señalizadas en lo alto del cableado junto con los números de los tranvías que hacen parada. Los taxis nos piden 500 euros por cada coche, el tranvía cuesta 30 rublos por persona, se paga arriba y la muchacha nos indicará donde bajar, aunque nos indica erróneamente una parada antes.

Irkutsk

Hasta llegar, todavía un kilómetro y medio caminando. La primera impresión es que Irkutsk nos gustará. El precio del hostel 5200 por noche para el grupo, nos quedaremos dos noches (8.5 € por persona y noche). Muy cuidado aunque la señora se agobia un poco con el check in de los ocho a la vez, pasaportes, visa support, tarjeta de entrada en Rusia… El primer lugar donde nos facilitan plano turístico de la ciudad y ¡en inglés!. Tiempo para ducha y nos lanzamos a conocer Irkutsk.

Para coger fuerzas, tomamos un riquísimo café, más que recomendable, justo enfrente de la salida del Baikal Story. El nombre del sitio Double B (www.double-b.ru) fácilmente identificable, por cuidado y con buen ambiente.

Al igual que en Ekaterimburgo se puede seguir una línea, en este caso verde, que cubre hasta 30 lugares de interés, unos 5 kilómetros.

Comenzamos muy cerca de la casa…

Wooden Streets, carta de visita de Irkutsk. Una de las más bonitas, Lacy House, casa de Europa, aunque no la llegamos a identificar. Son varias las calles colindantes con casas de madera bellamente ornamentadas aunque la mayoría parece vayan a caer en cualquier momento.

5 Viajefilos en Irkursk 001
5 Viajefilos en Irkursk 002
5 Viajefilos en Irkursk 003
5 Viajefilos en Irkursk 004
5 Viajefilos en Irkursk 005
5 Viajefilos en Irkursk 006
5 Viajefilos en Irkursk 007
5 Viajefilos en Irkursk 008
5 Viajefilos en Irkursk 009
5 Viajefilos en Irkursk 010
5 Viajefilos en Irkursk 011
5 Viajefilos en Irkursk 012
5 Viajefilos en Irkursk 013
5 Viajefilos en Irkursk 014
5 Viajefilos en Irkursk 015
5 Viajefilos en Irkursk 017
5 Viajefilos en Irkursk 019
5 Viajefilos en Irkursk 020
5 Viajefilos en Irkursk 021
5 Viajefilos en Irkursk 022

-Salimos de la ruta trazada, siguiendo el paseo del río Angara cuyas aguas fluyen desde el lago, para llegar al Monasterio Znamensky, uno de los más antiguos de Siberia, de 1689. Al frente la estatua conmemorativa del comandante Khovac. Dentro del recinto, el cementerio con algunos de los ciudadanos más ilustres de Irkutsk, como la tumba de Grigory Shelekhov que reclamó Alaska para Rusia. También la tumba de Ekaterina Trubestkaya famosa decembrista. En el interior (gratuito y con posibilidad de hacer fotos) y en un sarcófago de oro, las reliquias de San Inocencio. La visita merece mucho la pena. Volvemos por la ribera del río, esta vez en trolebús por 15 rublos.

5 Viajefilos en Irkursk 025
5 Viajefilos en Irkursk 026
5 Viajefilos en Irkursk 027
5 Viajefilos en Irkursk 028
5 Viajefilos en Irkursk 029
5 Viajefilos en Irkursk 030
5 Viajefilos en Irkursk 031
5 Viajefilos en Irkursk 032
5 Viajefilos en Irkursk 033
5 Viajefilos en Irkursk 034

-El embarcadero bajo del río, con varias iglesias en la zona: Catedral de la Epifanía, Iglesia de nuestro Salvador, la iglesia católico-romana y otros monumentos como el del fuego eterno en memoria de los caídos en la Segunda Guerra Mundial. La catedral de 1718, antiguamente construida en madera, se encuentra perfectamente restaurada en color blanco y tonos salmón con pequeñas cúpulas doradas. De nuevo un sorprendente interior de luminosos murales y policromía llevada al extremo. La elevada cúpula principal con el retablo mayor es una maravilla. La de nuestro Salvador, del otro lado de la calle, es el edificio más antiguo construido en piedra en el este de Siberia. Totalmente encalada en blanco data del 1706. El interior resulta menos impresionante que la anterior.

5 Viajefilos en Irkursk 036
5 Viajefilos en Irkursk 038
5 Viajefilos en Irkursk 039
5 Viajefilos en Irkursk 040
5 Viajefilos en Irkursk 041
5 Viajefilos en Irkursk 042
5 Viajefilos en Irkursk 043
5 Viajefilos en Irkursk 044
5 Viajefilos en Irkursk 045
5 Viajefilos en Irkursk 046
5 Viajefilos en Irkursk 047
5 Viajefilos en Irkursk 048
5 Viajefilos en Irkursk 049
5 Viajefilos en Irkursk 050
5 Viajefilos en Irkursk 051
5 Viajefilos en Irkursk 052
5 Viajefilos en Irkursk 053
5 Viajefilos en Irkursk 054
5 Viajefilos en Irkursk 055
5 Viajefilos en Irkursk 056
5 Viajefilos en Irkursk 057
5 Viajefilos en Irkursk 058
5 Viajefilos en Irkursk 059
5 Viajefilos en Irkursk 061
5 Viajefilos en Irkursk 062
5 Viajefilos en Irkursk 063
5 Viajefilos en Irkursk 064
5 Viajefilos en Irkursk 066
5 Viajefilos en Irkursk 067
5 Viajefilos en Irkursk 068

-Cruzamos la Plaza Kirova en dirección al distrito 130. En la plaza, la oficina de turismo donde nos informan acerca de los horarios y posibilidades para acercarnos mañana al lago Baikal. Hablan inglés y es la primera ciudad de las visitadas, incluido Moscú, que ofrece información de interés.

Por indicación de la amable muchacha de la oficina, desde la plaza tomamos un trolebús, el número 3, para comprar los tickets en el Muelle Raketa para mañana y así asegurarnos la vuelta en el barco de la tarde. La idea es hacer el viaje de ida hasta Listvyanka en bus temprano y volver en el barco por la tarde. El precio 420 y vuelve a las 18:30 (horario de invierno). Para llegar al muelle y el lugar de venta, bajamos en la última parada del trolebús y caminamos unos 500 metros hasta el mismo. Ahora sí, con el billete asegurado, volvemos al centro de nuevo con el número 3.

-El distrito 130 es famoso por las casas de madera del siglo XVIII, reconstruidas en 2011 para celebrar los 350 años de la ciudad. Entramos en el restaurante Rassolnik ambientado en la era soviética, arrastrados por “la otra guía”, pero nos dicen que de querer comer lo tenemos que hacer en una hora así que cambiamos de plan. Enfrente elegimos el Slobopivo, una cervecería con carta muy variada y unos tremendos alambiques de cerveza. Probamos una ensalada de Omul (pescado ahumado del lago) exquisita, unos pelmeni con setas, unos pelmeni siberianos y una estupenda sopa borsch. Carmen los catalogo en el nivel máximo de su escala como espectaculares. Recomendable el sitio (pagamos en torno a 10 € por persona)

En el barrio se puede tomar alguna foto del monumento al Babr, un tigre siberiano con una marta entre los dientes que es el escudo de armas de la villa. En realidad el barrio es un reclamo turístico plagado de bares y cafeterías tal vez algo descafeinado. Desde el puente se obtienen panorámicas del barrio.

De nuevo en marcha, nos dirigimos por la plaza Lenin hacia el río y visitamos el embarcadero alto del río y el monumento a Alexander III. Volvemos atrás a la Uritskogo Street, una de las más antiguas y famosa por sus tiendas, bares y restaurantes. Antes de llegar pateamos otra parte de la Karl Marx Street, la calle principal de Irkutsk. Edificios de piedra del siglo XIX. Es la calle donde estamos alojados y que pateamos esta mañana hasta el hostel.

5 Viajefilos en Irkursk 069
5 Viajefilos en Irkursk 070
5 Viajefilos en Irkursk 071
5 Viajefilos en Irkursk 072
5 Viajefilos en Irkursk 073
5 Viajefilos en Irkursk 074
5 Viajefilos en Irkursk 075
5 Viajefilos en Irkursk 076
5 Viajefilos en Irkursk 077
5 Viajefilos en Irkursk 078
5 Viajefilos en Irkursk 079
5 Viajefilos en Irkursk 081
5 Viajefilos en Irkursk 082
5 Viajefilos en Irkursk 083
5 Viajefilos en Irkursk 084

Y no contentos con todo esto, cruzamos el mercado y tomamos un trolebús, el número 4 y por otros 15 rublos subimos hasta la iglesia de Kazan, iglesia ortodoxa y una de las más bellas de la ciudad, según dice la guía local aunque no estamos de acuerdo del todo. La fachada en tonos rojizos asalmonados y cúpulas azules le dan una belleza peculiar. Por la noche la iluminan con colores y el efecto sigue siendo desafortunado. Su interior dedicado a la Virgen María, por desgracia está cerrada cuando llegamos y no podemos visitarla.

5 Viajefilos en Irkursk 086
5 Viajefilos en Irkursk 088
5 Viajefilos en Irkursk 089
5 Viajefilos en Irkursk 090
5 Viajefilos en Irkursk 091

Muy cerca el monumento a los revolucionarios exiliados en Siberia tras 1825, los conocidos como “Diciembristas”. Gracias al destierro de muchos importantes e ilustrados seguidores del zar, Irkutsk creció a nivel cultural en los años siguientes a su llegada.

No nos quedó tiempo de más al atardecer, tal vez llegar hasta rompehielos Angara, el más antiguo del mundo y que vimos desde el trolebús camino del muelle. Ahora mismo es un museo y no nos interesaba demasiado la visita. Llevamos nueve horas turisteando por Irkutsk y pensamos no hemos dejado ni un rincón de la bonita ciudad. Junto con Kazan, la más bonita de las paradas del transiberiano que llevamos hecho.

Frente al hostel, un restaurante muy chic, el bbb en el que están tocando jazz en directo. Hacemos un descanso antes de subir al alojamiento. La verdad que el local, la música, la carta de cervezas… merecen mucho la pena, pero la actitud de la encargada, demasiado encima de nosotros, nos incomodó.

Compramos alguna cosa en un súper cercano. Hoy cenaremos en el hostel.



Booking.com

0 Comentarios

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas