Print Friendly, PDF & Email

Nuestro viaje en Perú había comenzado por el sur. Siguiendo nuestro itinerario por Sudamérica y tras cruzar los mejores parajes y ciudades de Bolivia era la ruta lógica de entrada desde el Titicaca. Así que los primeros días aprovechamos para la visita de Cusco y la ciudadela inca del Machu Picchu, pero todavía nos quedaban algunos días de turismo en Perú. La noche antes habíamos tomado un bus hacia Ica y ya estábamos más cerca de nuestro destino para los dos días siguientes: La Reserva Nacional de Paracas donde queríamos hacer una excursión a las islas Ballestas antes de saltar a conocer Lima. Ya llevábamos 3 semanas de nuestra ruta sudamericana pero todavía quedaban muchos días por delante y Colombia sería el último país que visitaríamos antes de regresar.

Nos trajimos muchas experiencias de aquella aventura de 45 días en Sudamérica y transcritas todas aquellas notas en forma de post, nos pareció adecuado compartirlas en los siguientes artículos:

1.Un viaje por Sudamérica: ruta, podcast y libros recomendados

2.La ida y la visita de Santiago de Chile, Valparaíso y Viña del Mar

3.San Pedro de Atacama y el valle de la Luna. El salar de Uyuni

4.La visita de las ciudades coloniales de Sucre y Potosí en Bolivia

5.Lo mejor de la Paz y el lago Titicaca

6.Lo mejor de Cusco y la visita de Machu Picchu

7.Lima y la reserva nacional de Paracas e islas Ballestas

8.Bogotá y el eje cafetero de Colombia

9.Historia y visita de Cartagena de Indias

10.La ciudad de Santa Marta y el parque nacional del Tayrona

11.Bogotá, un día antes de la vuelta

Día 25. 23 de Septiembre. Reserva Nacional de Paracas

A las 9:30h estamos en Ica y en la misma estación compramos los billetes para Paracas a las 10:45h. En menos de una hora estamos en Paracas. El bus nos deja cerca de la terminal marítima y vamos andando (700 metros) hasta el Kokopelli Hostel donde tenemos una encantadora habitación doble con baño por 150PEN. La complementan una piscina, un bar con acceso a la playa.

La sexta etapa de nuestro viaje a Sudamérica: PN de Paracas y Lima

De nuevo tenemos una odisea para conseguir dinero del banco… solo podemos sacar en la terminal marítima. Tras conseguirlo comemos en Don Jaime: Ceviche de pescado, Chicharrón de pescado y 4 pisco Sour de limón por 42 PEN… excelente sabor y muy recomendable.

Volvemos al hostel y nos convencen para ir en Quad a la Reserva Nacional de Paracas por 80 PEN + los 15 PEN que hay que pagar allí por los derechos de acceso. El recorrido es chulísimo y los paisajes espectaculares. Visitamos la península y las playas de La Mina, Mendieta y Lagunillas. El recorrido por una zona desértica a pesar del miedo, es la primera vez que conduzco un quad, y el frío es una experiencia muy recomendable. El hecho de hacerlo por la tarde, la mayoría de turistas lo hace por la mañana, hace que el lugar no esté aglomerado.

Tras el subidón y la descarga de adrenalina volvemos al hostel a tomarnos una cerveza, ducha y cena. Hoy hay fiesta en el hostel hasta las 5h de la mañana… suerte que estamos reventados y dormimos sin problemas.

Día 26. 24 de Septiembre. Islas Ballestas

A las 7:50h vienen a buscarnos para ir a las Islas Ballestas… lo más típico en Paracas. 

Desde Piura hasta Moquegua, la reserva Nacional del Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras-RNSIIPG es un área natural protegida considerada clave para la conservación e investigación científica de miles de especies de fauna marina costera. Integrada por 22 islas e islotes y 11 puntas guaneras, esta reserva asegura además el aprovechamiento sostenible de diversos recursos hidrobiológicos en beneficio de la población local, así como el desarrollo de actividades turísticas como la observación de aves y pesca deportiva.

Precios: En Paracas hay cientos de agencias que hacen el recorrido por aproximadamente 40 PEN. En nuestro Hostel (Kokopelli):

  • Ballestas Tour 39 PEN (sin 5 PEN que cuesta el embarque)
  • Reserva Nacional: 35 PEN (sin 15 PEN que cuesta la entrada)
  • Ballestas + reserva Nacional: 70 PEN (sin entrada ni embarque)

El recorrido es el mismo para todo el mundo y da igual con la agencia que lo hagas. 

Del hostel nos llevan al embarcadero (3 minutos) y tras pagar las tasas nos embarcan cual sardinas. No se puede desembarcar en las islas bajo ningún concepto y hace el siguiente recorrido:

1º Parada en el Candelabro. Un geoglifo de grandes dimensiones relacionado con las líneas de Nazca y las Pampas de Jumana, cuyo origen, antigüedad y significado es aún un misterio. Esta imponente figura puede observarse solo desde el mar, ya que el acceso por tierra está prohibido.

2ª Parada. Isla Norte e Isla Sur. Está compuesta por formaciones rocosas en las que habitan una gran variedad de ecosistemas marino costeros del mar frío de la corriente de Humboldt. Al ser hábitat del piquero, el zarcillo y el guanay, las islas Ballestas es un lugar ideal para los amantes de las aves. Mientras que en el mar, los lobos marinos son los que nos roban la atención nadando y saltando a nuestro alrededor… construyendo un espectáculo inolvidable.

Parque Nacional de Paracas en Perú

Unas dos horas de recorrido que nosotros, a pesar de la incomodidad, recomendamos.

El resto del día lo dedicamos a pasear por el pueblo y disfrutar del hostel a orillas del mar.

Día 27. 25 de Septiembre. Lima, el barrio de Miraflores

A las 7h estamos cogiendo el bus con destino Lima. Sale a las 7:30h pero nos hacen estar 30’ antes para facturar las maletas. A pesar de ello el bus llega a las 8h (venía en ruta desde Arequipa y ya nos habían avisado de que el bus podría tener retraso). Nos costó 59 PEN por persona.

A las 11:15h estábamos entrando en la Ciudad de Lima y como íbamos a Miraflores, donde nos alojamos, lo mejor era apearnos en Javier Prado (estación de Cruz del Sur). Al llegar un taxi oficial de Cruz del Sur nos cobra 16 PEN por llevarnos de allí al Hostel. 

De nuevo nos alojamos en Kokopelli Hostel de Lima. 140 PEN la habitación doble con baño privado. Este hostel es el peor de la cadena… el baño está lleno de humedad y hay que salir de la habitación para poder usarlo. A ello hay que sumar que el ambiento no es ni mucho menos como el de los otros Kokopelli. Tras el Check-in nos vamos hasta la oficina de AVIANCA porque los próximos días tendremos un vuelo con ellos y nos hemos enterado de que los pilotos están en huelga… nos confirman que todo está en regla y nos tranquilizan.

Nos dedicamos a pasear por Miraflores; un barrio con una arquitectura, limpieza y de cara al mar que nos sorprende: el Parque Dunnant, El Caroso hasta el Parque Salazar donde el paseo por el borde del mar es impresionante. Comemos en el “Honguito” un quiosco en el parque del Amor mientras vemos a la gente tirarse en parapente… y disfrutamos de una chicha morada (al final le vamos a coger el gusto). Acabamos de visitar el barrio con sus calles muy parecidas a las de cualquier ciudad europea y llena de negocios, casas de cambio (también hay cambistas en la calle con su chaleco oficial) . Nos sorprende el Centro Comercial Larcomar que cuenta con negocios de altas marcas que hasta el momento no habíamos visto en Perú. La Catedral y el Ayuntamiento del Barrio no tienen gran que… pero la limpieza y la sensación de seguridad hacen que sea un lugar muy agradable. Muy cerca cientos de restaurantes e incluso una calle que se llama de las pizzerías (San Ramón).

La comida “con vistas” en Miraflores

Aprovechamos para hacer la colada en una Laundromat Coin al final de la calle del Hostel (calle Berlín). Nos compramos nuestros productos (suavizante, quitamanchas, detergente) y vamos a hacer la lavadora por 11 PEN. Justo en frente hay un bar en el que sirven cerveza y mientras se hacen las lavadoras y secadoras nos tomamos unas cuantas. 

Con la ropa limpia nos vamos a tomarnos unos piscos  tours a Bar Emoliente (en Diagonal Oscar Benavides) : un lugar con mesas largas que se comparten y en el que los piscos están buenísimos. Nos tomamos 2; el clásico de limón y uno de maracuyá… y tras el aperitivo nos vamos a cenar a la calle San Ramón (causa limeña, patatas huicaina, chicharrón de pescado)… pero nos tenemos que volver al hostel porque el orujo nos ha sentado mal.

Día 28. 26 de Septiembre. Lima, el casco histórico

Nos despertamos mejor de lo que pensábamos. Hoy toca conocer el centro histórico de Lima, para hacerlo utilizaremos el Metropolitano (el sistema de transportes en bus de la ciudad) que funciona como un metro. Los buses tienen un carril en el que no puede entrar ningún coche. Las paradas son únicas y tienen compuertas que se abren cuando llega el bus. Para usarlo hay que comprar una tarjeta que cuesta 5 PEN (con una tarjeta pueden viajar tantos como quieran) y recargarla con los soles que sean necesarios. Por ejemplo para ir y volver de Ricardo Palma (Miraflores) a Jirón de la Unión (centro histórico) basta que la recarguemos con 5 PEN por persona. En principio es sistema parece más complejo de lo que en realidad es.

El bus C nos lleva de Miraflores al Centro histórico. Es temprano y la ciudad se está despertando pues no tiene, a las 9h, el movimiento de otras ciudades. Subimos desde la Parada de Jirón de la Unión por la Calle Corabaya donde vemos el Hotel Maury donde dicen que se inventó el Pisco Sour, que nos sentó tan mal anoche (¡!!). Un cortito paseo nos hace entrar en la Plaza de Armas  y lo primero que nos llama la atención es la Catedral.

El casco histórico de Lima, capital de Perú

Visitamos el templo (30 PEN catedral + Palacio Episcopal) que se asienta en el solar que Francisco Pizarro, fundador de la ciudad, asignó para levantar la Iglesia Mayor. La que vemos actualmente es la 3ª edificación en este lugar. El edificio se proyectó como las catedrales de Sevilla y Jaén… pero era un objetivo demasiado pretencioso para Lima y consiguió ser acabada en 1622 habiendo participado en su creación Francisco Becerra y Juan Martínez de Arrona. Estilísticamente abarca todo el periodo virreinal: gótico isabelino, renacentista, barroco, neoclásico y neocolonial. La catedral es un museo en si misma y visita imprescindible. Al entrar a la derecha nos encontramos con una capilla en la que están los restos de Francisco Pizarro, que como hemos dicho está considerado el fundador de la ciudad. Hasta 16 capillas más forman la catedral… las que a nosotros más nos gustan son:

  • Capilla de Nuestra Señora de La Evangelización de 1654.
  • Capilla de Nuestra Señora de la Antigua… por un precioso Belén o misterio que nos dejó encantados.

La siguiente visita, incluida en el tíquet de la Catedral, es el Palacio Arzobispal de Lima. Aunque nació como “casa del cura” años más tarde pasó a ser Palacio arzobispal. El actual palacio es de 1924 y se construyó en estilo neocolonial (elementos ornamentales y estructurales de la arquitectura barroca limeña). Aunque las obras religiosas son de gran nivel nos llama la atención el mobiliario de despachos y habitaciones. 

El Palacio Presidencial y su cambio de guardia a las 11:45h (no a las 12h como dicen las guías) acaba con nuestra visita a la Plaza de Armas. 

Vamos por la calle Carabaya hasta la Estación Desamparados (hoy Casa de la Literatura) y nos tomamos un sándwich mixto en la esquina de Carabaya con Ancash en el Bar Cordano abierto desde 1905 por una familia italiana… es un lugar entrañable que tiene un aire a taberna que nos encanta. El sándwich de jamón y queso del país y dos expressos 40 PEN.

Al final de la Calle Ancash llegamos a la Iglesia de San Francisco. Uno de los conjuntos arquitectónicos más característicos de la época virreinal. El convento está compuesto por las iglesias de San Francisco, La Soledad y El Milagro… con sus patios, claustros y anexos con más de 400 años de historia. La única manera de visitarlo es en una visita guiada de 30 minutos por 10 PEN. Nos llama la atención:

  • Biblioteca con 20000 volúmenes, incunables algunos de ellos, de los que solo han sido inventariados 10000. Dicen que tiene un atlas mundial y el 1er diccionario de la lengua.
  • Claustro con frescos, alguno de ellos decapitado, y resaltado por azulejos sevillanos.
  • Pinacoteca: con obras del taller de Rubens.
  • Refrectorio: con un lienzo de la última cena del S XVIII con elementos muy particulares como un cuy o un demonio.
  • Sacristía con obras del taller de Zurbarán.
  • Las Catacumbas que se descubrieron en 1943 y contienen huesos desde la creación del convento hasta 1808 que se dejó de enterrar en la iglesia. Impresionante y llama muchísimo la atención.

Volvemos hasta la plaza de Armas y vamos hasta el animado, pero feo, malecón Rímac para encontrar la Iglesia de Santo Domingo en la que pagando una entrada de 10 PEN podemos contemplar el cráneo de Santa Rosa de Lima. 

Vamos por la Calle Conde de la Superunda hasta la Iglesia de Santa Rosa de Lima que encontramos cerrada… pero justo enfrente está el lugar de nacimiento de San Martín de Porres en el que nos dejan entrar de manera gratuita y donde compramos algunos recuerdos para nuestra amiga Rosana.

Volvemos por la calle Callao hasta la Plaza de Armas y seguimos por la calle peatonal Jirón de la Unión para coger de nuevo el Metropolitano para volver a Miraflores. 

Al llegar comemos en República; filete de pollo anticucho, Costillar de Chancho, Chica y jugo de piña por 52’10 PEN. Un café en Movement, un café surfer en Calle Berlín por 6 PEN…

Paseamos por Miraflores y el malecón… hasta la hora de la cena que tomamos en el hostel. Nos damos cuenta de que la calle Berlín es de marcha y los fines de semana debe ser un hervidero de gente… por lo que si buscáis un lugar tranquilo elegir otra zona. 

Día 29. 27 de Septiembre. Lima, el barrio de Barranco

De nuevo cogemos el metropolitano esta vez de Benavides de Bulevar, para visitar el encantador barrio de Barranco

Barranco es uno de los distritos más pequeños pero a la vez en la zona más bohemia de Lima porque hay muchos artistas que se han afincado en la zona. Antiguamente era un poblado de pescadores pero en 1874 fue reconocido oficialmente como barrio de la ciudad. Se trata de un lugar seguro y con movimiento cultural que no se puede pasar por alto. 

La parada de Bulevar te lleva directo, por una calle en la que han decorado los árboles con tejidos, a la plaza mayor de Barranco con la Iglesia, la biblioteca y el ayuntamiento. Ninguno de los mapas que tenemos tiene la zona en detalle por lo que tras tomarnos un café en Starbucks (5 PEN) empezamos a caminar. El recorrido es una mezcla de hostels, hoteles, galerías de arte y graffitis. 

Barrio de Barranco en Lima

De la Plaza mayor bajamos por la calle hasta el puente de los Suspiros, un lugar en el que hay que pedir un deseo y pasar conteniendo la respiración… y que ostenta el título de ser una de las atracciones más visitadas de Lima. 

Subimos hasta el mirador de Catalina Recavarren donde hay un restaurante y, todo hay que decirlo, las vistas no son impresionantes, para iniciar el camino hasta la zona de baños en la línea de la costa. El lugar está lleno de artesanos que venden sus productos.

Recorremos las calles San Martín, Osuna, Grau… donde encontramos varios negocios entre los que destacamos:

  • La Zapatería. Un obrador en el que te hacen zapatos a medida y te los envían a cualquier lugar del mundo. Si vas a estar varios días en Lima te los puedes llevar puestos. Pedro se hace unos a medida que llegaron a España 10 días después de nuestra vuelta… y son muy bonitos.
  • Café Bisetti o Tostadería Bisetti que incluye un laboratorio y en que hacen un café espectacular por 6 PEN. El local merece la pena ser visitado.

En 20 minutos estamos de nuevo en Miraflores y comemos en “La Lucha” sangüichería criolla en la que disfrutamos de un sándwich “la lucha” (lomo fino con queso Edam y cebolla caramelizada), una interpretación del sándwich club y dos jugos por 61’40PEN

Un taxi del hostel al aeropuerto por 50 PEN (el conductor de confianza del hostel) que tarda una hora. 

El aeropuerto de Lima no es muy moderno y las colas son largas. Hay que tener en cuenta a la hora de ir al aeropuerto que puedes tardar más de lo que imaginas por las condiciones del tráfico. Cambiamos los últimos soles a COPs en Interbank… nada conveniente… pero no nos queda otra opción.

Volamos con una compañía de bajo coste; Viva Colombia. Los billetes fueron comprados hace meses a través de su propia web. El vuelo llega con retraso a la ciudad de Bogotá donde nos está esperando el transporte del Hotel Bogotá Open. Josemi y Pablo se incorporarán aquí a nuestro viaje. Con ellos vamos a recorrer Colombia. Al llegar al Hotel están durmiendo… pero no podemos evitar pasar a saludarlos.

El mejor vuelo para viajar a Sudamérica, haz click aquí
El mejor alojamiento en tu recorrido, en este enlace
No viajes sin seguro a Sudamérica, el mejor y con descuento de un 5% aquí
Si buscas un coche de alquiler para recorrer Sudamérica, haz click aquí
La mejor guía de viaje para Sudamérica: haz click aquí
Buscas organizar alguna excursión en Sudamérica, haz click aquí
La mejor tarjeta débito de viaje: N26. Consíguela con descuento aquí
0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2020 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas