Print Friendly, PDF & Email

Después de recorrer parte del sur de Perú por libre, y habiendo visitado la bonita ciudad de Arequipa y recorrido el cañón del Colca, ahora nos tocaban dos días en el lago Titicaca, el famoso lago sudaméricano. Para visitar el Titicaca en su extremo peruano, nos planteamos dormir en Puno, y desde aquí, emprender una excursión de un día hasta el Titicaca, visitando las famosas islas de los uros y aprovechando para comer en la isla de Taquille. Este es el resumen de los artículos que le dedicaremos a Perú contando con todo detalle las escalas de nuestro viaje con mochila por Perú y las mejores recomendaciones e información para no dejarse nada:

En Puno hemos reservado el Hostel Homecenter Puno, cerca de la Plaza de Armas y donde nos lleva el transporte contratado con Juan. Son las cuatro de la tarde cuando llegamos, pronto en nuestra opinión y más al ver la cara de sorpresa de la propietaria al vernos aparecer a esa hora. Sin duda nuestro alojamiento es todo un acierto, calidad, ubicación y precio.

No olvides contratar un seguro de viaje antes de salir. Hey Mondo tiene los mejores precios y coberturas y aquí ahorrarás un 5% en el precio.

Ciudad de Puno

La ciudad de Puno, la capital del folclore peruano, ostenta algunos títulos de dudoso honor como ser una de las ciudades donde se cogen algunas de las mayores borracheras del país, con motivo de las fiestas de la Candelaria. Además, es un centro habitual de contrabando, dada la proximidad de la frontera con Bolivia, aquella que cruzamos sin problemas días atrás.

La mayoría de turistas utilizan Puno como punto de salida para conocer las famosas islas de los Uros en el Titicaca. Para nosotros también serviría esa noche de sábado para dormir, aunque con otro de sus títulos veríamos: la ciudad con los bares más animados de Perú…

Media tarde y tiramos para la calle, ya con el día de mañana organizado: medio día para visitar las islas de los Uros y Taquille y después bus nocturno hacia Cusco.

En primer lugar damos una vuelta por la cercana plaza de Armas de Puno y aprovechamos que la catedral basílica de San Carlos Borromeo del siglo XVIII sigue abierta para visitar su interior. La fachada, de nuevo en ese barroco recargado y mezcla de estilos español y mestizo que tanto llevamos visto. Y el cuidado interior, aunque más sobrio, bien merece la entrada.

También en la plaza, el Balcón del conde de Lemos, donde se alojó el virrey para abortar una rebelión y la Casa del Corregidor, hoy día convertida en lugar turístico: cafetería, bar y tienda de artesanías. Hacemos un parón en una de las agradables cafeterías de la casa: presentan una amplia carta de cervezas artesanales de diferentes marcas: Candelaria, Invictus y Nuevo Mundo.

Desde aquí y en dirección al Hostel, enfilamos la peatonal calle Lima, donde es imposible no encontrar un sitio donde cenar o tomar algo. Es pronto todavía para ello, por lo que tomamos antes unas cusqueñas en Pacha Micology. Para cenar y ya satisfecho nuestro rato “tapa-cerve”, conseguimos evitar las decenas de caza turistas de la calle Lima y entramos a La Hostería. Básicamente porque lo vemos con mucha gente, no dan mucho la tabarra para que entres y el menú parece razonable en calidad-precio. No nos equivocamos, aunque creo que la oferta era similar en todos. Por cierto, no os dejéis embaucar por el reclamo de pizza a la leña: hay muchos, diría que todos tienen hornos de leña, pero no es lo que esperáis. Me temo que no hay auténticos artistas de la masa.

Mañana madrugaremos…

TIPs VIAJÉFILOS

Para el bolsillo

  • Alojamiento Hostel Homecenter Puno: 20 € la habitación doble con baño y desayuno.
  • Cervezas artesanas en la Casa del Corregidor: 15 soles (4 €). Merece la pena probar algunas de la amplia carta que ofrece. El lugar es muy agradable.
  • Cerveza Cusqueña en Pacha Mixology: 8 soles (2 €). Un sitio con guiris tomando cerveza, seguramente la wifi es el reclamo.
  • Cena “La Hostería”: menú 18 soles (5 €). Bueno para cenar, no creemos que tenga ninguna cosa especial que lo diferencie de muchos otros en la misma calle.

Tiempos y distancias

  • Chivay-Cruz del Condor: 60 km, aproximadamente 2 horas con paradas previas en miradores y pueblos.
  • Chivay-Puno con van privada de transporte: algo menos de 5 horas.

Información útil

  • Aunque las guías hablan de determinados horarios a lo hora de llegar a la Cruz del Cóndor con la intención de avistar aves, el lograr verlas es imprevisible, evidentemente. Mientras el día no aparece despejado, es difícil avistarlas y esto está en función de muchos más factores, como la estación del año de nuestra visita.
  • Después de haber montado el tour con un vehículo y conductor privado, y visto el buen estado de carretera e indicaciones, pensamos que la alternativa de alquilar un vehículo propio puede ser una buena opción, mayor libertad de movimientos. Cuestión de hacer números en función del grupo.


Booking.com

LAS ISLAS DE CULTURAS PREINCAS EN EL LAGO TITICACA

Domingo, 19 de marzo de 2017. Puno-Cusco. Lago Titicaca

Amanecíamos bien temprano después de una noche toledana (un perro se empeñó en que no consiguiéramos dormir en el hotel que nos hizo soñar con un gran descanso cuando vimos sus instalaciones. Tal vez sea mejor elegir una habitación interior…). Así que nos lanzábamos a visitar el gran lago de los incas. En el Titicaca, el mayor atractivo y reclamo para los turistas es el recorrido de las islas de los uros. Y los hay de todos los colores y formas. De un día, dos días con noche, con lancha rápida, lenta, con comida… Personalmente hace unos años que visité la zona, así que aconsejé a mis compañeros de viaje no dedicarle mucho dinero ni tiempo. Sólo aquello de “ya que estoy, hay que ir”. Y es que la verdad, es que han convertido la ancestral tradición de los habitantes del lago en un circo que terminará por desaparecer.

Salíamos a las 7:30 un grupo de unas 30 personas que somos recogidas en los distintos hoteles. La compañía, he de reconocer a posteriori como muy recomendable, es Jumbo Travel. Al poco de salir del puerto comenzamos a navegar por una estrecha lengua del lago despejada de totora, que prácticamente invade toda la superficie. En 20 minutos estamos en la isla de los Uros.

Lago Titicaca

El lago navegable más alto del mundo, ha sido desde tiempos preincaicos, lugar de morada de numerosas poblaciones que sucesivamente han tratado de conquistarse. Es el lago de los pumas de piedra, en el que según las creencias incas, el dios Sol lanzó al mismo a Manco Cápac y Mamá Ocllo, fundadores de la dinastía, lo que convierte al lago en centro de sus creencias religiosas. Con sus cerca de 282 metros de profundidad en tramos y sus grandes dimensiones (165 km de largo por 62 km de ancho) ha servido y sigue sirviendo para dar de comer a una numerosísima población.

Islas flotantes de los Uros

Los Uros, derrotados por los incas que los consideraban subhumanos, comenzaron a vivir sobre islas flotantes fabricadas con totora. En el momento actual unas 2500 personas viven sobre 90 islas. Su principal actividad es la pesca y también la caza de aves acuáticas. El pejerrey y la trucha son dos de los peces habitualmente recolectados por los habitantes de las islas. Los Uros puros desaparecieron en el siglo XX y actualmente se trata de mestizaje con población aimara fundamentalmente.

Gran parte de la explicación sobre la construcción de las islas y el modo de vida, nos la da el presidente de una de las comunidades. Nos cuenta como la misma totora que usan para la construcción de las islas y sus casas, también les sirve como comida. Cada diez años y a pesar de ir reparando las capas de totora, comienzan la construcción de una nueva isla, desechando la antigua.

Islas de los Uros en el lago Tititcaca

Por 10 soles nos ofrecen un paseo en un barco tradicional entre las distintas islas, pero nosotros decidimos visitarlo y nos quedamos un rato echando fotos en la isla en que nos desembarcaron.

Saltamos hacia otra isla en la que podemos tomar un mate y así lo hacemos. Aproximadamente unas dos horas después de nuestra llegada nos dirigimos a la isla de Taquille.

Isla de Taquille

Estaremos 2 horas y media en la isla y además de comer, trataremos de subir a una altura desde donde obtener vistas de la isla, el lago y la ciudad de Puno.

Cubierta de terrazas incas, sobrevive gracias a la agricultura y la pesca. En la misma persiste un estilo de vida tradicional, más evidente en su vestimenta y abalorios: los hombres casados luciendo un saco colorido para llevar la coca, junto al tradicional chaleco negro, de introducción española, y el fajín multicolor inca; y las mujeres casadas que utilizan pompones en las largas trenzas negras, además de una tela negra con la que cubren la cabeza.

Al poco de desembarcar, ascendemos hasta uno de los improvisados restaurantes donde llevan a los turistas. Un cuarto de hora subiendo que se torna criminal con la pendiente. Comemos una excelente sopa de quinua y una trucha a la plancha. La comida termina con bailes y música tradicional, además de una breve demostración del arte de tejer de las señoras. Una de las actividades más arraigadas y catalogadas como patrimonio inmaterial de la humanidad desde 2005 es, precisamente, esta actividad textil.

Isla de Taquille, lago Tititcaca

Para cuando terminan estas demostraciones, iniciamos un paseo bastante llevadero por la falda de la montaña, rodeados a ambos lados de las terrazas incas de cultivo. Unos 20 minutos que nos llevan hasta la plaza principal de la comunidad. En la misma, una antigua iglesia de adobe y en general mucha gente de las seis comunidades de Taquille, a la que no le molesta nuestra cámara.

Bajamos hacia otro embarcadero desde la plaza. Son algo más de las dos cuando hemos partido de vuelta. Sin duda, la visita de Taquille resulta mucho más interesante desde todos los puntos de vista, que la anterior visita a los Uros. Poco después de salir, el barco se detiene. Uno de los turistas que viajábamos no está a bordo, extremo que no resulta sorprendente dadas las medidas que cuentan para asegurarse de que todos volvemos. Esto demorará algo la vuelta.

Las cuatro de la tarde y de nuevo en Puno. Para esta noche tenemos el bus nocturno hasta Cusco con la cómoda compañía Cruz del Sur. Para obtener un buen precio y en uno de los asientos vip del piso de abajo, los compramos hace algo más de un mes. A última hora esta compañía puede que sólo tenga asientos menos buenos y a mayor precio. Salimos a las diez de la noche, así que tenemos todavía toda la tarde por delante para Puno.

Una vez en el puerto de Puno, en lugar de tomar el bus hasta el hotel, incluido en el tour contratado, decidimos caminar hasta el mercado Artesanal. Se encuentra muy cerca del muelle donde desembarcamos.

Desde aquí, la avenida Puno o la avenida Titicaca te lleva a la plaza de Armas sin tener que cambiar de calle.

Terminamos en Rico Café, muy cerca ya de plaza Manuel Pino. Buen café espresso y dulces. Todavía con mucho tiempo por delante y con el equipaje en el Hostel, todo un detalle, volvemos para descansar en la sala de estar que nos prestan, hasta la hora de cenar. Sin duda una gran elección este alojamiento.

Se acerca la hora de salir, tomamos algo antes. Un taxi nos lleva a la estación de bus. De nuevo disfrutaremos un Cruz del Sur. En unas horas… ¡Cusco!

Cruz del Sur, la forma más cómoda de viajar por carretera en Perú

TIPs VIAJÉFILOS

Para el bolsillo

  • Tour medio día Islas de los Uros: 18 €, incluye la comida en Taquille. Una sopa de quinua y un plato de pescado que estuvo muy bueno.
  • Mate en la Isla de los Uros: 5 soles (1.5 €).
  • Bus nocturno Cruz del Sur, Puno-Cusco: 25 €.
  • Taxi centro Puno-estación bus: 4 soles (algo más de un euro).

Tiempos y distancias

  • Puno-Isla de los Uros: 20 minutos.
  • Visita de la isla flotante de los Uros: unas 2 horas.
  • Distancia Islas de los Uros-Taquille: una hora.
  • Paseo y comida en Isla Taquille: dos horas y media.
  • Taquille-Puno: una hora.
  • Tour completo Islas de los Uros y Taquille desde Puno: 8 horas.
  • Taxi Centro Puno-Estación Bus: 10 minutos
  • Bus nocturno Puno-Cusco: 6.5 horas.

Información útil

  • Se encontrará una oferta variadísima para visitar las islas. En nuestra modesta opinión, una actividad totalmente dirigida hacia el turismo y bastante descafeinada, así que un tour corto y económico será suficiente para acercarse a los restos de estos ancestrales modos de vida. Si hay que elegir, creemos que lo más tristemente degenerado es el recorrido ofrecido a las islas de los Uros. La isla de Taquille resulta más interesante en nuestra opinión.
  • Los tiempos en cualquier restaurante para preparar la comanda pueden ser muy largos, mucho más de lo previsible. Esta noche, salíamos para la estación de buses y preparar unos sándwiches de jamón y queso se llevó una hora aproximadamente.
2 Comentarios
  1. RAQUEL 8 meses

    Un día muy completo. Las islas dignas de ver, con una historia muy interesante que compartir con todos los curiosos que nos adentramos en ellas.

  2. Será muy turístico, como dicen, pero a mi me encantó esa excursión de un día por Uros y Taquile, con sus turistadas incluídas. Los paisajes son muy bonitos, y así lo demuestran las fotos que son una pasada. Ah, y la trucha que nos sirivieron para comer estaba deliciosa…
    Perfecto para un día, ni más ni menos.

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2018 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas