10 imprescindibles de Estocolmo: Guía 2023

Estocolmo, la capital de Suecia es una escapada perfecta y una escala ideal para los cazadores de auroras boreales que van camino del Círculo Polar Ártico. Te traemos de primera mano los imprescindibles de Estocolmo, aquellos lugares que no puedes dejar de visitar en tu próxima escapada a la bonita ciudad sueca.

Hace unos años aprovechamos un fin de semana para pasar tres días en Estocolmo. En esta ocasión y de vuelta de disfrutar de las auroras boreales en Laponia, quisimos hacer una escala corta para un buen paseo. Además contábamos con unos guías de excepción, buenos amigos que nos llevaron de la mano a conocer la ciudad.

Si dispones de una semana y viajas con la familia, no te pierdas la experiencia de Pedro en Estocolmo con niños, un artículo muy completo en el que os dejarán algún secreto sobre la ciudad para disfrutar con los peques.

Los 10 lugares imprescindibles de Estocolmo

Introducción a Estocolmo

La ciudad de Estocolmo está formada por 14 islas, todas ellas comunicadas por puentes (muchos de ellos auténticos miradores de excepción para disfrutar de la ciudad) y entre las que se puede emprender un agradable paseo.

Gamla Stan, la ciudad medieval, será el principio y el final de cualquier paseo por la capital. Muchos de los lugares imprescindibles de Estocolmo se encuentran aquí pero valdrá la pena recorrer alguna de las otras islas si no quieres perderte nada.

Te recomendamos acercarte hasta Blasieholmen y Skeppsholmen donde se encuentran los más famosos museos y Djurgarden, el primer parque nacional urbano y el sitio donde visitar el museo Vasa, el más interesante de la ciudad desde nuestro punto de vista.

El mapa de los imprescindibles de Estocolmo

1. Gamla Stan (Ciudad Vieja). La catedral y la iglesia de Riddarholms

Gamla Stan (Ciudad Vieja): Gamla Stan es el casco antiguo de la capital y donde visitar muchos de los lugares imprescindibles de Estocolmo como escribimos. Aquí se encuentra el casco histórico de Estocolmo, establecido alrededor del siglo XIII. Se trata de uno de los centros medievales mejor conservados de Europa.

En sus laberínticas calles se encuentra el estrecho callejón más angosto de Estocolmo, llamado “Mårten Trotzigs gränd“, que mide apenas 90 cm de ancho en su punto más estrecho. Perderse por cualquiera de estas calles empedradas merece la pena.

En Slottsbacken, la colina más elevada de Gamla Stan, aparece la fachada más interesante del Palacio Real, la que da acceso al Tesoro, al salón del Estado y a la iglesia Palatina. Al frente la Catedral, Storkyrkan, de 700 años de antigüedad, la más antigua del país. Habrá que entrar al interior y disfrutar de muchas de las obras de arte que atesora. Entre las más destacadas: la escultura de San Jorge y el Dragón de 1489.

Muy cerca, hay que cruzar hasta la pequeña isla adyacente para visitar la iglesia del Sepulcro Real. Construida sobre una vieja abadía del siglo XIII, se levantó en ladrillo, ampliándose progresivamente. La última estructura añadida, su torre de hierro se construyó en 1835 y constituye una de sus señas de identidad. En el interior una lección de historia sueca a través de los sepulcros de los más ilustres reyes del país.

2. El Palacio Real de Estocolmo

Residencia oficial de la Familia Real Sueca y uno de los palacios más grandes de Europa. Sus cámaras y museos, como la Sala del Tesoro, son dignas de visitar. Construido en el siglo XVIII sobre las ruinas del anterior castillo del siglo XIII, Tre Kronor (Tres coronas), que se incendió en 1697. Es uno de los palacios más grandes de Europa con más de 608 habitaciones.

Aunque es la residencia oficial de la monarquía sueca, ellos viven en el Palacio de Drottningholm, ubicado en las afueras de Estocolmo.

Nosotros tuvimos la suerte de asistir al cambio de guardia que se celebra todos los días al mediodía.

El cambio de la guardia en el Palacio Real de Estocolmo
El cambio de la guardia en el Palacio Real de Estocolmo

3. La plaza de Stortorget

Seguramente la plaza más fotografiada de Estocolmo,  donde las tradicionales fachadas de colores conforman el lienzo ideal para una foto de recuerdo. La plaza fue el escenario del baño de sangre de 1520. Más de 80 nobles y ciudadanos fueron decapitados en la plaza.

Desde hace siglos ha sido lugar de encuentro gracias al pozo que ocupa el centro de la plaza y al mercado que alrededor se celebraba. El espacio se encuentra cerrado por el edificio de la Bolsa terminado en 1778, actualmente ocupado por el museo dedicado a los ganadores del premio Nobel. El museo abre de 10 a 18h, si bien los viernes cierra a las 20h.

Stortorget, la plaza más fotogénica de Estocolmo
Stortorget, la plaza más fotogénica de Estocolmo

4. El Ayuntamiento de Estocolmo, Stadshuset

Famoso por su arquitectura y por ser el lugar donde se celebra el banquete de los Premio Nobel. La ceremonia coincide con la fecha de la muerte de Alfred Nobel, el 10 de Diciembre pero hay que recordar que la entrega de los premios se lleva a cabo en la ciudad de Oslo.

El edifico, inaugurado en 1923, es fácilmente identificable por su torre con tres coronas doradas en lo alto. Para visitar el interior es imprescindible realizar reserva. Durante 45 minutos irás acompañado de un guía que te dará interesantes explicaciones de las salas del edificio.

5. El Parque de Djurgården

Un pulmón verde en la ciudad donde se encuentran varios museos y atracciones, como el Skansen, el museo Vasa (una de las visitas imprescindibles de Estocolmo) y el Museo ABBA.

El parque antiguamente coto de caza real, ahora es un oasis de paz donde es un gusto pasear. Además de el Vasa y el Skansen a los que le dedicaremos unas líneas, el parque alberga el Museo ABBA. En el museo, dedicado al famoso grupo sueco, incluso puedes cantar junto a hologramas de los miembros del grupo.

6. El Museo Vasa en la isla de Djurgarden

Alberga el único barco del siglo XVII conservado en el mundo, el Vasa, que se hundió en el puerto en su viaje inaugural. El Vasa naufragó en 1628, unas 50 personas fallecieron tras su recorrido de apenas 300 m y fue rescatado en 1961, después de pasar 333 años bajo el agua.

Se dice que el Vasa estaba tan bien conservado, intacto en un 95%, que incluso se encontró una bolsa de ajo, aún fresca, entre los restos (prometo que nosotros no la vimos, ni la olimos).

El impresionante mascarón de proa, el León del Norte, en honor al rey Gustavo II que encargó la construcción del buque de guerra o las figuras de los 20 emperadores romanos que embellecían el barco se encuentran expuestos. Además se exponen la ornamentada popa del Vasa y algunos de los cañones que fueron rescatados.

El museo abre de 10 h a 17 h aunque varía según la época y el día de la semana.

7. Skansen, el museo al aire libre de Djurgarden

El museo creado para mostrar la vida en la zona en otras épocas y  como zoológico de Estocolmo. Perfecto para entender la vida y cultura sueca a lo largo de los siglos. Pretende mostrar cómo vivía la gente en diferentes partes de Suecia antes de la era industrial. Inaugurado en 1891, alardea de ser el museo al aire libre más antiguo del mundo

Skansen también alberga un mercado tradicional en Navidad, recreando la atmósfera del siglo XIX.

8. El Moderna Museet en Skeppsholmen

Una impresionante colección de arte moderno y contemporáneo, desde Picasso y Salvador Dalí hasta artistas nórdicos. Inaugurado en 1958, ha sido el hogar del arte moderno en Suecia.

El nuevo edificio es diseño del español Rafael Moneo y se terminó en 1998. Ha sufrido algunos robos muy sonados, uno en 1987 y otro en 1993. En esta ocasión se robaron 6 cuadros de Picasso y 2 de Braque, valorados en 60 millones de euros. En 2005, una escultura fue robada de nuevo, se consiguió recuperar y definitivamente aumentaron la seguridad.

9. El Mercado de Östermalm, el primer secreto

Un lugar para experimentar la gastronomía sueca, desde los arenques hasta las más famosas y tradicionales albóndigas suecas. Data de 1888 y es el corazón gastronómico de la ciudad. Es el lugar perfecto para probar “surströmming“, el arenque fermentado considerado un manjar en Suecia pero de aroma muy fuerte.

10. Fotografiska, el segundo de nuestros secretos

Un centro contemporáneo de fotografía con exposiciones cambiantes de fotógrafos de renombre. Inaugurado en 2010, se ha convertido rápidamente en uno de los centros de fotografía más importantes de Europa y del mundo.

El edificio que ocupa era anteriormente una antigua estación aduanera de Estocolmo. No debieras perderte las vistas que brinda la cafetería ubicada en la última planta.

Más allá: el Archipiélago de Estocolmo

Un conjunto de más de 30,000 islas, islotes y rocas que se extienden desde la ciudad. Ideal para excursiones y disfrutar de la naturaleza.

Es uno de los archipiélagos más grandes del mundo y en algunas de las islas todavía tienen cañones y fortificaciones que datan de guerras pasadas.

Evidentemente Estocolmo tiene mucho más que ofrecer. Es una delicia pasear por la ciudad en invierno, convenientemente abrigado entre sus islas. A través de estos imprescindibles de Estocolmo, esperamos que conozcas lo mejor de la ciudad. Por cierto, si quieres las mejores vistas de Gamla Stan busca el Mirador de Katerina que con sus 38 metros de elevación sobre el mar permite buenas fotografías del casco antiguo y la bahía.

No olvides verificar los horarios y precios en los sitios web oficiales, y ¡prepara tu itinerario para una inolvidable visita nórdica a Estocolmo!.

Los artículos de viaje a Suecia de Viajefilos

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

Te ayudamos con tu viaje

Ser Viajéfilo tiene muchas ventajas,
haz tus reservas con nosotros

Scroll al inicio