Print Friendly

PREPARATIVOS PREVIOS PARA VIAJAR A MYANMAR

Por fin decidido, destino Myanmar, así tan fácil… ¡Bueno, casi! Algunas cosas imprescindibles antes de lanzarte a la aventura de este peculiar país. De entrada, no parece tan fácil encontrar alojamiento en Myanmar, buscar opciones de transporte en Myanmar o simplemente plantearte como pagar en Myanmar, pero después de visitarlo decir que no fue más que el desconocimiento inicial…

Compramos la Lonely Planet de Myanmar, la última edición en español es de Abril de 2012 por lo que esperamos a que saliera y realmente venía con información muy actualizada. El plan era de unos 25 días en Birmania y después alargar la estancia entre el Norte de Tailandia y Laos, así que también nos hicimos con la Lonely del Sureste Asiático para mochileros, edición de Septiembre de 2010 en español.

En primer lugar tendrás que buscarte la vida para conseguir el visado de entrada, en España no hay embajada, así que en distintos foros conseguimos conocer las opciones más validas: Enviando por correo la solicitud y el pasaporte a la embajada de Myanmar en París o en Berlín, o tramitarlo en Bangkok, capital cercana más accesible para llegar hasta Yangón, trámite que previo pago se lleva unas 24-48 horas.

Optamos por solicitarla en la embajada de Berlín, para lo cual es aconsejable enviar toda la documentación al menos con un mes de antelación. Es preciso el pasaporte con un mínimo de 6 meses de validez desde la entrada, dos fotos, rellenar el formulario que existe en la página oficial de la embajada y un sobre con el remitente donde recibirás los visados. Cuesta 25 euros y hay que enviar 10 euros más para cubrir el correo de devolución. Y efectivamente, con puntualidad germana, en 3 semanas nuestros pasaportes habían vuelto con la validez de 3 meses, eso sí para una estancia máxima de 28 días.

En cuanto a la cuestión de dinero, lo primero que asusta en todos los foros que consultamos es la escasez de cajeros, así que decidimos lo más recomendable, viajar con dólares para cambiar en el país. Eso si, tenéis que conseguir que vuestros dólares lleguen en las mejores condiciones, sin arañazos, rasgaduras ni dobleces, son bastante quisquillosos en este aspecto. Tener en cuenta que los billetes “grandes”, los de 100 dólares obtendrán mejor cambio en el mercado negro, si bien el cambio del aeropuerto de Yangón fue muy bueno.

La ciudad de Bangkok es una buena opción como antesala a Myanmar, tanto por la amplia oferta de vuelos que encontraréis como por la cercanía. Elegir el vuelo con unos dos o tres meses de antelación si pretendéis buenas ofertas, recomendamos Air France o KLM entre las europeas con buenos precios hacia Asia y por supuesto Thai o Qatar airways que ofertan en ocasiones tarifas interesantes con una relación calidad-precio inigualable. En esta ocasión por 750 euros compramos vuelo con Air France desde Valencia, evitando viaje a Madrid, parking Barajas y otros gastos. Desde aquí dos horas a París y once horas hasta Bangkok, en un vuelo cómodo como corresponde habitualmente con la compañía francesa.

Aprovechamos la estancia de 24 horas en Bangkok para aclimatarnos al nuevo horario y hacer alguna visita turística, es una ciudad siempre agradable para visitar. Teníamos reservado un Hotel en el barrio de Silom, el FuramaXclusive Sathorm (50 euros la noche una mega habitación en un merecido descanso tras el viaje y antes de adentrarnos en Myanmar), justo al lado de la estación de Chong Nonsi del sky-train. De entre la variedad de zonas a elegir para alojarse, esta es una muy buena opción, los alojamientos ofrecen una adecuada relación calidad precio y las comunicaciones son excelentes gracias al sky-train y al metro, algo fundamental en una ciudad tan grande y con tanto tráfico. En la zona podrás hacer compras, pasear por el parque Lumpini y disfrutar de la animada vida nocturna.

Otras opciones de alojamiento:

-Khaosan Road, la zona mochilera por excelencia, peor comunicada pero con alojamiento muy económico y con mucho ambiente hasta altas horas de la madrugada. Esta sería muy buena elección si piensas estar varios días en la ciudad. Las calles aledañas son más tranquilas y recomendables que la propia calle mochilera.

-Siam, si eres un loco de las compras, para estar bien cerca de los centros comerciales.

-Skuhumvit, una de las áreas más cosmopolitas, con tiendas de marca, bares y restaurantes. Hoteles más lujosos y más caros, claro está.

Llegar al Centro de la ciudad desde el Aeropuerto Internacional de Suvarnabhumi cuesta en taxi unos 400 baths (10 euros) a lo que habrá que sumarle los 100 baths de peajes. No hay que olvidar insistir en la puesta en marcha del taxímetro nada más subir. La otra opción es tomar el tren que enlaza más tarde con el sky tren capitalino, probablemente poco más económica para dos personas. En unos 45 minutos estábamos en nuestro hotel y ya dispuestos a acostumbrarnos al nuevo ritmo asiático de vida y que mejor para empezar que lanzarse al frenesí de las compras en Bangkok.

Con la sana intención de mejorar nuestro equipo fotográfico nos dirigimos al famoso Centro Comercial MBK, pero resulta realmente decepcionante si se buscan buenos precios o al menos algo de material adecuado para fotografía, mejor ni intentarlo. Una cerveza en el Restaurante Sirocco a unos 200 m de altura en el piso número 64, con espectaculares vistas de toda la ciudad y no menos espectaculares precios (10 euros la birra) y para terminar un masaje en nuestro hotel por 7 euros. Poco más para no pretender mucho de esta animadísima ciudad que ya habíamos visitado hace años.

Hemos reservado hace unas dos semanas nuestro vuelo de ida y vuelta Bangkok-Yangon con Air Asia por 106 euros, si bien Bangkok Airlines ofrece hasta 3 vuelos diarios pero no lo exploramos. También encontramos en nuestra ruta opción de vuelo Bangkok-Mandalay con Air Asia cuatro veces por semana y puede ser interesante modo de recorrer el país. Mañana rumbo a Rangún o Yangon, según se quiera, capital de Myanmar.

¡MINGALABA MYANMAR! Algo así como ¡Hola! ¿Como estás? A todas horas…

 

Día 1.- Llegada a Yangon

Y llegó el día de salir hacia Birmania, vuelo con Air Asia desde Bangkok y en poco más de una hora aterrizamos en la capital, Rangún antiguamente, Yangón en la actualidad. A nuestra llegada pese a lo desaconsejado de los cambios de moneda en los aeropuertos optamos por cambiar una cantidad en el mismo, y nos hacemos con 427.000 Kyats tras cambiar 500 dólares a 854 Kyats por dólar. También cambian euros por 1104 Kyats.

Hicimos la reserva con el Motherland Inn 2, local al más puro estilo mochilero que cuenta como principal ventaja la recogida en el aeropuerto con transporte gratuito hasta el hotel, incluido en el precio de 28 dólares la noche. Llegamos sobre las 19 horas (Myanmar tiene 30 minutos de diferencia horaria respecto a Bangkok) y, ya de noche, decidimos tomar una cerveza en el hotel y cenar allí mismo (2000 la lager de 640 ml de Myanmar, servida muy fría y otros 2000 por los platos de noodels, en total unos 8 euros la cena para dos).

Releemos toda la información para organizar lo que será nuestra estancia en el país y de entrada cuanto leemos sorprende… merced a su régimen político dictatorial. En primer lugar sorprende que dependiendo de designios astrológicos y similares han sido capaces de cambiar la ubicación de la capital en distintas ocasiones en las últimas décadas. Devalúan la moneda, en contra de la población por supuesto, en cuanto al dirigente de turno le da mal fairo un número. Mantienen durante años de arresto domiciliario a la mujer Premio Nobel de la Paz que gana democráticamente unas elecciones. Prohiben la circulación de motocicletas por Yangón, un medio de transporte tan habitual en las ciudades asiáticas, tras el atropello de un militar de alto rango a un conductor de cicolomotor (se agobiaría el hombre)… Y son capaces de mantener 53 toneladas de oro y miles de diamantes encima de una estupa a pesar de la precariedad en las condiciones de vida de mucha gente, si bien este punto recuerda otras civilizaciones “más avanzadas”. En fin, demasiadas cosas para pensar en ¿qué hacemos por aquí? Y, a pesar de todo, como dijo Kipling, Birmania es “un lugar como ningún otro conocido”, lo cual es muy atrayente…

Día 2.- Visita de Yangón

Madrugamos con la idea de aprovechar el día, amanece temprano y a eso de las 18 horas ya anochece. El desayuno en el Hotel a base de zumo, café, tostadas y huevos, más que razonable en el precio. Salimos hacia la Págoda de Botataung (3 dólares la entrada) algo alejada del circuito habitual, donde se guardan como reliquias varios cabellos de Buda, que bien merece la pena.

Volviendo hacia el centro el Hotel Strand, vestigio de la época colonial británica. Y a través del Jardín de Mahabandoola llegamos hasta la Págoda Sule, que hace las veces de rotonda al tráfico y decidimos no visitar. Callejeando llegamos hasta el Mercado de Bogyoke y cercano al mismo comemos en un lugar pijo para un merecido descanso (12 euros la comida de los dos en uno de los sitios que pensamos más caros de Yangon).

Poco antes de la comida y habiendo preguntado en distintas agencias por el vuelo Yangón-Madalay que queremos tomar mañana, lo compramos en una de ellas por 114 dólares. No vemos gran diferencia entre comprarlo en una u otra agencia, unos 5 dólares entre las que exploramos y decidimos fiarnos de Lonely que recomienda los mejores precios de la venta de tickets de avión en agencias frente a las propias compañías. Lo que si resulta sorprendente es la facilidad y disponibilidad de vuelos para el día siguiente, hasta en tres horarios diferentes; 6:30 que es por el que nos decidimos, 11 de la mañana y 2 de la tarde, todos de similares precios con las distintas compañías (Air Bagan, Air Mandalay, Yangon Airlines, sin diferencia en cuanto a seguridad según nos comentan)

Tras ello subimos hasta el piso 20 de la Sakura Tower, en el Sky Bistro, donde además de disfrutar de bonitas panorámicas de la ciudad, tomamos dos excelentes cafés de 2 euros cada uno… si bien nos sigue pareciendo muy recomendable la parada. Desde aquí un taxi por 2000 Kyats hasta la mejor de las visitas de la ciudad: la Shwedagon Paya (5 dólares la entrada), la más venerada de las págodas birmanas, todo una delicia de arquitectura budista cubierta de oro.

La Shwedagon Paya bien merece dos horas de visita y una cantidad importante de fotos máximo llegando con la luz del atardecer. El complejo se alza alrededor de la magnífica estupa central, zedi, es decir maciza, de 2500 años de antigüedad. Los muchos años de veneración y reconstrucción de la misma han llevado a acumular hasta 53 toneladas de oro en la misma. La veleta y la bandera que la coronan a 71 metros, engarza más de 5000 diamantes y piedras preciosas y se haya rematado por un diamante de 76 kilates.

Con la magnífica imagen en nuestra retina, de vuelta hacia el hotel, un agradable paseo al atardecer por el lago Kandawgyi, desde donde con otros 2000 Kyats llegamos en taxi hasta el mismo. Cena en el Hotel.

Día 3.- Antiguas capitales alrededor de Mandalay

Vuelo Yangón-Mandalay, otro día en el que toca madrugar, son las 4:30 y la gente del Mother Land ya nos ha preparado el desayuno. Un taxi en unos 30 minutos y por 7000 Kyats nos acerca hasta el aeropuerto. Salimos a las 6:30 y tras una hora y media aterrizamos en nuestro siguiente destino, Mandalay.

Acordamos con nuestros nuevos compañeros de viaje, Ramón y Marga, organizarnos el día de hoy para compartir gastos de transporte. Nos dirigimos desde el aeropuerto en taxi (12000 Kyats entre los 4, los 45 Km de distancia) hasta el hotel que reservamos anoche en Yangón, el ET que nos había dado buena espina en foros. Por cierto notable eficacia la de las muchachas del Mother Land que en diez minutos nos hicieron la reserva para las dos noches que tenemos previstas, 25 dólares la habitación doble con baño.


Son las 10 de la mañana y por 35000 Kyats (35 euros) reservamos en el mismo hotel una van que nos llevará durante todo el día a las visitas de los alrededores de Mandalay más recomendables: las antiguas capitales. En primer lugar nos acerca hasta la colina de Sagaing, donde tras subir a pie una escalera infinita, llegamos al Templo de la cima, desde donde se divisan multitud de estupas y una bonita estampa del río.


Desde aquí salimos en dirección a Inwa (Ava) donde con la crecida del río sólo es posible llegar en barca. 1000 Kyats nos cuesta el trayecto de ida y vuelta. Ya en Ava, llegar hasta los principales templos, exige contratar la ruta en coche de caballos, más bien incómodo pero la única manera de acceder a los mismos una vez aquí. Cada carro para dos personas cuesta 6000 Kyats. En unas 2 horas atravesamos el antiguo reino llegando hasta Bagaya Kyaung, un notable templo de madera de teca, al bonito Monasterio de Aungmye Bonzan y regresando finalmente al embarcadero. En este mismo templo se puede adquirir el ticket que permite el acceso durante una semana a todos los templos de Mandalay, ciudad y alrededores, su coste 10 dólares. Curiosamente hasta este momento no nos lo habían solicitado pero en seguida nos damos cuenta de que ha sido una casualidad.

De vuelta a tierra firme comemos donde nos recomienda el conductor y por 3 euros cada uno acabamos con unas buenas cervezas frías, junto el ya tradicional arroz y noodels. Todavía queda uno de los platos fuertes del día, y tras una tranquila sobremesa llegamos hasta el puente de U Bein, en Amarapura, el puente más largo de teca del mundo, de 1.2 Km.

Hemos leído que lo aconsejable es cruzar el puente a pie durante la tarde, si bien previamente se contrata la vuelta desde el otro extremo del lago con algún barquero. En nuestro caso por 1000 Kyats por persona, nos espera a nuestra llegada de modo que hacemos el recorrido de vuelta durante la puesta de sol en barca, obteniendo inmejorables fotografías. Y ya con este agotador recorrido regresamos al Hotel, sobre las 19 horas.

Tras la ducha, cena en el muy recomendable Rainbow Restaurant, a unos 5 minutos andando desde el ET Hotel (el recepcionista os dirá como llegar). En torno a 11 euros los dos con un buen pescado a la plancha y sus correspondientes cervezas.

Día 4.- Mandalay en bici

Tres, dos, uno… Nos lanzamos como todos los años durante un día, a una de nuestras pasiones, el deporte. Sobre las 9 de la mañana alquilamos dos bicicletas en el mismo hotel (2000 Kyats por bici para todo el día) y salimos a recorrer la animadas calles de Mandalay, con algo de divertido riesgo como en cualquier ciudad asiática…

La ciudad está trazada en cuadrículas y sus calles numeradas, de modo que una vez consigues orientarte Norte-Sur, es bastante sencillo moverte, si bien las distancias entre calles suelen ser importantes. Nos dirigimos en primer lugar hacia el Sur bajando por la calle 84, al Templo de Mahamuni, donde se encuentra una de las imágenes de Buda sedente más famosas y veneradas de Myanmar. La escultura maciza cubierta de láminas de oro merece la pena y solo los varones podrán acercarse hasta el púlpito que la eleva.

Desde aquí seguimos hasta el imponente Shwe In Bin Kyaung, un tranquilo templo de Teca, donde conocemos a dos simpáticos monjes que se ofrecen a guiarnos en la visita (como habíamos leído es frecuente que se acerquen con la intención de conocer otras gentes y practicar el inglés… oh ignorantes!). Tan bien nos va en su compañía que finalmente nos invitan a visitar el cercano monasterio donde viven, el mayor de Myanmar con 2800 monjes. Y allá que nos vamos, en una experiencia de casi 2 horas de conversación irrepetible. Paseamos a través de todo el monasterio, entre los curiosos y animados monjes, subiendo incluso al más elevado de los edificios desde donde obtenemos buenas vistas de la ciudad. Nos despedimos de nuestros imprevistos amigos con intercambio de direcciones de mail e ¡incluso Facebook!, si es que el budismo ya no es lo que era…

De nuevo montados en nuestras bicis, a la búsqueda de un local para comer. Nos decantamos por un restaurante “con aire europeo” junto al Palacio, en el extremo Suroeste, el V Café, pagando 10 euros por comer los dos con un buen café expreso. Son las 16 horas y a pesar de pedalear hasta la entrada Este del complejo palaciego “a toda velocidad” (la única accesible para turistas) llegamos sin tiempo y no podemos entrar para recorrerlo. Es tarde, las fuerzas flojean y nos volvemos al Hotel, renunciando a la ascensión a la Colina de Mandalay, aquella que recomiendan para el atardecer, pero es que ¡ya hemos tenido bastante deporte por hoy!

De vuelta al ET, reservamos el bus para mañana hacia Hipsaw. Nos cobran 5000 Kyats (5 euros) por billete con la correspondiente comisión. Sale a las 6 de la mañana y son 7 horas de camino… De momento mejor no pensarlo, así que nos acercamos a cenar al Rainbow (esta vez, codorniz y pollo a la brasa por unos 4 euros por cabeza).

Día 5.- Bus Mandalay-Hsipaw

Otro bonito madrugón a las 4 AM para llegar hasta la agencia donde empezaremos nuestro viaje hasta Hsipaw. Siempre recordaré aquella frase de “mmmm el E1 y E2, son buenos asientos…” nunca llegué a alcanzar en que extraño razonamiento se basaba Carmen. La cuestión es que la agencia donde te recogen esta en el centro de la ciudad y desde aquí te llevan hasta el bus (incluido en el precio del billete) a las afueras. Salimos sobre las 6:30 en el peor de los buses que hemos cogido en cualquier viaje que recuerde, el suelo lo han arrancado para aprovechar mayor carga en los bajos, los asientos se desmontan prácticamente y hacemos las 6 horas de trayecto encajados entre dos asientos cuyo respaldo finalmente termina por ceder. No se me ocurre otra forma de llegar hasta Hsipaw, pero si la encontráis deberíais evitar este tormentoso bus.

Mediodía y alojamiento en Mr Charles, el guest house más famoso por recomendado en Lonely Planet y donde realmente nos damos cuenta en seguida son capaces de organizarte tus días en la zona. La habitación con baño 20 dólares por noche (de momento reservamos dos). Cuenta también con habitaciones con baño compartido nada despreciables pues la zona común es de reciente construcción y cuenta con buenas instalaciones. Junto con Ramón y Marga salimos a comer, Mr Food, también recomendable local de comida china donde por poco de más de 6 euros comemos.

Entre las 15 y las 18 horas en el agradable patio de Mr Charles ofrecen abundante información sobre los distintos trekings que se pueden hacer por la zona, y con el objetivo de organizar el día siguiente nos acercamos. Buena y abundante información que hace que nos decantemos por contratar para el día de mañana, una opción de día completo por 60000 Kyats los cuatro (15 euros cada uno). Con ello solucionado, no queda más que un paseo por el pueblo aunque ya cae la noche y una buena cena en Shan, otro de los restaurantes que son recomendables aunque de carta más restringida, junto a Mr Food (7400 Kyats cena para dos)

Día 6.- Treking de día completo en Hsipaw

El día comienza en el patio del Mr Charles donde sirven el desayuno en el agradable ambiente de la gente alojada, mucho español por cierto. Compartimos experiencias y consejos sobre los siguientes destinos. Sobre las 8:30 llega el que va a ser nuestro guía para todo el día, Axsai, un joven muy recomendable. La idea, un trekking hasta las cascadas de la zona, visita de pueblos shan y final en un bote por el río.

Salimos de camino a las cascadas que serán nuestro primer stop y paramos en una fabrica de noodels, tremendamente curioso el proceso de elaboración. El trayecto discurre más tarde entre arrozales y paisajes fantásticos. La gente se sorprende de nuestra presencia y se muestra muy amable, tónica habitual en este país. Tras unas dos horas llegamos a las fabulosas cascadas que nos servirán para un baño refrescante. La dificultad del último tramo es mayor pero razonable.

Tras una hora aproximadamente descansando con el merecido chapuzón, volvemos camino del pueblo para desviarnos hacia poblados shan, parando para comer tras dos nuevas horas de caminata. Una excelente sopa de noodels y una ensalada que al parecer es la especialidad shan, servida en un local de estas simpáticas gentes por 5 euros para dos.

Subida tras ello hasta el cercano monasterio donde somos recibidos por los monjes con alegría, como no, y disfrutamos del ambiente y la fotografía. Pasamos también pudiendo visitar el vecino monasterio de mujeres monjes y de nuevo pasamos un rato más que agradable entre esta amable gente.

Rumbo hacia 3 poblaciones shan con multitud de niños que se arremolinan a nuestro paso para terminar en el bote que nos espera amarrado en el crecido río. Poco más de 30 minutos de navegación y visita de un magnífico pueblo shan alejado de la civilización y, probablemente por ello, mucho más encantador. Un buen café y unos exquisitos dulces antes de volver, sobre las 19 horas, 10 horas más tarde de nuestra salida. Una buena elección la del trekking de día completo finalizando con el paseo por el río, cansado pero llevadero en nuestra opinión.

Cena en Mr Food, finalmente nos quedaremos una noche más en la zona…

Día 7.- Hsipaw. Visita de pueblos Palaung

Animados por lo agradable del trekking del día anterior, contratamos para hoy una opción combinada con taxi de medio día hasta las plantaciones de té. El precio 60000 Kyats para cuatro con los transportes de ida y vuelta incluidos. Salimos sobre las 8:30 en un blue taxi y de inmediato nos damos cuenta de la precariedad de las carreteras hacia el Norte y lo incómodo que puede ser viajar en estos vehículos.

De camino paramos en alguna población palaung, la otra de las etnias de la zona, donde entre otros visitamos una animado monasterio con dos monjes y quince novicios que se deshacen en atenciones. Más adelante y en otros pueblos se disfruta del contacto con la gente local, en especial los niños, pues es Domingo y disfrutan con nuestras fotos, y nosotros con ello. Fiasco al final del recorrido y donde esperábamos inmensas plantaciones de té sólo hay cuatro arbustos lo cual resulta muy decepcionante. Vuelta por la maltrecha carretera, lo cual consume nuestra paciencia. Llueve en Hsipaw, son las 14 horas y en general coincidimos en no poder recomendar este recorrido.

Tarde abandonada a la meditación… vamos a hacer poca cosa, intentar conectarse a Internet (Mr Charles tiene una red aceptable), leer algo de la guía, escribir nuestros diarios…

Mañana decidimos será nuestro último día en Hsipaw, rumbo de nuevo hacia Mandalay. Otra opción por la que optan Marga y Ramón es seguir camino hacia Lashio, unas dos horas de bus y aquí tomar un vuelo hasta Heho, en el lago Inle. Este vuelo es difícil de encontrar en la red pues pensamos depende mucho de la cantidad de viajeros que quieran hacerlo, pero en estos momentos operaba prácticamente a diario por unos 95 dólares el trayecto. Un bus desde Hsipaw a Inle son 14 horas y no creo sea recomendable.

Día 8.- Hsipaw. Pequeño Bagán

Un día tranquilo a priori, nada de madrugar y, tras el desayuno, paseamos en la cercanía del centro de la ciudad. Nuestra intención alquilar una motocicleta para perdernos por la zona, pero nos cuentan que desde hace un mes no se alquilan estos vehículos a turistas tras un accidente acontecido.

Recorremos unos dos kilómetros donde se encuentra, además de un par de Monasterios de teca con el Buda de bamboo, una zona conocida como pequeño Bagan, con algunos templos que nos resultan bonitos probablemente por el estado de abandono que ha hecho que la naturaleza se adueñe de lo que antaño fue suyo. Buenas fotos y un agradable recorrido como siempre entre los simpáticos birmanos, que incluso nos invitan a nuestro paso a pesar de la extrema pobreza en la que viven algunos.

Fin del paseo al mediodía en el local de Mrs Pop Corn, una sonriente birmana que sirve excelentes zumos por 80 céntimos de euro y se deshace en atenciones en un jardín de paz y tranquilidad. Vuelta al bullicio del centro, paseo por el mercado y más fotos, muy recomendable no perderse la consulta del dentista en el mismo mercado. Comida y… tarde libre.

Reservamos el bus para Mandalay al día siguiente (4500 Kyats con aire acondicionado, unas 6 horas de recorrido) La mayoría de turistas optan por la opción tren con la expectativa que genera cruzar el viaducto de Gokteik, pero 10 horas de viaje nos parecen muchas.

Y a media tarde, como tantas otras, nos tomamos lo más parecido a un café en uno de los locales cercanos a Mr Charles, el “restaurante” La Wün Aung, donde habitualmente siempre se encuentran turistas y es agradable “ver pasar los minutos”. Esta vez decidimos probar también algo de cena, y más que recomendables los samusa, una especie de rollitos de primavera triangulares, los chinesse dumpling, como pequeños bocatas rellenos de pollo y, por supuesto, los deep fried dough stick, los famosos churros birmanos… Releer nuestro destino y opciones hasta la hora de cierre…

Día 9.- De regreso a Mandalay. Visita del Palacio y Fuerte de Mandalay

A la hora prevista 5 AM, el bus pasa por Mr Charles y nos recoge, es de agradecer no tener que llegar hasta la agencia situada en el centro. Sobre las 5:30 horas salimos en dirección Mandalay. Se trata de un bus en muchas mejores condiciones que el que nos trajo. La compañía Ye Shin hace esta salida dirección Mandalay con su mejor bus a las 5:30 para volver desde Mandalay en dirección Hsipaw a las 15:30.

En 4 horas llegamos hasta Pyin U Lwin, donde algunos turistas bajan atraídos por la recomendación de mejores rutas de trekking. Una parada de unos 15 minutos donde poder tomar un café además de contar con una conexión gratuita de red. La llegada a Mandalay a las 11:30 horas, eso si a las afueras, por lo que tomamos un taxi compartido hasta nuestro hotel (unos 30 minutos de trayecto por 3000 Kyats los dos).

Tras acomodar nuestras mochilas en el ET Hotel, salimos a la cercana agencia de viajes Seven Diamonds (en la calle 82 con la 26-27) con sucursales en las principales ciudades de Myanmar y recomendable para la compra de billetes aéreos. Así pues, compramos nuestro billete para el día siguiente hacia Bagan, con Bagan Airlines por 52 dólares cada uno. Saldremos a las 17 horas para aprovechar la mañana y visitar Mingún, la cuarta de las antiguas capitales que no pudimos visitar. No obstante son hasta seis los vuelos, según temporadas, que unen ambas ciudades.

En la misma agencia contratamos el transporte hasta el aeropuerto, nos recogen en el hotel y hacemos el trayecto de una hora aproximadamente por 4000 Kyats cada uno. Igualmente decidimos cambiar algo de dinero en la agencia, alertados por las expectativas de mal cambio en Bagan, de todos modos conseguimos un no demasiado buen precio (1 dólar, 830 Kayts)

Un trishaw, graciosos vehículos a modo de bicicleta con sidecar doble nos lleva por 2000 Kyats hasta la puerta este del Palacio, único acceso para los turistas. Paramos por fin para comer y nos decantamos por algo parecido a la comida occidental, el Café City, con buena comida aunque caro para lo que venimos acostumbrando pagar (cerca de 20 euros la comida), pero con un café expreso final excelente.

Para entrar al Palacio presentamos el bono de yacimientos arqueológicos de Mandalay de 10 dólares que compramos para visitar las 3 ciudades, merced a su validez por una semana. El complejo palaciego es inmenso si bien solo se visita una zona restringida tremendamente vistosa con reconstrucción de los edificios más emblemáticos incluida una torre de vigilancia que sirve para una buena panorámica.

Y desde aquí, con la intención de visitar alguna de las pagodas y monasterios cercanos a la colina, negociamos con un conductor de trishaw las siguientes dos horas (en realidad no negociamos pues pensamos que el duro trabajo que desarrollan a estas temperaturas bien merece el precio que piden, finalmente 6000 Kyats). Emprendemos ruta con parada en el más bello templo de teca que hemos visitado, el Shwenandaw Kyaung, pues por una cuestión de rivalidad fue antaño desmontado y vuelto a montar fuera de las lindes del palacio, por lo que se libró del incendio que arrasó el recinto.

Tras ello la Kuthodaw Paya que junto la Sandamuni Paya que visitaremos después, alberga cientos de losas de mármol inscritas con los 15 libros del Tripitaka, casi nada, lo que le confiere el título de ser el libro más grande del mundo. Una última págoda, la Kyauktawgyi Paya con un enorme buda de 8 metros y 900 toneladas y regreso al hotel con el trishaw dentro del precio pactado. Tal nos parece el esfuerzo que decidimos pagarle 7000 Kyats al llegar.

Hora de reservar para el día siguiente en Bagan, cosa la cual no parece a priori tan sencillo como hasta ahora, pues a pesar de ser mayor la disponibilidad de hoteles, de entrada muchos están completos… Buscamos alojarnos en la zona de Nyaung U, donde se encuentra el aeropuerto y muchos medios de transporte, así como mayor número de restaurantes y hoteles de precio medio, si bien son 3 los Km de distancia hasta la zona arqueológica.

Cena en el restaurante Rainbow, alitas de pollo a la brasa…

Día 10.- Mingún y vuelo Mandalay-Bagan

Hoy no se madruga, salimos a las 8:30 AM con un buen desayuno incluido en el precio del hotel, como en todos los que hemos estado. En menos de 30 minutos un trishaw nos lleva hasta el muelle donde tomaremos el barco hacia Mingún. El recorrido de aproximadamente una hora cuesta 5000 Kyats ida y vuelta y discurre entre curiosas viviendas construidas en pequeños islotes que el río deja a su paso.

Mingún alberga la mayor págoda de haberse terminado su construcción y hasta donde se terminó se eleva 200 metros ofreciendo bonitas vistas del río. Para la visita es necesario armarse de paciencia y soportar el ascenso con los pies descalzos. Dos enormes chinthes en ruinas custodian la entrada. La visita continua con otra págoda y la campana más grande del mundo, construida por el mismo rey que diseñó la págoda inacabada, en una obsesión por las construcciones enormes.

Multitud de tiendas y vendedores se arremolinan en nuestro recorrido de menos de un Km hasta nuestro regreso. El barco parte a las 13 horas y decidimos tomar una cerveza junto al embarcadero, en el Point bar, donde pretendemos una Spirulina Beer, la cerveza que rejuvenece, pero hoy se ha terminado, tampoco las necesitamos… nos conformamos con dos Mandalay bien frías.

De regreso nos damos cuenta de que a pesar de que al parecer son 3 dólares la visita de la págoda, nadie nos ha pedido la entrada y evidentemente, nos hemos despistado… De vuelta al hotel, transporte hasta el aeropuerto y salida hacia Bagán.

El vuelo sale puntualmente a las 17:10 y en 30 minutos aterriza en Bagán. Ahora recordamos que barajamos la posibilidad de hacer el recorrido en barco por el río como mucha de la gente a la que hemos preguntado… El bote vale en torno a los 40 dólares frente a los 52 del vuelo con la diferencia de que sale a las 7 AM y llega a Bagán a las 16 h, 9 horas de recorrido por el río que hay gente que cataloga de bonita experiencia… Son opciones supongo.

Antes de salir del aeropuerto y sin escapatoria ninguna, pues tienes que salir por un estrecho pasillo creado a tal efecto, toca pagar los 10 dólares que cuesta el pase para una semana del yacimiento arquológico de Bagán. Nos había dicho algún mochilero que viniendo en bus o bote no te obligan a su compra a la llegada y no se lo habían reclamado durante las visitas, si bien para la reserva de habitaciones todos los hoteles te piden que enseñes en ticket.

Desde el Aeropuerto el taxi de traslado cuesta 5000 Kyats si vas a Nyaung U, 6000 hasta Old Bagan y 7000 a New Bagan, la distancia no es mucha. Nos lleva hasta el supuestamente buen hotel por el precio pagado, el Golden Expres, pero nos damos cuenta que con pagar la primera noche tendremos bastante, es antiguo y la promesa de piscinón y baño se nos viene abajo. Cenamos junto al Hotel, hay muchos locales en la carretera donde comer y alojarse. Elegimos el más cercano el Pyi Sone, ¡pizza y gambas a la plancha!, pagamos con las cervezas 14 euros los dos. Se acabó el día para hoy.

Bagán, Lago Inle, Bago, continuará…

13 Comentarios
  1. Izaskun 3 años

    Hola!
    Somos una pareja que vamos a visitar Myanmar en Noviembre.
    Lo primero felicitaros por el foro y agradeceros toda la información que nos dais, nos esta siendo de mucha ayuda para preparar nuestro viaje.
    Nos están empezando a surgir las dudas de los últimos preparativos. Como vosotros ya tenéis la experiencia de haberlo visitado a ver si nos podéis echar una mano.
    – Tenemos el itinerario claro y bastante atado (ya que no disponemos de mucho tiempo). Que nos recomendaríais, ¿llevar los vuelos internos cogidos desde aquí o es fácil hacerlo allí?
    – ¿Como hicisteis para cambiar el dinero una vez estando allí? Hemos leído de hacerlo en el mercado negro pero nos da un poco de respeto. ¿posibilidad de sacar dinero en cajeros? ¿pagar vuelos, hoteles, actividades con tarjeta?
    -¿Alguna recomendación en particular?
    Muchas gracias por todo. Si nos surgen más dudas no seguiremos preguntando (Je!Je!)
    Mikel e Izaskun

    • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

      Encantados de que os ayude, nosostros tuvimos muchas dificultades para encontrar info de primera mano. Los vuelos los cogimos sobre la marcha sin mucho problema, encontramos pequeñas agencias y buenos precios en todos los principales sitios turísticos, supongo se llevarán su comisión pero el trabajo era perfecto y de un día para otro. Respecto al dinero, en el año que estuvimos, 2012, no había cajeros, creo que ahora hay algunos disponibles, así que tuvimos que llevar dólares en efectivo y sin enmiendas (alguno nos echaron para atrás). Cambiar allí los dólares si estaban bien no fue difícil en bancos y respecto a cambiar en la calle te lo ofrecerán pero no recuerdo gran ventaja respecto a los bancos y desde luego, menos seguro. Nos gustó todo el país pero si podéis no dudéis en el trekking de dos días desde kalaw para llegar al lago Inle (recomendable el tío Sam…). También si podéis perder algún día en Hsipaw… Fue tremendamente bonito y no demasiado duro. Para cualquier cosa por aquí andamos y esperamos os animéis a compartir

  2. Montse 3 años

    Hola!, necesitaria informacion bus de hsipaw a Lashio. Los horarios por favor. Pq queremos ir a Lashio para cojer avion para ir a Heho y necesito saber a que hora llegariamos a Lashio por si nos da tiempo cojer avión que sale a las 13:35h. Gracias

    • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

      Siento no poder ayudarte, hace dos años q recorrimos el país y nosotros fuimos y volvimos por Mandalay. Desde Hsipaw hasta Lashio tienes unas dos horas y normalmente los buses salen muy temprano en todas direcciones. Se m ocurre q si escribes al hostel de Mr. Charles tal vez te puedan dar info de horarios. Este tipo tiene el manejo de gran parte de los servicios para el turista de Hsipaw y seguro q conocen los horarios. Desde luego no dudéis de llegar hasta esa zona, nos gusto muchísimo!

  3. mireia 4 años

    una consulta como enviasteis la documetnacion? correo certificado, empresa tipo UPs ? como saben donde deben reenviarte el pasaporte? muchas gracias

    • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

      Mediante correo certificado urgente (porque andábamos con poco tiempo) a pesar de lo que nos tardó unas 3 semanas. Envío a la embajada de Birmania en Berlin con la foto, el formulario de la página rellenado y el pasaporte. Tienes que añadir el dinero en metálico del visado y unos 10 euros de más para cubrir los cargos de vuelta. Estas cantidades pueden haber cambiado ahora. En un foro leímos que era mejor correo certificado porque con empresas del tipo UPS, alguien había tenido problemas. ¡Así que a ello y cuanto antes! Buen viaje, es un país fascinante.

  4. Imagen de perfil de Gynxa
    Gynxa 5 años

    K bonito todo!!! Pero que tengáis el “morro” de decir que os gusta el deporte???? Jaja!!! Aclaro!!! Sólo cuando estáis perdidos por el mundo!! ????. Y lo de hablar con los monjes en inglés??? Jajaja!!! Sube ya un video de eso!!
    Bueno…, fuera bromas, las fotos son increíbles (como siempre!), y me consta que lo estáis disfrutando! Os espero prontito!! Muak!!

    • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

      El deporte alejado de sitios cerrados llenos de musculitos sudorosos tiene su que… Los monjes birmanos hablan inglés peor que yo… y… Nos vemos ya mismo, no nos queda nada!!! Besotes

  5. Imagen de perfil de sonia
    sonia 5 años

    Como siempre, he cometido un error al comentar en Islandia lo que te quería decir a ti. Que era que te pongo un sobresaliente en los deberes!
    Y, como siempre las fotos preciosas…
    Besos, chicos

  6. Imagen de perfil de Carmen Capdepón

    Sin duda, objetivo cumplido, este pequeño gran país me ha enamorado… Superadas con creces las expectativas puestas en esta primera parte del viaje. Gracias Birmania.

    • Encarna 5 años

      Preciosas las fotos, hemos viajado un poco con vosotros al verlas. Besos de los tres 😀

  7. Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

    Guauuuuu!!! Vaya país… Un sitio donde andábamos convencidos de que lo mejor iban a ser las sonrisas de sus gentes después de lo leído y escuchado! Y sin duda, lo transmiten… Gracias Carmen, gracias Marga y Ramón, y gracias… a todos los que nos hemos ido tropezando que no han sido pocos! Grandes sonrisas…

    • Ramon i Marga 5 años

      Hola pareja, ummmm que envidia………
      Nosotros ya estamos en el curro, espero que sigais disfrutando del pais i de sus gentes, os imaginamos descansando en la playa , comiendo marisquito i disfrutando de la vida en directo delante de vuestros ojos,nosotros fuimos al final a chantha beach, nos gusto muchisimo,pues es una playa muy poco turistica , la disfruta la gente un poco pudiente del pais, se nota por los recuerdos que los vendedores pasean playa arriba i abajo , unos cuadros con langostas,bogavantes ect… paseos en poni o bici , hasta te pueden hacer la comida al lado de la hamaca , viendo la puesta de sol que eran increibles,
      Bueno,nosotros tambien os damos las gracias por haber compartido unos dias increibles con nosotros ,al final de eso se trata , de compartir i aprender de la gente que vale la pena
      Pero el viaje continuaaaa ,esperando nuevas entregas , nos despedimos i seguimos viajando con vosotros
      Marga i Ramon
      petonssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas