Ir a la barra de herramientas
Print Friendly, PDF & Email

Aquí va la experiencia después de un mes de viaje por libre recorriendo Costa Rica, 28 días en Costa Rica que, como siempre que se viaja, supieron a poco. Costa Rica es pequeño en extensión pero enorme en posibilidades y diversidad y un viaje al país puede ser tan largo como se quiera.

Después de haber escrito un post con los preparativos para el viaje a Costa Rica, ahora tocaba vivirlo y aquí va nuestra bitácora de viaje al pequeño país centroamericano.

El recorrido de viaje de un mes a Costa Rica

Nuestro mes de viaje recorriendo Costa Rica por libre

EL RECORRIDO CON LAS ESCALAS DE UN MES DE VIAJE A COSTA RICA

El recorrido de 28 días por libre en Costa Rica

Haz click en cualquiera de nuestras escalas y te damos más info

Madrid (1Noche)

Salimos hacia Madrid un día antes del vuelo para hacer noche allí y no tener que madrugar mucho. Nos alojamos en el Hostel Toc (20€/noche en habitación compartida), muy céntrico. Cuando llegamos a Madrid estaba diluviando así que no pudimos hacer mucho más que salir a cenar algo en Casa Labra, una taberna donde hacen unas croquetas de bacalao exquisitas, y tapeamos algo en el Mercado de San Miguel.

A las 9 de la mañana estábamos en el aeropuerto preparadas para embarcar. Dejamos el coche en el Parking Naranja (90€).Nuestro vuelo salía a las 11:35h, nos esperaban 11 horas de travesía

San José (1 Noche)

San José es la capital y ciudad más poblada de Costa Rica, pero tiende a ser tratada como estación de paso.

Aterrizamos en la capital sobre las 15h. Cogimos un taxi que nos hacía buen precio, unos 20.000 colones (unos 30€),  al día siguiente nos dimos cuenta de que nos había cobrado la tarifa normal. En Costa Rica siempre ha que regatear.

Nos alojamos en Hostel Pangea (9€),un hostel muy céntrico en el barrio Amón. Dejamos las mochilas y fuimos a pasear por la cuidad antes de que anocheciera. Costa Rica es un país seguro de día, por la noche hay determinadas zonas que son peligrosas y San José es una de ellas.

La primera cerveza costarricense la tomamos en Café Otoya, un sitio tranquilo, como todo en Costa Rica.

No tiene un encanto especial, pero merece la pena observar las calles llenas, las frutas de los puestos y los edificios de la capital de Costa Rica.

Antes de que anocheciera ya estábamos dormidas, había sido un largo día.

Montezuma (4 Noches)

Situado en la península de Nicoya, Montezuma es un pequeño pueblo de playa conocido por su actitud bohemia y sus residentes artísticos. Se encuentra dentro de altos acantilados y una jungla donde los pequeños ríos crean sus pintorescas cascadas. En el centro de la ciudad, los turistas pueden observar las encantadoras casas de madera, así como su vibrante vida. Los restaurantes, los hoteles y las playas están a poca distancia el uno del otro.

Bien temprano estábamos en pie dispuestas para coger el vuelo a Tambor y de ahí a Montezuma. Pero antes pasamos por La Criollita a probar el Gallo Pinto, desayuno típico que consiste en arroz y frijoles, huevos y plátano. Lo acompañamos con fruta y café.

Llegamos al Aeropuerto Tobias Bolaños en Uber, un medio de transporte muy utilizado, aunque no está legalizado.Los precios pueden llegar a ser hasta la mitad que el de los taxis públicos.

Esperando a subir a nuestra avioneta una de las empleadas del aeropuerto nos ofrecieron Mamones Chinos, una fruta muy típica.No podría imaginarme esa imagen en un aeropuerto de España, por muy pequeño que fuera.                

Desde Tambor a Montezuma pillamos un taxi que, en principio nos pedía  50$, pero tras regatear nos costó 30$.

Durante el paseo empezamos a percibir la riqueza de aquel país, el color verde no desaparecía nunca. Llegamos al Hostel Luna Llena (11€/noche) a medio día, dejamos las mochilas y fuimos a comer a la Soda El Artesano donde probamos el Casado(5€), muy parecido al gallo pinto pero con carne o pescado y ensalada. Las Sodas son bares, por lo general pequeños, donde se cocina comida típica y que suelen frecuentar los lugareños. Son baratas y se come muy bien.

¿Qué hacer en Montezuma? No hay que perderse la excursión a Isla Tortuga (40$) y la visita a la Cascada, a la que se puede acceder de manera gratuita dando un agradable paseo. Hay lugareños que se ofrecen a ayudarte a llegar, luego esperan una propina.

Si quieres surfear, éste es un buen lugar para empezar (40$ por clase). Hay una buena caminata hasta Playa Grande, donde se imparten las clases y donde hay muchos monos  con gran interés por lo ajeno, aprovechan cualquier descuido para abrirte la mochila y llevarse lo que les apetezca, normalmente comida, pero a nosotras nos quitaron el cubremochila que Rocío llevaba en un bolsillo.

Orgánico es un bar donde ponen música en directo por las noches, en Bakery Café conocimos a Jesús, un curioso lugareño y Cocina Clandestina un restaurante junto al mariposario en el que se come de categoría.

La gente, el ambiente y los monos aulladores hicieron de Montezuma uno de los mejores lugares que visitamos.

4 noches en Montezuma, una de las mejores escalas de un viaje a Costa Rica

Santa Teresa (1 Noche)

Santa Teresa es un pequeño poblado de playa que atrae a muchos surfistas.

Tras 4 estupendos día de surf, yoga y meditación decidimos ir a Santa Teresa, donde hicimos noche en Hostel Zeneidas (9$/noche) que más que un hostel parecía una comuna hippie.  Lo mejor de aquel lugar fue sin duda la puesta de sol en Playa del Carmen.

Esta zona, al igual que el resto de la costa del pacífico, está repleta de surferos y no se caracteriza por ser muy económica. Desayunamos en The Bakery  por tan sólo 14$ cada una, estaba delicioso, pero demasiado caro para tener que pasar un mes entero.

Hay muchos locales con buena comida y música en directo, nosotras nos decidimos por El Facón, cena rica y muy buen ambiente.

A media mañana, tras regatear el mejor precio para alquilar un 4×4 y que nos volvieran a timar,  salimos hacia Sámara con nuestro “Ticocoche”. Nos quedaba un largo día de carretera y naturaleza. 

Nos perdimos (habíamos decidido no llevar GPS; con la guía y preguntando se llega a Roma) y cuando retomamos el camino correcto tuvimos que esperar una hora porque habían cortado el paso. En Costa Rica es común que corten la circulación varias veces al día para trabajar en la mejora de sus carreteras.

Las playas de Santa Teresa de Costa Rica

Sámara (2 Noches)

Sámara es un pueblo con playas vírgenes y paisajes perfectos.

Es considerada una de las playas más seguras, por lo que es un lugar ideal para viajes familiares.

Llegamos a Woodstock Hostel (12€/noche), un alojamiento bastante nuevo, pero un poco retirado del pueblo. Preparan buen desayuno incluido en el precio.

Allí visitamos Playa Carrillo, Playa Barrigona y Playa Avellanas, en esta última es imprescindible visitar Los Manglares y tomar una café en Lola´s, donde conocimos a un alicantino que viajó a Costa Rica hace unos años y se quedó. Ahora es el dueño del Hotel Brisas Arenal.

Paseando por Sámara descubrimos un barecito frente a la playa (Gusto Beach) donde nos relajamos tomando un café y mirando al mar  mientras llovía. Tras la tormenta, y hambrientas, cenamos en Restaurante Rosa, un local regentado por un chico de Nueva York nos comentó que  quería ampliar el negocio poniendo piscina y zona de copas. Habrá que volver para descubrir cómo ha quedado el proyecto. 

Las playas de Samará en Costa Rica, otra escala imprescindible de un viaje de 30 días recorriendo Costa Rica

Tamarindo (1 Noche)

Se le podría llamar “Tamagringo” ya que es el destino surfista y de juerga de Costa Rica por antonomasia. Por este motivo decidimos hacer una pasada rápida por su playa y sus tiendas.

Hicimos noche en Playa Grande, al norte de Tamarindo, en Pipe House (30€/noche), un nuevísimo hostel en la urbanización Palm Beach Estates, a 50 metros de una playa privada. Un lugar bastante escondido pero que merece la pena visitar. El desayuno nuevamente nos salió carillo en Cantarana(15€ por persona). A partir de este día prepararemos nuestro desayuno.

Río Celeste (1 Noche)

De camino a Río Celeste paramos en la que creo fue la mejor playa que visitamos, la Playa del Conchal, donde nos empapamos por primera vez bajo la lluvia. Costa Rica es así, en un instante pasa de un sol resplandeciente al diluvio universal.

Aprovechamos para secarnos mientras que hicimos compra en un superchino que teníamos junto al coche. Fue muy curioso escuchar hablar con acento costarricense a los dueños.

Miramos alojamientos por la zona de Río Celeste y justo el que nos gustó, aparecía completo en Booking, pero nos arriesgamos a llegar y preguntar si tenían algo disponible. Conseguimos llegar  y sí, estaban completos, pero Catia, la encargada, nos ofreció una casa completa a 5 minutos de allí para nosotras solitas por el mismo precio. La Piña (25€/noche), con desayuno de categoría incluido. Aprovechamos para lavar ropa, teníamos la casa a nuestra disposición.

A la mañana siguiente fuimos a visitar el Parque Nacional Volcán Tenorio (15€) y su Río Celeste, donde quedamos fascinadas por el entorno, la catarata y el teñidero (donde el río se vuelve color celeste), sorprendentes  los rudimentarios puentes de madera y el olor a azufre de sus hervideros.

Río Celeste de Costa Rica

Arenal (1 Noche)

Tras la visita al Parque del Volcán Tenorio nos dirigimos a Arenal, donde haríamos noche en Arenal Backpackers Resort 5*(17€/noche).

De camino al hostel paramos a darnos un baño en las termas gratuitas de Tabacón (ofrecen baños privados mucho más lujosos y cuidados, pero preferimos lo auténtico). A la vuelta empezó a llover y nos estropeó el plan de salir a pasear, así que decidimos terminar la tarde dándonos un masaje en Arestetic Spa, muy recomendable.

Quedó pendiente cenar en La Familia Feliz, un restaurante de comida de fusión china y peruana con muy buenas críticas.

Monteverde (2 Noches)

Comienza la aventura!!!

Básicamente a Monteverde se va a practicar deportes de aventura y a ver la Reserva Biológica del Bosque Nuboso, que es conocida por su biodiversidad.

Llegamos bien avanzado el día ya que tuvimos que bordear la Laguna Arenal para llegar. Allí nos esperaba Vicent, un alemán que viajaba solo al que conocimos en Montezuma. Nos alojamos en Hakuna Matata por tan solo 5$/noche, servían desayunos por otros 5$ y había café gratuito. Erik, el dueño nos ofreció todas las actividades para hacer y nos decidimos por el Canopy (empresa 100% Adventure, 55$) y los Puentes Colgantes (de la empresa Sky, 20$). Yo hice también el Tour del Café, Caña de Azucar y Cacao (El Trapiche, 33$).Muy recomendable las tres actividades.

Cenamos en el Bar Amigos a muy buen precio y tomamos un café en Tree House, un local construido alrededor de un árbol.

La mejor fauna del planeta en Costa Rica

Manuel Antonio (3 Noches)

Esta esta pequeña ciudad bulliciosa que se encuentra en la costa central del Pacífico de Costa Rica es famosa por su Parque Nacional (16$ sin guía). Pudimos ver monos, mapaches y serpientes. Los perezosos nos lo pusieron difícil y no se dejaron ver. Dentro del parque hay una playa espectacular.

De camino a Manuel Antonio paramos a ver los cocodrilos en el Río Tárcoles.

En esta ocasión nos alojamos en un hostel de la cadena Selinas (11€/noche), muy conocida en Costa Rica, y fue todo un acierto.

Alquilamos una tabla de surf y pusimos en práctica lo aprendido días antes en La Playita, antigua playa nudista, que sigue siendo una de las playas gay más famosas de Costa Rica. Así que, mientras nosotras surfeábamos, Vicent se paseó en busca de “chicos calientes”, como él decía con acento alemán. Ese día descubrí que lo mío no es el surf. Rocío se defendió bastante bien. 

Nos apetecía cenar bien así que nos dimos un homenaje en el restaurante Claro que si (40€/persona), fue caro pero cenamos ceviche con un buen vino blanco y postre. 

A la mañana siguiente, tras una sesión de yoga improvisada, nos despedimos de Vicente y fuimos a visitar el Parque Nacional Marino Ballena, en Uvita, donde hay uno de los mejores atardeceres.

Ya en Uvita descubrimos un mercadillo local y paramos a comprar frutas y algún regalito. 

Nuestro plan era pasar allí el día pero cuando llegamos nos dijeron que la marea estaba alta y que no íbamos a poder ver casi nada, que volviésemos más tarde. honesto aquel trabajador, que nos dejó pasar a echar un vistazo rápido a la playa sin cobrarnos. Nos habían recomendado visitar las Cataratas de Nauyaca pero también nos dijeron que estaban siempre llenas y que era mejor visitar las Cataratas de Uvita, todo un acierto porque había muy poca gente.

Mientras Rocío tomaba un café y escribía, yo bajé a comer a la catarata y me di un baño. Allí conocí a unos chicos de Asturias que iban haciendo el viaje al contrario que nosotras así que nos dimos consejos sobre alojamientos y actividades.

Cenamos en El Avión, un restaurante que quedaba justo enfrente del Hostel y con un precio razonable.

Bahía Drake (2 Noches)

Ubicado en el lado norte de la Península de Osa, Bahía Drake ofrece una belleza natural que ha resistido al paso de los años. Se cree que Sir Francis Drake, su descubridor, escondió allí uno de sus leyendarios tesoros

Tuvimos que dejar el coche en Sierpes para poder llegar a Bahía Drake en barco (hay un parking donde, por muy pocos colones te guardan el coche). Allí nos esperaba Javier, dueño de Casita Happy Feet (16€/noche, desayuno incluido) para llevarnos en su coche hasta el hostel. 

Nos alojamos y salimos a comer  al  Tortugo, un restaurante con un encanto especial a orillas de la playa (16€). Tras la comida fuimos a explorar aquel pueblo con tanta paz. Paseamos por la playa y yo me atreví a bañarme aunque salí rápido del agua porque me picó una medusa.

A la mañana siguiente Javier, el dueño del hostel, nos guió por el Parque Nacional de Corcovado (90€). Este parque es considerado una pieza muy importante en el amplio sistema de parques nacionales y reservas biológicas del país. Se estima que ningún lugar en el mundo, con extensión similar, albergue una mayor diversidad biológica. Posiblemente, por lo que había leído y me habían contado, llevaba unas expectativas demasiado altas y quedé un poco desencantada al terminar la excursión. Creo que sale más rentable pernoctar allí (250€), debe de ser una experiencia única.

La entrada al parque nacional de Corcovado

Alajuela (1 Noche)

Rocío tenía que volver a España, así que tuvimos que dar un giro a nuestro viaje y  volver a San José para comprar billete de vuelta. Conseguimos uno para el día siguiente a primera hora por lo que hicimos noche en Alajuela, al lado del aeropuerto en Hotel Your House (16€/noche con desayuno incluido).

Cenamos sushi en Seiku, un restaurante pizzería-asiático.

El vuelo salía a las 7, así que tuvimos que madrugar bastante, aunque de nada sirvió porque el vuelo de Rocío hacía escala en EEUU y necesitaba un visado que no tenía. Tuvimos que solicitarlo en ese momento y conseguimos que le aplazaran el billete para el siguiente vuelo. Finalmente y tras unas horas de desconcierto, Rocío conseguía subir al avión destino España.

Me quedaba una semana en Costa Rica sin nada planificado. Volví al hostel a pensar qué hacer. Me acordé que unos conocidos de mi amiga Enni vivían en Santa Ana, a pocos minutos de Alajuela, y justo allí había un refugio de animales. Plan perfecto para aquel día. Conseguí el contacto de Gabriela y tras visitar y comer en el Refugio Herpetológico de Santa Ana 3€), tomé un café con la familia Moya. De nuevo di fe de la hospitalidad de los costarricenses.

Siquirres (1 noche)

Tras el agradable café me puse en contacto con los chicos de Asturias a los que, casualmente, les quedaba por visitar lo mismo que a mi, así que, sin pensármelo dos veces me uní a ellos. Estaba en Santa Ana y ellos en Siquirres, a dos horas y media. Iba a anochecer pronto y no recomiendan conducir por la noche, así que cogí el coche y me presenté en el Hostal y Cabinas Anita (13€/noche con desayuno incluido) donde me esperaban mis nuevos compañeros de viaje.

Cenamos en Pizzería Sagar, pizzas muy ricas y a muy bien precio. Como curiosidad diré que no sirven alcohol.

Al día siguiente Anita, la dueña del alojamiento,  nos preparó un desayuno riquísimo y nos enseñó las ranas dardo que viven alrededor de su casa, una especie venenosa de color rojo y verde.

Madrugamos y a las  8 estábamos preparados para hacer el Rafting por el Río Pacuare (Exploradores Outdoors 80$) y volver a desayunar, se nos había escapado el detalle de que la excursión incluía desayuno . El precio real es de 99$, pero Erick, el dueño de Hakuna Matata, en Monteverde, nos hizo precio. Muy recomendable y no muy peligroso, depende del monitor, el nuestro era bastante precavido.

Al terminar nos encontramos con un perezoso, todo el viaje deseando ver uno y aparece cuando menos lo esperábamos. Nos hicimos unas fotos con él y salí disparada para San José. Había decidido devolver el coche y seguir el viaje en el coche de Sara, Manu y Jabu.

Todo iba bien hasta que, ignorante de mi, cambié la opción de devolver el coche en el aeropuerto por hacerlo en la capital. Me hubiese sobrado tiempo para dejar el coche y pillar el bus, pero no, no conté con la hora y media de retención a la entrada a la ciudad. La oficina cerró y tenía que ir al aeropuerto, otra media hora más. Al final llegué a la oficina de Budget sobre las 18:30 y el último bus a Guapiles era a las 19. Tenía que hacer noche en San José o Alajuela y reunirme con los demás a la mañana siguiente. Opté por la opción de hacer noche en San José, en el  hostel donde había estado la primera noche, estaba a 5 minutos andando de la estación de bus.

Coger un bus a aquella hora era impensable y menos cargando con mochila así que reservé un Uber, que aunque no son legales son más baratos. Vino a recogerme un chico joven con el coche maqueado que no paraba de escribir whatsapps mientras conducía. Me imaginé lo peor y he de reconocer que pasé la peor media hora de mi viaje a Costa Rica. Finalmente llegamos al hostel sin problema. Esto es lo que no hay que hacer cuando se viaja sola.

Tortuguero (1 Noche)

Bien tempranito estaba en la estación Gran Terminal del Caribe. Conseguí llegar a Tortuguero en 5h, para ello tuve que coger dos buses (S.José-Cariari, Cariari-La Pavona) y un barco (La Pavona- Tortuguero). Willis, el encargado de una oficina de turismo en la Pavona (Keysi Tur) tenía todo preparado, excursión en Canoa y Desove de Tortugas(65$), además había que pagar 15$ porque en las excursiones se accedía al Parque nacional de Tortuguero. Asley, el chico con el que hice excursión en canoa personalizada, confió en mí cuando le dije que pagaría la entrada al parque más tarde, pero se me olvidó, así que le debo 15$. Otro motivo más para volver a aquel país.

No pude ver muchos animales en la canoa (tortugas, monos y varias iguanas), pero que lo único que se escuchara fuera el agua al remar fue alucinante. Igual me quedé al ver desovar a las Tortugas.

La comida en esta zona de Costa Rica es diferente al resto, es Caribe y el coco está presente en casi todos sus platos. Comimos en la Soda Doña María, un casado muy rico con un zumo de piña por unos 6€. La cena fue en el Restaurante Mi Niño que, con la mejor puntuación en Tripadvisor, no nos defraudó.

Tortuguero es un pueblecito con un encanto especial.

Nos alojamos en Casa Turtle Bogue (14€/noche), un pequeño alojamiento con solo dos habitaciones y capacidad para 8 personas, frente al mar, muy recomendable.

La mejor manera de alojarse en Costa Rica, los hostels

Cahuita (1 Noche)

Había que ir a Cahuita a hacer snorkel y para allá que nos fuimos. 

Cahuita se encuentra en el Caribe Sur del país con algunas de las playas más exóticos y relajantes de Limón y tiene el mayor sistema de arrecifes de coral en Costa Rica, era visita obligada. Nos alojamos en Hostel Colibrí (15€/noche con desayuno incluido). Fue el peor alojamiento en el que nos alojamos, muy descuidado y lleno de mosquitos.

Comimos en La Fe Bumbata, un menú caribeño riquísimo. Al terminar cogimos una excursión para hacer snorkel con la empresa Snorkeling House(30$).Nos llevaron en barco hasta el arrecife y nos invitaron a fruta. Me pareció un poco caro. Vimos multitud de peces y un tiburón de arrecife. La vuelta al pueblo la hicimos andando por la playa, en paralelo al Parque Nacional, donde pudimos ver monos y mapaches.

Nos merecíamos un refresco y eso hicimos, era la hora feliz y tomamos unas margaritas en un bar justo enfrente de la entrada al Parque Nacional.

Vimos el atardecer, nos dimos una ducha y salimos a cenar a Coco´s Bar, buena comida pero el servicio muy lento.

Nos esperaba una habitación llena de mosquitos, Jabu llevaba mosquitera colgante, los demás usamos las de cabeza, un cuadro vernos a los cuatro enfundados.

Puerto Viejo (1 Noche)

Puerto Viejo hace frontera con Panamá y conserva el mismo ambiente surfero y  de reggae que su país vecino. Destaca la variedad de nacionalidades que visitan Puerto Viejo, dando al lugar un ambiente muy cosmopolita, y una interesante diversidad cultural.

En la calle principal se concentran la mayoría de tiendas, restaurantes y lugares de ocio nocturno, muchos de ellos con música en vivo cada noche, supermercados, etc.

Queríamos visitar este pueblo para disfrutar de su tranquilidad y así hicimos. En Puerto Viejo todo va a otro ritmo.

Nos alojamos en Cabinas Guaraná (16€/noche) y salimos a desayunar a Bread&Chocolate, después de recargar pilas fuimos a la playa de Cocles, de arena blanca, donde hicimos snorkel de nuevo, esta vez por nuestra cuenta.

Tras el remojón comimos en Soda Riquisimo, un pescado espectacular y bien de precio y siesta en la playa.

Por la tarde planeamos ir de tiendas, cenar y salir un rato, pero no había nada de ambiente, así que nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente desayunamos en el bar de un catalán que se fue para Puerto Viejo hacía unos años, Pan Pai, buen desayuno, pero me quedo con el del día anterior. Queríamos visitar el Parque Nacional de Manzanillo donde no es obligatorio pagar, registran tu entrada y das un donativo de manera voluntaria. Comenzamos a andar hasta que el sendero, debido a las fuertes lluvias de días anteriores, se hizo muy difícil y tuvimos que volver. Era hora de comer y nos gustó tanto Bread&Chocolate que volvimos a comer allí. Tras la comida nos despedimos de manu y Sara, que continuaban su viaje hacia Bocas del Toro, Panamá. Jabu y yo volvíamos hacia la capital. 

Hicimos noche en Alajuela, porque Jabu volaba al día siguiente. Volvía a quedarme sola y decidí ir a visitar a Inna y a su hija Amelie, las conocimos en Sámara. Tenía que coger un tren hasta Heredia y allí me esperaban ellas. Como eran mis últimos días me quedé sin colones y fui pagando con tarjeta. No conté con que en la estación de tren había que pagar en efectivo, rebusqué en el monedero y, como por arte de magia, apareció un billete de 1000 colones, justo lo que necesitaba para pagar el ticket. Al llegar a Heredia pude pillar wifi en medio de la calle, si,  también por arte de magia, y avisar de que ya estaba allí. No lo había comentado antes, pero no compramos tarjeta de móvil, fuimos pillando wifi en los establecimientos donde íbamos, suele haber wifi gratis en todas partes.

Inna Y Amelie llegaron enseguida. Me apetecía vivir un día corriente de un costarricense. Era sábado y había mercado, así que cogimos el carrito y a hacer la compra. Me sorprendió ver lo barato que era todo y que Inna llenó el carro solo con fruta y verdura. Empezó a llover y tuvimos que volver a casa donde tomamos unas pizzas y vimos una película. Sobre las 15h me acompañaron a la parada de bus que me llevaba de vuelta a San José y me despedí de mis amigas ticas. La hermana de Inna estudia Ciencias del Deporte y quería hacer un Erasmus en San Javier, coincidencias de la vida. Volvía a España al día siguiente. 

San José (1 Noche)

Mi última noche en Costa Rica, ¿cómo había pasado tan rápido?

Esta vez reservé en Hostel Maragato (7$/noche con desayuno incluido), al lado de la Plaza de la Cultura. Mi vuelo salía a las 14h, así que podía aprovechar la mañana y eso hice. A las 9h empezó el Free Tour por la capital, muy interesante, con parada en el Mercado Central donde se pueden comprar todo tipo de souvenirs a muy bien precio, si lo llego a saber lo hubiese comprado todo allí.

Al terminar el tour tomé un café en  IncluyeMe, una cafetería  en el corazón del barrio chino de San José, atendida por personas con discapacidad. Volví al Hostel a por la mochila y para el aeropuerto, esta vez con Irene, una chica andaluza a la que conocí el día antes y que volvía en el mismo vuelo que yo. Allí se quedó Jasmín.

TE AYUDAMOS CON TU VIAJE A COSTA RICA
Encontrarás descuentos en algunos de estos enlaces y a nosotros nos llega una pequeña comisión por tus reservas
COMPARA AQUÍ el mejor vuelo CONSIGUE AQUÍ el mejor seguro de viaje
RESERVA AQUÍ el mejor hotel en Booking ORGANIZA AQUÍ  la mejor actividad
HAZTE AQUÍ  con la mejor guía de viaje CONTRATA AQUÍ la mejor tarjeta
¿QUIERES MÁS INFO SOBRE COSTA RICA?
Cómo disfrutar de un viaje a Costa Rica de 30 días

Y si buscas información para un road trip en coche de alquiler de 10 días

Algunas de nuestras fotos de Costa Rica

1 Comentario
  1. Tomo buena nota de vuestro recorrido… Costa Rica lo tengo en mi lista de pendientes. Me encantaría poderlo planear para poder viajar dentro de poco, aunque, por ahora, creo que tendremos que esperar. Gracias por compartir toda esta información.
    Pura Vida… Puro Viaje.

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2020 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account