Print Friendly, PDF & Email

Último día de viaje. Tres semanas de viaje habían dado para un buen recorrido por Uganda, un tour circular por toda Uganda que resultó muy completo y una semana de descanso en Zanzíbar. Para ese último día habíamos elegido un buen hotel en Stone Town, la capital de la isla, a la que le dedicaríamos nuestras últimas horas. Tocaba hacer la visita de Stone Town y las últimas compras en Zanzíbar antes de volver. Nuestra particular semana en Tanzania había dado para conocer la capital, Dar es Salaam y para disfrutar como nunca de una buena semana en Zanzíbar. Nuestros artículos con todas las recomendaciones:

Que ver en Dar er Salaam, la ciudad de salida hacia Zanzíbar

La costa este de Zanzíbar, Bwejuu, cerca de las famosas playas de Paje y de Jambiani

Las playas del norte de Zanzíbar, el paraíso mochilero de Ngunwi

Stone Town, la capital de la isla y patrimonio de la humanidad

Mapa de Zanzíbar y recorrido de viajefilos

Lunes 26 de Febrero de 2018. Stone Town

Como en todos los transportes en la isla, contamos de nuevo con nuestro improvisado amigo Hery. Moverse en Zanzíbar era sinónimo de taxi y para el grupo de siete, Hery nos había ofrecido los mejores precios hasta entonces. Una vez más lo hizo y por 45 $ nos llevaría hasta Stone Town. Eran las nueve cuando salíamos de Nungwi, en algo más de una hora nos merendamos los 45 kilómetros hasta la capital. La realidad de Africa te da de nuevo una gran bofetada en el camino. De un lado los resorts de las grandes cadenas hoteleras a 500 $ la noche, del otro, las chabolas donde malviven sus camareros… Así es este mundo.

Y lejos de pelear en una batalla perdida de antemano para nosotros, nuestra realidad era que habíamos elegido un buen hotel en Stone Town para aquella última noche, el Hotel Al Minar, bien localizado y con muy buenas críticas en Booking. Los 100 $ por la noche en habitación doble eran una buena inversión antes de emprender la vuelta. Fue todo un acierto, con habitaciones amplias y limpias, céntrico en cuanto a localización y con buena atención. Tuvieron el detalle de retrasar nuestra salida hasta las 12 del mediodía. ¡Además una wifi que por fin funcionaba!. Check in y a conocer la ciudad de Stone Town.

Haz click en la imagen y llévate un 5% en el mejor seguro de viaje

Que ver en Stone Town o Zanzíbar City

La conocida como ciudad de piedra, patrimonio de la humanidad desde el año 2000, creció a ritmo trepidante merced al comercio de esclavos que enriqueció a sultanes y extranjeros, árabes, indios y omaníes sin escrúpulos y que construyeron grandes palacios gracias a los beneficios de la trata de hombres. Consecuencia de esta mezcla cultural, la arquitectura de los edificios fusiona igualmente estilos árabes, europeos, indios y africanos, la mayoría construidos en el siglo XIX.

La única gran urbe del archipiélago, cuenta con 100000 habitantes, prácticamente un 20 % de la población total de las islas y es realmente, la ciudad con la historia más rica de Africa Oriental. Y para la historia más reciente, el lugar de nacimiento de Freddy Mercury.

Que ver en Stone Town en un día

Durante el día y un poco sin seguir una ruta por Stone Town, visitamos los edificios que se nos fueron presentando:

La casa donde nació Freddie Mercury. Si bien salió a la India para estudiar en su juventud y su vuelta no fue del todo bien recibida, debido a su homosexualidad, hoy día es un reclamo turístico más.

Stone Town, lugar de nacimiento del grande Freddie Mercury

El fuerte viejo, construido en 1699 por los omaníes antes de su expulsión. Después tuvo distintas utilidades como terminal de trenes, club de mujeres y prisión. En la actualidad sede del festival internacional de cine.

El antiguo dispensario del siglo XIX construido por un mercante indio.

La casa Maravilla, bastante descuidada cuando la visitamos. Construido en 1883 como palacio para el sultán Barghash actualmente alberga es el Museo de Historia y Cultura. Se dice que fue el primer edificio en contar con electricidad y ascensor en la isla y sus puertas pasan por ser las mayores de África oriental.

Numerosas “puertas”, puertas de madera tallada que desde antiguo indicaban la posición social del dueño de la casa. Unas 500 parece que se conservan en el momento actual y si bien, vimos muchas numeradas a modo de inventario, es verdad que muchas estaban tremendamente deterioradas. Las más antiguas, árabes, tienen un marco cuadrado con relieves y pasajes del Corán. Las más recientes, la mayoría del siglo XIX incorporan motivos florales propios de la cultura india. Las piezas de latón se utilizaban para evitar los desperfectos tras los golpes de elefantes.

Las famosas puertas de madera de Stone Town

La Catedral anglicana construida sobre el antiguo mercado de esclavos desde el que se estima se comercio con unas 600000 personas hasta el tratado de 1873 con Gran Bretaña que puso fin al deleznable negocio. En 1870 se eligió este sitio para construir la primera catedral anglicana del este africano. La entrada cuesta 12000 chelines. En el exterior se puede ver un monumento dedicado a la memoria de los esclavos. Cerca de la catedral, las viejas celdas donde esperaban los esclavos a ser asignados hasta sus destinos definitivos…

La Catedral de San José, construida por los misioneros franceses entre 1893 y 1897.

-Se nos quedó en el tintero el Mercado de Darajani, con lo que los gusta un mercado…

Y tiendas, muchas tiendas… No se puede negar que perderse en los callejones de comercios sea una aventura fascinante en sí misma que te traslada a épocas pasadas. Eso si, ármate de paciencia para llevar a los insistentes comerciantes… ¡Tal vez acabes llevándote una puerta por más que no quieras!

Y en aquellas 24 horas, a modo de recomendaciones culinarias:

Comemos en una terraza, en la cuarta planta de un precioso edificio. El local Jafferji House and Sop, se encuentra callejeando en pleno casco antiguo y las vistas además de la comida son sorprendentes. Los platos en torno a 18000-20000 chelines y con variedad de platos de comida local. Pagamos 10 $ cada uno.

El café merece mucho la pena en el Zanzíbar Coffee House, donde sirven un buenísimo café en una antigua casa que vale la pena visitar. Aproximadamente un dólar por café.

Para la cena, el Zafarani, preciosa decoración y buena carta a base de productos locales. En concreto, los platos de pasta con pescados y mariscos estaban tremendos. Algo más caro en los platos que el de la comida pero con buenos platos por unos 24000 chelines. El ambiente es excelente. Salimos también a unos 10 $ sin postre.

Se acaba el viaje y ya solo quedó llegar al aeropuerto aquel Martes 27 de Febrero. Como siempre Hery se ocupó del transporte (15 minutos y 20 dólares).

Y hasta aquí nuestro viaje de una semana por Zanzíbar, un lugar que nos vino como anillo al dedo después de dos cansadas semanas de viajar por libre recorriendo Uganda. Tal vez siete días en Zanzíbar fueron muchos para nosotros, acostumbrados a disfrutar de la playa en nuestras vidas (por una cuestión geográfica vivimos muy cerca…) y “culos inquietos” a la hora de viajar. El interior de la isla no ofrece mucho atractivo, máxime si vienes de hacer algún buen safari como era el caso y actividades como el buceo o el esnorquel nos da la impresión de que están sobrevaloradas en la isla frente a otros destinos a priori más atractivos. Lejos de lo que pueda parecer, Zanzíbar, en general, resulta un destino caro, probablemente por encima de la calidad de sus servicios. Con todo y con ello, Zanzíbar tiene atractivo y para nosotros, por ejemplo, fue una agradable sorpresa Stone Town, en la que no teníamos puestas muchas esperanzas. Un buen destino para aquellos que gusten de sol y playa, no quedarán defraudados.

Alojamiento en Zanzíbar, para recorrer la isla en una semana

Bellevue Guesthouse en Bwejuu (3n). Unos 260 dólares por el bungalow para dos personas por la estancia completa. Ideal para unos días de descanso, alejado de Paje al sur, donde se concentra mayor actividad turística. El establecimiento es perfecto: servicio exquisito, habitaciones cuidadas y alejadas de un estilo resort demasiado común e impersonal, piscina frente al mar, terraza para comidas y cenas bien decorada… Para nosotros una buena elección. Tal vez nos parecieron algo caros los precios de los platos que ofrece en el menú, pero a unos 500 metros al norte o al sur por la playa, hay sendos restaurantes con mejores precios y buenas comidas. Otra de las críticas puede venir de que la playa esté algo más alejada de lo deseable, pero no son más de 2 minutos andando… El transfer desde o hacia, te saldrá más caro contratado con ellos. Y por lo demás, un manager, encargado o como quiera que se llame por aquí, que no acabo de gustarnos en su actitud…

Baraka Beach Bungalows en Nungwi (3n). Grandes habitaciones y en casi primerísima línea de playa. Nos parecieron limpias y muy adecuadas al precio. En el precio, 210 dólares las tres noches por habitación, se incluye el desayuno y el poder utilizar las hamacas y sombrillas de la playa. Por ese precio no es fácil encontrar nada mejor. Bien localizado, junto a locales para comer o para tomar algo como el Mamma Mia o el Cholo’s entre otros. Es verdad que en dirección oeste, la playa se ensancha y hay algunos hoteles con mucho mejor aspecto, pero también pintan más caros. Si tienes presupuesto, estas playas del oeste, hacia Kendwa son mucho mejores. De todos modos llegar es un corto paseo. El restaurante en la arena de la playa sirve por la noche todo tipo de pescados a la barbacoa, cocinados allí mismo. La wifi fallaba bastante.

Al Minar Hotel en Stone Town (1n). Pagamos 100 $ por la habitación doble para nuestra última noche de viaje. El Al Minar se encuentra en pleno casco histórico a tiro de piedra de la principales visitas turísticas y los callejones de tiendas y restaurantes. Habitaciones amplias y cuidadas. Decoración impecable, buen aire acondicionado y buena wifi. Además una atención adecuada, incluso nos facilitaron el check out al mediodía para una ducha antes de nuestro vuelo. Sin duda una elección adecuada para presupuestos medio-altos. Para un presupuesto más ajustado, el Lost and Found Hostel, nos gustó por su ubicación y las habitaciones están muy cuidadas, probablemente por reciente construcción. La habitación en cama compartida sale por 10 dólares. Habitaciones para ocho y para dieciséis, más que razonables para un grupo.



Booking.com

0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas