Print Friendly, PDF & Email

Martes 13 de Octubre de 2009

El estrecho de Cook separa ambas islas de Nueva Zelanda, después de nueve extenuantes días en la del Norte hoy cruzamos a la Isla Sur, la que todo el mundo cataloga como más espectacular aunque la del Norte para nosotros no ha tenido desperdicio. El Interislander (300 dólares) te cruza en unas tres horas y media, una ruta en la que la cubierta está a tope pues la llegada a isla sur por sus fiordos Marlboroguh merece la pena el rato de frío.

Nueva Zelanda, Isla Sur 02

Llegada a Pictón y rumbo por la SH1 a Kaikoura, una península de la costa este donde nada más llegar empezamos a disfrutar de fauna marina salvaje, focas, leones marinos y multitud de aves. Tras reservar el crucero para mañana avistar ballenas en la Whale Watch, emprendemos una ruta de unas dos horas por la península con un par de colonias de focas en el recorrido y unas vistas impresionantes de la cordillera nevada al otro lado.

Nueva Zelanda, Isla Sur 05

Nueva Zelanda, Isla Sur 04
Nueva Zelanda, Isla Sur 06
Nueva Zelanda, Isla Sur 07
Nueva Zelanda, Isla Sur 08
Nueva Zelanda, Isla Sur 09
Nueva Zelanda, Isla Sur 10
Nueva Zelanda, Isla Sur 11
Nueva Zelanda, Isla Sur 67

Una tapilla de mejillones y vieiras al bajar para reponer fuerzas en un chiringuito del camino que llevan dos chavales (Seafood BBQ) y recomiendan certeramente en las guías y al camping, comprar comida y descansar… Por cierto desaguar la motorhome está empezando a ser un problema…

Miércoles 14 de Octubre de 2009

Mañanita dedicada al avistamiento de ballenas o eso creíamos pues la zona promete por no sé que rollo de profundidad cercano a la costa, pero salvo 3 colas de ballenas y algún delfín malditas perras y horas mal invertidas, bueno tampoco exagerar pero tal vez demasiadas expectativas, sin olvidar los 300 dólares, parece caro…

Tras esto es mediodía y no vamos a salir de Kaikoura que traducido desde el Maorí es “comer langosta” sin probar una de estas criaturas, y nos inclinamos por repetir en el chiringo del camino, el BBQ de nuestros colegas. de nuestros colegas. Y no fallamos, una tortillita de chanquetitos, unas vieiras y una langostita a la plancha por 35 euretes, manjares que nos zampamos aparcados al borde del camino, junto a la bahía y con un par de cerves en la caravana, casí ná.

Nueva Zelanda, Isla Sur 68
Nueva Zelanda, Isla Sur 13
Nueva Zelanda, Isla Sur 12

Y en prevención de mejor tiempo en la costa oeste en una semana, nos inclinamos por hacer Km al Sur y en ello andamos por la magnífica ruta 72… Hemos llegado a la población de Methven a los pies del Monte Hutt, nevadito y con su estación de ski, haremos la noche y mañana ¡lo que nos plazca!

Jueves 15 de octubre de 2009

¿Qué son 40 añitos?, pues eso, que hace 20 años que tengo 20 años y me estoy acostumbrando a cumplirlos por el mundo, que se le va a hacer… El caso es que amanece un bonito día, al final un acierto bajar por la costa Este en espera de mejor tiempo para la Oeste. Emprendemos camino hacia el Parque Nacional del Monte Cook, patrimonio de la humanidad. Primero una parada en el pueblo de Geraldine, uno de esos lugares en que uno piensa en quedarse a vivir…

Nueva Zelanda, Isla Sur 01

Más al Sur, en la falda Este de los Alpes Neozelandeses, los lagos de Tekapo y Pukaki. El primero sorprendente por el azul de sus aguas, explicación aparte en los sedimentos que arrastra del glaciar, fotos más que sorprendentes y una iglesia famosa por las vistas para el matrimonio (y es que el cura supo hacer la ventana en el lugar adecuado). En el Pukaki alguna parada con tremendos miradores del parque nacional.

Nueva Zelanda, Isla Sur 14
Nueva Zelanda, Isla Sur 15
Nueva Zelanda, Isla Sur 69

Al mediodía llegada al Monte Cook y nos enrolamos en una caminata de tres horas al lago Hooker, junto al glaciar del mismo nombre y al pie del Monte más alto de Nueva Zelanda, unos 3700 metros. La ruta magnífica, atraviesa varios glaciares y morrenas, lagos de deshielo y ríos caudalosos junto dos puentes colgantes de emoción inenarrable. En definitiva una ruta de trekking de unas 3 horas de lo más recomendable.

Nueva Zelanda, Isla Sur 20

Nueva Zelanda, Isla Sur 19
Nueva Zelanda, Isla Sur 18
Nueva Zelanda, Isla Sur 17
Nueva Zelanda, Isla Sur 16
Nueva Zelanda, Isla Sur 26
Nueva Zelanda, Isla Sur 25
Nueva Zelanda, Isla Sur 24
Nueva Zelanda, Isla Sur 23
Nueva Zelanda, Isla Sur 22
Nueva Zelanda, Isla Sur 21
Nueva Zelanda, Isla Sur 74
Nueva Zelanda, Isla Sur 73
Nueva Zelanda, Isla Sur 72
Nueva Zelanda, Isla Sur 71
Nueva Zelanda, Isla Sur 70

Vuelta con la caída de la tarde y carretera hasta el Top 10 Holiday Park de Omarama. Esta noche toca pequeño homenaje (pago yo) con un vinito de la tierra, una carne ganada a golpe de zancada y porque no, un spirit?…

Viernes 16 de octubre de 2009

Regreso a la carretera, rumbo a Oamaru un pequeño pueblo de la costa volcado totalmente en dos colonias de pingüinos que dicho sea de paso no vimos pues son bastante caprichosos en su horario. Desayuno y vueltecita por un casco antiguo arregladito para el turismo. Seguimos camino hacia el Sur y la próxima parada es Dunedin, capital cultureta de la Isla Sur y de la música indi del país.

Al mediodía llegada y exploramos la península de Otago, una maravilla natural adosada a Dunedin con colonias de albatros, leones, lobos y elefantes marinos y como no pingüinos. Una caminata por una duna interminable sobre todo en el regreso para subirla, nos llevó hasta Sandfly Bay, una playa protegida donde disfrutamos de la pelea de unos elefantes marinos en directo por los favores de la hembra. Después hasta los acantilados del Norte donde reside una colonia de albatros y pensábamos ver pingüinos… habrán de verdad?. Una multitud de fotos y a apañarse pa salir de marcha en la ciudad.

Nueva Zelanda, Isla Sur 27

Nueva Zelanda, Isla Sur 32
Nueva Zelanda, Isla Sur 31
Nueva Zelanda, Isla Sur 30
Nueva Zelanda, Isla Sur 29
Nueva Zelanda, Isla Sur 28

Decidimos alojamiento en el Centro y nos quedamos en el backpackers junto al Octógono (lugar del centro donde se reúne todo el ambiente) Por fin una cama normal no desmontable… Y después de dejar trastos, de fiesta que ya van siendo días. Muy buen ambiente si señor, de hecho dicen las malas lenguas que más de uno se queda enganchado a esta ciudad, buenos locales, buena comida, música en directo y ¡hasta la 1:30 de marcha! Un lujazo…

Sábado 17 de octubre de 2009

Mañana dedicada a Dunedin, la única ciudad que parece tener alguna cosa digna de ver, su estación, la plaza octogonal, una iglesia y poco más. Decidimos al final aprovechar y seguir al Sur (ya no queda mucho más para salirnos de la isla) retrasando la costa Oeste de nuevo ante las inclemencias del tiempo. Y es una muy buena opción, la costa de Catlins y su carretera escénica, la SH92 paralela a la costa, es una maravilla de acantilados y pequeñas playas siempre con la posibilidad de avistar algún animalejo.

Primera y única parada en Nugget Point, un faro aislado en un acantilado que es una delicia, pena de lluvia. Bajada hasta la Roaring Bay con la intención de nuevo de encontrar un pingüino de ojos amarillos, se resisten los muy… Y ya con poca luz decidimos hacer noche en el Mc Lean Falls Holiday Park, toca sopita… hace un frío de muerte…

Nueva Zelanda, Isla Sur 34
Nueva Zelanda, Isla Sur 33

Domingo 18 de octubre de 2009

Intentamos madrugón (pretendíamos a las 6:30, pero salimos a eso de las 8) y lo primero queda muy cerquita a solo 4 Km de coche y un paseo de 40 minutos que se agradece al amanecer, aunque hace un frío que pela y chispea. Así que llegamos hasta las cascadas Mc Lean y como dice la guía (falla poquito) el final es lo mejor tras una ruta entre totoras y helechos de un verde infinito.

Nueva Zelanda, Isla Sur 40

Nueva Zelanda, Isla Sur 39
Nueva Zelanda, Isla Sur 38
Nueva Zelanda, Isla Sur 37
Nueva Zelanda, Isla Sur 36
Nueva Zelanda, Isla Sur 35

Seguimos por la carretera escénica del Sur, las Catlins y tras una parada en Curio Bay para ver un bosque fosilizado por el mar, llegamos hasta el punto más meridional de la Isla, Slope Point, estamos en la punta de Nueva Zelanda, casí na, parece que el día se arregla.

Nueva Zelanda, Isla Sur 41

Rumbo y parada técnica en Invercargill donde llenamos despensa y contratamos la excursión de mañana, día entero de crucero hasta Doubtful Sound, el fiordo de la duda del capitán Cook, el mayor y al parecer menos visitado. Tarde tranquila en la pequeña localidad de Manapouri junto al lago del mismo nombre, un bonito sitio donde disfrutamos de unas cervecitas en el View Lake Bar, mientras se pone el sol… Y esta noche… magnífico filete de ternera neocelandesa con pataticas al horno y un vino de la tierra. Hasta mañana…

Nueva Zelanda, Isla Sur 42

Lunes 19 de Octubre de 2009

Por la mañana salimos a eso de las 9 al puerto del pueblo de Manapouri y nos embarcamos en un pequeño barquito que cruza el lago en unos 45 minutos, es el más grande del país y se nota. Llegamos al otro extremo del lago, ya dentro del parque nacional de Fiorland donde en primer lugar nos embarcan en la visita de la central Hidroeléctrica, una maravilla bajo tierra de la ingeniería.

Nueva Zelanda, Isla Sur 75

Tras ello, unos 45 minutos de bus para cruzar las montañas que nos llevan al fiordo, una carretera imposible con acantilados increíbles a ambos lados, el Wilmot Pass. Llegada al barco que nos hace el paseo por el fiordo y tres horas perdido en la inmensidad del mismo, con paredes verticales y multitud de cascadas por todos los rincones. Flora hasta la orilla misma del mar, el mar de Tasmania y en definitiva un montón de buenas razones para ser patrimonio de la Humanidad. Bonito día, un grupo pequeño y una visita que termina con un día soleado muy distinto de como comenzó, en Te Anau, próxima y última escala hasta Milford Sound… Cenita en la kitchen del Top Ten de Te Anau compartimos hervidito con asados, peña grabando todo lo que pilla, familias… todo un mundo este del camping.

Nueva Zelanda, Isla Sur 47
Nueva Zelanda, Isla Sur 46
Nueva Zelanda, Isla Sur 45
Nueva Zelanda, Isla Sur 44
Nueva Zelanda, Isla Sur 43

Martes 20 de octubre de 2009

Tempranito y para evitar las hordas turistas emprendemos la Milford Road, una carretera de 120 Km que recomiendan en unas 3 horas, y nos preguntamos el porqué. Al poco de salir ya nos damos cuenta de la multitud de razones, una cascada aquí, un mirador allá, un montón de sitios donde parar y perder un rato. Lo primero le llaman el Lago espejo y vaya si lo parece con un reflejo a pincel del valle al fondo y las montañas nevadas. Tras ello un par de paradas para dos paseos cortos, unas cascadas y un mirador.

Nueva Zelanda, Isla Sur 49
Nueva Zelanda, Isla Sur 50
Nueva Zelanda, Isla Sur 76
Nueva Zelanda, Isla Sur 55
Nueva Zelanda, Isla Sur 56

Llegada justo a tiempo para el crucero de las 13h. Y con el día totalmente despejado nos embarcamos a este paraíso también enmarcado dentro de los Patrimonios mundiales. Y lo merece. De nuevo acantilados infinitos con paredes verticales que permiten la vegetación de modo imposible. Avistamos por fin algún escurridizo pingüino y alguna león marino. Unas 3 horas más tarde regresamos a puerto con muy buen sabor de boca. De regreso por la misma carretera, es única la manera de entrar y salir hasta aquí, queda tiempo para una buena comida en la camper a salvo de lo Keas, malditos primos de los loros que han aprendido a pedir comida , y para una pequeña ruta.

Nueva Zelanda, Isla Sur 51
Nueva Zelanda, Isla Sur 52
Nueva Zelanda, Isla Sur 53
Nueva Zelanda, Isla Sur 75

De aquí hasta Quenstown, ciudad adrenalínica por excelencia que pronto descubriremos… Antes de la cama unas hamburguesas del Fergburguer, famosas y por buenas razones y una copa en Búfalo Pub.

Miércoles 21 de octubre de 2009

Decidimos que Quenstown se merece unos días de parada, después del ritmo de Km y con un tiempo más que razonable pararemos aquí para descansar. Descansar?, aquí todo el mundo se decida a tirarse de cuantos más metros de altura mejor, practicar todo tipo de “deportes” arriesgadísimos y cosas que producen vértigo, pánico y supuestamente placer. Pero lo malo es que es muy fácil engancharse a ello…

Por la mañana nos enrolamos en la difícil tarea de decidir como arriesgar nuestra vida, saltar al vacío en un puente, parapente o ala delta, esquiar fuera de pistas… parece que todo el mundo está loco por hacer el más difícil todavía y eres rarito si no te has tirado por lo menos dos o tres veces de un montón de metros, jumping lo llaman, incluso lo organizan en combos para que te dé tiempo de tirarte de más sitios, curioso.

Pensamos que el rafting en el río Shotover es una idea divertida, y claro para la primera vez un nivel 5 no estará mal, ¡lo malo es que el máximo de los niveles es el 6¡. Unas compras, un paseo y a las 13 horas al río… Y después de una charla pa enseñarnos como va esto, en inglés por supuesto, nos colocamos el traje y el lifejacket. Que si remos a la derecha, a la izquierda, todos abajo, todos a un lado… y en el primer mini rápido, Carmen al agua. Esto no había hecho más que empezar y además parecemos la canoa de Babel, un mexicano, un italiano, 3 brasileños… al final nos apañamos y la bajada del Shotover fue una fantástica diversión.

Nueva Zelanda, Isla Sur 86
Nueva Zelanda, Isla Sur 85
Nueva Zelanda, Isla Sur 84

Por la noche cena en FishBone, local dedicado al marisquito y pescados del mar de Tasmania, riquísimo y después una pequeña fiesta en esta animada ciudad de backpackers con música en directo y locales ambientados.

Jueves 22 de octubre de 2009 

Tras darle vueltas preferimos el día libre y lo dedicamos a otro de nuestros preferidos deportes de riesgo: las compras, ya han pasado muchos días y hay que encargarse de los recuerdos y regalos, así que unos llaveritos, unas camisetas, bolis y demás souvenirs más tarde se hace el mediodía, y tras la comida abandonamos Quenstown.

Decidimos meternos los 400 Km hasta Fox Glacier y así atravesamos a toda velocidad con paradas para alguna foto en los miradores el Parque Nacional Aspiring, otro de los patrimonios de la Humanidad que en este caso dejaremos para otra ocasión. Y tras atravesar el desfiladero de Hass, llegamos de nuevo al mar de Tasmania que nos llevará rumbo al Norte hasta nuestro próximo destino, los glaciares…

Viernes 23 de octubre de 2009

Fox glacier, el más pequeño y al parecer menos espectacular que su vecino Fraz Joseph, nada más lejos de la realidad. La mejor opción para su visita es hacerlo por tu cuenta y a ello nos lanzamos a primera hora, con una caminata hasta la lengua terminal que te acerca hasta unos 80 metros de la misma. Tras una hora de paseo llegada a este punto. Para la vuelta decidimos abordar el otro lado del glaciar y por un camino algo más duro llegar hasta un mirador. Vale la pena pues las vistas son impresionantes y el día permite fotos muy chulas.

Nueva Zelanda, Isla Sur 77

Con el glaciar ya más que explorado nos dirigimos al cercano Lago Matheson, donde comemos y damos un paseo corto alrededor, estamos rotos y hay que llegar al siguiente glaciar, el Franz Joseph que atacaremos mañana, primero algo de provisiones para los bocatas y descansar un rato. “Tarde libre” y después asadito de cordero neozelandés y unas birritas. Esto de las cocinas en los camping más bien parece un concurso de cocina…

Sábado 24 de octubre de 2009

Hemos contratado un recorrido guiado hasta el glaciar Franz Joseph, unas 5 horas de ascenso que te llevan al centro del glaciar, salida a las 10:30 horas. Y lo que de entrada es una caminata de aupa se convirtió en una de las mejores. Primero unas instrucciones y como siempre la murga de enfermedades y demás responsabilidades. Nos equipan con unas botas asesinas, crampones, chaquetas… y al glaciar. Una horas y media hasta la lengua terminal para después empezar el ascenso.

Nueva Zelanda, Isla Sur 81

El Franz Joseph es un glaciar templado lo que significa que caminar por él, es posible con crampones pues se calvan con relativa facilidad, además nuestro guía, por cierto un chavalín como casí todos los que estamos viendo, con un pico se dedica delante de nosotros a hacer camino e incluso escalones en el hielo. La experiencia es inigualable y después de una hora de ascensión te encuentras totalmente rodeado de hielo de mil y unas formas. Seguimos ascendiendo y permanecemos unas dos horas en el glaciar parando para un tentempié.

Nueva Zelanda, Isla Sur 65
Nueva Zelanda, Isla Sur 64
Nueva Zelanda, Isla Sur 63
Nueva Zelanda, Isla Sur 62
Nueva Zelanda, Isla Sur 61
Nueva Zelanda, Isla Sur 60
Nueva Zelanda, Isla Sur 59
Nueva Zelanda, Isla Sur 58
Nueva Zelanda, Isla Sur 81
Nueva Zelanda, Isla Sur 83
Nueva Zelanda, Isla Sur 82
Nueva Zelanda, Isla Sur 80
Nueva Zelanda, Isla Sur 79
Nueva Zelanda, Isla Sur 78

La bajada nos lleva otra hora y media y con un cafetito en el cuerpo tomamos ruta al norte. El cansancio puede con nosotros y optamos por parada en Hokitika, el último pueblo que pisaremos de la costa Oeste donde pasamos la noche. Antes de llegar a este pueblo de razonable tamaño para lo que hay en estos lares, pasamos por uno de 2 habitantes y nos tomamos un café en Hari Hari, donde se vanaglorian de que un australiano reventó su avión tras su travesía desde Sydney en medio del pueblo y hasta un museo le tienen hecho (aunque a estas alturas ya desconfiamos de más de museos y galerías de arte). Cena e intento de copas en Stumpers, un local bastante animado, es Sábado noche, pero con gente muy rarita por lo que a eso de las 23 horas nos metemos en la cama y pasamos página. Memorable día en el hielo…

Domingo 25 de octubre de 2009

Dedicamos el día a cruzar con tranquilidad la isla de Oeste a Este, a través del Arthur Pass, unos 250 Km hasta Christchurch, la ruta más rápida y también muy bonita pues atraviesa hasta 6 estaciones de ski, por desgracia todas cerradas ya estas alturas de primavera. Comida en ruta en Springfield (también parecen enganchados a los Simpsons y la escultura más representativa en el centro de pueblo es un donut gigante mordido), una hamburguesa de steak es un entrecot en pan de hamburguesa, complicado de comer. A media tarde llegamos a Christchurch y encontramos alojamiento para nuestra van en pleno centro, el Stonehurs. Tarde de lavadora, internet, fotos y perder el tiempo… Por la noche primer contacto con la city, cerveza en el local más pijo y cena en un irlandés algo animado con la carrera de GP como fondo…

Lunes y Martes, 26 y 27 de octubre de 2009

Días de visita de la ciudad de Christchurch. Y aunque de entrada no lo parezca y sin tener mucho para comparar, el paseo por la ciudad bien merece la pena, siendo sin saberlo una de la ciudades más interesantes. Una catedral apañadita, un centro de ocio llenito de tiendas, café en condiciones y lo mejor de todo, y otra vez hay que aplaudir a los señores de Lonely, su jardín botánico, que es una maravilla. Así que después de un buen paseo por sus calles, paramos para comer en Worcester Boulevard, en el Dux d Lux y de ahí a la siesta en la campervan que ya son menos las oportunidades. Y es que vamos sobrados de tiempo.

Al despertar sorprende, lo que fue una mañana soleada, se ha convertido en tarde de lluvia… Noche en caravana… Día completo a arreglos y maquillaje de motorhome, preparar equipaje y tal vez… fiesta

Miércoles, 28 de octubre de 2009

Curioso el día que nos toca, uno de 48 horas. Y es que después de perder un día por la cara en Shanghai, todavía me preguntaba donde lo recuperaríamos y sobre todo, como. Pues bien, hoy tras levantarnos, por cierto en cama de verdad después de 24 días, preparamos el equipaje y salimos para el aeropuerto. Nuestro vuelo sale desde Christchuch sobre las 13h para Auckland y desde aquí a San Francisco sobre las 18 horas, y curioso, llegamos a destino hoy mismo por la mañana, después de 12 horas de vuelo, vamos en contra del reloj y volvemos a vivir la mañana, rarito vamos…

Y lo que ya no viene siendo raro y me preocupa es otro problemilla en aeropuerto y menos mal que volvemos a solucionar, ahora los americanitos se nos inventan un pase electrónico de 20 dólares que por supuesto no llevábamos y menos mal que nos lo hacen aquí, en Nueva Zelanda, amablemente. Llegaremos al final? O tendremos más sorpresitas?. Bueno ya veremos. De momento día de aeropuertos que “en realidad no existe”. Esta mañana día 28 volvemos a escribir ya desde USA…

Nueva Zelanda, Isla Sur 66

 

NUESTRAS RECOMENDACIONES.-

  • Una de las cosas que más nos agobiaba antes de nuestro viaje, era el tener la reserva de la motorhome o no previamente. Había foros para todos los gustos sobre todo referidos a la multitud de gente que busca las caravanas y el problema que podías tener en temporada alta para encontrar alguna, si bien es verdad que definitivamente nosotros no tuvimos dificultades en encontrar disponibilidad una vez llegamos. Teóricamente el hecho de negociarla allí mismo supone un ahorro en el precio. Así pues la reserva o no dependerá exclusivamente de vuestra tolerancia a los imprevistos. Sin embargo si es recomendable empaparse de los modelos y sus distintas características antes de llegar, pues la oferte es variadísima y conocer las diferencias en fundamental a la hora de elegir. Para nosotros fue un handicap tal vez el hecho de que la cama había que desmontarla todos los días…
  • El país es perfecto para su recorrido en caravana, las distancias son largas pero plagado de atractivos para numerosas paradas. Respecto a los campings, si bien se puede parar en cualquier sitio cuidando por supuesto del entorno, son más que recomendables para descansar. Las instalaciones son excelentes y en concreto, los Top Ten Holiday Park nos parecieron superiores y andábamos buscando siempre el de la población a la que llegábamos.
  • Buscar para disfrutar de la carretera las llamadas rutas escénicas, son carreteras que recorren los mejores parajes de las dos islas y hacen los kilómetros muy llevaderos. Las principales rutas son:
  • Twin Coast Discovery Highway
  • Thermal Explorer Highway
  • Pacific Coast Highway
  • Forgotten World Highway
  • Surf Highway 45
  • Alpine Pacific Triangle
  • Inland Scenic Route 72
  • Southern Scenic Route
  • Classic New Zealand Wine Trail
  • The Great Alpine Highway
  • Existen multitud de rutas de trekking, la información es abundante y la dificultad de las mismas para todos los gustos. Tal vez conocer de antemano alguna especialmente atractiva por el motivo que sea, puede ayudarnos a programar su realización. Recomendable la página oficial del gobierno de sus parques nacionales.
  • El país en general es caro, no penséis en encontrar grandes ofertas. Nosotros dejamos para el final el comprarnos alguna prenda de abrigo sobre la marcha, buscando buenos precios en ropa de montaña, pero fue imposible encontrar algo barato.
  • La otra característica más llamativa además de su belleza, es el grado de ecologismo llevado al extremo que profesan. El decidir cual es el contenedor adecuado es toda una aventura… ¡Disfrutar de todo lo que veáis y contárnoslo a la vuelta en viajefilos! Suerte
4 Comentarios
  1. Muy buena entrada y magníficas fotografías. Viajar con autocaravana me encanta y como a Nueva Zelanda es difícil que vaya, me alegro poder leer tu relato.

    • Autor

      ¡Muchas gracias! La verdad es que si eres amante de las caravanas es el lugar perfecto, tremendamente preparado para acceder a los más fantásticos lugares del planeta. Seguiremos compartiendo nuestras experiencias

  2. sonia 5 años

    Me gusta ver lo feliz que es la gente cuando viaja.

  3. En dos islas hay concentradas tantos paisajes espectaculares! Me encanta Nueva Zelanda! Genial entrada.

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas