Print Friendly

Tres conceptos para la correcta exposición (la claridad u oscuridad de nuestra foto): Apertura, tiempo de exposición e ISO y uno para crear efectos de mayor o menor nitidez en nuestros retratos, la profundidad de campo. Eso es lo que llevamos y básicamente necesitamos. Todo el que desee dejarlo aquí… que no vaya mucho más allá, pero… un poco más, algunos conceptos y opciones que veis en vuestras cámaras… Facilito: ¡Tipos de medición de luz y tipos de enfoque!

¿Cómo mide la luz nuestra cámara? Importante pues dependiendo de donde incidamos en esa medición la cámara nos dará una f y un tiempo distinto (la diferencia como vais a entender cagarla o no…) Las cámaras disponen de  un  sistema  de  medición  que mide la luz reflejada sobre los objetos de nuestra escena.  Consta  de  un  sensor  que  es  capaz  de  medir  la  luz  de  las  diferentes  partes  de  la  escena.  Para  ello  divide  en   encuadre  por  zonas  (típicamente  16,  21,  35,  63  dependiendo  del  modelo)  y  en  función  del  modo  de  medición  le   aplica  unos  porcentajes  u  otros  a  cada  zona. Y lo que nosotros podemos cambiar es la manera de medir esa luz reflejada para después decidir que apertura y que tiempo nos conviene. Normalmente existen 3 modos de medir la luz en la cámara (seguro que los teneis…)

1. Medición evaluativa (el de la izquierda): Este  método  mide  la  luz  de  toda  la escena y todas  las  zonas  tienen  un  porcentaje  sobre  el  cálculo  final  de   la  exposición.  Útil  en  fotografías  que  tienen  una luminosidad  similar  en  toda  la  escena.  Lo  usan  los  modos   automáticos  de  todas  las  cámaras  y  es  el  más  habitual.

2. Evaluativa  parcial (el central): Este  método  mide  sólo  parte  del  encuadre.  Por  tanto  las  zonas  más  cercanas  al  centro  tienen  mayor  porcentaje   sobre  el  cálculo  final  de  la  exposición.  Es  útil  para  retrato  o  situaciones  donde  tenemos  un  sujeto  claro  y  que  ocupa   gran  parte  del  encuadre.

3. Central  y  puntual (por supu, el derecho): Este  método  cierra  más  aún  la  medición  sobre  el  encuadre.  Por  tanto,  las  zonas  del  centro  tienen  el  mayor   porcentaje  sobre  el  cálculo  final  de  la  exposición.  Es  ideal  para  retrato,  bodegón  y  hacer  contraluces  y   especialmente  útil  para  medir  un  objeto  con  una  luminosidad  diferente  al  resto  de  la  escena.

¿Que nos interesa enfocar en nuestra escena?  Podemos  decir  que  enfocar  es  dejar  nítido  aquello  que  está  a  una  distancia  concreta.  Así,   si  enfocamos  a  alguien  en  realidad  quedará  enfocada  esa  persona  y  todo  lo  que  se  encuentre  a  la  misma  distancia  de   la  cámara, lo que veíamos al hablar de la profundidad de campo. Generalmente   es  mucho  más  cómodo  y  rápido  dejar  que  la  cámara  enfoque  por  nosotros.  La  mayoría  de  las  veces  será  más  precisa. Las  cámaras  antiguas  sólo  permitían  autoenfocar  en  el  centro  de  la  escena.  Sin  embargo  las  cámaras  actuales   disponen  de  varios  puntos  donde  pueden  enfocar.  Esto  facilita  enfocar  cuando  nuestro  sujeto  no  está  centrado  en  la   imagen.

Podemos  ajustar  la  cámara  para  que  ésta  elija  por  nosotros  el  punto  de  enfoque  o  elegirlo  nosotros  mismos.  Éste  es   el  método  más  preciso,  si  bien  en  aquellas  fotografías  donde  haya  mucho  movimiento  (por  ejemplo  deportes)  puede   resultarnos  especialmente  difícil  pararnos  a  elegir  el  punto  de  enfoque.  En  ese  caso  es  más  recomendable  dejar  que   la  cámara  elija  por  nosotros  donde  enfocar,  que  generalmente  es  el  objeto  más  cercano  que  coincida  con  uno  de  los   puntos  de  enfoque.  Sin  embargo,  en  aquellos  casos  donde  podamos  pararnos  un  segundo  a  elegir  el  punto  de   enfoque  es  más  que  recomendable  hacerlo.

¿Qué  debemos  enfocar?  Pues  eso  depende  de  la  creatividad  de  cada  uno  y  de  la  intención.  Si  bien,   generalmente  se  enfoca  el  objeto  que  queremos  destacar  sobre  el  resto.  También  dependerá  mucho  del  tipo  de   fotografía, retrato, paisaje…

Métodos  de  enfoque: Teniendo en cuenta que a menudo los objetos se mueven, las cámaras actuales tienen eso en cuenta y nos permiten varios métodos de enfoque que podemos configurar.

1. Aufo-focus  simple:  Consiste  en  que  al  apretar  el  botón  de  disparo  levemente  el  enfoque  queda  bloqueado   hasta  que  disparas.  La  cámara  sólo  enfoca  una  vez.  Este  método  se  utiliza  para  fotografías  estáticas  e   instantáneas.

2. Auto-focus  AI  Foco:  Consiste  en  que  al  apretar  el  botón  de  disparo  levemente  el  sujeto  queda  enfocado  y  si   éste  se  mueve  de  repente  la  cámara  re-­?enfoca.  Este  modo  se  utiliza  para  motivos  que  se  muevan  de  forma impredecible, como niños o animales

3. Auto-focus  AI  Servo:  Consiste  en  que  mientras  se  apriete  el  botón  de  disparo  la  cámara  enfoca   continuamente.  Es  un  método  muy  útil  cuando  el  sujeto  se  mueve  constantemente,  como  deportes.

Lo siento pero yo no os dije que os engancharais… ¿Cuando salimos a probar?… ¡Hasta la próxima!

2 Comentarios
  1. Autor
    viajefilos.com 5 años

    Parece que os ha dado el susto¡¡¡ Si son dos botoncitos más de la cámara…

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas