Nociones de fotografía II. La velocidad de obturación

Print Friendly

Vamos a recordar lo que aprendimos en la primera entrada. Hablábamos de una caja con un orificio por donde entraba la luz y de como regulábamos la cantidad de esa luz que entraba en nuestro sensor según el diámetro del orificio (apertura del diafragma). Ahora bien, existe otra manera de que con el mismo diámetro podamos regular que llegué más o menos luz, se trata de controlar el tiempo que ese orificio esta abierto. Y es que en reposo, el orificio o diafragma de nuestra cámara está cerrado y al apretar el disparador lo que hacemos es abrirlo, dejar pasar la luz para “pintar” nuestra imagen y volver a cerrarlo (ese sonido tan característico de una réflex que incluso ya simulan los iphones). Así pues cuanto más tiempo este abierto, más luz permite pasar.

A este mecanismo se le conoce como Velocidad de Obturación y en concepto es lo mismo que el tiempo de exposición, aunque serán valores opuestos. De hecho veréis como se habla de ambos términos indistintamente. De todos modos y fácil de comprender es que con velocidades de obturación “rápidas” tiempos de exposición “pequeños” y con velocidades “lentas” tiempos largos (imaginar el abrir y cerrar una puerta rápidamente estando poco tiempo expuestos al frío y abrir y cerrarla lentamente, estando mucho tiempo expuestos…)

La velocidad de obturación regula, pues, durante cuanto tiempo está entrando luz en el sensor a través del diafragma (tiempo de exposición). Cuanto menor sea la velocidad de obturación, es decir, más despacio se cierra el diafragma, mayor es el tiempo que el sensor está “captando” la fotografía, más tiempo está entrando luz, de modo que más clara saldrá la toma (captará toda la luz de la escena que estamos fotografiando). Ya veis que seguimos hablando de luz, por eso tendremos que tener estos conceptos claros para luego llevarlos a la práctica, deberemos controlar el diámetro (la f) del diafragma según la velocidad que vayamos a usar y de la combinación de estos dos elementos dependerá nuestro resultado.

La velocidad de obturación se mide en segundos o fracciones de segundo. Hay que tener en cuenta que nuestra cámara cuando muestra 400 en el visor realmente se refiere a 1/400 segundos. Cuando muestra 2’’ se refiere a dos segundos. Los saltos de tiempo de mayor a menor son:

4, 2, 1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500, 1/1000, 1/2000

A la izquierda 4 segundos, 2 segundos… es decir muy lentos en “cerrar la puerta” y mucho tiempo de exposición con “la puerta abierta”; a la derecha una milésima de segundo… “cerramos la puerta” rápidamente y un tiempo de exposición muy pequeño, “con la puerta cerrada enseguida”

Como vemos, controlar la velocidad de obturación nos va a servir primero, para ajustar la exposición, “la claridad de la foto. Por otro lado, para lograr determinados efectos en la fotografía, podemos “congelar el movimiento” con velocidades de obturación muy rápidas o “ver el movimiento” con velocidades más lentas. Probar con escenas de movimiento y veréis que pronto lo entendéis. Un coche a toda velocidad con una velocidad de obturación de 1″ saldrá como difuminado, como con una estela, mientras si la foto la tiramos con una velocidad de 1/1000 (una milésima de segundo) saldrá “congelado”, una imagen fija.

Otro ejemplo, en la foto de la gota que aparece a la izquierda una velocidad de obturación rápida congela la imagen (alrededor de 1/200 segundos), mientras que si queremos unas cascadas con una imagen sedosa del agua cayendo utilizaremos una velocidad lenta, es decir mucho tiempo de exposición (unos 4 segundos en este caso)

Entonces para realizar una fotografía en una escena con poca luz (el atardecer al que hacíamos referencia o en el interior de una estancia poco iluminada) tendremos que usar velocidades de obturación lentas para que entre más luz si queremos que nuestra fotografía esté bien expuesta, no demasiado oscura y viceversa, donde hay mucha luz usaremos velocidades de obturación rápidas que impedirán una fotografía demasiado clara, ya que no necesitamos tanta luz.

Debemos saber que cuando usemos una velocidad de obturación lenta cualquier movimiento al hacer la fotografía provocará que salga movida o borrosa, por ello para hacer este tipo de fotografías con mucho tiempo de exposición, hay que usar algo de apoyo, por ejemplo un trípode, por muy pequeño que sea el movimiento que hagamos (el simple hecho de pulsar el disparador). Habitualmente y esto es experiencia propia, por debajo de velocidad 1/30 no os aconsejo “disparar al aire” es decir con la cámara en la mano, y será mejor montada sobre un trípode. Y para que no influya lo más mínimo el movimiento de apretar el disparador, programamos nuestra cámara con el temporizador para disparar unos 2 segundos después de apretarlo de modo que la cámara estará totalmente quieta.

Ya sabemos que es la apertura del diafragma y que es la velocidad de obturación, luego ya tenemos el 50% de lo que necesitamos. Para que os hagáis una idea de estos dos conceptos, sin entender los cuales no os aconsejo seguir haciendo fotos, os dejo un enlace de un simulador de la relación entre la velocidad de obturación y la apertura de diafragma, que creo que no deja lugar a dudas. Fijaros únicamente en la diferencia que existe en la claridad u oscuridad (exposición que veremos más adelante) de vuestra foto según cambiéis esos dos parámetros, y más allá, como con valores distintos podéis conseguir la misma exposición (por ejemplo con f8 y tiempo 1/60 obtenemos una exposición o claridad similar a una f 2.8 y tiempo 1/500)

http://www.photonhead.com/simcam/shutteraperture.php

Una práctica interesante para los que utilizáis cámaras automáticas que lo que hacen en realidad es calcular estos parámetros antes de disparar la foto, es decir decidir ellas mismas como lo hacen, es probar a hacer una foto en la habitación del mismo motivo y a la misma distancia, con la luz apagada (desactivando el flash y con un mínimo de luz ambiente) y después con la luz encendida. Después, revisar la foto y mirar cuanta f y cuanto tiempo ha pensado la cámara que era lo correcto, normalmente con poca luz habrá optado por f pequeña (diafragma abierto) y tiempo largo (para captar toda la luz posible) y con más luz habrá utilizado una f mayor y un tiempo menor, lo mismo que vosotros ya sabéis que tenéis que hacer.

Y ahora que ya conocemos esos dos conceptos, para poder jugar con ello, fijaros en la mayoría de vuestras cámaras, tanto compactas como réflex y veréis como tienen un dial o un modo de seleccionar el tipo de disparo que queréis utilizar similar a este, y los distintos modos de disparo que os ofrecen:

 

Modo P: la cámara está en modo automático y decide la f y el tiempo de apertura

Modo A: Nosotros le decimos que Apertura (f) queremos para nuestra fotografía, y la cámara calcula el tiempo necesario de apertura según la luz que existe para la exposición adecuada

Modo S: Nosotros decidimos la velocidad de obturación, es decir, el tiempo de apertura del diafragma y la cámara calcula la apertura necesaria para la correcta exposición

Modo M: Manualmente le decimos que Apertura y que tiempo queremos para nuestra foto

 Y en la mayoría de compactas, sobre todo muy funcional en las Lumix de Panasonic, existe un modo que llaman “escenas” y es de una utilidad infinita si no tenemos ganas de pensar en aperturas y velocidades… de modo que si probáis con ello y disparáis en los distintos modos (velita, niños jugando, fotos de noche…) al comprobar que apertura y que tiempos a aconsejado, se aproximan a lo que vosotros ya sabéis… Y ahora algunos ejemplos:

1. La  primera  foto  ha  sido  buena  porque  se  ha  utilizado  un  tiempo  de  exposición  lo  suficientemente  bajo  como   para  congelar  el  movimiento  del  perro  saltando  y  del  agua  saliendo.

2. La  segunda  foto  ha  sido  mala  porque  al  ser  el  tiempo  de  exposición  tan  alto  ha  quedado  movida.

3. La  tercer es correcta porque se ha utilizado un tiempo de exposición lo suficientemente bajo como para dejar la escena estática. Sin embargo tampoco entrañaba  dificultad,  ya que no contenía elementos que se movieran Demasiado.

4. La  cuarta  ha  sido  mala  porque  no  se  ha  utilizado  un  tiempo  de  exposición  lo  suficientemente  bajo  como  para  congelar  los  aplausos  del niño.

Nos vemos la próxima semana, ¡a practicar!

6 Comentarios
  1. Imagen de perfil de Gynxa
    Gynxa 5 años

    Ok!!! Muy claro!!

  2. Imagen de perfil de Begoña Martínez

    Me gusta el enlace que has puesto, no lo conocía. Muy práctico.
    A practicar!!!
    Muchas Gracias Bau!

  3. Imagen de perfil de Lupe
    Lupe 5 años

    Gracias Bausi,creo que el concepto teórico me ha quedado claro, ahora hay que practicarlo.Me gusta el enlace de la foto de la pareja,ya que te permite ver de forma clara el cambio que sufre la foto según elijas un modo u otro.Me gusta tu forma de comunicar conceptos, sencilla y clara.Un beso.

    • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

      ¡Lupe! Por donde andabas, te falta hacer la primer a clase, la apertura, sino no podrás entender algunas cosillas… Bienvenida

      • Imagen de perfil de Lupe
        Lupe 5 años

        Cómo accedo a la primera clase?

        • Imagen de perfil de José Luis Bauset Autor

          Al final de la entrada tienes la etiqueta en cuestión, en este caso, “nociones de fotografía”. Si pinchas ahí, te saldrán todas las entradas del curso. También tienes todas las etiquetas disponibles en la columna derecha…

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas