Print Friendly, PDF & Email

sello-carmina-provenza-iLa Provenza se denomina así porque fue la primera provincia del Imperio Romano y muy querida por el mismo, que siguió denominándola así a pesar de seguir sus conquistas. Conociéndola se entiende el cariño a esta zona, luminosa, fértil y muy bonita. Nuestro viaje lo planteamos esta vez en coche porque somos conscientes que nos gusta traernos productos franceses y que sus bodegas (Domaine) y sus mercadillos siempre estimulan las ganas de comprar. El viaje en coche es largo y pesado pero siempre se puede plantear sin prisas y con paradas intermedias, ya que todo el trayecto es por autovía o autopista. La AP/7 española es cara, cerca de 40€ hasta la frontera y las francesas nos han variado desde los 4 hasta los 14€ el trayecto más largo. Siempre las hemos cogido porque son buenas carreteras, hay bastante tráfico y facilitan la llegada a los centros de interés. El gasoil está un poco más caro que en España en estos momentos, aunque sólo hemos tenido que repostar en dos ocasiones en Francia (los precios de gas-oil rondan los 1.27€/l).

Desde luego también se puede llegar más rápido por avión, pues que hay aeropuertos en Marsella y Niza, dependiendo de la zona que se quiera visitar, ya que el segundo está más al este, cerca de la frontera italiana y el primero más al oeste. Dependiendo del tiempo que se tenga de viaje y de lo relajado que se quiera ir ( a lo que invitan los paisajes y vinos), la Provenza precisa mínimo de 12 días para hacerse una idea de su extensión y posibilidades. Permite turismo cultural, paisajístico, senderista, de marcha, …lo que se desee. Si que es bueno, previo al viaje, plantearse qué se quiere ver, delimitar un poco la zona y a partir de ahí elegir la ubicación de la residencia. Nosotros elegimos Aix-en- Provence porque nos pareció equidistante de todos los puntos que queríamos ver. Quizá, reservar primero unos días en la zona de Avignon nos hubiera hecho hacer menos kms diarios, pero siempre merece la pena recorrer sus carreteras rurales, con una paisaje muy otoñal ahora ya que hay muchas vides, robles y castaños, entre otros, que dan unas coloraciones preciosas al paisaje. Aún así, nuestra media diaria no superó los 200 kms al día.

La Provenza

La Provenza está sembrada de lugares interesantes, bien por sus ruinas romanas o medievales, bien por sus pueblos medievales con encanto y perfectamente conservados y mantenidos, bien por su historia, por sus paisajes, por sus vinos y quesos, por sus dulces y por sus gentes. Cuenta en todas sus localidades con Oficina de Información turística bien situada y en muchas ocasiones con amplios horarios, toilettes públicas en sus calles, la mayoría gratuitas y en buenas condiciones. En cambio, todas los monumentos tienen tarifas, mínimas de 3€, y la mayoría por encima de 6€, así como los parking públicos en la calle que todos funcionan con sistema de ORA (más o menos) y con tarifas no baratas. En todos los pueblecitos turísticos y ciudades hay aparcamientos de pago en las inmediaciones, que es donde se debe dejar, aunque sea en la orilla de la carretera. También es importante conocer la última hora en la que dejan entrar porque puede haber monumentos abiertos hasta las 18h pero que no puedes acceder después de una hora o media hora antes de su cierre. De igual forma, los mercados callejeros suelen quedar totalmente recogidos a las 12:30h.

Aunque es una zona muy turística, debemos recordar su horario europeo y difícilmente comienzan a servirte después de las 14:30h o de las 21:30h. En algún lugar sí, pero se debe tener esa prevención. Las tiendas, museos u otros lugares de interés también pueden permanecer cerrados desde 12:30 a 14:30h. En esta zona, como seguramente en el resto del país, se puede tomar siempre una copa de vino (blanco, rosado o tinto) o champagne en cualquier establecimiento. Es una región de rosados y es frecuente verlo consumir, al igual que bebidas de aperitivo como el Pastis (mezcla de Ricard y 51) e incluso el italiano Spritz. En cuanto a las comidas, en muchos restaurantes de la zona, tienen menús para la comida (menos para las cenas) que pueden oscilar entre los 13’5 a 17€ y que pueden incluir entrada más plato más postre o solo plato más postre.

Consideramos que es una zona bonita para ver en cualquier momento del año, pero en invierno es fácil que haya nieve y pueblos muy poco accesibles en la parte norte (además hay establecimientos que cierran desde noviembre hasta marzo). En verano debe haber muchísimo turismo que dificultará y enlentecerá carreteras, entradas a monumentos y las visitas a pueblos. Todo el tiempo nos hemos planteado lo que debe ser en verano con la gran afluencia de turistas que debe tener.

LA RUTA

El primer día llegamos a Perpiñán y decidimos quedarnos a dormir allí, en el Comfort Hotel Centre del Mon (centredelmon@book-inn-france.com ), pegado a la estación de tren y a un centro comercial. A pesar de ello, lugar tranquilo y a menos de un km del centro histórico. Quizá es la ciudad con menos ambiente por la noche, ya que a las 23h estaba todo prácticamente cerrado o en vías de hacerlo. Cenamos en un restaurante con encanto, muy vintage, “Restaurant Bistrot La Guinguette Jean” en Rue de la Tonnellerie, cerca del hotel, no muy barato pero todo estaba muy bueno. Quizá el trato fue lo más mejorable. Desde el hotel por la Avenue de Grand Bretagne se llega al casco histórico. Cerca del casco histórico, en esta avenida hay zonas de bares con un ambiente agradable para tapear, cenar o de copas. En el casco encontramos Le Castillet, la Basílica- Catedral de St Jean Baptiste y un entrecruzado de callecitas estrechas y con encanto. Paseable esta zona.

A la mañana siguiente salimos para comer en Sète, a unas dos horas desde Perpignan, ciudad turística y en la costa, entrecruzada de canales navegables. En esta época, final de octubre, fue difícil aparcar, aunque hay parking públicos. Quizá porque era día de mercado, pero intuyo que debe ser bastante complicado en temporada alta. Se puede pasear por la ciudad alta, también de callecitas estrechas, pasear por su mercado (los miércoles) o visitar el barrio de pescadores y tomarse un aperitivo o comer en los numerosos locales que bordean los canales.

Viajefilos en Perpignan 001
Viajefilos en Perpignan 002
Viajefilos en Perpignan 003
Viajefilos en Perpignan 004

AIX-EN-PROVENCE

Volviendo a coger la autopista dirección Niza llegamos en unas dos horas a Aix-en-Provence, lugar donde habíamos establecido nuestra residencia para los 12 días, ciudad del pintor Cezánne, aunque no pudimos ver nada de él, primero porque el museo que tiene alguna obra suya estaba cerrado y segundo porque lo que te venden de manera turística son sus rutas, de donde sacaba sus pinturas o ver la montaña St. Victorie que pintó y reflejó en sus escritos. En Aix alquilamos un apartamento a través de Homelydays en Rue d’Entrecasteaux. Es necesario tener cuidado con esta página porque actúa como intermediario con propietarios, por lo que cobra, pero luego se desentiende de cada reserva. Nuestros propietarios (contact@aix-city-apartments.com) entendían español y han sido muy amables, incluso sin cobrar la fianza. La casa estaba en el casco histórico, no tenía ascensor (a tener en cuenta según movilidad y maletas) pero cuentan con unas plazas de parking que es mucho más barato (15€) que cualquier parking público (25€ al día), y la casa estaba bien decorada y equipada. El estar en el centro histórico tiene el inconveniente del parking porque casi todo es peatonal, pero permite cercanía a todo en un paseo y a comercios, entre ellos comestibles (carnicería, comidas peparadas, quesos y embutidos) y panaderías cercanas que abrían muy temprano (alrededor de las 6:30h), como las situadas en Rue Espariat. La visita a la Église du Saint-Espirit, en esta misma calle, no tiene demasiado interés.

Mapa Aix en Provence

Una de las avenidas principales de Aix es el Cours Mirabeau, que presenta un buen paseo, flanqueada por numerosos comercios y por restaurantes y bares, con las típicas terracitas francesas que permiten estar muy bien en el exterior. En esta avenida sitúan los martes, jueves y domingos el mercado textil, interesante mercado con ropa y complementos de buena calidad y precios ajustados para ser en Francia, y existen varias fuentes, entre ellas la Fuente de la Rotonda. El Quartier Mazarin se encuentra al otro lado de la avenida, era un barrio señorial y de palacetes y así continua, aunque muchos de ellos se han convertido en lugares públicos, como el Museo Granet, que en este momento estaba cerrado y que contiene alguna obra de Cezanne, el Granet XX o Collection Jean Planque, en la Place Boyer, con bastante obra de Picasso, un Van Gogh de primera época y desconocido, Bonnart, muy interesante Kosta Alex (1925-2005), como más destacables para nosotros, y además gratuito. También en este barrio se encuentra la Fuente de los Cuatro Delfines, Caumont centre d’Art (edificio bonito en donde ponen una película novelada de Cezánne, hay exposiciones temporales, jardines y una cafetería muy bonita y muy cara, pero con una entrada de 13€ por persona que consideramos no merece la pena).

En el casco histórico se encuentra la Catedral, que presenta todos los estilos arquitectónicos pero con un resultado bonito. Su claustro se puede visitar, y merece la pena, pero precisa visita guiada por personas de una asociación cultural que están a la derecha de la entrada de la Catedral. Es a horas preestablecidas (aunque si quieren pueden adelantarlas porque a nosotros amablemente nos lo hicieron). Desde ella, por la Rue de G. de Saporta se pasa por la Place de L’Archéveché en donde hay un museo con este nombre y dedicado a tapices, y se llega a la Place de la Maire/Place de l’Hotel de Ville, en donde se encuentra la fuente con el mismo nombre y en donde los días de mercado (martes, jueves y domingo) se instala el mercado de las flores. A destacar alguna cosa: por la Rue de G. De Saporta se encuentran tres confiterías que merecen la pena: Patisserie Roy René, en donde hay Calissons (tipo de mazapan, típico de la ciudad) y otras galletitas tipo macarrons con presentaciones preciosas; otro lugar pequeño con magdalenas variadas y buenísimas, y la llamada La Tarte Tropézienne, que tiene la tarta del mismo nombre, típica de Saint Tropez, muy buena, sobre todo con frambuesas. Otra cosa a destacar en un lateral de la Place de la Maire/Place de l’Hotel de Ville es una tiendecita de souvenirs muy pequeña, la Picholine, en Rue Vauvenargues, con jabones, manteles, bolsas de lavanda…. Bueno, bonito y barato en comparación con otras tiendas. También en la cercanía hay una tienda de la cadena francesa de vinos Nicolas, en donde hay variedad y precios ajustados. Probamos el champagne de la casa Nicolas, con precio asequible y muy bueno.

Esta plaza tiene otras dos muy cercanas, la Place Cardeurs, con parking público subterráneo y muchos bares y terrazas para cenar y copas, con mucho ambiente nocturno. Uno de los bares, cerca de la fuente, Le Cardeur Bacchus, tiene muy buenos vinos y excelente atención. Probamos tinto y rosado de Chateau Grand Boise, que nos pareció excelente, así como el servicio y trato personal.

La otra plaza cercana es la Place Riquelme, hacia el otro sentido, donde instalan el mercado de alimentación los días mencionados y donde hay muchos bares y restaurantes por la tarde noche, con buen ambiente. Uno de ellos L’Unic, también de trato muy amable.

A partir de esta plaza y en dirección a le Cours Mirabeau se encuentra un entramado de calles estrechas, peatonales y bonitas con una gran cantidad de comercios.

En resumen, Aix- en – Provence es una ciudad para pasear, visitar, disfrutar y conocer.

Viajefilos en Aix en Provence 001
Viajefilos en Aix en Provence 002
Viajefilos en Aix en Provence 003
Viajefilos en Aix en Provence 005
Viajefilos en Aix en Provence 008
Viajefilos en Aix en Provence 009
Viajefilos en Aix en Provence 010
Viajefilos en Aix en Provence 011
Viajefilos en Aix en Provence 012
Viajefilos en Aix en Provence 013

Una vez conocido Aix, del que disfrutaríamos todas las noches al volver de las excursiones, comenzamos las visitas a lugares cercanos planteando la división de la enorme región que constituye la Provenza en: Luberon, alrededores de Avignon, Alpes, Costa Este y Arlés.



Booking.com

NORTE DE LUBERON

Comenzamos con el norte de Luberon, con la visita a la Abadía Cisterciense de Notre-Dame de Senanque, del s. XII (7’50€/adulto). Presenta delante una serie de campos de lavanda, en donde aún hay monjes, y se pueden realizar visitas individuales antes de las 11:30. Aún así, se hace visita individual a casi toda las estancias de la Abadía y se podría participar en alguno de sus actos religiosos. Tiene una tienda en donde se pueden realizar compras con precios más ajustados que en otros lugares y elaboraciones con lavanda de los monjes.

viajefilos-en-abadia-de-senanque-003

Viajefilos en Abadia de Senanque 001
Viajefilos en Abadia de Senanque 002
Viajefilos en Abadia de Senanque 004
Viajefilos en Abadia de Senanque 005
Viajefilos en Abadia de Senanque 006

De allí nos dirigimos hacia Roussillon, encontrándonos por el camino una vista panorámica de Gordes, otro de los pueblos con encanto y al que accedimos posteriormente, ya que queríamos llegar a tiempo para visitar el Sentier des Ocres, los senderos de los Ocres, formaciones montañosas con diversos tonos ocres en las que se pueden realizar dos tipos de recorridos, el corto de 35 minutos y el largo de 50, entre castaños y pinos. Muy agradable, con entrada a 2’5€/persona. La entrada al sendero está justo al lado de un parking, uno de los pocos lugares donde se puede aparcar en el pueblo. Era día de mercado en Roussillon (jueves) con elaboraciones de artistas locales de prendas de lana, acuarelas, etc. Comimos en un pequeño restaurante con terraza sobre los cortados, chez Nino en Rue des Bourgades, que presenta este pequeño village con encanto, por el que se asciende por calles empedradas y estrechas hasta la plaza donde se encuentra el Hotel de Ville.

viajefilos-en-ocres-y-roussillon-003

Viajefilos en Ocres y Roussillon 001
Viajefilos en Ocres y Roussillon 002
Viajefilos en Ocres y Roussillon 004
Viajefilos en Ocres y Roussillon 005
Viajefilos en Ocres y Roussillon 006

Posteriormente, visita al pueblo de Gordes, que como el anterior se encuentra en lo alto de un monte con unas vistas impresionantes, con un castillo en lo alto del pueblo, bar con impresionantes vistas como el Renaissance a su lado y con una boulangerie con fama, la Mamie Jane, en la Rue Baptistin Picca que no nos pareció nada especial, excepto en sus galletas de mantequilla.

Muy cerca de Gordes, a 4 Km, se encuentra un poblado de Bories, construcciones de piedra de de los siglos XVII al XIX, que evocan a la cultura de los nuraguis sardos, y que dicen fueron habitados por pastores hasta casi el siglo XX. Por supuesto es preciso pagar una entrada de 6€/persona. Aunque está preparado para ver las condiciones de vida de estos pastores, lo que le puede hacer interesante, entendemos que no es una visita imprescindible.

Recorriendo carreteras muy bonitas, flanqueadas por viñas con colores de otoño y campos de lavanda, que ahora no estaban en flor, pero armónicamente talladas todas las plantas, llegamos a Fontaine-de-Vaucluse, nacimiento del río Sorgue, de aguas transparentes. Otro pueblecito pequeño y encantador por el que circula el rio Sorgue. Por un camino que lo flanquea llegamos a la Fontaine, cueva excavada en la roca en la que en este momento no manaba agua de forma manifiesta pero que en primavera refieren que es espectacular. A mi me recordaba la fuente de la Toba en la Sierra de Segura pero… multiplicado por 100 en cuanto a tamaño de la cueva y parece que de caudal de agua.

Camino de la autopista paramos también en L’Isle-sur-la-Sorgue, ciudad de canales y norias, ya que era ciudad de tintoreros y curtidores. Pueblecito muy tranquilo con pocos establecimientos abiertos ya que pasamos cerca de las 19h. Un lugar con encanto para tomar algo es el Café de France, en la plaza de la Iglesia. La Tarta Tatin estaba muy buena. Desde aquí estábamos a 72 km de Aix, un paseo para un día cargado de imágenes preciosas en la retina que difícilmente transmiten las fotografías.

5 Viajefilos en Bories 001
5 Viajefilos en Bories 002
5 Viajefilos en Gordes 001
5 Viajefilos en Gordes 002
5 Viajefilos en Gordes 003
5 Viajefilos en Isle sur le Sorgue 001
5 Viajefilos en Isle sur le Sorgue 002
5 Viajefilos en Isle sur le Sorgue 003
5 Viajefilos en Isle sur le Sorgue 004
5 Viajefilos en Isle sur le Sorgue 005
5 Viajefilos en la Fontaine 001
5 Viajefilos en la Fontaine 002
5 Viajefilos en la Fontaine 003
5 Viajefilos en la Fontaine 004
5 Viajefilos en la Fontaine 005

LUBERON BAJO

Para terminar la zona de Luberon, y más cerca kilométricamente de Aix-en- Provence, se encuentra el “Luberon bajo”, muchos pueblecitos medievales en la parte sur de este macizo montañoso. De camino hacia Lourmarin (42 km desde Aix) paramos en la Abadía cisterciense de Silvacane (7’5€/adulto), que actualmente no funciona como monasterio pero que mantiene la evocación relajada y tranquila de lo que fue. En su claustro hay un madroño, con unos frutos buenísimos y un pozo muy curioso. La tienda del museo tenía objetos relacionados con la relajación y plantas terapéuticas, como esencias con distintos aromas para quemar y piedras de madera aromatizadas para dar masajes, ya que estaba en la ruta francesa del Camino de Santiago y los frailes elaboraban medicamentos para ayudar a los peregrinos. La chica que la atiende sabe algo de español y es muy amable.

Viajefilos en Abadia de Silvacane 001
Viajefilos en Abadia de Silvacane 002
Viajefilos en Abadia de Silvacane 003
Viajefilos en Abadia de Silvacane 004
Viajefilos en Abadia de Silvacane 005

En Lourmarin, nos encontramos con su mercado (viernes) que para mi ha sido el más auténticamente provenzal de todos los que nos encontramos, con muchos artesanos que vendían sus productos. Aconsejamos comprar mezclas de hierbas que elaboran para la cocina (spicemise@gmail.com). Una a base de estragón para el pescado, otras para tortillas, carnes… El pueblo es como todos, con mucho encanto. En el vivió y está enterrado Albert Camus. Tiene terracitas donde sentarse y disfrutar. Es muy turístico. Aconsejamos seguir ruta hacia Ansouis por carreteras rurales (atajos, poniendo camino más corto en GPS) que, aunque te obligan a ir más despacito se disfruta de unos paisajes magníficos.

Ansouis también es un pueblecito pequeño, medieval y muy bien conservado, de piedra, enclavado en un monte como la mayoría de ellos y por tanto con unas vistas espectaculares… y unos gatos enormes y con un pelaje precioso (también típico de la zona pues en toda la zona los gatos eran grandes y gordos). La comida en el restaurante Le Grain de Sel (Grand Rue, y cierra los martes), muy buena comida, platos elaborados aunque algo más caro que en otros anteriores mereció la pena por el espacio y el gusto. No tomamos postre para acudir a la heladería L’Art Glacier (www.artglacier.com ), cerca de Ansouis, espectacular. Un lugar perdido y aislado, en un alto con vista bonitas y que elaboran unos helados buenísimos. No es barato pero el espacio y sus especialidades merecen el viaje a los amantes de helados, sorbetes y crêpes. Los helados del día eran de pan de especias, de hojas de menta, de jazmín y otros muchos. Encuentras helados de frutas, de flores,….. en un entorno bonito tanto en el interior como exterior, así como la presentación de los mismos.

6-viajefilos-en-ansouis-001

6 Viajefilos en Ansouis 002
6 Viajefilos en Ansouis 003
6 Viajefilos en Ansouis 004
6 Viajefilos en Ansouis 005
6 Viajefilos en Ansouis 006
6 Viajefilos en Ansouis 007
6 Viajefilos en Ansouis 008
6 Viajefilos en Art Glacier 001
6 Viajefilos en Art Glacier 002
6 Viajefilos en Lourmarin 001
6 Viajefilos en Lourmarin 002
6 Viajefilos en Lourmarin 003
6 Viajefilos en Lourmarin 004
6 Viajefilos en Lourmarin 005
6 Viajefilos en Lourmarin 006

Continuamos por caminos rurales con paisajes preciosos hasta llegar a Bonnieux, otro pueblecito medieval encantador para pasear por sus calles estrechas, con algún antiquísimo pino y cedro dentro del casco que son espectaculares, y que, al estar enclavado también en un cerro permite unas vistas preciosas del campo en otoño. Tiene una iglesia alta y otra baja pero lo más bonito es pasear. Su mercado también es viernes pero ya he dicho que sólo están hasta las 12:30h como mucho. En su cercanía, pero a unos 6km al sur se encuentra un bosque de cedros, le Forêt de Cèdres, que tiene diseñados varios senderos para recorrerlo y que es muy bonito y extenso. Todo depende del tiempo y de las estancias que se diseñen para este viaje. Igualmente, a unos 6 km pero al norte, camino de nuestra próxima visita, nos encontramos con el Pont Julien, puente romano bastante bien conservado y que con la luz del atardecer resultaba un entorno muy bonito.viajefilos-en-bonnieux-011

Viajefilos en Bonnieux 001
Viajefilos en Bonnieux 002
Viajefilos en Bonnieux 003
Viajefilos en Bonnieux 004
Viajefilos en Bonnieux 005
Viajefilos en Bonnieux 006
Viajefilos en Bonnieux 007
Viajefilos en Bonnieux 008
Viajefilos en Bonnieux 010
Viajefilos en Bonnieux 012

Terminamos el día con la visita a Lacoste, otro precioso pueblo medieval en un cerro, desde el que también se ve Bonnieux en la lejanía, y que por sus calles y muros empedrados, se sube al castillo del Marqués de Sade, comprado por Pierre Cardin, y con varias esculturas en la entrada, una de ellas alusiva al Marqués de Sade. De este intenso día descansamos un rato tomando un Pastis en el Café de France, en una de las cuestas de acceso al pueblo. Muy agradable.

Viajefilos en Lacoste 003
Viajefilos en Lacoste 004
Viajefilos en Lacoste 005
Viajefilos en Lacoste 007
Viajefilos en Lacoste 009

Todavía quedaban muy buenos días por delante, continuará…

1 Comentario
  1. Muchas gracias Carmina! Como siempre descubriéndonos rincones del mundo plagados de historia y con las mejores recomendaciones para no perderse nada. No conocía la existencia de tanta riqueza en un lugar tan cercano, pero, como siempre, otro más para la lista de deseos!

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas