Print Friendly, PDF & Email

Bueno, esto sí es un super-viaje: Tanzania con niños. Increíble. ¡Qué suerte la nuestra! Y además, en realidad es un Tanzania con familia, pues vamos los siete: los abuelos, nosotros cuatro, y la culpable de todo, mi hermana, la tía Elena. ¿Que por qué culpable? Pues porque se encaprichó para su 40 cumpleaños, con celebrarlo con su familia en África… Así que se regaló por tan especial aniversario, regalarnos a todos nosotros este fabuloso viaje: África con niños, África en familia, que acabó siendo un Tanzania con niños (o Tanzania con familia).

Y una vez con la ideica en su cabecita, hubo que ponerse en marcha. Ahí va el índice de los post que subiremos:

COMO PREPARAR UN VIAJE A TANZANIA CON NIÑOS

Lo primero es una búsqueda masiva por internet con presupuestos muy generales. La idea era aproximadamente una semana y en concreto, la de vacaciones de octubre de mis hijas, que además coincidía con su fecha de cumple.

De todos los que nos contestaron, nos gustó un vasco (Get in safaris; www.getinsfaris.com; info@getinsafaris.com), que a los diez minutos de haberle escrito, me llamó por teléfono. Estuvimos un gran rato hablando, y la verdad que me gustó mucho su seriedad y profesionalidad, a la vez que sinceridad (aparentemente, pues en realidad es un comerciante).

En una visita a España, mi hermana, Elena, (recordad que vive en Abu Dhabi) aprovechó para pasarse por otra agencia, en plena calle Serrano de Madrid (nº 41), De Viaje (www.deviaje.com, tlf: 91 577 98 99; info@deviaje.com). La cuál le dio un buen rollo impresionante (sólo el local dice que es precioso). Así que ya teníamos entre todas las respuestas, dos preferidas.

Otro gran problema era el país que elegir: decir África, es mucho decir… Pero los dos agentes coincidieron en que por las fechas en que íbamos (lo único seguro), y debido a la migración de las manadas; y por otro lado el tipo de viaje que íbamos a hacer (abuelos, niños, 7 días…), Tanzania era el país ideal. Así que una duda resuelta.

Finalmente nos decidimos por De Viaje por dos razones. 1º: era más cara, pero incluía un buen seguro de viaje. 2º: y además gestionaba los billetes. Por razones que nos explicó y que eran lógicas, Get in safaris no lo hacía. Pero ya que íbamos con todo organizado y encima desde dos orígenes distintos que había que coordinar, por comodidad, preferimos que nos lo hiciesen todo. Así que ya tenemos todo.

El resto, el viaje en sí, lo organiza la agencia. Con el límite del tiempo que le impusimos, nos diseñó un circuito muy apañado que incluye lo típico: Serengueti, Ngorongoro, maasais… Elena negoció, además, un trayecto en avioneta y alguna cosa más.

Así que el viaje está ya en marcha… Sólo queda que se acerquen las fechas y los siguientes detalles.

VISADO A TANZANIA

A la entrada del país, se pagan 50 dólares por persona por un visado de turista de tres meses. Así que no hace falta gestionar nada previamente, más que traer el dinero.

DINERO EN TANZANIA

La moneda local son los chelines. Pero en realidad aceptan perfectamente dólares americanos, y quizá euros, según dicen. Parece que son amantes de los billetes, así que se recomiendan dólares porque tienen billetes de uno, mientras que el billete de menor cantidad de euros es el de cinco. Un dólar son dos mil chelines, con lo cual, por lo mismo mejor, pues los billetes son de 1000 y 2000 chelines (y monedas de 500). Para propinas y gastos menores, se necesitaran esas pequeñas cantidades. Por ejemplo, el maletero que coge él solo todas las maletas, un dólar o dos mil chelines. Si son dos, mil chelines para cada uno.

VACUNAS PARA VIAJAR A TANZANIA

Según Sanidad Internacional, a la que debes pedir cita previamente y sin despistarte, pues suelen tardar en dártela, no hay ninguna vacuna obligatoria. La única es la fiebre amarilla si procedes de un país en el que ésta sea endémica (incluidos tránsitos largos de avión, aunque no salgas del aeropuerto, como por ejemplo Kenia). En tránsitos cortos (un par de horas), no debe haber problema, pero si está ya tan avisado, no sé si me arriesgaría a arruinar mis vacaciones.

La muy recomendada: la profilaxis de la malaria (vía oral, desde el día anterior hasta una semana después).

Menos recomendadas, tifus (oral o intramuscular) y cólera (oral), cuya inmunidad es caduca. Y hepatitis A, intramuscular y perenne si has realizado la vacunación completa. Pero desabastecida actualmente en las farmacias españolas. Estas tres últimas, con las medidas básicas de higiene de alimentos crudos, agua, etc… no deben ser ni necesarias si no se quiere.

La rabia. En España no existe la rabia (ni en Europa), luego no existen las vacunas anti-rábicas, salvo para casos de post-exposición durante viajes.

Tétanos: una vez puestas las cinco dosis, ya te olvidas del tétanos para el resto de tus días.

Y todas estas recomendaciones ministeriales, se pueden dar la vuelta dependiendo de si además acudes a un preventivista hospitalario u otro… Pero lo suyo es ir a Sanidad Internacional.

PROPINAS EN TANZANIA

Id preparados para dar propinas hasta el apuntador (aunque he leído que en taxis y restaurantes no se esperan). Son gente hospitalaria, amable y alegre, pero que incluyen en sus pobres salarios, la propina del viajero. Los foros y demás varían en sus recomendaciones. En general, se acuerda un dólar para maleteros. Aunque una vez aquí, nuestro guía, Domi, nos recomienda cambiar a chelines (1 dólar = 2000 chelines), para poder dar propinas de 1000, es decir 50 centavos.

Y para el chófer-guía de los safaris no se ponen de acuerdo. A veces 10$ por día; otras entre 5,7 y hasta 10$ he leído, por persona por día. Y otras diferentes sugerencias. En fin, nosotros que somos 7, y el guía es sólo para nosotros (uno que estará con nosotros los 6 días que al final nos salen), si damos lo mínimo serían 7×5, al día 35$; por 6 días, más de 200$. La verdad, a mí me parece una barbaridad, teniendo en cuenta que el salario medio del país es entre 60-100 $ al mes.

De cualquier manera depende de lo contento que quedes, pues se paga siempre al final del viaje.

MOSQUITOS Y SOL EN TANZANIA

Gorro, gafas y protector. Necesarios, que quema el sol de lo lindo. Y 20 minutos después del protector, el antimosquitos. Además, hay que evitar estos últimos con otras medidas: al amanecer y anochecer, ocultar la carne sabrosa con manga y pantalones largos; dejar atrás colores chillones y oscuros; una pulsera, espirales antimosquitos… En época seca como vamos nosotros, mosquitos hay pocos, pero sí es importante para las moscas tsetse (que transmiten la enfermedad del sueño).

Las gafas son útiles también para evitar que el polvo del camino entre en los ojos mientras buscamos animales con las ventanas abiertas.

Un poco sobre TANZANIA

Tanzania es un país joven, constituido en 1964 tras la unión de Tanganika y Zanzíbar. Tiene una población aproximada de 49 millones de habitantes cubriendo una superficie de casi 1 millón de Km2. Su población se divide en 128 tribus oficiales, la más famosa de las cuales es la de los maasais, que también ocupan territorio del sur de Kenia.

Ha tenido ya 6 presidentes, cada uno proveniente de tribus diferentes y algunas minoritarias, por lo que se demuestra que votan al que creen que es el mejor, y no al más popular. La legislatura es de 5 años, habiendo estado cada uno de ellos dos seguidas.

La principal ocupación de la población es la agricultura. Aunque tienen en el turismo una fuente importante de ingresos. El 30% del país es espacio natural protegido.

Su capital actual es Dodoma. Y tiene frontera con 8 países diferentes (Kenia, Uganda, Ruanda, Burundi, República Democrática del Congo, Zambia, Malawi y Mozambique).

Las estaciones son las lluviosas (abril, mayo y junio; y otra más corta en noviembre y diciembre), y las secas, el resto del año. Aunque refieren que el cambio climático también les está afectando, alterando a veces este bio-ritmo.

En la actualidad para realizar safaris, es necesario la contratación de un guía (empresa, freeland o de la manera que sea). En algunos como en el Parque del Kilimanjaro, además de ese guía es obligatorio que un maasai acompañe al grupo.

Existen diferentes cosas que ver y hacer en Tanzania: safaris por los diferentes parques (lo más conocidos son los del norte, pero hay más); subir los montes Kilimanjaro (necesita aclimatación, no es difícil técnicamente) o Meru (sí es difícil); rélax en las playas de Zanzíbar; buceo allí también o en la isla de Mafia, etc…

Y ahora sí, con esto y un bizcocho… empieza nuestro viaje familiar con niños y abuelos a África: Tanzania en familia.

1 Comentario
  1. Ana 4 meses

    ¡Increíble lo que te lo curras! Ojalá algún día pueda hacer un viaje así. Creo que para entonces mis hijos serán ya mayores. Enhorabuena por el artículo.

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2018 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas