Print Friendly, PDF & Email

No voy extenderme  los detalles descriptivos de los sitios  que visitamos en nuestro viaje a Japón. Todo eso está en cualquier guía de viaje a Japón mucho mejor explicado de lo que yo podría hacerlo. A esto lo vamos a llamar, ajustándonos mas a la realidad del Toro, de Rafita, y mía, “Japón para Dummies”. Nos centraremos, más que en la descripción de los lugares, en la forma de llegar hasta ellos desde los hoteles y estaciones. Ese era mi caballo de batalla acompañado con un niño de 10  años y otro de 49 a los que no les preocupaba en demasía si perdíamos, o no, un tren, bus o metro. De hecho mi preocupación fue derivando de “como llegar a los sitios” a “como no perder a estos dos en el intento… más todavía cuando estaban más pendientes de meterse en cualquier lugar, generalmente un baño, que de lo que había programado visitar ese día.

Y hablando de programado, este viaje no nos habríamos atrevido a hacerlo, ni siquiera imaginarlo,  sin la ayuda, consejos, elección, reserva de Hoteles, billetes de avión, e itinerario, que José Luis y Carmen, “los olivicas”, como los llama Rafita,  nos gestionaron y organizaron.

Son 13 días en Japón utilizando el Japan Rail Pass para los desplazamientos en tren desde el 5º día, en el que nos íbamos de Tokio a Takayama, hasta el 11º que lo usamos por última vez desde Hiroshima a Tokio. En total un pase de 7 días, que a los adultos nos costó 218€ (29.100Y) y el niño 109€ (14.550Y). De todas formas más adelante entraremos en los detalles del itinerario.

Pero antes un apunte sobre el Japan Rail Pass, desde ahora JRP, que es el bono que hay que comprar, antes de llegar a Japón (si lo quieres mas barato), para viajar de forma ilimitada en la mayoría de trenes en Japón, durante el periodo que hayas seleccionado. A la llegada al aeropuerto, en la “JR East travel service center”, hay que indicar  el día que lo quieres activar. Nosotros lo compramos aproximadamente 1 mes antes de la fecha del viaje en la pagina Japan Experience, y nos llegó por mensajero en 4 días. Ojo, que es esa documentación física la que tienes que entregar a la llegada para activarlo, no sirve una copia, ha de ser el “exchage order” original que te llega por correo lo que hay que mostrar en la oficina de JRP en el aeropuerto. Muy importante no extraviarlo, porque no sirve que justifiques que lo has comprado.

Nuestro viaje  comenzó el miércoles 20.06.2018 desde el aeropuerto de Valencia a las 06:00h con escala en París, donde llegamos a las 08:20h a la terminal 2F del Charles De Gaulle. La salida a las 13:35 h desde la terminal 2E con  llegada al Aeropuerto de Narita terminal 1 a las 08:20h h del jueves 21.06.2018. Durante el vuelo de París a Tokio el personal te entrega una ficha para rellenar y entregar a la llegada para agilizar lo tramites aduaneros. Por supuesto mis dos incontinentes acompañantes visitaron todos los baños que encontraron a su paso. Aeropuerto de Valencia, avión Valencia-París, Aeropuerto de París, vuelo París-Tokio,  Aeropuerto de Tokio… En varias ocasiones.

Haz click en la imagen y llévate un 5% en el mejor seguro de viaje

Día 2 (jueves 21.06.18) Tokio

A llegar al aeropuerto de Narita, una vez recogido el equipaje, seguimos las indicaciones “railways” para bajar por unas escaleras mecánicas  que nos llevan al mostrador de “JR East travel service center”. Activamos el JRP para el jueves 25 y compramos las tarjetas suica. Las tarjetas, que serán muy practicas para todos los transportes en Tokio y Kioto, eran fáciles de recargar en cualquier caja expendedora de billetes en el metro, además de que servían para pagar en muchos sitios, como por ejemplo en algunas máquinas de bebidas que abarrotan algunas de las calles. Hay que dejar un depósito de 500Y que te devuelven cuando las entregas a la vuelta en el aeropuerto.

Una vez terminadas estas gestiones nos dirigimos al mostrador de venta de billetes de la Keisei, que está a la izquierda de la oficina de la JRP. Aquí podemos comprar tanto el billete para el Keisei Main Line Rapid que cuesta unos 1000Y y tarda alrededor de 94 minuto, como el billete para el  ACCESS-TOKKYU for HANEDA AIRPORT, que tarda unos 55 minutos a Asakusa. Nosotros elegimos este último que, aunque un poco mas caro, 1.330Y solo paraba en KEISEI-TAKASAGO + AOTO + OSHIAGE, antes de llegar a ASAKUSA (Toei). Tiene una frecuencia de media hora entre uno y otro. Tomamos el de las 10:44 h.

Una vez llegas a la estación de Asakusa hay que buscar la salida A2b. Es importante porque esta estación, como algunas otras grandes, tienen varias  salidas muy alejadas entre si. Puede suponer que caminemos 1 km, o más, una vez fuera de la misma. Nuestro hotel, el Khaosan Tokyo Laboratory se encuentra a 650 metros de esta salida. Nosotros utilizamos la aplicación maps.me que nos recomendaron José Luis y Carmen, que funciona sin necesidad de datos, para llegar al mismo sin problemas. Antes de salir de viaje nos descargamos la aplicación y los mapas de Japón y pusimos marcadores con la ubicación de los hoteles en los que nos íbamos a alojar.

No eran todavía las 12:00 h cuando llegamos al hotel y el check in era, en teoría, a partir de las 15:00 h, pero muy amablemente nos dijeron que podíamos subir a la habitación porque ya estaba vacía y preparada. El personal del hotel muy atento y colaborador, se esforzó en decirnos que había 4 estaciones de Asakusa (Tobu / Toei / Tsukuba y metro Ginza line) y que tuviésemos claro la que necesitábamos utilizar en cada momento.

La habitación para tres personas, en realidad cuatro, era muy pequeña, y el baño también, mucho… con cuatro literas y a penas espacio para que pudiésemos dejar las maletas cerradas. Abrirlas, en caso de ser cuatro, habría sido una auténtica quimera, pero no era lo fundamental. El hotel estaba muy bien ubicado y comunicado con metro y tren, además de estar caminando a pie a menos de 10 minutos del Senso-ji. El precio de 3 noches para 3 personas era de 40.800Y (aprox. 323€) unos 35€ por persona/noche. No siendo caro, fue el más caro de los que nos alojamos en el viaje, también el peor en cuanto a instalaciones, pero el mejor en el trato personal. En la entrada había a todas horas, café, te, pastas, y bebida, para servirte cada vez que quisieras.



Booking.com

Distrito de Asakusa

Una vez ubicado en el hotel, nos duchamos y bajamos a comer, sin pensar en donde, pero que estuviese cerca del Hotel. Justo en la acera de enfrente nos metimos en el “Somerato Okonomiyaki”. No puedo recordar lo que comimos ni los ingredientes, pero estaba todo muy rico, hecho sobre una plancha delante de nosotros, a modo de tortita. Si que recuerdo que fue el lugar más caro en el que comimos, a excepción del Maruaki, aun así, no más de 20€ por persona. Después nos dirigimos caminando por la Kaminarimon-dori hasta el cruce, a la izquierda,  con Nakamise Dori, que es una calle comercial, y al fondo se encuentra el  Senso-ji o Asakusa Kannon, que no entro a describir, pero me pareció el más bonito de los que vi en Tokyo, sobre todo de noche, a la vuelta del Tokyo Skytree.

Ya a punto de anochecer cruzamos el río Sumida, no sin dar una vuelta por su parque, por el Azuma Bridge y vimos el Super Dry Hall, un curioso edificio con un penacho dorado, sede de la cerveza Asahi, pero que Rafita rebautizó como la “finca unicornio” y que a mi me pareció más adecuado que el apelativo que le habían dado los tokiotas de “zurullo dorado”, mas propio del mundo fallero que de esta gente tan seria… y así sin darnos cuenta, y con el Skytree como referencia, se nos hizo de noche al llegar a esta imponente torre.

Y también nos dimos cuenta de que nos habríamos ahorrado la caminata si hubiésemos tomado el tren en Asakusa Tobu, que nos habría llevado hasta aquí con solo una parada y 3 minutos. Decidimos que volveríamos a la noche siguiente a contemplar Tokyo desde tropecientos metros de altura, no recuerdo cuantos.

De vuelta al hotel, después de que mis acompañantes visitaran los baños que fueron capaces de localizar, no pudimos evitar pasar de nuevo por el Senso-Ji, ahora de noche, y sin nadie alrededor, para hacer unas bonitas fotos. Después cenamos en “Tendon Tenya”, nos pillaba de paso, y mi amigo quería tempura, vi que también había ramen (me pase todo el viaje “comiendo fideos largos con caldo”, como decía mi hijo) y nos decidimos, por 800Y un menú que incluía agua, sopa de miso (no me gusto en ningún sitio) , entrante y plato principal, todo bueno y buen trato.

Día 3 (viernes  22.06.18) Ueno / Ameyoko

Madrugamos y a las 08:00h estamos en marcha. Hemos desayunado en la habitación lo que habíamos comprado la noche anterior en un Family Mart, batidos y bollería, iba a ser el desayuno standard prácticamente todo el viaje. Salimos del hotel y caminamos unos 400 metros hasta la estación de  Metro Tawaramachi (G18) de la linea Ginza, dos paradas hasta G16 Ueno dirección SHIBUYA.

Paradójicamente, con ese enjambre de lineas, y paradas, el metro de Tokio me parece bastante más claro y fácil que el de Valencia, siendo este último mucho mas pequeño y corto. Todas las paradas están numeradas y precedidas de la letra correspondiente al nombre de la linea. Solo hay que saber el destino final de la línea y montar en esa dirección, o la contraria, en función de donde vayamos. Dentro del vagón también te va indicando en pantallas la dirección del metro, ademas de por megafonía.

Distrito de Ueno

Salimos de la estación de Ueno y al pie de la misma se extienden las calles peatonales de Ameyoko, bazar al aire libre donde se encuentran tanto productos alimenticios como camisetas a precios de ganga. Comimos una especie de pinchitos de panceta con algo similar a la soja que estaban espectaculares.  A menos de 5 minutos de la estación el Ueno-Onshi Koen, o “parque de Ueno, regalo Imperial”.  Alberga varios museos, algunos de los más importantes de Japón, de los que Rafita y el Toro salieron despavoridos al saber que eran museos; templos y santuarios, un zoológico y, sobre todo, numerosos cerezos.

El parque Ueno es el más grande de Tokyo y uno de los más antiguos de Japón. Visitamos el Templo Kan-eiji, el Santuario Toshogu, el Estanque Shinobazu, el Santuario Yushima Tenjin y la estatua de bronce de Saigo Takamori. Con una altura de 3,63 metros. Rafa decía que para ser un Samurai se había pasado comiendo dorayakis, señalando su incipiente barriga y el Toro ponderó el tamaño generoso de su cabeza, a la que llamó “pedazo de almendra”. Por suerte nadie entendía estas disertaciones sobre uno de los personajes más importantes en la modernización de Japón que condujo a la Restauración de la dinastía Meiji.

Antes de tomar de de nuevo el metro en Ueno, almorzamos uno de los paquetes al vacío de jamón ibérico que nos habíamos llevado para emergencias (otra buena sugerencia de Bauset). Desde ese día quedó como costumbre, a mitad de mañana, comer de forma ávida un bocata de jamón y un pan blanco que, para ser sinceros, hacia un poco de “bola” al tragar.

Distrito de Shibuya

Si hubiésemos vuelto al hotel  habríamos cogido la G18 tawaramachi hasta G01 Shibuya pero como fuimos desde Ueno  subimos en la G16 hasta G01 Shibuya . Al lado de la G16 también teníamos cerca la estación JR Yamanote desde la que se podría tomar la  Line(Outer loop) for OSAKI desde Ueno que paraba, como la linea Ginza de metro, en Shibuya

Tomando la salida  Hachiko guchi de la estación Shibuya se encuentra una estatua de bronce del perro Hachiko, donde nos hicimos unas fotos guardando una rigurosa cola. Decir que nos llamó la atención el orden de la misma. No quedaba más remedio que imbuirse de ese espíritu ordenado de los japoneses. Al frente de esta estatua, y después de cruzar la impresionante intersección “cruce” Shibuya, se abre la calle Koen-dori, con sus grandes almacenes y boutiques. Debimos de pillar un día no muy concurrido, ya que, a pesar de pasarlo en varias ocasiones, no conseguimos percibir esa sensación del lugar con mas personas por metro cuadrado del mundo. Eso si, cuando hicimos un pequeño descanso, el calor y la humedad apretaban bastante,  a mi amigo Toro, con ese imán que posee para los tipos pintorescos, se le pegó a rueda el único Japones plastita que debía de existir en Tokio. El equivalente al “moneta” del Cabañal. Tuvimos que cambiar de ubicación…

Una vez despistado nuestro nuevo amigo nos dirigimos al Parque Yoyogi (vaya empacho de jardines) . 12 minutos hacia el norte de la estación de Shibuya. Este parque, antigua villa olímpica, es uno de los más grandes de Tokyo, pero grande, grande, que por poco seguimos dando vueltas para salir de allí, ahí el maps.me nos quería despistar.  Y cerca del parque Yoyogi se extiende el distrito Harajuku.

Distrito de Harajuku

Al que podemos llegar en metro F16 shibuya a F15 Meiji-jingumae en direccion KAWAGOESHI, pero nosotros lo hicimos caminando desde el Parque Yoyogi, unos doce minutos.

El Santuario Meiji, o Meijijingu es el santuario sintoista dedicado al emperador Meiji y sus descendientes. Está a 3 minutos a pie desde la estación Harajuku de JR; 3 minutos a pie desde la estación F15 Meiji-Jingümae. Este lo pasamos de “refilón”. Mis dos acompañantes decidieron que el cupo de Santuarios, templos y parques ya estaba cubierto por ese día. Yo estuve de acuerdo.

Calle Takeshita-dori. El barrio de los adolescentes, a 1 minuto a pie desde la estación Harajuku de JR y a 1 minuto a pie desde la estación Meiji-Jingümae F15. Aquí el calor y la humedad ya causaban estragos en mis dos acompañantes de la tierra media. Y a la altura de la avenida  Omotesando, por mayoría simple, de dos a uno, ellos contra mi, cogimos un taxi para ir al Hard rock a comprar unas camisetas. Se negaron a hacer dos enlaces. A la salida de las compras vimos, al final de una avenida la Torre de Tokio, que aprovechamos para visitar por fuera, ya que la vista panorámica la teníamos reservada para la tarde noche desde la Skytree.

Para volver a Asakusa caminamos 700 metros hasta H05 Kamiyacho para bajar tres paradas después en H8 Ginza y trasbordar a G09 Tameike-sanno y, si el destino hubiese sido el hotel hubiésemos bajado nueve paradas después en G18 Tawaramachi, como íbamos a la Skytree, y queríamos comprar los billetes para ir a Nikko al día siguiente, paramos en la G19 Asakusa. Salimos a la estación Asakusa Tobu y compramos los billetes para Nikko, y después nos subimos a la Tobu Skytree line y bajamos solo una parada después en la Tokyo Skytree Station. Saliendo por la Main Ticket Gate, está a 100 metros. Por la noche es impresionante, y las vistas, mas todavía.

A la vuelta cenamos, no recuerdo el nombre,  en uno de los muchos restaurantes tradicionales que jalonan toda la zona de Asakusa… luego los eche de menos, daba igual en el que entrases, el ramen, mi fijación, estaba en todos buenísimo, y a precio espectacular. Si no pedías cerveza, por escasos 900Y, comes hasta decir basta. Aquí Rafita se durmió sobre la mesa, estaba reventado.

Día 4 (sábado  23.06.18) Nikko

Este día madrugamos menos y caminamos 9 minutos a pie desde el hotel hasta la estación Asakusa de la línea Tobu para tomar el Tobu Ltda. Exp. Kegon 13 (09:30 h.)  en el anden 5 situada en el 2º piso de la estación, al subir las escaleras a la izquierda. 5.000Y ida/vuelta e incluye los desplazamientos en bus en Nikko. El trayecto es de casi dos horas hasta la Estación Tobu-Nikko. Existe la posibilidad de hacerlo con un tren más barato, el limited express, por 2.720Y, en el que hay que hacer varios trasbordos y que tarda una hora más… además de que no incluye los desplazamientos en bus una vez llegados a Nikko. Yo a mis niños los tenía que “regular” y elegí lo más cómodo.

El día había salido nublado, y una vez llegamos a Nikko se transformó en un día muy desapacible, viento, lluvia y frío, pero animados seguimos a todos los “guiris” que iban a por los buses nada mas salir de la estación. No fui capaz de entender la explicación que me dieron en la estación Tobu de Asakusa, la chica tenía bastante nivel de inglés, y con el mío de “merendero de playa” fui incapaz de entender dos frases seguidas. Así que me limité a sonreír y asentir a cada explicación que muy amablemente me daba. Por lo tanto, decidí seguir a la marabunta nórdica que nos acompañaba en el tren,  y que me guiase. La mayoría tomo un autobús y nos unimos a ellos, en la primera parada bajaron unos pocos, nos miramos los tres y decidimos que tenía que haber mas consenso a la hora de bajar, en la segunda tampoco bajaron muchos, pero en la tercera, lo hicieron todos, y nosotros detrás de ellos. La lluvia empezó a caer con mas fuerza,

Pudimos visitar el El mausoleo Taiyuin o Taiyuinbyo,  santuario Toshogu, el Futasaran Shire, el Templo Rinnoji… Si subís la escalinata que hay, llevad cuidado y acopio de agua, al final de la misma hay dos enormes máquinas, con decenas de dispensadores, en los que solo hay unas latas verdes que contienen el peor té que jamas puedas haber bebido. Debe ser algún tipo de penitencia para el  que llega a esa altura. Bromas a parte, el lugar tiene algo especial, una pena que, un rato después, cuando estábamos en el puente Shinkyo,  mi hijo me confesó que ya no podía más, que tenia que ir al baño, si o si…. Había esperado demasiado, y como recuerdo dejamos en el baño de una heladería unos bonitos bóxer talla niño. El pobre estaba hecho polvo, no se atrevía a comer ni beber nada, y decidimos volver a la estación a esperar el tren de vuelta.

Quise cambiar los billetes, para adelantar el tren de regreso, pero quise entender que tenía que comprar de nuevo los billetes de vuelta one way, y luego en la estación donde los compre, pedir el reembolso de los billetes que tenía. De todas formas llovía a mares y quizá no hubiésemos visto mucho mas, o con ese consuelo me quedo. De nuevo en el hotel, perdimos la tarde… yo aproveche para reservar billetes con el JRP que teníamos activado para el día siguiente. Se pueden reservar todos de la JR menos los más rápidos que no están incluidos en el bono (Nozomi)

Día 5 (domingo  24.06.18) Takayama

Esta vez gran madrugón, llegamos con la G18 desde tawaramachi  G16 Ueno, direccion Shibuya, y tomamos el SHINKANSEN KAGAYAKI 503. de las 07:26 h que sale desde anden 19 en Ueno. Llega a anden n.º 13 de Toyama. En el anden n.º 3 de Toyama tomamos el Ltd. Exp. (Wide View) Hida 8 con destino a Takayama.11:23 h. El Shinkasen es un tren que no es el último, pero es confortable y rápido. El Wide View es ya otra cosa, lo más parecido a un “borreguero” pero limpio y bien cuidado, con el característico traqueteo de antes, y lento, bastante lento, lo que nos dio la posibilidad de contemplar un precioso paisaje entre Toyama y Takayama, en algunos momentos parecía que estábamos en una escena de Jurasic World, sin dinosaurios, claro.

El hotel Country Hotel Takayama esta a 50 metros de la estación JR de Takayama, a la salida, enfrente a la derecha.  Y justo pegado a la izquierda de la estación JR de Takayama esta la estación de autobuses Nohibus, que es donde tendremos que sacar los billetes para la excursión al día siguiente para Shirakawa-go. Entramos al Hotel para hacer el check in, pero no pudimos a la habitación hasta las 15:00 h. Dejamos las maletas en la consigna y decidimos ir a la estación Nohibus, que está enfrente del hotel para reservar los billetes para la excursión del día siguiente a Sirakawa-go. En un triángulo de 50 metros por lado están la  estación Nohibus, la estación JR de Takayama y el Country Hotel, la ubicación es inmejorable. En la Nohibus sacamos los billetes, con reserva de asiento, para las 08:20 h y regreso a las 13:35 h, para volver sin problemas y tiempo de sobra para subir al tren de las 15:38 h hacia  Kyoto.

Una vez comprados los billetes para el día siguiente decidimos dar una vuelta por Takayama. San-machi Suji, el centro de la ciudad vieja de Takayama es una zona animada. Las tres calles principales de San-machi Suji son estrechas y llenas de tiendas de productos tradicionales, talleres de artesanía, tabernas y cervecerías (indicadas por una bola de agujas de cedro colgando en el exterior). Templo Hida Kokubunji, 5 minutos a pie desde la estación de Takayama. Takayama Jinya, sede del gobierno local  a 10 minutos a pie desde la estación de Takayama. Higashiyama Teramachi, trece templos y cinco santuarios se alinean a lo largo de una explanada rodeada de árboles. 20 minutos a pie desde San-Suji machi. El Templo Shorenji, con vistas a la ciudad,  y el parque Shiroyama, 33 minutos a pie desde estación Takayama, esto es lo mas lejos que nos movimos desde el Hotel.

Por supuesto que no entramos en el Museo de Artes Populares de Kusakabe, situado en las orillas del río Miyagawa, ni tampoco en la Exposición de la ceremonia de la danza del león  que esta ubicado en el barrio de Sakura-machi, y se exponen más de 800 máscaras de león, así como tambores y otros artículos relacionados con los festivales. No sea que a Rafita le diese una urticaria. El estaba mas pendiente de buscar el restaurante, Maruaki, que nos recomendaron Bauset y Capdepon, “los olivicas”. Comimos la famosa carne de Hida, el plato de los 4 tipos de 5A, muy buena, con diferentes veteados de grasa que la hacen muy sabrosa. También muy cara. Después volvimos al hotel y nos acomodamos en las habitaciones.  En este caso teníamos dos. 11.020Y (87€), amplias y espaciosas, buen baño, y muy limpio. Por la tarde dimos otro paseo por la pequeña localidad, pero a partir de las 18:00 h se convierte en una ciudad fantasma, que para hacer fotos casi se agradece. La cena frugal en la habitación, con cosas que habíamos comprado en el Family Mart.



Booking.com

Día 6 (lunes  25.06.18) Shirakawa-go y llegada a Kyoto

Sin madrugar mucho, cruzamos la calle. A la izquierda de la puerta del hotel, a 60 metros esta la estación de autobuses Nohibus. Hacemos la cola y subimos al autobús que nos lleva a Sirakawa-go en apenas 50 minutos. Previamente hemos hecho el check out y dejado las maletas en consigna del hotel, aunque también se podían haber dejado en la misma estación Nohibus que dispone de consigna de equipaje.

Shirakawa-go y Gokayama son dos tranquilas aldeas, situadas en el corazón de las montañas,  atravesadas por un río y rodeadas de campos de arroz. Desde el mirador del Castillo de Ogimachi hay una hermosa vista del pueblo. Paseamos por la aldea, entramos en una de las casas, son todas parecidas, no recuerdo el precio, pero no era caro, e hicimos nuestra parada para comer nuestro penúltimo paquete de jamón. Se puede ver todo en menos de tres horas, sobre todo si hace el calor que hacía ese día. Coincidimos por primera vez con unos españoles en la zona de fumadores y convenimos en lo dura que es la vida del “smoker man” en Japón.

Después de hacer una buena sesión de fotos de este precioso lugar, nos dirigimos de vuelta a la estación para regresar a a Takayama, recogida de maletas en el hotel, y cruzar de nuevo la calle a la JR station para ir en dirección a Kyoto.

A las 15:38 h nos subimos al  Ltd. Exp. (Wide View) Hida 36 (para en Gifu pero no hay que bajar) hasta Kyoto anden nº6  llegada a las 19:23h. Si has aguantado un poco mas en Sirakawa-go, o no has podido subir a este, el Ltd. Exp. (Wide View) Hida 18 de las 16:36 h hasta Nagoya llega al anden nº10 y salida con el SHINKANSEN HIKARI 523 desde anden nº17 para llegar a Kyoto en el anden nº13 (20:11 h) es otra opción, pero no es directo como el de las 15:38 h.

Luego tomamos metro K11 Kyoto  direccion Kokusaikaikan hasta K09 Shijo y caminamos 6 minutos hasta el hotel Mystays Kyoto Shijo. En cuanto a instalaciones, nos pareció el mejor de los hoteles en el que estuvimos, y además perfectamente comunicado por metro y autobús, que en esta ciudad es una buena opción.  Después de hacer el check in vamos a cenar cerca del hotel, en el Yayoiken Shijo Karasuma, supongo que una franquicia, en la que sacabas unos tickets de los productos que querías en una máquina expendedora. La comida seguía siendo riquísima, el toro eligió una especie de hamburguesa con queso fundido y yo, para variar, Ramen, 1300Y, incluida la cerveza, que era casi la mitad del precio de la cena. Rafita perdonó la cena y se quedó en el hotel, así que cenamos rápido y subimos enseguida, después de empalmar varios cigarros frente al estanco que, milagrosamente, teníamos enfrente del hotel.

Decir que antes de llegar nos recomendaron que un día hiciésemos un tour en bicicleta por Kyoto. No digo que con adultos esté bien, pero con un niño de 10 años, finales de junio a 37ºC,  92% de humedad, la prohibición de aparcar la bici en cualquier sitio que pareciese interesante y la escasez de carriles habilitados, a mi no me pareció que debiera hacerlo.



Booking.com

Día 7 (martes 26.06.18) Kioto

Esta vez madrugamos poco, Rafita estaba un poco flojo otra vez, y nos dirigimos desde el hotel al metro  K9 Shijo para bajarnos en K6 Imadegawa (direccion Kokusaikaikan). El Palacio Imperial de Kyoto, situado en el parque Kyoto Gyoen,  está a 5 minutos a pie de la estación de metro Imadegawa en la línea Karasuma. A pesar de llevar ya empacho de templos y jardines, este nos pareció especialmente bonito.

De nuevo subimos en el  K6 Imadegawa y paramos en K8 Karasuma y enlazamos con el T13 para bajar en la T14 Nijo-jo-mae en la línea Tozai. Para salir enfrente del Castillo Nijo testigo de grandes acontecimientos en Japón, desde la consolidación del Shogutano, hasta su declive y posterior restauración del poder imperial en la era Meiji. Después tomamos de nuevo el metro en la T14  Nijo-jo-mae hasta la T12 kyoto-shiyakushomae para dirigirnos a la zona comercial de Shijo-Kawaramachi, mercado de Nishiki,  aprovechamos para comer en la zona y hacer compras de camisetas.

Luego paseamos por Pontocho-dori para acabar tomando algo en la ribera del río Kamo.

Día 8 (miércoles  27.06.18) Nara

De nuevo madrugamos y vamos desde el hotel al metro K09 Shijo hasta K11 Kyoto (direccion Takeda) En la estación de Kyoto vamos a la JR, ubicada en el mismo sitio, para tomar el  tren Ordinary Express “Miyako-ji” (línea JR Nara). Hay dos tipos de tren para ir a Nara. El  JR Nara Line Local con una frecuencia de 5 a 20 minutos dependiendo de la hora y que tarda 75 minutos en llegar a Nara, parando en todas las estaciones. Y el  JR Nara Line Rapid Service que hace muchas menos paradas con una duración de 45 minutos. A la ida tomamos el JR Rapid Service de las 09:27 h. desde el anden nº8, y a la vuelta, alrededor de las 13:30 h, con la intención de parar en  Santuario Fushimi-Inari tomamos el JR Nara Line Local, que hacia todas las paradas, para bajarnos dos antes de Kyoto en el Fushimi.

Nara, a 42 km al sur de Kyoto, es una antigua capital de Japón  “El Parque de los Ciervos”. A la salida de la estación de Nara esta la parada de autobús que nos conduce hasta el “enjambre de ciervos”. Nuevamente utilicé la táctica de seguir a los guiris rubios, y de nuevo funcionó… Al oeste se encuentra el templo Kofukuji. A 3 minutos a pie desde la parada de autobús Daibutsuden-Kasuga-taisha-mae se encuentra una pagoda de cinco plantas que se refleja en las aguas del estanque Sarusawa. El Templo Todaiji, donde se encuentra el Gran Buda de Nara, es uno de los antiguos monumentos más famosos de la ciudad. El Daibutsu-den, donde se encuentra la estatua de bronce, es la estructura de madera más grande del mundo. Otro lugar de afluencia es el Gran Santuario Kasuga.

Tuvimos la brillante idea de comprar unas especie de obleas que volvían locos a los ciervos y, antes de darnos cuenta, estábamos rodeados. Se nos terminaron en segundos, pero esos ciervos del demonio no entendían un “no” por respuesta, e insistían en pedir más comida dándonos golpes con el hocico en cualquier parte del cuerpo, especialmente en la mas sensible. Rafita salió corriendo del lugar y el Toro hacia aspavientos con los brazos de forma contraproducente. Cuando estábamos a punto de sucumbir, nos fijamos en esos benditos guiris de pelo rubio que levantaban las palmas de las manos, a modo de rendición, o como diciendo “ya no tengo más obleas”. Sorprendentemente surtió efecto y los “plastic Bambi” nos dejaron en paz. Decidimos que la ración de Nara estaba completa y nos dirigimos a la parada de autobús en la que vimos mas Guiris, que nos llevó de vuelta a la estación JR de Nara. 

Subimos al  JR Nara Line Local y antes de las 14:00 h estábamos en Fushimi Inari.  Hicimos una visita rápida después de escuchar a Rafita “otro temploooo”. Y nos fuimos a la caza de una foto solitaria en el Senbon torii, con 1000 puertas de esas naranjas tan monas. Por suerte era la hora de comer, hacia un sol de justicia, y no parecía que hubiese muchos chinos, si, chinos, y no los confundo con los japoneses, así que la foto se pudo hacer.

A la salida del Fushimi a la derecha había un mercadillo de alimentación, donde comimos varios “pinchitos” que estaban deliciosos y de precio asequible, aunque no tan barato como las cenas de Ramen. Subimos de nuevo al tren, que estaba enfrente del Fushimi. Dos paradas después estábamos en la estación central de Kyoto bajamos en el K9 Shijo y al hotel a ducharnos y que Rafita descansara un poco. Después dando un paseo, unos 20 minutos, llegamos a la Teramachi-dori. El toro seguía con sus compras compulsivas y yo mirando locales que ofreciesen Ramen. Era curioso, tenía que gustarme la foto del escaparate, lo cual no tenía por qué significar que luego estuviese mejor o peor el “caldito con fideos”. En el Ramen-sen-no-kaze, me quedé haciendo cola mientras dejé solos a mi hijo y al Toro en una tienda, fue una irresponsabilidad por mi parte, pero tenía que comerme unos fideos y daba la impresión que mi  turno de ticket, se hacía cola como en el fiambre de mercandona, sería rápido. Así fue. Esa noche cenamos en Mc Donalds, una concesión a Rafita, y yo tranquilo porque ya llevaba mi ración de fideos.

Día 9 (jueves  28.06.18) Kyoto

Después de nuestro desayuno habitual, bajamos del hotel para ir a la parada del autobús. Esta en la misma acera a 30 metros de la puerta del hotel. Nos subimos al Bus n.º 207 y siete paradas después bajamos en la Kiyomizu-michi a 10 minutos a pie de la parada de autobús esta el  Kiyomizu-dera. Aquí había unas buenas rampas, antes de llegar al templo, que me reafirmaron  en mi pensamiento sobre la bicicleta. Las vistas de la ciudad en el templo eran magnificas, y Rafita se reafirmaba, y el Toro asentía,  en que la “casa pinchito” (pagoda de varios pisos) era la misma en todos sitios.

Cuando terminamos la visita, nos dirigimos de nuevo a la parada de Bus Kiyomizu-michi para subirnos por error al mimo bus 207, por lo que decidimos bajarnos al lado de nuestro hotel, hacer un a parada técnica, ya sabéis a que me refiero, para inmediatamente ir de nuevo a la parada  Shijonishinotoin y subirnos al Bus nº12 para 22 paradas después bajarnos en la parada Kinkakujimae a 300 metros del Pabellon Dorado o El Templo Kinkakuji. En todos los autobuses indica los lugares reseñables que están cerca de cada parada. Son fáciles.  Aquí vimos por primera vez una auténtica avalancha de gente, y tuvimos que pelear duro para conseguir la foto de rigor con el templo dorado al fondo. Los jardines también preciosos. Ya se nos había acabado el jamón, lo echamos de menos.

Decidimos ir a Pontocho y subimos de nuevo en la parada  kinkakujimae pero esta vez al Bus nº59 y después de 19 paradas bajamos en Shijo-Kawaramachi a 300 metros de Pontocho. Decidimos pasar el rio Kamo por el Shijo Bridge a dar una vuelta por Gion que no se prolonga demasiado y volvemos a Pontocho a tomar algo por los alrededores y sentarnos. Soy consciente que se quedaron cosas por ver, pero Rafita ya estaba con la luz roja, el calor y la humedad hacían estragos en el. Así que nos fuimos pronto al hotel para tomar fuerzas camino de Hiroshima.

Día 10 (viernes  29.06.18) Hiroshima

Para variar, madrugamos y caminamos 6 minutos desde el hotel a la estación K9 Shijo subimos y bajamos en la  K11 Kyoto (metro destino Takeda). Subimos al SHINKANSEN HIKARI 495 de las 08:23 h desde el anden nº13 llegada al anden n.º12  de HIROSHIMA a las 10:35 h a la salida de la JR de Hiroshima nos aborda una amable anciana con un distintivo que indicaba que era voluntariado. Nos preguntó por el hotel y le dijimos que ya sabíamos ir, ante su amable insistencia cedí y le deje que me explicara que teníamos que caminar dos minutos a la izquierda de la estación  HIROSHIMA STATION y tomar el Hiroshima Electric Railway No.1 for HIROSHIMA PORT bajando en CHUDEN-MAE que era la cuarta parada.

En el tranvía de Hiroshima solo hay opción de pagar en efectivo a la salida del mismo en las puertas de salida. Aquí la gente era todavía mas amable que en el resto de Japón. De normal eran amables, pero si no les preguntabas, como es normal, iban a lo suyo, aquí te abordan ellos, sobre todo a Rafita que lleva una camiseta con el mapa y la bandera de Japón.

El Hotel Sunroute Hiroshima,  1 noche, habitación para tres, 10.800Y (85€) se encuentra a escasos 120 metros de esta cuarta parada del Street Car.  Cuando llegamos al hotel, apenas pasaba unos minutos de las 11:00 h, como era de esperar, no pudimos hacer la entrada hasta las 15:00 h, dejamos las maletas en la consigna y fuimos a dar una vuelta por los lugares mas importantes, que estaban a escasos 150 metros caminando desde la puerta del Hotel, que como el resto de hoteles estaba perfecto en cuanto a limpieza. Habitación pequeña, y el baño como todos, más pequeño todavía, pero con todo lo necesario y en inmaculado estado.



Booking.com

Todo lo que visitamos estaba, como mucho, a 20 minutos caminando de espaldas a la puerta el Hotel, como el Castillo de Hiroshima, la Cúpula de la Bomba Atómica, el Cenotafio, la llama de la paz,  el Parque conmemorativo de la Paz, Montículo de la bomba atómica. Lo más impresionante para nosotros fue la cúpula, un recuerdo bastante descarnado de lo que fue esa terrible explosión, teniendo en cuenta que fue uno de los pocos que quedó en pie.  Lo que vimos y escuchamos no nos dejo el cuerpo para una comida copiosa, nueva concesión a Rafita, que si comió algo de comida rápida, vuelta al hotel para dejar las maletas, y rápidamente salimos para no llegar tarde a Miyajima.

Isla de Miyajima

Desde el hotel hay que caminar 8 minutos 600 metros hasta la estación de metro HONDORI y subimos a la Astram Line (solo hay una linea)  for KOIKIKOEMMAE y tres paradas después bajar en SHIN-HAKUSHIMA para tomar el JR Sanyo Line  for IWAKUN parando en MIYAJIMAGUCHI cerca de las 17:00 h. (El ultimo ferry de vuelta desde la isla a puerto  22:14h). Seguimos las indicaciones que nos llevan al ferry de la JR, estaba regularmente indicado y no había guiris que nos abrieran camino, así que nos equivocamos hasta dos veces a la hora de cruzar al lado correcto desde donde tomar el Ferry.  

La Puerta Ootorii, el símbolo de Miyajima, se encuentra en el mar, a 200 metros del santuario, y es posible acceder a él a pie cuando la marea es baja, que es lo que hicimos nosotros, llegar con marea baja, pura casualidad.  Sanctuaire de Itsukushima y Pabellón del tesoro. A 15 minutos a pie desde la estación del ferry, el templo Daishoin. Es un lugar que merece la pena visitar no solo por el templo en sí, sino también por la hermosa vista que ofrece de Miyajima, 20 minutos a pie desde la estación del ferry. Antes, la Pagoda de cinco pisos Goju-no-to, y si, volví a escuchar a Rafita decir, “otro pinchito naranja”. Y cuando nos hicimos la foto en la Ootorii, ante mi sorpresa, también le oí decir “otro palo naranja, pero mas grande”… en fin, la gasolina se le iba acabando, y con ella su capacidad de sorpresa. Al Monte Misen y al teleférico, no se nos ocurrió ir, ya era casi noche cerrada…

La vuelta en  MIYAJIMAGUCHI tomamos JR Sanyo Line  for ITOZAKI o SHIRAICHI (ultimo a las 23:01h) hasta SHIN-HAKUSHIMA y aquí Astram Line  for HONDORI donde bajamos, vamos, lo mismo que para ir, pero al revés, como diría Ximo Bayo.

Día 11 (sábado 30-06-18) Tokyo

Caminamos 3 minutos desde el hotel Sunroute a estación “chuden-mae” tomamos Hiroshima Electric Railway No.1  para HIROSHIMA STATION bajamos del tranvía y caminamos unos metros hasta la estación de tren. Hasta ese momento, como norma, había sacado todos los billetes con asiento reservado, un día antes de la salida, pero como había visto que siempre había sitio de sobra, el día anterior no fui a reservar asiento y además madrugamos poco, salimos a las 10:00 de la habitación, llovía torrencialmente.

Cuando fui a sacar billete para las 10:43 h ya nos les quedada, y ademas todos los trenes, sorpresa en Japón, llevaban casi 50 minutos de retraso, debido a inundaciones, así que pude sacar billetes para las 11:54 h en el  SHINKANSEN SAKURA 546 desde anden nº13 hasta la estación SHIN-KOBE donde a las 13:11 h debíamos tomar el SHINKANSEN HIKARI 470 con destino a SHINAGAWA donde tomamos JR Yamanote Line(Outer loop)  for OSAKI y paramos en SHIN-OKUBO.

La anécdota fue que al ver en los paneles informativos que tenía un retraso en su salida de 50 minutos, el Toro se marchó en una de sus peligrosas excursiones, a veces infructuosa, a la caza un baño, sabiendo que tenía tiempo de sobra, pero ohh, sorpresa, nada mas marcharse, actualizan los paneles… nuestro tren se va en 5 minutos. Con la tensión y la intención de no perder tiempo, salgo a esperarlo en los tornos de acceso a las vías. Mi hijo sale detrás de mi sin terminar sus patatas de la cafetería en la que estábamos. Faltan dos minutos, y todavía no hemos llegado al anden. El toro, siempre presuroso, aparece al fondo del pasillo mas relajado de lo normal, y al ver mi cara, como sería, acelera.  Mi hijo cuando ya hemos pasado dentro suelta, “ Papa, el móvil” por suerte aparece una chica corriendo desde la cafetería con el móvil en la mano y sonriendo. Salvados por la campana. Luego nos reímos, pero ahí, los hubiese matado. A los dos.

El hotel Tokyo Plaza Hotel está a unos 2 minutos a pie, 190 metros, de  SHIN-OKUBO. Esta en una zona muy animada y ruidosa. Por la noche me recordaba a la peli “Blade runner” con un ambiente futurista y decadente. El hotel tiene una empinadísima escalera antes de llegar a la recepción, sin ascensor, por lo demás, estaba en la línea de los otros en los que nos alojamos, limpio y habitación pequeña, pero mas que suficiente. 1 habitación, 2 noches, para 3 personas,  32.000Y (253€).

Llegamos un sábado por la tarde, las calles absolutamente abarrotadas, como no habíamos visto hasta ese momento. El toro se agobiaba y caminaba deprisa delante, sin saber a donde, y mi hijo se quedaba atrás, sus pies ya no podían más. A mi me fascinó Kabukicho con sus luces por la noche. Times Square es la salita de estar de Kabukicho!!!. Está caminando a unos 12 minutos del hotel. Paseamos y disfrutamos, bueno, lo hice yo, de tanta desmesura de neón. Después cenamos en un lugar que no merece la pena reseñar y a descansar para mañana.

Día 12 (Domingo 01-07-18)  Tokio o Monte Fuji.

La idea era ir al Monte Fuji, teníamos que caminar 3 minutos hasta Shin-okubo, tomar  JR Yamanote Line (IInner loop) for OSAKI parar en Shinjuku, en la Keio Highway Bus Terminal, hay varios autobuses que llevan directos a la Subaru Line 5th Station por 2.700¥.  

Pero no…. El día no había salido bueno y no nos lo recomendaron, así que decidimos ir a Akihabara, a la que llegamos subiendo en SHIN-OKUBO bajando doce paradas después en  Okachimachi. Luego las posibles compras no me parecieron tan favorables, si mas barato, pero no lo suficiente para decidirme, al menos en lo que yo estaba buscando. El calor era de justicia y ya íbamos  buscando sombra desesperadamente. Una vez realizadas las “no compras” queremos ir a Marunouchi,  Palacio Imperial  para lo que caminamos hasta el metro en la estación G14 Suehirocho y dos paradas después, dirección Shibuya,  bajamos en G12 Mitsukoshiamae, para hacer trasbordo en Z9 y una parada después bajar en Z8 Otemachi. Después de caminar durante mas de 1 km en túneles, al menos no pegaba el sol, salimos en el Palacio, y, aunque habíamos dicho “más jardines no”, no pudimos evitar admirar los jardines Parque Este del palacio Imperial,  ni hacernos la foto en el Puente Nijubashi.

Volvemos a Shinjuku!! esta vez queremos ir a Shinjuku Golden-gai  y subimos en M18 Otemachi con destino a Ogikubo, bajando nueve estaciones después en M09 Shinjuku-sachome. Callejeamos y lo que comimos no me llamó la atención porque no lo recuerdo.

Vuelta al Hotel y a descansar, al día siguiente había que levantarse a las 04:30 h. para el vuelo de regreso, después de ver el partido de España – Rusia, de infausto recuerdo…

Día 13  (Lunes 2.07.2018) vuelo regreso

Hechos polvo. De madrugar tanto. Del cansancio del viaje, de la eliminación del mundial, del calor, de la humedad,  pero satisfechos de haber hecho un viaje irrepetible, caminamos 200 metros hasta la estación Shin-Okubo de JR Yamanote. La intención era subir al JR Yamanote Line(Outer loop)  for OSAKI parando en Nippori y tomar el Keisei Skyliner 5 hasta Narita 1 que es más rápido, aunque  sensiblemente más caro que el Keisei line  (limited express 1.030Y), de color plata y unas franjas azules y rosa,  que hace infinidad de paradas antes de llegar a Narita. Pero llegamos con suficiente tiempo y decidimos tomarlo porque era el primero que salia para Narita, íbamos a llegar con tiempo de sobra, pero mejor así.

Una vez llegamos al aeropuerto, B1F, subimos unas escaleras para ir a la oficina central de la JR, donde validamos el JRP a la llegada a Japón, en este caso para devolver las suica y recuperar el deposito de 500Y que habíamos dejado en cada una a la llegada. Ojo, si vais con un niño, os pedirán que aportéis el pasaporte para devolver la suya. Luego, venga subir escaleras desde el B1F hasta el 4F para las salidas internacionales, al menos 4 pisos en escaleras con el equipaje. Hay ascensores que pueden hacer más cómodo este peregrinar a la salida, y llegar más rápidamente a la terminal de salidas. El resto hasta llegar a casa no aporta nada interesante, o eso creo.

1 Comentario
  1. Pues al final y a pesar de las dudas, me alegro de que saliera tan bien. Reconozco que algo de tensión pasamos las primeras 48 horas después de que salierais, pero una vez os hicisteis con Tokio ya veíamos que iría todo rodado como fue. Gracias por compartirlo por aquí y animar a otros a ¡viajar por libre con los niños!

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2018 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas