Desde luego la ciudad de Lisboa sirvió para uno de los cumpleaños más divertidos que recuerdo y, como no, estuvo acompañada de alguna buena cerveza. No en vano, a modo de gincana montada en torno al evento, mis amigos viajéfilos me tenían preparada una buena. Para empezar el tratar de comprobar el sabor de todas las birras portuguesas, prueba que pese al esfuerzo no superé… Dio tiempo eso si, para degustar las famosas Sagres y Super Bock. Recomendable el Rte. Bom Jardim donde ponen un pollo frito que está tremendo. Bien valieron para unas buenas risas y es que con esta compañía fue imposible parar de reir.

Y gran parte de la culpa la tuvo la segunda de las pruebas cumpleañeras, un poco a mi costa, dicho sea de paso… Y es que para la visita de la bella capital lusa, me esperaban nada más y nada menos que las diez letras de nuestra red en enormes letras de fieltro rojo y negro. El reto consistió en conseguir una foto frente a cada uno de los monumentos lisboetas previamente seleccionados, con un acompañante de la capital. Gracias a la benevolencia de algunos de los queridos amigos, que no de todos, se dio por buena la prueba y conseguí, no sin una tremenda vergüenza, superarla.

Gracias Carmen, y gracias mis querídisimos amigos freaks, porque ya me temía yo un cumple en España y… ¿cómo se celebra un cumpleaños en estos lares…? ¡Muchas gracias!

Y como prueba de que el reto fue superado, ahí quedan las fotos del mismo… ¡MENOS MAL QUE NO LLEVABA EL PUNTO COM!

El cumpleaños ideal en Lisboa

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

3 comentarios en “El cumpleaños ideal en Lisboa con una Sagres y los mejores amigos”

  1. Pues aunque la sorpresa fue grande, más grande aún tuvo que ser la preparación, que me perdí, claro, al ser también parte de la sorpresa, pues estuvo todo muy muy currado.
    En las pocas horas que estuve me lo pasé muy bien. Me sentí como muy libre: hacer todas las tonterías que quisiese, decir todas las chuminadas que se me ocurriesen, chillar lo más alto que pudiese, reirme lo más fuerte que pudiese. Y no es que no haga normalmente lo que me de la gana, es que allí lo hice de manera mucho más intensa.
    Y encima Lisboa, uau…
    Gracias chicos, por esas 12horas. Y Felicidades Bau
    Sonia

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes lo que necesitas para viajar?

Como buenos viajéfilos sabemos cuáles son las imprescindiblers para cada destino.

Te ayudamos con vuestros kits de viaje especialmente pensados para cada destino.

Te ayudamos con tu viaje

Ser viajefilo tiene muchas ventajas,
contrata tus extras con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba