Teníamos unos días y buscábamos una ciudad europea que no conociéramos. La capital danesa se puso a tiro en un vuelo barato y de inmediato nos pusimos a organizar nuestra escapada a Copenhague

No conocíamos Dinamarca y siendo Copenhague un destino turístico habitual, pensamos que merecería la pena. Además, con este viaje, personalmente sumaba el número 93 a mi lista de países visitados. Probablemente lo menos importante de todo, pero acercarme a la mágica cifra de 100, hace ilusión.

Pero vamos por partes. ¿Queréis saber cómo organizamos aquella escapada a Copenhague y que fue lo mejor y lo peor de la capital danesa? Teníamos algunas recomendaciones de nuestra amiga Pura que pasó una semana en verano en Copenhague. Aquí va toda la información que trajimos actualizada.

Por cierto, ¿Qué fue del COVID-19 en cuanto a restricciones en Dinamarca?. En Mayo de 2022 no era ya necesario ningún certificado de vacunación o prueba de detección para viajar a Dinamarca. Las mascarillas pasaron a mejor vida y no se requieren en ningún espacio, incluido en el vuelo de ida.

Cómo organizar una escapada a Copenhague

El alojamiento en Copenhague

El alojamiento en Copenhague es una cosa que se complica, no así como el vuelo que habitualmente lo encontraréis a buen precio. Conseguir un hotel económico es ciencia ficción y tendrás que ponerte las pilas con tiempo para conseguir alguna buena opción. Los mejores alojamientos para vuestra escapada a Copenhague, con buena relación calidad precio, desaparecen rápidamente.

Nosotros habíamos reservado meses atrás el Urban Camper, un Hostel del que todo el mundo hablaba bien y cuya ubicación, si bien no era la más céntrica, nos gustó. El Urban Camper se ubica en Nørrebro, un barrio con buenas comunicaciones y precios más asequibles al bolsillo español. De nuevo volvíamos al concepto de los hostels, con amplios y cuidados espacios comunes, cosa que siempre nos ha gustado viajando. Ya no escogíamos aquellas habitaciones compartidas de hace años pero el Urban Camper Hostel cuenta con habitaciones dobles y nos sirvió a la perfección para aquella escapada a Copenhague.

El Hostel no puede ser más peculiar y la mayoría de habitaciones son tiendas de campaña, tal cual. Habíamos leído que podían resultar ruidosas y optamos por una habitación “de verdad”. Por 420 € una habitación doble con baño compartido para las cinco noches que estaríamos en Copenhague, insuperable. De cuatro a seis happy hour, las tardes muy animadas (el bar está abierto al público y se llena) y además incluye desayuno.

Siendo Copenhague una de las ciudades europeas más caras a la hora de encontrar alojamiento, os recomendamos el Urban Camper Hostel: animado, económico, animado y con una buena localización > Haz click aquí y échale un vistazo.

Como mejorable: los baños algo alejados según te toque la habitación, no disponen de cocina si quieres prepararte algo y el bar y recepción donde se sirve el desayuno funciona como local abierto al público como escribimos lo que hace que por la noche siempre esté lleno. Y tal vez subir un poco la temperatura de las habitaciones sería un detalle…

El barrio, una peculiar mezcla de culturas y con bastantes locales donde tomar algo.

¿Por qué viajar a Copenhague?

A priori no parece el destino más solicitado para un viaje. Otras capitales europeas como Paris, Londres o Roma se cuelan siempre en la lista de las más deseadas, aún así Copenhague bien puede ocupar una alta posición en esas listas.

Oficialmente el reino de Dinamarca abarca tres territorios autónomos, el propio estado de Dinamarca que todos tenemos claro en el mapa y sus dos territorios de ultramar o territorios dependientes: Groenlandia y las Islas Feroe (que conocimos gracias al fantástico diario de viaje de Emi). El territorio en el continente está formado por la península de Jutlandia, la mayor parte de su superficie y que linda al sur con Alemania y más de 400 islas, en una de las cuales, Selandia, se encuentra nuestro destino: Copenhague.

La capital del país rebosa buen ambiente. Sus habitantes, los dueños del concepto Hygge que tan de moda se ha puesto y que sintetiza en una sola palabra el modo de vivir cómodo y alegre de los daneses, ese “disfrutar de las pequeñas cosas de la vida”, esconden tras un disciplinado modo de vida nórdico un refinado gusto por la vida sencilla. Y lo primero en lo que lo notarás es en el modo de vestir, totalmente alejado de modos y convenciones y con un sentido muy práctico y cómodo. Da lo mismo si se lleva o si las prendas conjuntan, parece que se vistieron a oscuras y la comodidad de lo puesto es lo único importante.

Copenhague amontona palacios y castillos, la monarquía más antigua del mundo así lo ha querido durante tantos años de reinado pero también aglutina museos, teatros y una oferta cultural de primer nivel además de buenos restaurantes donde beber la famosa cerveza del país, “la mejor cerveza del mundo” dicen, si puedes pagarla…

Así pues, cinco días en Copenhague darán para todo: visitar algunos de los mejores museos de Europa, pasear por sus señoriales calles adoquinadas, salir de fiesta e incluso, según la época, disfrutar de un chapuzón en una playa urbana. He de decir que esto último lo vemos complicado.

Nyhavn, imprescindible en una escapada a Copenhague
El Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague

La ruta de nuestros cinco días de escapada a Copenhague

Día 1: El vuelo de ida y un paseo sin rumbo al atardecer por el centro de Copenhague

Día 2: Free tour por la mañana. La Sirenita y Christiania al atardecer

Día 3: El castillo Rosenborg, la Torre Redonda y la catedral de Copenhague

Día 4: El paseo por Nørrebro, la biblioteca Real y Christianborg. El gran tour por los canales

Día 5: El parque de atracciones de Tívoli, la Gliptoteca y la iglesia de San Salvador

Día 6: La vuelta

En nuestro siguiente post te damos todos los detalles, horarios y tiempos de cada una de las visitas de nuestra escapada a Copenhague. Si no quieres perderte ni un rincón de la ciudad > La ruta detallada de cinco días en Copenhague
Vistas de la ciudad en una escapada a Copenhague
La ciudad de Copenhague tiene muchas torres desde donde obtener fabulosas vistas

El vuelo y el transporte desde el aeropuerto

El vuelo será probablemente lo más barato de un viaje a Dinamarca. Nosotros que vivimos cerca de el aeropuerto de El Altet en Alicante vemos constantemente buenos precios para volar a Copenhague. Ryanair fleta con frecuencia esos vuelos atrayendo pálidos daneses a la costa levantina y los devuelve a su país sonrientes y cargados de melatonina con sus palos de golf facturados en bodega. En uno de esos vuelos y por unos 100 € no es difícil colarse para visitar la capital.

El tiempo de vuelo desde Alicante a Copenhague no alcanza las tres horas y con nuestra ya habitual y pequeña maleta de cabina que entra perfectamente bajo el asiento delantero, ahorramos siempre el embarque prioritario, la facturación, el seguro y todos los extras con los que la compañía te tienta en el proceso de compra.

MUY IMPORTANTE: Desde hace mucho tiempo siempre salimos con un buen seguro y para nosotros el mejor seguro de viaje sigue siendo Hey Mondo. Con sus coberturas te aseguras cualquier eventualidad que pueda surgir y si quieres puedes añadir un seguro de cancelación del vuelo por muy poco dinero más. Recuerda además que si contratas el seguro desde nuestra página obtienes un 5% de descuento.

Seguro de Hey Mondo para una escapada a Copenhague

La Copenhaguen Card

¿Si o no? ¿Es cara o barata? ¿Supone un ahorro o tal vez no? Pues la respuesta, como siempre, va por barrios. Lo primero saber de que se trata.

La Copenhaguen Card es una tarjeta turística personal que te da acceso gratuito y en ocasiones con algunas ventajas como el evitar las colas, a un determinado número de atracciones y visitas en la ciudad. Además incluirá el transporte ilimitado durante el tiempo que la contrates. Podrás usar el metro, bus o tren durante el tiempo de duración, incluido el transporte desde el aeropuerto.

Así, dependerá de lo que te gusten los museos, los días que tengas de viaje, lo que vayas a utilizar el metro, si te gusta mucho caminar o no…

La tarjeta permite la entrada a más de 80 atracciones, entre las más conocidas y habituales el parque de atracciones del Tívoli, el palacio Christianborg, la subida a la torre Redonda, el museo Nacional de Dinamarca, el castillo de Rosenborg o el paseo en barca por el canal. Se puede adquirir para 1, 2, 3, 4 y hasta 5 días y evidentemente el precio sube en función de los días. Para un solo día cuesta 57 €, la de 120 horas: 135 €.

Se puede comprar en estaciones de tren, en el aeropuerto, en las oficinas de turismo y hasta en los 7 Eleven o algunos hoteles. También por internet, lo cual resultará más cómodo. De este modo llevarás tu Copenhaguen Card en la App oficial con la duración de la misma para ser comprobada.

Puedes comprar la Copenhague Card en internet de manera que a u llegada al aeropuerto te incluirá el transporte hasta tu alojamiento. Suma antes de salir y en función de los días que vayas a estar y tus preferencias puede que te salga a cuenta > Haz click aquí y compra tu Copenhague Card
El parque Tívoli, una visita imprescindible en una escapada a Copenhague
El parque Tívoli, una de las mejores visitas de Copenhague, incluidas en la Copenhague Card

Nuestros gastos en transporte y visitas en cinco días

Vaya por delante que alojándose en Nørrebro como era nuestro caso, utilizarás el metro con mayor frecuencia.

  • Metro al aeropuerto ida y vuelta: 5 € por trayecto
  • Gastos en metro dentro de la ciudad: 30 € en los cinco días
  • Free tour 10 € (no incluido en la Copenhaguen Card)
  • Castillo Rosenborg: 16.5 €
  • Torre Redonda: 5 €
  • Gran tour por los canales: 13.5 €
  • Parque Tívoli: 20 € en fin de semana
  • Iglesia de San Salvador: 9 €

¿Te sale a cuenta la Copenhaguen Card? Cuestión de hacer números según tus preferencias. Si decides hacerte con una, puedes comprarla ya en Civitatis como te escribimos > Copenhague Card en Civitatis

El transporte desde el aeropuerto de Copenhague

El aeropuerto de Copenhague se encuentra en Kastrup, a 12 kilómetros. Para llegar a la capital la mejor opción es el metro. Los tickets de metro se expiden en máquinas en la terminal 3 desde donde salen las líneas. Por supuesto se puede pagar con tarjeta y el sistema es muy intuitivo. No tardarán en ayudarte si te atascas en el proceso. Tendrás que comprar el billete válido para tres zonas. Más adelante te explicamos cómo funciona el metro. El precio: 5 € aproximadamente al cambio.

A pesar de ser miembro de la Unión Europea lo cual facilita el viaje al no ser necesario pasaporte ni visado para la entrada al país, Dinamarca sigue contando con su propia divisa: la Corona danesa. El cambio aproximado 1 € = 7 Coronas.

Desde el aeropuerto hay dos líneas para ir hasta la ciudad. La línea M1 de color verde y la línea M2, amarilla. En Nørreport se puede enlazar al resto de la red de metro de Copenhague. La frecuencia del metro desde el aeropuerto al centro es cada 5 minutos durante el día y cada 20 minutos por la noche.

Para llegar al barrio donde nos alojábamos, Nørrebro, tuvimos que enlazar con la línea M3, la línea roja circular en Kongens Nytorv. Unos 30 minutos de trayecto.

Si eres de los que prefiere el transporte privado te recomendamos contratar tu vehículo para la recogida en el aeropuerto. No fallarás si lo reservas con Civitatis > Ahí va el enlace
Los paseos por Copenhague
Los paseos por Copenhague, lo único que puede salir muy barato en la ciudad

El metro de Copenhague

El metro cuenta con cuatro líneas. Nos resultó especialmente útil la línea M3, circular y que conecta muchos de los principales lugares. Nos pareció uno de los metros más sencillos de cuántas ciudades hemos visitado. Solo hay una boca para entrar o salir y de esta manera evitas el follón de elegir cuál es la salida que buscas. Además, una escalera te baja al andén y otra te sube, no se cruzan y organiza a la perfección a los usuarios. Chapeau por los diseñadores.

El metro de Copenhague está dividido por zonas y el precio de los billetes varía según el número de zonas que tengas que adquirir para llegar a tu destino. El habitual billete para dos zonas cuesta 24 Coronas suecas. Es el mínimo que se vende, un billete sencillo de dos zonas. Así un billete sencillo entre Nørrebro y el centro costará unos 3.5 €.

Tipos de billetes para el metro de Copenhague:

  • Un billete sencillo tiene un mínimo de dos zonas, y su coste es de 24 Coronas (3.5 €). Tiene unos 15 minutos de duración desde que se expide.

  • Un billete de tres zonas, el necesario para ir al aeropuerto vale 36 Coronas (5 €).

  • Billete de 24 horas con acceso ilimitado en todas las zonas del sistema, ya sea en autobús, tren o metro. Cuesta 150 Coronas, unos 21 €.

  • City Pass para turismo. Permite acceso en las zonas 1 a 4 incluyendo el centro de Copenhague y hacia y desde el aeropuerto. Se puede obtener para 24, 48 o 72 horas tanto en las estaciones como a través de un App.

  • Con la Copenhagen Card además del transporte tienes la entrada a más de 80 museos y lugares de interés como os dijimos. ¿Hay tantos museos interesantes en Copenhague como para pagar esta tarjeta? La respuesta: te incluyen hasta cinco casinos en ese número.

El sistema de metro es, como corresponde a una ciudad moderna en Europa, seguro y eficaz. Tal vez no resulta el más barato del continente pero seguro que te subes a algún convoy más de una vez. Ojo con la tentación de no pagar tu billete, la multa por no llevar billete será de 750 Coronas. Circulan sin conductor pero en más de una ocasión el revisor nos pidió en billete…

Las bicicletas en Copenhague

Que la capital ha sido durante tres años consecutivos la mejor ciudad para los ciclistas de Europa… por algo será. Y es que entre canales y bicicletas, amén del aroma a hierbas de Christiania, por momentos pensarás que estás en otra ciudad.

Leemos que muy poca gente tiene coche y que más de la mitad de la población utiliza a diario su bici para ir a trabajar. No lo dudarás en cuanto pongas un pie en Copenhague. Eso si, mucho ojo con cruzar una calle o invadir un carril bici. Corres el riesgo de ser atropellado.

Hay tantas bicicletas y canales en Copenhague que se puede convertir en un bien medio de transporte
Hay tantas bicicletas y canales en Copenhague que bien puede recordarnos otra ciudad de Europa...

Qué y dónde comer y beber en Copenhague

Para comer no podéis dejar pasar la oportunidad de probar un Pølser, los perritos calientes daneses y toda una institución en la capital. Encontrarás los puestos ambulantes de salchichas por toda la ciudad y es una buena escapatoria para el hambre y no dejar muy altrecho el bolsillo. No creáis que todos son iguales y hay una competición anual para elegir el mejor puesto de Copenhague. Los más populares el røde pølser con salchicha roja y el grillpølser con salchicha asada. Cuesta entre 30 y 45 coronas (4-6 €).

Restaurante Karla. Recomendación de Paula. Hay que reservar. Situado tras el Ayuntamiento y bastante cerca del mismo siguiendo la calle del Scandic Hotel. Carta tradicional de platos daneses que cambia entre la comida y la cena, a partir de las 17 horas. Ofrecen un menú degustación por unos 30 €, servido mínimo para dos personas. Probamos un arenque marinado como aperitivo y el cerdo al horno como plato principal. Con cerveza, postre y café: 50 € cada uno. Tuvimos claro que volveríamos.

No perderíamos la oportunidad de nuevo de visitar el mercado gastronómico de Torvehallerne. Un espacio que ha sabido mantener el aspecto más tradicional de un mercado de los de siempre con puestos tan atractivos como sabrosos. Buen ambiente y mejor comida.

Taphouse, tras el ayuntamiento, buen sitio donde probar cervezas y hacer una parada en un día de pateo por el centro. Lo más difícil: elegir cuál pruebas.

Bar Minas, un buffet en Nørrebro que nos recomendó Paula sobre todo por su buen precio aunque no llegamos a probar.

Rajissimo, una cadena de heladerías con buena fama. En el canal de Nyhvan hay una y todas las veces que pasamos, con frío incluido, tenia cola. Parece que es lo único medianamente económico que puedes tomar en el canal nuevo.

Mikkeler & Friends, también una franquicia, esta vez donde probar cervezas. En Nørrebro, en el barrio donde nos alojamos, hay una y bastante llena de gente habitualmente.

Friheden. De nuevo para los que elijáis alojaros en Nørrebro, un jardín terraza animado con pintas a seis euros y una carta “diferente”. Es fácil localizarlo si buscáis el skate del barrio. Nos gustó sobre todo el precio y el ambientazo de un sábado por la tarde.

Comer y beber en Copenhague, importante en toda escapada a Copenhague
Comer y beber en Copenhague
TE AYUDAMOS CON TU VIAJE A DINAMARCA
Encontrarás descuentos en algunos de estos enlaces y a nosotros nos llega una pequeña comisión por tus reservas
COMPARA AQUÍ el mejor vuelo en SkyscannerCONSIGUE AQUÍ el mejor seguro con Hey Mondo
RESERVA AQUÍ el mejor hotel en BookingORGANIZA AQUÍ  la mejor experiencia con Civitatis

Te dejamos los enlaces a los artículos de Viajéfilos sobre Dinamarca

About Post Author

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Tienes lo que necesitas para viajar? KITCASSE

Te enviamos el kit de viaje personalizado a tu destino

Te ayudamos con tu viaje

Ser Viajéfilo tiene muchas ventajas,
haz tus reservas con nosotros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba