Print Friendly, PDF & Email

Burgos, una provincia muy grande y despoblada, cuenta en el norte con las conocidas como Merindades que fueron el germen hace muchos siglos de Castilla. Las Merindades son zonas administradas por un Merino, que entiendo como una especie de Juez de Paz. Actualmente  forma parte de la llamada España Vaciada, con caseríos dispersos con muy pocos habitantes y  en general con casas de piedra en buen estado, por fuera al menos, porque pueden ser segundas residencias (contamos que tanto Burgos, Santander y Bilbao están a menos de 100 Kms de distancia).

Cuenta con una gran cantidad de iglesias románicas, románico burgalés, ya que estamos en el Camino de Santiago, situadas en ocasiones en páramos y lejos de núcleos urbanos, pequeños y humildes templos, construidos en su mayoría en los siglos XI y XII. Especialmente a mi me gustan mucho porque entiendo más la religiosidad desde el recogimiento y la humildad que desde la suntuosidad de otras épocas religiosas.

La ruta de cinco días en las Merindades burgalesas

Es una zona que se dedica especialmente a la ganadería y se ven grandes rebaños de vacas, sobre todo de las de carne, algunos caballos y pocas ovejas y cabras. También plantaciones de cereales, girasoles y algún cultivo de huerta. En cuanto al turismo, entendemos que no debe ser masivo porque no hay demasiados bares, hoteles,…. Es más posiblemente turismo rural con alquiler de viviendas. En cuanto a infraestructura y posibilidad de visitar lugares como las abundantes iglesias románicas que existen, es bastante complicado verlas por dentro. No sabemos si el poco turismo hace que no se muevan o no se mueven por el poco turismo pero muy raramente, pudimos verlas abiertas. En algunas de ellas, en los puntos de información turística te pueden facilitar teléfonos de curas o vecinos para quedar y visualizarlas, siempre haciendo una donación. Las carreteras no son malas en cuanto al firme pero la mayoría son estrechas y de dos direcciones.

Cómo llegar a las Merindades en Burgos

Llegar desde Murcia lleva casi un día, sin prisas, en coche. En realidad unas 7 horas de conducción. Al llegar a Madrid se toma la M-50 dirección a la A1, que es la que llega a Burgos. Una vez allí, se sigue dirección Lerma, que permite una parada para ver el Parador, que es el antiguo Palacio Ducal, y la iglesia de San Pedro y la Colegiata.

Posteriormente, por la CL-629 nos dirigimos hacia las Merindades y hacia donde nosotros teníamos el alojamiento, San Pelayo, al norte de las mismas. Un minúsculo pueblecito, terminal ya que la carretera solo conduce a él, en donde habíamos alquilado una casa, pero que también tiene un encantador hotelito rural. Las dos cosas merece la pena conocerlas. Están puestos con mucho gusto y encanto. Sus propietarios, una vasca y un inglés, son encantadores, con mucho gusto en la decoración, hacen buena cocina, muy amables y realizan manualidades dignas de ser conocidas. Hablo de Casa Zalama. Teniendo tiempo es un buen lugar para el absoluto relax, ya que no hay circulación de vehículos, hay un entorno natural precioso, un roble centenario espectacular muy cerca… Es decir, un lugar para desconectar y mimarse.

Primer día: Espinosa de los Monteros, Guareña, Medina de Pomar, Oña, Tobera y Frías

El primer día, 25 de junio, hacía fresco por la noche y de hecho dormimos con una manta. Poco a poco, el ambiente se fue calentando, cogimos ola de calor que para ellos era terrible, pero para nosotros, más acostumbrado a ello un poquito menos, unos 30º a mediodía, pero las noches eran más agradables. Aun así, terminamos la semana con fresquito de nuevo por la noche y una niebla muy espesa.

Como en la zona hay mercadillos semanales, el primer día de estancia y dado que las distancias entre zonas es pequeña, nos dirigimos al que había ese día, martes, en Espinosa de los Monteros. Degustamos un buen queso curado, que compramos, alguna manzana reineta que son las de la zona y probamos en una confitería de la plaza las quesadas, muy buenas. Es una especie de postre hecho con leche, queso y azúcar al horno.  De hecho, de las que fuimos probando, éstas fueron las que más nos gustaron como para repetir y regalar.

Desde aquí, por la BU-570 nos dirigimos al Monumento Natural de Ojo Guareña, en donde hay una cascada del rio Guareña que siempre suele tener caudal y al lado está la ermita de Santo Tirso y San Bernabé, una ermita excavada en la roca. Cuando fuimos estaba cerrada y solo vimos el entorno natural que es muy bonito y merece la pena, desde luego.

Nos dirigimos a Medina de Pomar, a su punto de información turística para ver precisamente los horarios de visita a monumentos, entre otros. Merece la pena su Calle Mayor y el entorno del Alcázar de los Condestables, donde se aloja el Museo de las Merindades, esencialmente etnográfico. También tiene un Centro de Interpretación del Arte Románico de las Merindades y te hacen visitas guidas a todos ellos. Medina de Pomar es uno de los centros administrativos de la zona y aún así, y siendo final de junio, nos encontramos con establecimientos cerrados por vacaciones. En la calle Mayor se encuentra la tienda de Galletas de Santa Casilda, establecimiento de más de 60 años y famosas por su calidad. Fuimos a comer a La Tienda Colmado en donde se pueden degustar productos y vinos de  Castilla, no necesariamente de la zona.

Desde allí nos dirigimos a Oña, para ver el Monasterio de San Salvador, del año 1011, tardogótico con algunos elementos románicos. En el se encuentran panteones reales y obras de arte. Se puede visitar con audioguía, y resultan interesante la visita, además de fresquita en su interior, dado el caluroso día.

Cogiendo la BU-504 llegamos a Tobera, en donde hay que dejar el coche en la carretera, zonas determinadas para ello, y darse un paseo observando el puente medieval, la pequeña ermita románica que se divisa y otra un poquito mayor, y descender siguiendo el cauce del riachuelo hasta ver las cascadas bonitas que llegan al pueblo.

Desde aquí, siguiendo la carretera se llega a Frías, un pueblecito precioso en un cerro, en el que existen en uno de sus bordes casas colgadas, el Castillo de los Duques de Frías por otro lado, calles empedradas, y un puente romano en las afueras. Merece la pena un paseo por sus alrededores. Por supuesto, la Iglesia estaba cerrada. Pasamos por un pueblecito llamado La Orden, con la pequeña iglesia de San Saturnino, que vimos por fuera pero interesante si os gusta el románico.

Desde aquí vistamos la Cascada de Pedrosa de Tobalina, una cascada semicircular que en este momento tenía poco caudal pero que, aún así, es muy bonita. Con este buen sabor volvimos a casa a descansar y cenar.

Segundo día: Villarcayo, Bisjueces, Villalaín, Rioseco, San Martín el Rojo, Crespos, Orbaneja del Castillo y Valle del Sedano

El siguiente día, siguiendo nuestra idea de ver románico y cascadas, nos dirigimos hacia Villarcayo, otro centro administrativo y más poblado de la zona, pero poco que ver excepto algunas casas nobiliarias. Tiene más comercio y por ello es importante tenerla presente para la compra en supermercados, si fuese necesario. Desde aquí, por la CL 629 llegamos a Bisjueces, que tiene su parroquia de comienzo románico con portada renacentista-plateresco. Por supuesto, cerrada. Desde allí seguimos hacía Villalaín, en donde se puede ver casas blasonadas y el palacio de Mayorazgo de Isla y la iglesia de Santa Eulalia, más renacentista.

En Incinillas, con iglesia románica de los Santos Justo y Pastor, nos desviamos hacia Rioseco entrando en el Valle del Manzanedo. Paramos en una quesería de cabra ecológica, Quesería Santa Gadea, con quesos muy buenos y de sabores interesantes. Sobretodo tipo fresco o camembert.

En este camino, estrecho y de sierra, encontramos el Monasterio de Santa María de Rioseco, en ruinas, en donde se supone que no se puede entrar, pero que sí tenía un pequeño acceso por el que pudimos disfrutar de estas ruinas que se están rehabilitando. Debía ser un lugar preciso, con un claustro impresionante, una iglesia con mucha sonoridad. Daba mucho gusto pasear entre estas ruinas rodeados de una naturaleza muy bonita.

Continuamos hasta San Martín el Rojo con su espadaña y sus temas musicales y de danza en sus esculturas, situado en un alto  al lado de 3-4 viviendas deshabitadas. Seguimos para ver la iglesia de Manzanedo y al caserío de piedra de San Miguel de Cornezuelo en donde en los alrededores está la iglesia y en el centro la Ermita de las Candelas.

Desde aquí nos dirigimos a Crespos, un entorno muy bonito, con una iglesia románica preciosa y rodeados de cerezos. Buenísimos. Es un gustazo poder cogerlos y refrescarse con ellos. Esta iglesia sí estaba abierta y pudimos contemplar su interior románico. Imposible comer porque había un hotelito o casa rural que sólo atendía a sus clientes, así que continuamos hasta Orbaneja del Castillo, pueblo en piedra, construido bajo una visera de roca, lugar muy fresco y al que aconsejo subir por la temperatura y sus preciosas vistas, y con abundantes chorros y cascadas de agua. Se aprecia un borde rocoso impresionante en lo alto de la montaña, en donde si nos fijamos vemos a dos camellos besándose. El único lugar abierto para comer no daba abasto. Menos mal que permitían comer pasadas las 15h y así lo hicimos. Menú bueno y barato. Parece curioso que en temporada alta exista en la zona tan poca infraestructura turística. Igual eso explica la España vaciada,… no sé. Es un lugar muy muy bonito, rodeado de cauces de agua, con piscinitas pequeñas que permiten el baño y un entorno natural espectacular.

Nos dirigimos hacia el Valle del Sedano en la dirección donde comienzan las Hoces del Alto Ebro y Rudrón, con unas vistas impresionantes, paramos en una iglesia visigoda, en Valdelateja y continuamos hasta Moradillo de Sedano en donde está la Iglesia de San Esteban, que nos enseña un vecino por 1€ por persona, románica, con unas columnas curvadas como algo raro para el románico, manteniendo todavía policromía en su portada y en su interior. Podemos ver en bastante buen estado de conservación las imágenes de la portada, con un pantocrátor central. Como curiosidad, en esta iglesia se casaron Felix Rodriguez de la Fuente y Delibes, el primero  era de la zona y el segundo lo era su mujer.. Preguntando a este vecino de qué vivían su respuesta fue: ”del Estado”, porque los escasos vecinos son jubilados. Parece ser que la poca agricultura y ganadería que hubo fue desapareciendo.

Pasamos por el Centro de Interpretación del Valle de Sedano, denominado Miguel Delibes, ya que estaba íntimamente ligado a esta zona. Es una visita interesante para entender la orografía, las características naturales del valle y orientan hacia lugares que visitar, ya que hay dólmenes debidamente documentados, pero que no precisamente son fáciles de ver o localizar. Nos informaron que se puede adquirir queso de un lugar muy bueno denominado Dobro. Lo compramos y efectivamente es muy agradable de tomar. Desde aquí nos dirigimos a Gradilla de Sedano, en donde se puede ver la Iglesia de San Pedro y San Pablo , con una portada curiosa, ya que la Virgen central, reconstruida posteriormente no guarda relación con el resto de las imágenes.. Desde aquí, en dirección a Pesadas de Burgos visitamos el Dolmen Moreco, muy bien conservado y muy cerca de la carretera. También en esta carretera está la indicación del Dolmen Arnillas, pero este precisa dejar el coche y caminar algunos kms por campo, es decir hora y zapato adecuado. Otra vez por la CL-629 retornamos a nuestra casa.

Tercer día: Yera, Borleña, Puerto del Escudo, Soncillo y Puentedey

El día 27 decidimos visitar la zona más cántabra de las Merindades, así que cogiendo la BU-570 nos dirigimos hasta el Puerto de Estacas de Trueba, por la BU-573. Es un paisaje muy bonito en donde se pueden apreciar cascadas como las de Estacas de Trueba y Pozo Guargero. Es un paisaje de alta montaña verde y de grandes desniveles, carretera de montaña que nos conduce al Valle del Pas. En el camino se encuentra la Estación fantasma de Yera, se ve  a la lejanía, estación que nunca se puso en funcionamiento, de ahí su nombre. Se atraviesa un caserío, ya cántabro, Vega del Pas, Entrambasmestas, en donde paramos para dar un paseo en la orilla del río. Queríamos ver la unión de los dos ríos de la zona, pero nos aconsejaron que no por los mastines que cuidaban los rebaños. Solo había algunos vecinos y un colmado, Personas amables y todas mayores. Continuamos dirección a Santander (estábamos a unos 50 Kms) y llegamos a Borleña en donde aparcamos y fuimos a ver la Cascada del Churrón de Borleña -4kms ida y vuelta- por un entorno muy bonito. Casi no había agua pero realmente merece la pena verla. Imaginarlo en su esplendor explica su publicidad. A la vuelta comimos en el Mesón Borleña, bueno y muy abundante, además de amables. En camino de vuelta hacia Burgos paramos en Alceda-Ontaneda, en Obrador Luca para comprar los sobaos pasiegos, lugar emblemático de la zona y de Santander.

Por el Puerto del Escudo volvimos a entrar en la provincia de Burgos, viendo la Pirámide de los Italianos (recuerdo de los muertos italianos en la zona durante la Guerra Española) a la orilla del Embalse del Ebro. Nos dirigimos hacia Soncillo y paramos en un lugar muy bonito: el Arroyo de Leva, mal indicado en la carretera, pero sí se llega si se pone en GPS, y realmente es un espacio natural muy tranquilo que merece un rato para estar relajado y fresco.

Por la BU-551 nos dirigimos a Puentedey, un bonito enclave con un puente natural de piedra sobre el que se asienta el pueblo. Se hacen playas naturales que utilizan los lugareños. Muy cerca se encuentra la Cascada la Mea, que precisa un ratito caminando, no más de 1 km de ida y vuelta, es una cascada de muchos metros de alta pero que en este momento estaba seca. Para ver el esplendor de sus cascadas es preciso ir en primavera, en el momento del deshielo es cuando todas están bonitas. En esta época, solo unas pocas mantienen nivel de agua.

Cuarto día: Bercedo, Vivanco, Siones, Vallejo, Villasana de Mesa, Quincoces de Yuso, Teza de Loza y Lastras de Teza

El día siguiente lo dedicamos a la zona noreste de las Merindades, a escasos kms de Bilbao. Nos dieron un teléfono de un cura para poder visitar con él, dos de los emblemas románicos de la zona. Este cura, padre Javier (tfo 687045813), nos dio el de otra persona, Jorge, que fue la que amablemente, durante 2 horas, nos explicó Siones y Vallejo, dos iglesias dignas de visitar. Por ello, comenzamos el día en esta dirección, pero nos paramos en dos localidades, pequeñas y no sabemos si deshabitadas, pero desde luego sin ver lugareños, que son Bercedo, con una iglesia románica en la orilla de la carretera muy bonita y Vivanco, menos interesante pero muy bien situada en lo alto del pueblo y con buenas vistas del valle y de una mansión cercana.

Santa María de Siones presenta un interior rico y muy bien conservado, que sigue siendo estudiado y que la explicación de Jorge engrandece al entender cada uno de sus capiteles e imágenes. Igual ocurre en San Lorenzo de Vallejo, con su puerta que sólo se abre el día de San Lorenzo y por donde entraban los peregrinos del Camino de Santiago.

Al terminar esta interesante visita nos dirigimos hacia Villasana de Mesa, otra población algo más grandes y habitada en donde había mercadillo. Pudimos comprar frutas y verduras locales. Poco interesante el resto. Nos dirigimos a la Cascada Peñaladros, casi tocando con la provincia de Álava, otra vez por carreteras estrechas y no demasiado bien indicadas pero que si llegamos gracias al GPS. Rebaños en las cercanías, y no demasiado caudal de agua, pero sí se aprecia lo bonito del lugar. Como no encontramos ningún lugar para comer continuamos viaje hasta Quincoces de Yuso, lugar indicado por una persona que nos encontramos. En este cruce de camino había varias lugares para comer y lo hicimos en el restaurante Moreno, menú sencillo pero bueno, barato y rápido, a pesar de que también era tarde, pasadas las 15h. No es fácil comer en restaurantes en esta zona, así que depende de la zona por la que uno se mueva sería adecuado tener plan B: bocadillos y de beber siempre en esta época!!

Una vez repuestos nos desviamos unos kms hacia Teza de Loza y Lastras de Teza para ver sus iglesias románicas, en unos minicaseríos creemos que deshabitados, y no en muy buen estado de conservación, pero encantadoras como todas las románicas. Volvimos a la carretera BU-550 para llegar a San Pantaleón de Losa, (Párroco Carlos 657088288 y 696583209)  preciosa iglesia (solo vimos el exterior) construida en lo alto de un cerro enorme, una especie de losa de piedra sobre el paisaje, Es un espacio especial, con un acceso increíble por una carretera de ida y vuelta, pegada al precipicio y por la que solo cabe un coche: ánimo!. Pero lo que se ve desde arriba desde luego merece la pena. La iglesia mantiene portada bien conservada en la que se aprecia una especie de atlante.

Seguimos por la BU-551 visitando el románico que nos íbamos encontrando en Criales de Losa, La Cerca, Tabliega y Butrera.  Esta última muy interesante, parece abandonada en los alrededores del pueblo, con algunas esculturas bien conservadas. Parece que la portada estaba desplazada con respecto al eje de la entrada. Interesante.

Quinto día: Trespaderne, El Almiñé, Villarcayo y Medina de Pomar

Al día siguiente, último de nuestro viaje antes del regreso, lo dedicamos a ver cosas en distintas zonas dadas las cortas distancias de una a otra parte. Nos dirigimos hacia Trespaderne por la CLA 629 para ver las ruinas del Castillo de Tedeja, el más antiguo de Castilla. Tuvimos la grata sorpresa de que hubiera una enorme cantidad de buitres rondando las ruinas, muy cerca de nuestras cabezas. Unas imponentes vistas y en el fondo se ve el desfiladero de la Horadada, por donde circula el Ebro.

Habíamos quedado con los dueños de San Pedro de Tejada, iglesia románica preciosa, de propiedad privada (también dan el teléfono 652641079 en los centros de información turístico para quedar con los dueños y poder visitarla. Los meses de julio y agosto abren dos horas por la mañana y por la tarde. Fuera de estas fechas es preciso quedar con ellos por teléfono). Es un románico impresionante, bien cuidado por dentro y por fuera. Formaba parte de un monasterio del que solo queda la iglesia. Merece la pena esta visita.

Desde aquí nos fuimos a una pequeña localidad El Almiñé, también con una iglesia románica-renacentista, con interiores conservando algo de policromía y un retablo renacentista interesante.

Comimos en los alrededores de Villarcayo, lugar poco destacable aunque estaba a rebosar y desde allí nos dirigimos al Monasterio de Santa Clara en Medina de Pomar, que abrían a las 16h y en donde se estaba muy fresquito!!!. Visita muy agradable y bien informada gracias a audioguías. Funciona también como hospedería y debe ser una estancia placentera.

Al salir recorrimos de nuevo la parte antigua de Medina de Pomar y tras un vino en su plaza volvimos a San Pelayo donde habíamos encargado la cena en el restaurante del hotelito rural. Fue una cena muy buena en un lugar encantador, con un servicio detallista. Al salir, la niebla era muy densa y fue una buena forma de despedir esta zona de España que a bien seguro pasa con ese aspecto muchos meses al año.

Consideramos que es un lugar de España que ofrece cosas muy interesantes para ver y disfrutar. Es posible que los meses de julio y agosto su infraestructura turística sea mayor, pero fuera de ellos, hay que ir preparados por si no se encuentra a nadie a quien preguntar o ningún sitio donde parar.

El mejor vuelo para viajar a Burgos, haz click aquí
El mejor alojamiento para tu estancia en las Merindades, en este enlace
Si buscas un coche de alquiler para recorrer las Merindades, haz click aquí
La mejor guía de viaje para las Merindades: haz click aquí
Buscas organizar alguna excursión en las Merindades, haz click aquí
Alguna entrada para el mejor espectáculo en tu viaje, haz click aquí
La mejor tarjeta débito de viaje: N26. Consíguela con descuento aquí
0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas