Print Friendly, PDF & Email

En primer lugar, aviso que soy muy “cervezéfilo”, me entusiasma el mundo de la cerveza y reconozco que la búsqueda de mi próxima cerveza favorita me motiva a hacer alguna que otra locura. La última pasa por organizar un viaje a Tallin, Estonia, para probar una de las cervezas que más ha dado que hablar entre la crítica internacional. La Öö de Põhjala es una imperial porter que se convirtió en la ‘primera cerveza estonia en conseguir un 99/100 en Ratebeer’, pero también el motivo de una conversación de más de una hora con un amigo, también loco de las artesanas, que vive allí y que juraba no haber probado nada mejor en su vida. Así que, con estos antecedentes y después de la enésima invitación de mi amigo, me animé a emprender el vuelo para probar una de las cervezas más famosas de Estonia.

El nombre que han escogido estos artesanos de la cerveza marca el comienzo de su declaración de principios: en la poesía estonia, Pohjala se traduce por “nórdico” o “norte de Europa” y los estonios se refieren a sí mismos como põhjamaalased, “los norteños”. El amor por la tradición y la identidad forman parte del núcleo de una de las breweries más rompedoras de la escena de las cervezas artesanas. Esta cervecera nace en 2011, como el proyecto de cuatro amantes de la cerveza y un alquimista de la malta y el lúpulo: Chris Pilkington, joven maestro cervecero que venía de trabajar para Brewdog en Escocia. Chris se encontró con una oportunidad de dar rienda suelta a su creatividad y comenzaron a trabajar de forma itinerante, aprovechando instalaciones ajenas.

Volviendo al viaje, que me lío con la historia… Después de un vuelo plácido mi amigo me recogió y, sin apenas tiempo para deshacer la maleta, pusimos rumbo a “The Speakeasy, un local donde estos cerveceros ofrecen sus variedades de grifo más frescas, pero también un local con el encanto de esa atmósfera de clandestinidad que anticipa el nombre del local (en Estados Unidos, durante la ley seca, los speakeasy eran puntos de venta clandestinos). Encontrarlo, si no vas a tiro fijo, no es tarea sencilla: no hay letrero a la entrada y el exterior tampoco da ninguna pista del tipo de clientela que acude a probar sus últimas creaciones (y hay que decir que sus cervezas no son baratas, pero tampoco muy caras, sobre tres euros la media pinta). Está situado en la calle Kopli 4, frente a la estación de tren de Balti Jaam. Ya en la mesa, y un poco nervioso, me pido esa imperial porter -que algunos ya reivindican como un tipo propio, la nordic porter– y la sirvo con calma frente a la confiada media sonrisa de mi amigo. Me llega un profundo olor a café y cacao, antes incluso de acercar el vaso a la nariz, y el primer sorbo confirma cada una de las bondades que me habían contado: densa, con un sabor donde el amargo del café se combina con el dulzor del caramelo. “Tómala con calma”, escucho. Le hago caso y durante los siguientes quince minutos van abriéndose más sabores: chocolate, madera ahumada y puede que alguna que otra fruta como moras o arándanos. Al final, me veo obligado a darle la razón: jamás había probado una cerveza como esta.

Fue la primera de las cinco clásicas de Põhjala que pude probar y, aunque ninguna me impresionó tanto como la Öö, he de reconocer que se han ganado su fama de forma merecida. Sin tiempo para tomar una segunda, mi amigó me arrastró, un poco en contra de mi voluntad, a otro lugar donde poder disfrutar de otra de las tendencias actuales en la que los estonios también han sido pioneros: el póker. Sus casinos (hay un gran número de ellos en el centro, y fueron de los primeros en incluir mesas de Texas Hold’em entre su oferta), más allá del juego en sí, se han convertido en centros de la vida nocturna de la ciudad. Aunque no estés familiarizado con el juego de las 52 cartas, el ambiente de sus mesas es motivo más que suficiente para iniciarse en las reglas básicas y darle una (breve) oportunidad a la suerte. Eso sí, no esperes encontrar entre su menú nada comparable a lo que te espera dentro de cualquier botella salida de la brewery de Põhjala.

Debo decir que mi viaje a Estonia fue más que productivo y os animo a todos a ir a este país a probar una de sus increíbles cervezas. Si la CNN incluye la cata de cerveza artesana estonia entres su lista de imprescindibles que hacer en Tallin, por algo será…

1 Comentario
  1. Jordi 3 meses

    Gran artículo! Sera la primero que haga al llegar a tallin

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas