Print Friendly, PDF & Email

Sello-Alex-Croacia¿Cuándo, cómo y dónde nace la idea de realizar este “road trip”? Pues no lo recuerdo muy bien… creo que surge tras la ingesta de dos o tres litros de cerveza Paulaner en alguna terraza de la localidad de Jaca (Huesca)

– Oye Javier, ¿y si hacemos algún día una rutita en tu moto?

– ¿Y por qué no nos vamos de vacaciones?Te vienes de paquete y listo.

– ¿Y…si nos vamos a Croacia?

– ¡Pues venga,a lo loco!

Lo que en un principio sería una ruta de 5 ó 6 días por el Cantábrico en una Harley Davidson , se convirtió en cuestión de semanas, en dos insensatos jóvenes “cabalgando” sus Vaporetas (porque todo motero bautiza su motocicleta), durante dos semanas, con dos mochilas escolares y dos sacos de dormir por Francia, Mónaco, Italia, Eslovenia, Croacia y Bosnia-Herzegovina.

Como todos sabéis, Viajéfilos es un blog dónde podéis encontrar consejos, recomendaciones, advertencias o experiencias de viajes. En mi caso, no podré indicaros o recomendaros muchos hoteles, restaurantes o pubs ya que, en numerosas ocasiones, la calle fue nuestro hogar, los supermercados nuestros restaurantes y los “fast food” y máquinas expendedoras nuestros distribuidores de cerveza cuando más la necesitábamos. Por lo que os ofrezco una experiencia 100% recomendable y única al más puro estilo “Easy Riders ”. La incertidumbre de no saber dónde dormir, qué ver o dónde comer.Un viaje realmente mal organizado, tan mal que parece que lo hubiéramos hecho a propósito, pero con la certeza de que nunca se repetirá otro igual.

Sin más preámbulo y después de 6 meses de intervalo de tiempo entre este post y el viaje, intentaré verter todos mis recuerdos en esta entrada.

DÍA 1 (4/06/2014). –

Salida a las 16:00 de Canfranc – Estación (Huesca) con destino Dubrovnik (Croacia). La idea es llegar a la frontera croata en 3 días, así pues empezados a “comer” kilómetros.

El primer día, sin paradas excepto para el repostaje (esto será el pan nuestro de cada día en este viaje) se nos echa la noche encima con tan solo 177,5 Millas (284km). Estamos a unos 35km de Toulouse, y por supuesto, no tenemos dónde dormir, pero tampoco nos molestamos en buscar nada económico porque sabemos que Francia, barata barata…no es. Preguntamos en un par de hostales y ninguno baja de los 60 euros/hab. Tocamos el timbre de un par de puertas de nuestros vecinos franceses a ver si alguno tiene la bondad de darnos cobijo en su garaje, pero nuestros esfuerzos no se ven recompensados. Así que, cargados de energía, decidimos pasar la noche a la intemperie. Todos los euros que nos podamos ahorrar hoy, buenos serán para mañana gastarlos en nuestro destino final.

Decidimos no entrar en Toulouse y buscamos algún lugar apartado de las ciudades y pueblos para dormir más tranquilos y… esto es lo que encontramos ¿¿¿puede haber más ESENCIA???

2

1
3
4

DÍA 2 (05/06/2014). –

Pese al increíble lugar, despertamos congelados y doloridos por el frío, preocupados por la flaqueza de nuestros músculos e irritación de garganta y preguntándonos si cada noche en la calle será igual de tortuosa, además de por un simpático gatico que parecía estar muy a gusto sobre el saco de dormir de mi hermano y compañero de viaje.

Arrancamos y paramos en una cafetería cercana a Toulouse (Pattisserie), parece ser una franquicia nada barata pero donde degustamos los mejores Croissant y cafés que jamás hemos tomado. Recordad que nos acostamos como los niños castigados, sin cenar! ¿La broma francesa? 9,20 EUROS. Después del desayuno continuamos pasando por carreteras secundarias, atravesando un sinfín de pueblecitos franceses, lamentablemente imposibles de recordar, hasta llegar a Carcassonne, donde paramos para fumar un cigarro y descansar unos minutos, para posteriormente, proseguir hasta Narbonne, donde el ansia de sol y las ganas de “tanarse” se hacen presentes.

Buscamos la playa más cercana y esperamos a que el Dios Ra nos de su fuerza, él y dos Desperados bien merecidas. Dos horas después salimos de Gruissan dirección Marsella… pero sin éxito. Lo bueno de no tener nada reservado es que no tienes la obligación de continuar el camino a pesar del cansancio.

Llegamos a Port de Bouc y casi guiados por alguna fuerza divina encontramos con el mínimo esfuerzo un Bed&Breakfast (B&B Hotel) por 50€ la habitacion para dos personas. Dejamos el equipaje en el hostel y nos vamos pasear por el pueblo costero. Hoy han sido 319.2 Millas (510km) que terminan con una buena birra.

* Tanarse: Dícese de la exposición al sol estival en cualesquiera de sus horas diurnas o vespertinas, con el único objetivo de broncear la piel procurando no llegar a la insolación.

1
2
3

DÍA 3 (06/06/2014). –

“Amanece,que no es poco”, cogemos fuerzas en un supermercado cercano al hostel, montamos las motos y empezamos a comer millas dirección Niza (219km), pero vamos sobrados de fuerzas y decidimos llegar hasta Mónaco… sol, playa, coches lujosos, grandes marcas, mujeres impresionantemente recahuchutadas, otras no tanto, yates de 12 ó 14 metros de eslora, opulencia mires donde mires, ¿QUÉ MÁS PODEMOS PEDIR?… Salir de ahí lo mas rápido posible!!! No sin antes echarnos la fotografía correspondiente para, posterioremente marcar con un “x” en el mapa Mónaco y saber, que no hay que volver.

Continuamos la marcha y teniendo la percepción de que aún no hemos dejado Mónaco nos encontramos con la frontera italiana, ahora sí hay que hacerse la foto!!!! -RESPECT- , esta fue la palabra que dijo esta chica del vestido marrón al hablarle sobre el viaje que estabamos haciendo, que por cierto, se llevó un trocito de nuestro corazón.

4

La idea es llegar a Génova, una vez pasada la frontera, sacamos nuestros rudimentarios e inexactos mapas impresos de Google Maps e intentamos marcar un ruta, lo más recta y barata posible, pero amigos, eso en Francia e Italia es imposible. Asi que sin poder evitar peajes nos marcamos un total de 282.2 Millas de sinuosas y costeras carreteras junto con una desértica “autostrade”hasta, casi casi, llegar a Venecia, demasiadas horas en moto.

Lo que no sabiamos era dónde íbamos a dormir. Paramos en numerosos publecitos intentando buscar algo, bueno, bonito y barato, y cada vez que aparcábamos y buscábamos hospedaje, más nos deprimíamos y más cansados estábamos, solución: una birra para pensar con un poco más de “claridad”.

Ante el aluvión de absurdas proposiciones (pedir a alguien que nos acoja en su casa, solicitar en la recepción de un hotel costero la rebaja de una habitación doble, ir a una comisaría de policía a ver si algún “compañero” nos da cobijo, y sandeces de tal magnitud) decidimos continuar, sin saber porque lo hacemos, puesto que estamos cansados,sin saber hacia donde, pues el cansancio y el frío nos está irritando, pero envalentonados con medio litro de cerveza nos la suda todo por igual, hasta que el miedo supera a la valentía, y la flaqueza muscular vence al pensamiento racional.

Paramos en algún sitio cercano a… no sabemos donde, pero paramos, es una gasolinera abandonada.

6

1
2
3
5
7

DÍA 4 (07/06/20104).-

06:30 de la mañana, me pregunto porque no compré un saco más acolchado. La dureza del suelo de hormigón no es lo único que incordia, el sol abre los ojos gritándome que haga lo mismo mientras que la brisa mañanera acaricia a bofetones cada palmo de mi cara, aunque algunos tienen sus métodos para soslayar cada obstáculo. Pero este insolente amanecer no acaba aquí, un pequeño ejército de danzantes y organizadas hormigas buscan los restos de nuestra cena para llevarse a la boca, pero no, pues también es nuestro almuerzo ¡¡¡desgraciadas!!!

Me levanto, recojo el saco, desayuno, monto la moto, hago unas fotos y…¿porqué no despiertas Javi? Utilizo este blog (Viajefilos.com) para disculparme por haber guiado a una sección de ese pequeño ejército de hormigas hacia tu gorro y cara, y dejar que entraran en tu saco, no se me ocurría otra cosa hermano, lo siento.Y ahora ya stamos listos!!! Dirección Trieste.

Pagamos los 29€ de peaje por cruzar el norte de Italia en una sóla mañana, con los Creedence Clearwater Revival sonando en nuestra cabeza atravesamos campos, sembrados, llanuras,abrazamos los olores de la Italia campestre y saboreamos todos y cada uno de ellos intentando fosilizarlos para llevarlos todo el viaje con nosotros.

Llegamos a la hora de comer a VENEZIA!!!!  El restaurante elegido es “LA BAUTA” , lo elegimos por sus sorprendentes precios (6€ por un plato de pasta) y pedimos la típica cerveza veneciana “Venezia” , no tan barata (4€/33cl) . Paseamos por la ciudad, cruzamos sus puentes, visitamos algunas de sus plazas mas famosas como la de San Marcos y sentimos, que incluso habiendo un turismo masificado, el apodo de La Sereníssima se hace latente hasta que… nos topamos con una despedida de soltera. Después de unas risas con nuestras nuevas amigas italianas vestidas de sevillanas, la frase célebre del día fue:

vosotros queréis ver Venecia o vivir Venecia – , la dijo con tanta confianza y seguridad que con dos cervezas más habíamos aceptado la invitación desviándonos así de nuestro objetivo.Gracias por esas cervecikas chicas? .

Salimos de Venecia dirección Trieste y a los pocos kilómetros decidimos quedarnos a mitad de camino en un agroturismo regentado por una encantadora mujer, Patrizia.

1
2
3
4

Día 5 (08/06/2014).-

Quiero hacer una especial mención en este punto puesto que este es un blog de viajes y estuvimos realmente agusto con Patrizia.100% recomendable.

“CASAMIA” , un encantandor, acogedor y agradable agroturismo para hospedarse una, y las noches que quieras. Y todo ello por su símpatica y maternal propietaria, Patrizia, así fue nuestra estancia allí durante esa noche y la mañana siguiente. Al despertar nos ofrecreció tantos cafés como quisiéramos y el desayuno que nos apeteciera. Además nos enamoró con agradable conversación sobre arte que empezó al preguntarle por una lámina enmarcada de Gustav Klimt.

Si tenéis pensado visitar Venezia alguna vez, no dudéis en hospedaros aquí, es cierto que esta a la afueras de Venezia, pero los precios desorbitados y las masificaciones turísticas a veces te obligan a que te alejes del bullicio, y para nosotros, esta fue la mejor opción.

El precio por habitación doble es de 60€ con desayuno inlcluido, pero al final, tras varias risas y súplicas, nos la dejó en 50€.  ”El que no llora no mama”. (WWW.CASAMIA.VE.IT, E-MAIL: info@casamia.ve.it)

2

Dejamos Casamia y a Patrizia prometiéndole una fotico, esta fotico, y otra de nuestro gélido Valle de Astún y nos dirigimos hacia Trieste. Enérgicos y agitados, uno por el descanso tan necesitado y lo otro por la dinámica que está cogiendo el viaje de ir cruzando aldeas, pueblos, ciudades, absorbiendo lo esencial de cada sitio… nómadas y con el síndrome del eterno viajero.

Estamos en Trieste, callejeamos motorizados por la ciudad, nos gusta lo que vemos, pero el calor abrasador nos pide que busquemos la playa más cercana y así lo hacemos.

Italia no es muy diferente a España en este aspecto, nuestra parada sería breve, brevísima, así pues, ¿qué es lo que nos llevamos de Trieste a las 16:00 horas? Pues una insolación, un palazo en la cartera, y la bolsa escrotal llena de sal… ¡qué bien sienta ponerse los vaqueros ahora! para más inri nos ROBAN otro pedacito de corazón una pediatra y una oftalmóloga.

Ya “güele” a frontera!!!  cruzamos Eslovenia (¡”mu rápido”!) y POR FIN entramos en Croacia. Lo primero que hacemos al entregar los pasaportes es… arrancarnos otro pedacito de corazón y entregárselo incondicionalmente a dos policías fronterizas que nos atienden amablemente y… C-R-O-A-C-I-A!!!

6

Semanas antes de salir de Canfranc Estación, la ciudad de origen, creo que se hizo una porra entre nuestros compañeros de trabajo apostando la distancia que recorreríamos antes de: un accidente (recordad que en mi vida había pilotado una moto), un amor de verano francés (muy obvio en todas las peliculas de comedia-romántica americana) o incluso, pernoctar en alguna cárcel italiana al ser confundidos con algúm capo o sottocapo de la mafia camorrista, pero no, nadie apostó a que llegaríamos sanos y salvos excepto nosotros.

No nos quedan muchos días, contando que hemos tardado 4 en llegar aquí y otros 4 de vuelta, nos quedan 8 días para ver todo el país. Dando palos de ciego, pues no llevamos mapa, elegimos nuestra primera ciudad de destino, Pula.

PULA, la ciudad más grande de la región de Istria. Situada en la punta sur de esta península llegamos a ella atrevesando lo que el ente nacional de turismo croata llama Istria Verde (el interior), tras pasar la frontera vamos dejando atrás su campestre y bucólico interior, con suaves colinas y llanuras fértiles. Llegamos a la ciudad de destino y el primer objetivo es encontrar un albergue lo antes posible para poder dejar las motos y pasear por la ciudad. Pero antes de descargarlas, conócemos a unas majísimas austriacas, a las que entregamos otro pedacito de corazón, con las que posteriormente iríamos a tomar unas cervezas y, estas se merecen otro pedacito más por “bonicas”.

Salimos del Hostel Pipistrelo que está al otro lado del puerto y paseamos la ciudad.

Durante la dominación austrohúngara en 1853, la antigua Polensium (Pula) fue elegida principal centro naval del imperio expandiéndose demográfica y económicamente, pero volvió a entrar en decadencia bajo el gobierno fascista italiano, desde 1918 hasta 1943, año que fue ocupada por los alemanes. A finales de la II Guerra Mundial que bajo la administración angloamericana pasó a formar parte de Yugoslavia en 1947. La estructura industrial de Pula soportó la guerra de los noventa relativamente bien y la ciudad sigue siendo un importante centro de producción naval, textil, metalúrgico y de vidrio.

Y después de este paseo por la historia de Pula, viendo su puerto, su anfiteatro romano, y sus románicas calles nos estancamos en una agitada pero no revuelta plaza donde se encuentra el Templo de Augusto, cercano al Arco triunfal de los Sergios y nos sentamos en el Bar Sirena a pedir cerveza sin conocimiento, a 14Kunas (2€ aprox.) el medio litro de cerveza, junto con nuestras nuevas amigas austriacas Kathie y Nicole.

7

1
3
4
5
8
9
10

Día 6 (09/06/2014).-

Desde hoy, nueve de Junio, vamos a empezar a disfrutar realmente del viaje “bichaco”

Esto es lo que nos repetimos una y otra vez mientras caminamos errantemente resacosos hacia algún supermercado cercano, compramos unos batidos de cacao y nos sentamos en el escalón que da entrada a alguna cafetería dónde olía jodidamente bien. Sigo sin saber porque no entramos a desayunar en condiciones, ¡ah si! Tenemos que economizar. A por la siguiente ciudad.

RIJEKA. Situada en la costa de la región de Kvarner es la tercera ciudad más grande de Croacia, no tiene mucha afluencia turística pues los visitantes suelen ir a las islas o a Dalmacia. Particularmente me encantó la lugar, no por su arquitectura, por sus paisajes o esas cosas que ponen en las guías. Nos gustó por su gente.

Nada más llegar, buscamos un Hostel, como en cada sitio al que llegabámos, en este caso fue el Youth Hostel (http://www.hfhs.hr/en/hostels/) e inmediatamente dejamos las maletas. Sin una ducha pero cerveza en mano, fuimos a buscar algún estudio de tatuajes y piercing. Paramos en el primero que encontramos, no sabiendo si era bueno o malo, Javi se perforó la nariz e insistió en que yo lo hiciera, cosa que no hice. Después de una inusual charla con Anna (la tatuadora) sobre nuestra aparente homosexualidad, no sólo, nos indicó como llegar hacia algún buen restaurante de la ciudad sino que nos acompañó hasta la mismísima puerta (y no estaba precisamente cerca), nos presento a su hija y nos dio un puñado de números de teléfonos craotas de gente en todas y cada una de las ciudades que íbamos a visitar en los próximos dias para cualquier cosa, conclusión, un amor de mujer.

El restaurante se llamaba Konoba-Feral (http://www.konoba-feral.com/kontakt.php) ,no dudéis ni un ápice en visitarlo si estáis en esta ciudad. Dos platos de pasta con marisco y una ración de camalares fritos y a la plancha (500kg), creo que pedimos vino, por 110kunas ( unos 15 euros la cena). Y de aquí al hostel que había que descansar.

3

1
2

Día 7 (10/06/2014).-

Siguiendo las indicaciones de Anna, nos dirigimos a Zadar por serpenteantes carreteras repletas de vertiginosos acantalidaos, horquillas cerradas a derechas e izquierdas, cambios de rasante y un tráfico lento por varios motivos, entre ellos, una concentración de unas 40.000 Harley Davidson (aproximadamente) en la localidad de Biograd.

Conocemos estos datos gracias a unos carismáticos y gigantescos alemanes, los cuales nos invitan a un cerveza una vez estemos allí. Pero no, gracias… en este trayecto de unos 260Km, en los que tardamos casi 5 horas en llegar, me doy cuenta de la jerárquica y disciplinada Ley de Moteros customizados no escrita; el líder de la manada a la cabeza de sus camaradas, marcando distancia, separación y ritmo, una media de edades comprendida entre los 40 y 60 años, vestimentas de cuero negro, en ocasiones bien ceñido, en obesos cuerpos de un blanco radiactivo a una temperatura media de 32º centígrados, posiblemente elevados por la emisión de un motor de 1500cc entre las piernas y, si a todo esto le añadimos que la presencia femenina (joven) puede ser del 10% de los asistentes pues como que preferimos seguir viendo Croacia como hasta ahora la hemos visto, por sensaciones.

1

Llegamos a ZADAR, rodeamos su paseo marítimo en forma de “U”, buscamos un sitio para estacionar las motos y nos dirigimos a una zona de baño próxima al puerto. Dejamos las mochilas entre dos de sus momumentos más característicos, el Órgano del Mar, llamado así porque en el interior de unas escaleras de piedra perforadas que bajan hasta el mar, un sistema de tubos y pitos produce nostálgicos suspiros cuando la marea empuja el aire a través del mismo, consguiendo un efecto hipnótico; y el Saludo al Sol, un círculo de 22m de diámetro talladado en el pavimento y cubierto de 300 placas de vidrio que recogen la energía solar durante el día. Junto con la energía de las olas que recoge el Organo del Mar, produce un espectáculo alucinógeno de luz que va desde la puesta a la salida del sol y, supuestamente, es una simulación del sistema solar.

http://croatia.hr/es-ES/Destinos/Localidad/Zadar/Dalmacia-Zadar-El-organo-del-mar-y-El-saludo-al-sol?Y2lcOTA4LGRzXDYzLHBcMjQ%3D
https://www.youtube.com/watch?v=oxicWyWgofg

Visto esto,visto Zadar. Buscamos nuevamente un supermecado para comer (ya os dije que este sería nuestro Padre Nuestro) acompañado con una bebida energética (no, no es una cerveza) y partimos hacia Dalmacia Central, muy a mi pesar pues me quedo con ganas de visitar la Isla de Pag en esta región (que ya no es una isla pues esta conectada por un puente), según los visitantes, cuando el cielo anuncia tormenta, el Adriático presenta un tono azul acerado alrededor de la isla, que convierte la isla en uno de los paisajes mas sobrecogedores de toda Croacia, eso y por la fama de sus quesos y fiestas.

PARQUE NACIONAL DE KRKA es uno de los parques naturales más famosos de Croacia, junto con el de Los Lagos de Plitvice o Paklenica. Nos decidimos por el primero, por sus magníficas cascadas cársticas originadas por la sedimentación de un tipo de piedra caliza. Nos adentramos con la motos en el inmenso parque hasta que damos con personal uniformado, supongo que de mantenimiento. Les manifiesto que nos gustaría ir a la piscina natural del parque y nos dicen que hay que pagar, ¿pagar por bañarme en un río? Quizá sea lo normal en los parques nacionales pero nosotros no estamos a dispuestos a pagar por un baño de 15 minutos. Rodeamos el parque maravillados con el paisaje y a lo lejos vemos un islote con un edificio en el centro, es el Convento franciscano en el islote de Visovac. Dentro del convento se encuentra una pinacoteca y una iglesia.

DCIM100GOPRO

Split, en Dalmacia Central, es la segunda ciudad más grande de Croacia y consecuentemente de las más visitadas turísticamente, lo que supone un problema para encontrar algún albergue. La noche se nos echa encima y encontramos el Beach Hostel Split. Muy cerca de la playa de Bacvice este albergue lo lleva un simpático noruego,Ladybird. El sitio es acogedor y muy familiar, un albergue juvenil en todas sus acepciones, tanto que, las habitaciones son zulos con literas en dormitorios contiguos, dónde para ir al baño tienes que soslayar un montón de obstáculos para no pisarle la cabeza a alguien, en nuestro caso, algún miembro de la familia china vecina, pero bueno,para domir una noche esta bastante bien.

Esa misma noche conocemos a dos chicas croatas, que después de un par de cervezas, una de ellas, nos ofrece su casa para dormir (pagando claro) y, puesto que, LadyBird no tiene habitaciones para alojarnos más días, aceptamos. Intercambiamos teléfonos y nos vamos al hostel.

2
3
4
5
6
8
9

Día 8 (11/06/2014).-

Por fin un día entero de descanso en la playa, igual que dos yayos, cogemos todo lo necesario para ir a la playa (toalla y bañador) y, “como animal que no se altera tumbado al sol lamiéndose la breva sin la necesidad de preguntarse si vengativos dioses lo condenarán”, nos tiramos durante todo el día al solecico hasta caída la tarde.

Regreso al Hostel y nos preparamos para ver la ciudad. Bulliciosa y exuberante, Split combina tradición y modernidad. Al entrar en el Palacio Diocleciano, uno de los monumentos más impresionantes del mundo declarado Patrimonio Mundial, se convierte en un barrio repleto de bares, cafeterias y tiendas, pero también en el “paseo del metro cuadrado”. Particularmente me recuerda a Benidorm pero amurallado y con mujeres no tan bronceadas.

Cierto es que la ciudad tiene un encanto y embrujo único, pero la afluencia de turistas, de comercios, de hoteles lujosos con sus aparcacoches, mujeres plástificadas pasaendo con sus pequeños y esquilados canes, etc. hace que no nos apetezca seguir allí muchos días más. Evidentemente no es todo así, pero uno se percata de esto y no es lo que andamos buscamos en estas vacaciones. La ausencia de fotos este día puede corroborarlo.

Nos ponemos en contacto con Nea (nuestra amiga croata) y quedamos con ella para ir a su apartamento a las afueras de Split.

Este tipo de “alquiler” está muy extendido en toda Croacia y es conocido como “SOBE” (habitación) http://www.lacroacia.es/sobe/. Claro está que estos alojamientos son legales y si tienes algún problema estás tan amparado como si estuvieras hospedado en un hotel. Donde nos metimos nosotros no lo era, pero nos salió mucho más barato y encima bromeamos con Nea sobre si un puñado de amigos suyos croatas vendrían a quitarnos los órganos mientras dormíamos como en el film de terror Hostel de Quentin Tarantino. Esto lo digo de coña, pero realmente lo pensamos.

DCIM100GOPRO

Días 9,10 y 11 (12-14/06/2014).-

Día 9 –

Al ser un apartamento de extranjis no esperábamos grandes lujos, evidentemente, pero un rollico de papel higiénico… en fin, nos asomamos al balcón a ver si estaban las motos, pues por la noche el barrio se tornaba de una manera más inquietante.

Salimos del piso dejando las llaves dentro. Nos dirigimos al puerto a comprar un billete para el ferry dirección Isla de Hvar, a las 11:00 salía uno, pero justo antes de comprarlo nos llama Nea preguntándonos por nuestra ubicación… liada gordísima. El único juego de llaves lo dejamos dentro del piso, ¿pero quién demonios no tiene dos juegos de llaves de su casa y más si lo alquilas? Pues nada, vueeeelta a la barranquilla de Split e impacientes buscamos una escalera por todos sitios con pocos resultados y una de ellas (la espabilailla) nos preguntan – Are you climbers, aren’t you? – Pues no socia, no somos escaladores pero hoy toca serlo.

Como César en El Origen del Planeta de los Simios, salto desde el bajo al primero, escalo y sin descanso para no dejar que la mente piense, me subo a la barandilla de éste intentando agarrarme a los pequeños salientes que salen de la fachada como si de una pequeña presa de panel se tratara, hasta conseguir alcanzar la barandilla del segundo. Sin pensarlo y con un pequeño impulso, voy subiendo, a pulso, por la barandilla hasta alcanzar el suelo. ¡¡¡Entro, salgo, dos besos, toma tus llaves, bye bye y “vámonos pa Hvar!!!

Montamos en el ferry, con las motos por supuesto (unas 500 Kunas ida y vuelta por barba), e intentamos relajarnos con el vaivén de las olas meciendo el barco, pero el ansia de llegar, un mejicano y tres azafatas de vuelo Californianas, nos quitan el sueño y entablamos una simpática conversación sobre costumbres, viajes y cosas por el estilo, excepto Javi, que le estaba diciendo algo a Scarlett Johansson (os aseguro que era idéntica) sobre el impactante parecido del color de sus ojos y el color del Adriático cuando el sol reflecta sus rayos sobre él… o algo parecido creí entender.

Llegamos a HVAR, y una vez más, sin buscar mucho y con el mínimo esfuerzo nos quedamos en el primer apartamento anunciado por un abuelita con un letrero que marcaba “APARTAMENTS” , nos pide 120kunas (17€) al día, los dos, todo el apartamento, a escasos metros del centro… imposible rechazar la oferta o buscar otra cosa.

Hvar, la isla más lujosa de Croacia, el lugar más soleado del año y junto con Dubrovnik, el destino mas visitado. La ciudad de Hvar además de ser famosa por sus yates despampanantes, hoteles lujosos y clubs de moda, se la conoce por los azulados campos de lavanda que salpican su interior, así como de romero y brezo. Pero no solo hay lujo en Hvar, también hay aldeas abandonadas y paisajes poco explorados, y eso ,es lo que buscábamos.

DCIM100GOPRO

Día 10 –

La idea es buscar alguna cala lejos del gentío y del mencionado lujo,así que cogemos un mapa de la isla, señalamos con el dedo un lugar y allí nos dirigimos, y se convierte en un estupendo día de ruteo por la isla y playa, en una cala muy familiar y exótica, con unas 6 ó 7 personas en todo el día.

Vuelta a casika y a prepararnos para conocer la vida nocturna de Hvar. Nos encontramos con nuestras amigas californianas y pasamos una amena y etílica noche con ellas discutiendo sobre la masacre de Columbine y la presidencia de Charlton Heston en la National Rifle Association… ¡ni de coña! Se estuvieron burlando de nuestro tosco acento inglés al intentar pronunciar el conocido Yosemite National Park.

DCIM100GOPRO

Dia 11 –

Paseamos por Hvar, cuyas murallas encierran hermosos palacios góticos y calles peatonales de mármol. Vamos visitando la Plaza de San Esteban, el monasterio franciscano, por el Arsenal y el puerto de Hvar hasta que cae la noche y… empezamos a beber. Sentados a orillas de una pequeña cala cercana al pueblo y hablando sobre lo que está siendo y el significando de este viaje, una pareja de jóvenes croatas no escuchan hablando en español.

El chico se anima a decirnos unas palabras en nuestro idioma. Y nosotros, allí sentados como dos niños autistas apartados de la opulencia, agradecemos esas palabras y los acompañamos todas la noche bebiendo, compartiendo, riendo y conociendo costumbres e idiomas… no sé como acabó todo esto, realmente no lo recuerdo, lo único que recuerdo es que fui a miccionar y acabé en la Fortaleza Española, llamada así por la participación en su construcción de ingenieros militares en el s XIV.

15

10
11
12
13
14
16
1
2
3
5
7
8
9

Día 12 (15/06/2014).-

Dejamos Hvar con la sensación de haber pasado demasiado tiempo aquí, necesitamos seguir viendo ciudades, atravesando pueblos y cruzando fronteras, como dijo R.L.Stevenson: “ Yo no viajo para ir alguna parte, si no por ir. Por el hecho de viajar. La cuestión es moverse” .

Para nuestra desgracia, las motos empiezan a fallar, la de Javi pierde aceite y yo llevo gran parte de la tornillería desapretada y, por supuesto, ninguno tiene herramientas y, si las tuviera, tampoco tendríamos los conocimientos para arreglarlas. Buscamos rápidamente un taller, pues el tiempo tampoco hoy esta con nosotros y, una vez más, la amabilidad y hospitalidad de los ciudadanos croatas se hace latente. Nos arreglan las motos, en un hora aproximadamente, y al preguntarle el coste de la reparación, el joven mecánico haciendo ademán con la mano de que nos marchásemos y en un inglés tan rudo como el nuestro nos dice –don’t worry, everything its ok – Por supuesto que le dejamos algunas kunas para unas birras.

Tenemos dos opciones, seguir bajando hasta Duvbronik o cruzar a Bosnia-Herzegovina dirección Medgujorge, y ambas, en ese momento, eran incorrectas. Estamos a 2.350Km de casa y se nos acaban las vacaciones y el dinero. Pero decidimos visitar Bosnia.

5

Desde Split a Medjujorge (Bosnia-Herzegovina) tardamos mas de 5 horas para hacer 142 km de carretera, de por sí, las carreteras croatas que tuvimos que cruzar eran carreteras de montaña y con la mala suerte de que se nos puso a llover, y claro, no llevamos chubasquero. Paramos en algún restaurante donde éramos los únicos clientes y dónde sólo se servía cordero para comer. Posiblemente el mejor cordero que hayamos comido nunca.

Esperamos a que escampe y seguimos la ruta. Inmediatamente dejamos atrás el restaurante, a unos escasos 20 km, vemos a un motero inquieto y gritando a viva voz un nombre mientras buscaba algo o alguien por los acantilados y terraplenes repletos de zarza.Le indicamos si necesita ayuda y nos cuenta que ha perdido a su compañero,que es inexperto y que teme que se haya salido en alguna curva… menudo “perkal”, me veo testificando en alguna primitiva comisaría de Bosnia mientras Javier llama a nuestro jefe para decirle que… ¡¡¡que no llegamos a currar vaya!!!

Después de separarnos, aparece “Mortadelo” sano y salvo, sólo se había retrasado,  así que nos juntamos los 4 en plan “Cerdos Salvajes” y nos guían hasta Medjugorje, pues también era su ciudad de destino. En el mismo momento que atravesamos la frontera y dejamos Croacia, el bofetón a miseria nos pega en la cara, parece ser que el intento de creación de la Gran Serbia con la consecuente guerra de Bosnia (6/5/1992 – 14/12/1995) ha dejado marcada a la población.

MEDJUJORGE, esta ciudad esta aconteciendo las más recientes apariciones de la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de Medjugorje. Centenares de personas rezando, confesándose en bancos callejeros arrodillados ante clérigos católicos, montones de comercios vendiendo estampas, pósters, camisetas, pins como si de una nueva cultura pop americana se tratase. ¿Y qué hacemos nosotros aquí? Pues supimos de la historia de Patrick Y Nancy y decidimos ir a visitarles…
– http://rosasparalagospa.wordpress.com/testimonios/patrick-y-nancy/

Es hora de volver. Efectivamente lectores de Viajefilos, no vimos Dubrovnik, aún hoy me castigo por ello. Entramos nuevamente en Croacia para tomar la autopista del Rey Tomislav (A1) y dirigirnos a Zagreb. Tenemos que empezar a estructurar la vuelta por tramos y kilómetros porque en 4 días como máximo tenemos que estar en casa. No pasan mas de 200 km cuando empieza a llover, ¿y ahora qué? pues a esperar bajo un puente. Cubrimos el equipaje con sacos de basura que una dulce heladera de Split nos dió hace 5 días, sacamos el tabaco, fumamos y empezamos a preocuparnos e impacientarnos.

DCIM100GOPRO

La ciudad más cercana para pasar la noche es SIBENIK, paramos en la cafetería “La Pausa” y preguntamos al camarero por habitaciones cercanas, nos dicen que lo más económico que él conoce ronda los 50€ y está en el centro de la ciudad. Tenemos dos dilemas: no queremos conducir más, ya estamos bien empapados y no tenemos ni kunas en efectivo ni dinero en la tarjeta de débito.

Le explicamos NUESTRO PROBLEMA al camarero y le indicamos que tenemos pensado dormir bajo el puente que hay a unos 100 metros de la cafetería, que no se preocupe y muchas gracias por las gestiones y nos hace un gesto con la cabeza de negación y se va a comentarle algo a todos y cada uno de los clientes que hay en el bar e inmediatamente todos, TODOS, sacan sus teléfonos y empiezan hacer llamadas a familiares y conocidos para que nos acogieran en sus casas, no dábamos crédito.

Aquí no que la cosa. A lo lejos observamos que se acerca una moto custom, al quitarse el caso vemos a un hombre enjuto vestido con ropajes de cuero, pelo largo de color negro zaino, perilla y aparentemente de etnia gitana, y antes de sentarse en alguna de las mesas de la terraza, el camarero le indica algo en coatra, señalándonos a nosotros y señalando el puente. ¿Cómo acaba todo esto? Pues Stipe, que así se llamaba el motero, nos invita a las 6 pintas de cerveza que nos tomamos en La Pausa, nos lleva hasta su casa donde nos presenta a su familia, nos prepara la cena y nos saca dos tinajas de vino que él mismo fabrica para COMPARTIRLO con dos desconocidos, que viajan sin dinero, con unas “pintas” un poco turbias y sin entender palabra en toda la cena. MIL GRACIAS SPITE. Cualquier gesto de agradecimiento es poco.

DCIM100GOPRO

1
2
3
4
6
8
9

Día 13 (16/06/2014) . –

Lunes, indiscutiblemente el viernes tenemos que estar currando y sólo tenemos 4 días para llegar a casa. Estamos a mas de 2000 Km de distancia. La hospitalidad de Spite nos ha dado las fuerzas y la confianza suficiente como para comérnoslos sin siquiera una muestra de cansancio, o eso es lo que nos creemos…Sibenik – Zagreb – Ljubljana (485km). Después de mucha insistencia para ver Zagreb nos damos cuenta que es prácticamente imposible permitirnos perder días de esta manera, decidimos pasar frontera y ver Eslovenia.

DCIM100GOPRO

Liubliana, ocupada por la Italia fascista en 1941 y por la Alemania nazi en el 1943, la ciudad estaba rodeada por más de 30 km de alhamabrada de púas, pues los colaboracionistas eslovenos se enfrentaban a los partisanos yugoslavos. Desde 1985, un camino conmemorativo rodea la ciudad por donde se encontraba el vallado.Tras la Segunda Guerra Mundial se convierte en la capital de La República Socialista de Eslovenia, formando parte de la Yugoslavia comunista, estatus que mantuvo hasta la independencia del país en 1991 tras un breve conflicto bélico, y desde entonces es la capital de Eslovenia.

Nos alojamos en el H2O Hostel por 12 € la noche, el más barato de la ciudad, muy acogedor y céntrico. Paseamos por sus adoquinadas y embrujadas calles repletas de pintorescas cafeterías y bares, cruzamos varios puentes, entre ellos, el Puente de los Dragones, según la leyenda griega, Jasón y los argonautas, a la vuelta de su periplo en busca del Vellocino de Oro por el río Ljubljanica, mató a un feroz dragón, el Dragón de Liubliana, que hoy está presente en el escudo y la bandera de la ciudad.

Acabamos nuestro paseo cultural sentados en las escaleras de la Iglesia de la Anunciación, kebap y cerveza Lasko en mano,  observando el ir y venir de sus cosmopolitas habitantes. Simplemente, nos enamoramos de esta ciudad, lástima pasar solo medio día.

DCIM100GOPRO

1
4
5

Día 14 (17/06/2014) . –

El H2O era acogedor, pero no quita que las camas eran literas con colchones de 90cm de no más de un palmo de grosor y su somier de madera de aglomerado, pero siempre será mejor que el recoveco de algún húmedo puente de alguna mojada carretera. Es hora de ponerse en marcha con las pocas energías que nos van quedando.

LIUBLIANA – TURÍN. Salimos de Eslovenia sobre las 10:00 de la mañana y llegamos a Turín bien caída la tarde, sacamos un total de 431Millas, esto son unos 690 “fucking” kilómetros. Os aseguro que no lo había pasado tan mal en mi vida. Los cascos, que son abiertos, dejan entrar un aire realmente molesto que penetra en el interior generando un terrible dolor de cabeza (no sé porque antes no pasó), hasta tal punto de tener que parar cada 70/80 millas a descansar, la contractura en el músculo supraespinoso y en el redondo mayor (por la posición en la moto) hacen que también tengamos que parar, consecuentemente pasamos un estupendo día de “rutita” alimentándonos a base de cafés de gasolinera e ibuprofenos, para llegar a Turín y tan siquiera apetecernos dar una vuelta por la ciudad. Nos alojamos en el Hotel River por 20€ la noche, eso si, regateando al propietario… ¿regateando en un hotel en Italia? SOBERBIO.

DCIM100GOPRO

2
3
4
5

Día 15 (18/06/2014) . –

Entre Turín y Nimes, frente a las puertas de un aseo que marca “occupé” mi razón y mi intuición se enzarzan en una absurda discusión por… ¡qué más da! ninguna alcanzará sus pretensiones. A lo lejos y en fase de ensoñamiento, las vísceras reclaman a viva voz lo que les pertenece, pero mi mente ordena a mi cuerpo que permanezca inmóvil pues las consecuencias serían catastróficas. Las extremidades, entumecidas por un frío húmedo, sólo desean dejarse caer como ancla que cae hacia lo más profundo del suelo marítimo mientras los pulmones, instigados por un deseo nocivo, inhalan y exhalan el humo infestado de una cajetilla que en su anverso dice: “ vas lijecnik ili ljekarnik moze vam pomoci prestati pusiti”.

¿Por qué decidimos atravesar los Alpes occidentales con la que “llevamos encima”? ¿Por los paisajes? ¿Por las carreteras de montaña? ¿¡¿¡¿Pero no vivimos en el Pirineo Aragonés copón?!?!?

300 Millas de costosas y rápidas autopistas, a veces bacheadas, a veces encharcadas, de subidas, de bajadas, de accesos a túneles con calefacción, recién alquitranados, de adelantamientos coordinados, de violentas y feroces ráfagas de viento, de breves paradas bañadas en cafeína, de miradas acompañadas de saludos, de gestos imprescindibles, de gritos inaudibles, de cambios de temperatura tan radicales como los altibajos emocionales, a veces absortos en lo que vemos y otras en cómo lo estamos viendo, pero rápidamente todo se desvanece recordando lo que has visto, vivido, compartido para definitivamente,  volver a estar empapados por un maldito calabobos donde los “bobos” somos nosotros a las puertas de un baño.

1

2
3
4
5

Día 16 (19/06/2014) . –

Último día, sea como fuere, tenemos que acabar con las 381.4 Millas que no quedan para llegar a casa, no podemos parar más de lo necesario, si nos llueve, con perdón, nos mojamos, jodemos y seguimos. Si se nos averían las motos rezamos a la Virgen de Medjujorge para que el gruísta no tarde mucho en rescatarnos, y si nos accidentamos, pedimos que nos lleven al hospital de Huesca.

Estos últimos kilómetros son tediosos, pesados, nostálgicos y en un momento concreto irritantes, lo que ocasionan la única y absurda discusión entre nosotros en la ciudad de Pau, a falta de 90km para llegar a casa.

Cruzamos los 8km del Túnel de Somport, siendo éstos los últimos, sin decir palabra, sin cruzar mirada, congelados en pleno mes de Junio, la nostalgia pasa a ser depresión. Supongo que esa sensación es el archiconocido Síndrome postvacional.

Me gustaría terminar esta entrada con un cita que leí en la típica imagen con paisajes de ensueño. La cita es de Pat Conroy:
– “Once you have traveled,the voyage never ends… the mind can never break off from the journey”.
– “Una vez que has viajado,el viaje nunca termina… la mente nunca puede desprenderse del viaje”.

VIAJAD Y BEBED HERMANOS!!!

4 Comentarios
  1. Que subidón!!! Me encanta!

  2. sonia 3 años

    Jajaja, que divertido!
    Besos

  3. Javier Paredes 3 años

    Se nos queda pequeño este mundo!

  4. Me has dejado todo loco con tu relato! Eso si, vamos a echar un día una servesita pa que me aclares alguna duda… Me gusto mucho ese periplo de vicisitudes y como las has contado. Tremenda aventura! Thanks perla!

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas