Print Friendly, PDF & Email

Después de pasar dos días en Angra do Heroismo, ciudad patrimonio de la Unesco y el mejor lugar donde comenzar un viaje a Terceira, nos dispusimos a alquilar un coche para recorrer el resto de la isla. Un viaje de seis días a Azores organizado para disfrutar de los bellos parajes naturales que de inmediato nos disponíamos a recorrer.

Jueves 13 de Julio. Gruta do Natal

A las 10 de la mañana habíamos quedado con el agente de Aguiatours para recoger el coche de alquiler.

Antes de llegar a Terceira estuve comparando por Internet las diferentes agencias de alquiler de coche en la isla, desde las internacionales Europcar y Sixt rent a Car, las páginas de reserva de Booking y Atrápalo hasta las agencias locales como Ilha Verde . También preguntamos a Nautalia viajes que nos mandaron un presupuesto y nos dijeron que una vez en la isla lo podíamos reservar a través de nuestro guía de Portugal tours. Los presupuestos eran todos muy parecidos, por unos 350 euros podías alquilar un coche tipo Peugeot 108 o Fiat Punto durante 6 días con seguro básico de accidentes. Con la mayoría de agencias tenías que recoger el coche en el aeropuerto de Lajes. Nuestro hotel también tenía un servicio de alquiler de coches con Ilha Verde pero no tenía coches disponibles en esas fechas. El presupuesto de Nautalia era el más económico y decidí seguir su consejo de esperar y reservar allí.

Fue una buena decisión ya que el guía de Portugal Tours nos reservó con Aguiatours un novísimo Smart automático con GPS para 4 días por 160€ y nos hizo el descuento de los 10 euros en la excursión del día anterior. El jueves a las 10h nos recogió en la puerta del hotel el agente de la compañía y nos llevó a la oficina donde nos entregó el coche.

La isla es bastante pequeña, las carreteras están en muy buen estado y hay poco tráfico, por lo que no es necesario contratar un coche de categoría superior. Cerca de nuestro hotel no se podía aparcar pero nos indicaron un parking  gratuito a 10 minutos andado. En Angra también encontramos varias agencias locales que no aparecen en la página web de las  azores por lo que no es imprescindible llevarlo reservado desde casa, la oferta disponible cubre la demanda perfectamente y las agencias locales resultaban más baratas que las internacionales.

Una vez cogido el coche nos dirigimos hacia el interior de la isla, una zona prácticamente despoblada pero ocupada por bosques, prados donde pastan las ganaderías de vacas y toros y diversas formaciones de origen volcánico.

© Orangesmile http://www.orangesmile.com/travelguide/terceira-island

Desde Angra dirección Biscoitos se encuentra el camino de acceso a la Gruta do Natal. Está perfectamente señalizado. Desde allí parte la ruta de senderismo a nuestro parecer más interesante y original de la isla, la PRC 1 TER Misterios Negros.

Es un recorrido circular de 5km con una duración estimada de 2h30min y considerada como alto nivel de dificultad. Apenas presenta desnivel pero el terreno es en gran parte muy pedregoso y otra parte del camino estaba muy embarrado, pero lo puede recorrer cualquier persona que no tenga problemas de movilidad. Gran parte del recorrido se disfruta de una exuberante vegetación endémica, rodeando tres pequeñas lagunas, entre ellas a Lagoinha do Vale Fundo, que en un día nublado como el que nos hizo a nosotros le proporcionaba un halo misterioso estupendo. Hacia la mitad del recorrido llegamos a la zona que le da nombre  la ruta, los Misterios Negros. Tres colinas formadas por acumulaciones de lava recientes donde la vegetación escasea. El camino pasa entre dos de ellas, donde el suelo es muy irregular y exige caminar con precaución y un calzado adecuado. Tras cruzar el bosque se llega a un camino de asfalto que te lleva al punto de inicio, pero antes de llegar  él, hay un desvío que conduce al Pico Gaspar. Merece la pena tomarlo ya que este pico resultó ser el cráter de un volcán repleto de vegetación, un sitio único para descansar y tomar un bocata. No todos los días puedes almorzar al borde de un cráter volcánico. 😉

Explorando la gruta Natal

Como indiqué anteriormente, la ruta termina en el centro de interpretación de la Gruta do Natal. Esta es una de las dos grutas visitables que se encuentran en Terceira y posiblemente tuvo su origen en las lavas de erupciones fisurales ocurridas en sus inmediaciones. Desde el centro de interpretación se accede a un tubo de lava de 697 m de longitud, con un suelo de poco desnivel y techos altos  donde se pueden observar diferentes estructuras geológicas. La gruta se puede visitar de abril a octubre de 14h a 18h, recorriéndose en 20-30 min. El precio de la entrada son 6€, pero si compras la entrada combinada con el Algar do Carvao cuesta 9€.

De camino al Algar encontramos las Furnas do Enxofre, 20 fumarolas que emiten vapores con una pequeña porción de azufre. La entrada es libre y hay un sendero acondicionado para recorrerlas.

A apenas 1 km de las fumarolas se halla el Algar do Carvao, considerado monumento natural regional. Se trata una visita bastante interesante ya que te permite acceder al interior del cono de un volcán. Este volcán estuvo en activo hace 3200 años emitiendo coladas de lava basáltica que cubrieron un  área de 16km2. Su chimenea mide 17x27m y desciende hasta 80m terminando en un lago. La chimenea, cono y parte del conducto está recubierto por vegetación endémica lo que aumenta la belleza de esta formación. Para la visita a la Gruta y al Algar se recomienda ropa de abrigo y calzado adecuado.

Para cenar esa noche reservamos mesa en la Tasca das Tias, un pequeño restaurante de la Rua Sao Joao, moderno pero con inspiración tradicional portuguesa tanto en la decoración como en la presentación de sus platos. El ambiente era muy agradable y la comida abundante y sabrosa a buen precio. Después fuimos a dar un paseo por el puerto donde nos encontramos un grupo de folklore regional, vestidos con los trajes típicos de los jornaleros de Terceira que cantaban preciosas canciones con una melodía parecida a las Habaneras.

Viernes 15 de Julio. Biscoitos y el norte de la isla

Le tocaba el turno a la parte norte de la isla, así que echamos la ropa de baño al mini maletero por si había suerte al llegar a Biscoitos.

Empezamos el día con la ruta PRC 06 TER Rocha do Chambre que tiene una extensión de 9’3 km, nivel medio de dificultad y 2h30min de duración estimada. Es una ruta circular por el interior de la isla de gran belleza y rica en flora endémica. Tiene un desnivel de 300m hasta alcanzar el pico más alto de la Rocha (708m) desde donde es posible ver el cráter Pico Alto. El sendero te lleva a través de un precioso bosque que parece sacado de un cuento de hadas y desciende a través de pastos de vacas y toros. Muy recomendable.

Para comer elegimos el famoso restaurante la Caneta, en Altares. Es un restaurante de comida tradicional muy recomendado por los lugareños, en el que su especialidad es la Alcatra (guiso de carne de vaca cocinado en cazuela de barro a fuego lento durante 7-8 horas), plato rico y contundente, perfecto para reponer fuerzas. Aquí también probamos las cracas, molusco oculto en el interior de una concha calcárea en forma de pequeño volcán, con mucho sabor a mar, que nos recordó ligeramente al percebe gallego. Conseguimos sitio sin reservar en este lugar con muy buena relación calidad/precio.

A sólo 4’4 km de Altares se encuentra Biscoitos, una pequeña localidad costera famosa por sus piscinas naturales. Éstas son el resultado de aprovechar las formaciones de la roca volcánica y la erosión que el mar ha provocado en ellas. La zona tiene un acceso perfectamente señalizado y está provista de numerosos servicios: baños, duchas, socorristas, cafeterías, parking y parque infantil. Si el día acompaña, que no era nuestro caso, es ideal para darse un chapuzón en el océano tras una caminata.

Las piscinas naturales de Biscoitos

Para regresar a Angra optamos por continuar bordeando la costa pasando por Quatro Ribeiras, donde también había piscinas naturales y por varios miradores.

Para cenar  en Angra reservamos en un curioso restaurante llamado A Minha Casa, en la Rua Direita. Se trata de un coqueto piso en el que las mesas están distribuidas por las distintas dependencias muy recomendado para almuerzos, meriendas y cenas informales. Las raciones son muy abundantes y económicas, estando especializado en sopas, ensaladas, tostas y hamburguesas. Además, los viernes y sábados abren hasta la 1:00am ofreciendo una carta muy variada de Gintonics en un ambiente muy agradable.

Sábado 16 de Julio, Este de la isla y Praia da Vitoria

A primera hora cogimos el coche para conocer la parte este de la isla. Comenzamos por la ruta PRC 05 TER Fortes de Sao Sebastiao que es una ruta de 5´7 km no circular. El sendero empieza en la carretera hacia Ponta das Contendas, poco después de pasar Porto Judeu. Al principio te lleva por la costa sudeste de la isla pasando por los restos de varios fuertes defensivos de los siglos XVI y XVII y finaliza en la localidad de Sao Sebastiao. Es un sendero fácil con unas preciosas vistas de la costa, que atraviesa un bonito bosque de laurel y varios pastos de ganadería. Nosotros sólo hicimos 2/3 del recorrido y dimos la vuelta porque hacía mucho calor y la vegetación no era tan abundante como para protegernos del sol.

Volvimos a Angra para repetir el almuerzo en el Verdemaça.

Después de comer visitamos el antiguo convento de Sao Francisco, actual Museo de Historia de Angra do Heroismo. En él se hace un recorrido por la historia de la isla desde su descubrimiento en el siglo XV hasta nuestros días. La entrada cuesta 2€/persona ( gratis los domingos) y en su interior se encuentra la bonita iglesia de Ntra. Sra. da Guia (sXV). Tuvimos la suerte de que un dúo de cuerda estuviera tocando en el claustro por lo que la visita resultó ser todavía más agradable.

Para la tarde noche dejamos la visita a Praia da Vitoria, segunda ciudad en importancia de la isla y cercana a la base militar  la OTAN. De camino a Praia nos desviamos un poco para subir al mirador da Serra do Cume que se encuentra situado en un parque eólico y nos lo habían recomendado ya que desde allí se puede observar la bahía de Praia da Vitoria y la llanura interior de la isla que con sus fincas divididas por muros de piedra volcánica, te muestra una fotografía muy típica de la isla, conocida como “ manta de retazos”.

Serra do Cume, Terceira

Praia da Vitoria es famosa entes los isleños porque en ella se encuentra la casa de Vitorino Nemesio, uno de los principales escritores contemporáneos de la isla. Al largo del paseo marítimo encuentras numerosos bares y restaurantes y en su playa, por la noche, nos habían dicho que eran frecuentes las actuaciones de grupos de Blues. Esa noche, efectivamente había un concierto, pero era un tributo a Iron Maiden!!

El paseo por la ciudad fue corto, no nos pareció muy interesante , así que aprovechamos para intentar cenar pronto. Elegimos el restaurante  O Pescador, frente al paseo marítimo. Está considerado unos de los mejores restaurantes de pescado y marisco fresco de la isla, en la entrada tiene las fotografías de políticos y deportistas famosos que han pasado por su comedor. Aunque era temprano, el comedor estaba a tope, pero afortunadamente tuvimos suerte de encontrar una mesa. El precio de los platos era de los más elevados de la isla, aún así no resultaba caro si lo comparabas con los precios de España.

Domingo 17 de Julio. Sao Bras y Sao Sebastiao

El día amaneció lluvioso, eso condicionaba  un poco nuestros planes. Teníamos planeado hacer la ruta de senderismo PRC 3 TER Serreta-Lagoinha. Llegamos al inicio pero llovía a cántaros y en el camino se veía mucho barro. No nos quedó más remedio que continuar recorriendo la costa oeste de la isla pero en coche. Paramos en varios miradores, de los que destacaría el de Ponta do Raminho. Allí junto al mirador encontramos una zona de merendero desde la que comenzaba un pequeño sendero muy bonito entre bosques y fincas que te acercaba al mar.

Como el tiempo continuaba inestable, decidimos ir hacia la costa norte que parecía más despejada. Nos acercamos hasta Sao Bras, desde allí dirección Fontinhas se encuentra el parque de merendas de Sao Bras de cuyo aparcamiento sale la ruta PRC 8 TER Relheiras de Sao Bras. Es un paseo circular muy bonito por el bosque, de unos 5 km, muy fácil, perfecto para familias, que se recorre en 1h30m tranquilamente. El suelo es muy regular, con apenas barro, ideal para días lluviosos.

De vuelta a Angra paramos en Sao Sebastiao. Los lugareños te lo recomiendan visitar porque lo consideran un pueblo típico de Terceira y de él destacan la belleza de su imperio (1918). Los imperios son pequeñas capillas en honor al Espíritu Santo y que proliferan en todas las islas. En Terceira destacan por su  decoración y su alegre colorido.

Para cenar volvimos a reservar en Tasca las Tías, una vez allí nos llevamos una agradable sorpresa, todos los domingos a partir de las 20:30 actúa en directo un grupo de fados. La comida resultó fantástica como la vez anterior, pero la actuación en directo resultó fabulosa. Dos cantantes y dos guitarristas vestidos de riguroso negro interpretaron  durante más de una hora fados populares.

Lunes 18 de Julio. Bahía de Angra y regreso

Acababa nuestro viaje. A las 13: 00 nos recogía el autobús para llevarnos al aeropuerto, como a las 10: 00 debíamos devolver el coche nos quedaba un pequeño margen para callejear por Angra por última vez. Al dejar el Smart nos ofrecieron la posibilidad de llevarnos al hotel pero preferimos volver dando un paseo por la costa. El día era soleado por lo que pudimos sacar unas preciosas fotos de la bahía. Al llegar al centro histórico decidimos callejear por la zona alta de la ciudad ya que la mayoría de museos cerraban los lunes. Hicimos una visita al mercado de abastos, en el que destacaban los puestos de pescado fresco, subimos hasta el obelisco del Alto da Memoria (sXIX). El monumento en sí no merece una foto, pero sí la merece la vista panorámica de la ciudad. Desde él se baja hasta el parque botánico do Duque da Terceira, que a pesar de estar pegado a nuestro hotel, no lo habíamos visitado. Se trata de un precioso jardín con estanques, palmeras, magnolios, etc. con parque infantil,  cafetería y diversos paseos. Con él finalizaba nuestra visita a Terceira, contentos por elegirla como destino de nuestras vacaciones y barajando la posibilidad de repetir las Azores en próximos viajes, posiblemente Sao Miguel.

0 Comentarios

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas