Tres días en Ciudad de México. La guía de imprescindibles en la ciudad

La Ópera, uno de los lugares que visitarás en tres días en Ciudad de México

Con alrededor de 25 millones de personas y una extensión inimaginable, pensar que tres días en Ciudad de México son suficientes para visitarlo todo es un error. Después de un viaje de más de tres semanas en México decidimos terminar en la capital. La dejamos para el final, como ese buen café que se toma después de haber probado todos los manjares de la mesa, en este caso de la rica gastronomía mexicana. Un momento más reposado y con tiempo de degustarlo antes de levantarte y volver satisfecho. Tres días en Ciudad de México que dieron para visitar parte de lo mejor de la capital, esta vez a ritmo pausado y conscientes de que el país ya nos tenía enganchados y pensando en que repetiríamos.

Si quieres saber dónde nos alojamos en la capital, qué lugares visitamos de Ciudad de México y cuáles dejamos para la próxima en aquellos tres días, sigue leyendo.

Los imprescindibles para tres días en Ciudad de México

Primero: ¿Es peligroso viajar a Ciudad de México?

Nos gusta mucho decir que no existen destinos peligrosos sino viajeros imprudentes. Hace tiempo escribimos un artículo sobre consejos de seguridad en el viaje y esta ciudad podría ser el paradigma de estas recomendaciones.

No sentimos peligro, eso si, con las debidas precauciones. Lo primero sería elegir el lugar adecuado para alojarse. Después de nuestra experiencia podemos decir que repetiremos en la zona Rosa. Los motivos:

  • Buen nivel de los alojamientos
  • Elevada presencia policial
  • Bastante turismo y opciones de restauración en pocas calles para todo el mundo
  • La calle Génova y los alrededores están llenos a todas horas y elegir un hotel cerca te permite trasnochar hasta cierto punto.

Este es otro extremo para nosotros importante: Se puede salir a cenar y tomar algo pero no nos parece prudente salir hasta muy tarde o de fiesta en un lugar que no conocemos.

Y por supuesto, tratar de no llevar objetos de valor y mucho menos exhibirlos. Relojes de alta gama, cámaras muy ostentosas, grandes cantidades de dinero… no son necesarios para viajar.

Durante el día, la ciudad está repleta de gente y en los lugares habituales de visita no sentimos ningún peligro. Siempre vimos mucha policía. Tampoco es de esas ciudades en que el ambiente te invita a “perderte entre sus calles”…

Nosotros decidimos dejar aquellos tres días en Ciudad de México para el final de nuestro viaje. Veníamos de pasar unos días en Puebla, conocer lo mejor de Oaxaca o recorrer San Cristóbal de las Casas y sus alrededores y de alguna manera ya llevábamos el “callo” hecho en México.

Calles de Ciudad de México, hay que ir con ojo en el centro
Calles de Ciudad de México, alrededores de la catedral

 

Calcula cuanto va a costarte tu seguro de viaje a México con el 5% de descuento de viajefilos

El alojamiento para tres días en Ciudad de México: Zona Rosa

Nuestra visita de Ciudad de México coincidió con los últimos días de la semana de Muertos en el país. La disponibilidad de alojamiento era la justa pero conseguimos un buen hotel en zona rosa a un precio más que razonable para las fechas.

Como digo buscamos alojamiento en la conocida como zona rosa de Ciudad de México (“demasiado tímida para ser rosa y demasiada atrevida para ser blanca”). El barrio es el lugar más seguro para alojarse en la capital de México y cuenta con buenas comunicaciones y zonas de ocio. Sin problema para salir de noche u tomarle el pulso a la ciudad cuando oscurece.

Nuestro hotel, el Hotel Clé Reforma Insurgentes. Por 335 € pasamos tres noches. Un hotel moderno y 100% recomendable por localización e instalaciones. Buen restaurante para una comida o cena con mención especial sus hamburguesas. En la planta décima incluye una terraza “rooftop” con vistas de la ciudad muy agradable al atardecer y a 100 metros una lavandería.

El hotel se encuentra a poca distancia de la parada “Hamburgo” de la línea 3 de Metrobús.

A solo tres calles la conocida calle Génova, ese lugar donde por la noche no vas a tener problemas para tomar una cerveza. Y en los alrededores hay muchos buenos restaurantes para todos los bolsillos. Descubrimos por casualidad la taquerías de La Chula, un sitio de referencia si te gusta la cocina mexicana bien hecha en un puesto que bien podría montarse en la calle. No te la puedes perder.

Cómo moverte en Ciudad de México

Recomendamos al 100% descargar la aplicación de Uber para los desplazamientos en la ciudad. Utilizamos la aplicación durante todo nuestro viaje por el país. En las principales ciudades funciona. Como no podía ser de otra manera para moverse en la inmensa ciudad de México consideramos que es lo más aconsejable.

Habíamos leído de todo respecto al metro de la ciudad de México sobre todo grandes aglomeraciones y no lo es. Y no nos pareció necesario utilizarlo.

El bus turístico de Ciudad de México

Lo que sí que puede ser una buena opción para el viajero es hacerse con el billete del bus turístico para recorrer la ciudad se pueden comprar bonos para 24 o 48 horas y el precio es mucho menor que en otros destinos. Por supuesto recorre los principales puntos de interés de la ciudad. Podéis echarle un vistazo a las opciones en la página de Civitatis.

Elegimos Turibus. Cuenta con cuatro recorridos por la ciudad:

> Centro histórico con frecuencias cada 15 minutos.

> Circuito sur Coyoacán que funciona cada 45 minutos.

> Circuito Polanco igualmente cada 45 minutos.

> Circuito Basílica que arranca desde Zócalo y sale cada hora.

Con el ticket puedes hacer cualquiera de los cuatro recorridos y subir y bajar en los puntos de interés que se suceden. Tiene lugares en los que se cruzan pudiendo cambiar de circuito. Al subirte tendrás audio guía en el idioma que selecciones. Para el español no es necesario audioguía.

El precio es de 210 (10 €) para 24 horas y 290 (14 €) para 48 horas. Funciona entre las 9 de la mañana y las 7 de la noche.

Nosotros compramos los billetes en la glorieta de Cibeles, en plaza Madrid. Se pueden comprar con tarjeta de crédito.

Muy cómodo y recomendable para la visita de la ciudad.

Qué ver en tres días en Ciudad de México. 16 imprescindibles del centro

Imprescindible el paseo por el centro histórico de Ciudad de México, declarado patrimonio mundial de la Unesco en 1987. Lo primero que os recomendamos, aunque solo tengáis un día en Ciudad de México. Durante el día es una zona totalmente segura y llena de viajeros y muy segura.

Además, nuestra estancia coincidió con el 4 de noviembre, día en el que se celebraba el impresionante desfile de Katrina aquel que se hiciera famoso con la película del agente Bond.

Hazte un Trip Book, un álbum físico viajero. Diséñalo fácilmente con la App de 51Trips. Descárgatela aquí.
Ah, ¡y añade mi código “VIAJEFILOS” después de registrarte para tener un 5% de descuento
extra en tu primer pedido.

1 Museo Mural de Diego Rivera

Horario de martes a domingo de 10 a 18. Cuesta 45 pesos y admiten pago en efectivo. Domingos acceso libre general. Hay que pagar un extra de 5 pesos por la fotografía.

El famoso mural de Diego Rivera es uno de los lugares que visitar en un viaje de tres días a Ciudad de México. El polémico artista mexicano recibió el encargo de su pintura para el Hotel del Prado en México en 1947 Rivera quiso plasmar la historia y cultura mexicana en uno de los entornos más característicos de la ciudad y del país: el paseo de la Alameda, donde precisamente se encuentra en la actualidad el mural.

En su “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, Diego Rivera dibuja con maestría hasta 150 personajes que han marcado la historia del país.

En el centro la figura del propio artista y su esposa Frida Kahlo, junto a una catrina que años más tarde se convertiría en el símbolo que representa la muerte de un guiño a la realidad del fin más democrático de todo el mundo. La historia de la controvertida hora es apasionante.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central de Diego Rivera
Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central de Diego Rivera

2 La Alameda Central de CDMX

Un espacio ajardinado en el que se suceden edificios de interés. Creado en el siglo XVI como paseo para la aristocracia, tras la revolución se ha convertido en lugar de reunión de la población mexicana.

Puestos de comida: chicharrones, papas, chapulines, marquesitas… de todo y para todos los gustos; pista de baile improvisada por la noche, lugar donde jugar al ajedrez o simplemente sentarse a ver pasar las horas.

Uno de los monumentos más apreciados en el país: el Hemiciclo a Benito Juárez.

3 El templo de San Hipólito o de San Judas

El primero de los templos de la Nueva España. Curioso pero escuchamos que era la única iglesia de la capital que oficiaba para sordomudos.

4 El teatro nacional y museo de las Bellas Artes de México

El paseo por Ciudad de México y su casco histórico continúa precisamente por la Alameda. En uno de los extremos el magnífico museo de bellas artes. Un lugar privilegiado para observarlo será la terraza del Sears, famoso centro comercial que se sitúa justo enfrente. Como otros edificios y museos cierra los lunes el resto de la semana abre de 10 de la mañana a 18 horas.

Construido en mármol de Carrara a principios del siglo XX si bien se terminó en los años 30 tras un parón a causa de la revolución. En el interior, el Teatro Nacional, cuyo telón, la célebre “cortina de cristal”, se confeccionó en cristales de Tiffany, mostrando el paisaje del valle.

También alberga el Museo de Bellas Artes donde entre otras obras se puede visitar una versión del mural de Diego Rivera: “El hombre, controlador del universo”, aquella que el pintor realizó para el Rockefeller Center de Nueva York.

La Ópera de Ciudad de México, uno de los imprescindibles que ver en la ciudad
La Ópera de Ciudad de México, vistas desde el edifico del Sears

5 El palacio Postal de Ciudad de México

En un lateral del Bellas Artes. En este sitio estuvo el Hospital Real de Terceros, demolido para construir el Palacio Postal o Quinta Casa de Correos en 1902, siendo una obra arquitectónica ejemplar con estructura de hierro. Alberga el Museo Postal y el Museo Histórico Naval. Se puede entrar por un lateral, por calle Tacuba, y visitar la planta baja gratuitamente. ¡No os lo perdáis!

En la misma calle comienza el barrio Universitario. A la derecha, el palacio de Minería. A la izquierda, el Museo Nacional de Arte. En el centro de la plaza, la estatua del “caballito”, una escultura ecuestre de Carlos III.

Palacio Postal de Ciudad de México, qué ver en tres días en la ciudad
Palacio Postal de Ciudad de México

6 El Mirador Torre Latino

La torre de comunicaciones con 182 metros de altura que se distingue desde la Alameda y a la que se puede subir para disfrutar de vistas de la ciudad. Se encuentra, seguro que la ves, frente al palacio de Bellas Artes, en la esquina.

7 La plaza Garibaldi, “la de los mariachis”

Desde la Alameda y a espaldas del palacio de bellas artes, continúa una avenida desde donde llegar a la famosa plaza Garibaldi. Arquitectónicamente carece de interés y cuando nosotros la visitamos por la mañana prácticamente no había nadie.

De día, temprano, la zona pinta algo más peligrosa. No la queremos imaginar de noche. Por ahí paseaban los mariachis. Suponemos que están pendientes de comenzar sus actuaciones a la hora de las comidas. En una de las calles que sale de la plaza hay esculturas con algunos de los representantes de la música mexicana.

La plaza Garibaldi, unos de los lugares que ver en tres días en Ciudad de México
La plaza Garibaldi de Ciudad de México

8 El paseo Madero de Ciudad de México

Una calle peatonal que une la Alameda con el Zócalo. Durante el paseo podremos seguir, de tener el tiempo, visitando algunos de los museos más importantes de Ciudad de México. Merece la pena detenerse a admirar alguno de los edificios históricos que se suceden a ambos lados.

9 La casa de los Azulejos o palacio de Orizaba

Un palacio construido en 1596, en la época virreinal. Los azulejos de Talavera que revisten la fachada se añadieron en el siglo XVIII. Hay que entrar, disfrutar del ambiente bohemio en su patio cubierto y subir a la primera planta para tomar algunas fotos.

10 Iglesias de San Francisco, la Santísima Trinidad y San Felipe de Jesús

Frente a la casa de los azulejos este conjunto de tres iglesias. La portada churrigueresco de la de San Francisco destaca entre las tres los trabajadores altares de los templos merecen la pena la visita

11 El Palacio Iturbide

Tras su construcción como residencia de nobles en la nueva España, Agustín de Iturbide, primer emperador mexicano, ocupó el edificio.

Interesantes exposiciones, suponemos que temporales se visitan en el interior. Nosotros tuvimos la suerte de la visita gratuita de una exposición de pintura de nueva España, francamente interesante.

12 El gran Zócalo de Ciudad de México

Sea el tiempo que sea el que tienes para visitar la capital, es el lugar que no te puedes perder en Ciudad de México. Epicentro de la ciudad donde todo pasa. Menos mal que estamos hablando de la segunda mayor plaza del mundo, cuesta pensar las miles de personas que por allí pasan a diario.

La plaza está rodeada de algunos de los edificios más emblemáticos de Ciudad de México.

El zócalo de Ciudad de México en semana de muertos
El zócalo de Ciudad de México en semana de muertos

13 La Catedral de México

La mayor de Latinoamérica. Poco después de la llegada de Hernán Cortés comenzó la construcción de la catedral de Ciudad de México. Justo en el lugar donde se encontraba el templo azteca y como en tantas y tantas ciudades coloniales, aprovechando las mismas piedras de estas construcciones.

La entrada es gratuita. La construcción se inició en 1573 si bien no se terminó hasta 1971. Nada más llegar sorprende el gran volumen del edificio y la fachada barroca enmarcada por dos torres. En el centro la torre del reloj. Al entrar a la derecha, la capilla de las Angustias de Granada, la primera de las 14 capillas profusamente elaboradas. Del lado izquierdo el altar del Perdón, donde llama poderosamente la atención el Cristo Negro.

Otro de los elementos más destacables es el coro y la sillería de los siglos XVII y XVIII. Dos órganos fueron traídos con 100 años de diferencia. En el centro, el atrio fabricado en madera de Filipinas. Se puede visitar, esta vez sí por 25 pesos entre las 11 y las 17 horas, salvo los domingos en que comienza la visita a las 13 horas.

En la nave central, el altar mayor y tras el mismo la capilla de los Reyes. Se hace difícil escribir acerca de la riqueza interior del templo, en pinturas, esculturas y retablos finamente trabajados. Uno de los lugares imprescindibles de Ciudad de México sin lugar a ninguna duda.

En un lado y adosada a la catedral, la iglesia del Sagrario, de la cual es francamente bella la fachada.

14 El templo Mayor de los Mexicas

Lo que queda de ello… El centro político y religioso de los mexicas, unos 45 metros de altura que quedaron reducidos a ruinas tras la extracción de los españoles para construir sus edificios. Se cruza sobre un puente construido sobre los restos del antiguo templo.

Los restos del gran templo de los Mixtecas de México
Los restos del gran templo de los Mixtecas de México

15 El palacio Nacional

La residencia que ocupó Hernán Cortés. 200 metros de fachada que ocupan todo el lado oriental del zócalo y que no tuvimos tiempo de visitar. De nuevo la historia del edificio, las construcciones primigenias prehispánicas sobre las que se levantó, sus albores, las revueltas que acabaron con el mismo y sus sucesivas reconstrucciones dan para toda una clase magistral de historia de América. En el interior y con muchas ganas de visitarlos la próxima vez, algunos de los murales más importantes de Diego Rivera.

16 El Gran Hotel Ciudad de México y su terraza panorámica

Imposible subir sin reserva y la espera puede ser de un par de horas según nos dijeron. A cambio subimos al restaurante de un edificio muy cercano y con muy buenas vistas de la plaza: Primer Cuadro Steak House.

Reforma y Plaza de la Independencia

La gran plaza que cruza la avenida paseo de la Reforma, la arteria que cruza la ciudad trazada según el modelo de los Campos Elíseos. Cualquier paseo por Ciudad de México pasa inevitablemente por Reforma, uniendo Chapultepec y el zócalo. 12 kilómetros de largo flanqueados por algunos de los modernos rascacielos de la ciudad que alternan con los más elegantes edificios.

El monumento del Ángel de la Independencia es realmente impresionante. Inaugurado en 1910 por Porfirio Díaz, en la base cuenta con cuatro esculturas que representan: La Paz, la Ley, la Justicia y la Guerra. Los domingos cierran la avenida Reforma y la calle se llena de corredores y ciclistas.

Además, Reforma tiene algunas otras intersecciones y glorietas interesantes como la de Colón (al cual vimos habían quitado…), la de Tetlepanquetzal, Ahuehuete (el último gobernante azteca y al que Cortés quemó la planta de los pies para que confesar a donde estaba el tesoro de Moctezuma) o la de la Fuente de Diana Cazadora.

7 lugares qué ver en el barrio de Coyoacán: Frida Kahlo y más

Con un ambiente más colonial, en la época prehispánica era un poblado aislado, conocido como Lugar de Coyotes. Un barrio encantador donde merece la pena el paseo. Lo visitamos un domingo y fue una pasada. No en vano fue elegido como residencia primero por Hernán Cortés y su intérprete y compañera Malinche y siglos más tarde por Frida Kahlo y Diego Rivera. Nosotros llegamos con el bus turístico y recorrimos algunos de los lugares que vienen marcados en todas las guías. 100% seguro.

1 La plaza y jardín Hidalgo y el parque Centenario

La segunda más visitada de la ciudad y la plaza principal de Coyoacán. Uno de los edificios fue el lugar elegido como residencia por Hernán Cortés. Mola mucho para un paseo, para sentarse, para hacer alguna compra. A un lado la fuente de los Coyotes es una de las fotos que a buen seguro traerás pero no esperes poder hacértela solo.

2 El museo de Frida Kahlo. La casa Azul

La vida de la pareja formada por Frida Kahlo y Diego Rivera merece la pena un buen rato de lectura. La atormentada vida de Frida, los romances de Rivera y los problemas derivados de la ideología comunista del artista y las relaciones con ilustres personajes de la época han dado para mucho. Basta con saber que el mismo Trotsky vivió un tiempo con la familia, llegó a tener una aventura con la Kahlo y hasta fue asesinado por un agente de Stalin en su casa de Coyoacán.

Si queréis visitar la famosa Casa Azul, donde nació en 1907 y vivió a temporadas Frida, ahora museo, mejor haceros con la entrada con tiempo. No había disponibilidad en el momento de nuestra visita y no se podían comprar más que en internet. Desde luego la imagen ha triunfado en merchandising…

3 La iglesia y ex-convento de San Juan Bautista

Abierta de lunes a sábado con Jesus a las 8, a las 12 y a las 19 horas. Los domingos hay bastantes más.

Una de las más antiguas de la capital, del siglo XVI. Sus altares dorados en los laterales son impresionantes. Sobre cada uno de ellos, un mural, todos ellos fueron pintados por un catalán. Resulta francamente imprescindible la visita de Coyoacán. Merece la pena asomarse al claustro lateral, al entrar a la derecha, donde en una pequeña cafetería se puede hacer un café y un descanso.

4 Mercado 89, el mercado de Coyoacán

Un buen sitio donde hacerse con algún recuerdo de Frida a mejor precio que en el museo, la casa y sus alrededores. Es una afirmación que según escribíamos podríamos poner en cuarentena… Hay mil opciones para comprar. Eso si, no les mola mucho el regateo. Al menos decir que hay que entrar a comer y echar fotos. No se nos ocurre mejor sitio para comer en el barrio de Coyoacán.

5 La plaza de la Conchita

Aquí se ubica el edificio religioso más antiguo de Nueva España, la capilla de la Concepción. El lugar donde se celebró una de las primeras misas tras la conquista de la zona sobre un templo ceremonial tolteca. Leímos que la restauración interior está muy acertada pero no tuvimos suerte y la pillamos cerrada.

Salimos de Coyoacán por la agradable avenida Francisco Sosa donde probablemente están las casas más bonitas y caras del distrito.

6 La plaza Santa Catalina y la iglesia del mismo nombre

En el camino de Francisco Sosa, un lugar que si hay que definir de alguna manera es como un remanso de paz.

7 La casa de la cultura Reyes Heroles

En la misma plaza. Un centro cultural con luz jardín botánico inmenso de entrada libre y en el que se muestran exposiciones itinerantes. No te olvides de entrar si pasas por allí. Seguramente en la plaza de Santa Catalina o en el mismo centro cultural merece la pena comer si no lo habéis hecho todavía.

No hay duda de que Coyoacán enamora. A juzgar por los locales y el ambiente al atardecer no es un mal sitio para alojarse.

Dónde comer en Ciudad de México

Tacos La Chula

En zona Rosa y muy cerca del hotel Clé, de camino a calle Génova. 365 días, 24 horas al día tirando tacos. Tacos al carbón: arrachera, bistec, costilla, cecina… los chicharrones, un máster en tacos. Con 4-6 € saldrás redondo.

Cafebrería el Péndulo

Hay varias en la ciudad. Nosotros estuvimos en la zona Rosa. Una librería en la que además de disfrutar del ambiente se puede comer. Nos comimos un sándwich Fredo y una ensalada de pollo Neruda. Increíble y aunque no tengas mucho apetito merece la pena entrar y un descanso tomando algo. Con la bebida 36 € los dos.

Restaurante Cancino

Un italiano (hacía falta después de 25 días de tacos…) a pocos metros de nuestro hotel. Dos Aperol spritz (bueno, fueron cuatro), un burrata con anchoas y la pizza con prosciutto y arúgula. Tremendo todo y por 55 € los dos.

Cafebrería el Péndulo, una parada interesante en la zona Rosa de Ciudad de México
Cafebrería el Péndulo, una parada interesante en la zona Rosa de Ciudad de México

Ciudad de México para los muy cafeteros

La realidad es que tres días en Ciudad de México (40 km x 60 km) no da para probar mucho… pero bueno, nosotros somos muy cafeteros y no perdemos la oportunidad de probar un buen café.

Cafeterías Cielito

Una cadena en realidad, que encontrarás en muchos lugares de la ciudad. Buen café y bollería.

Café Nin, lleno, llenísimo

En zona Rosa, en la calle de Havre. El lugar en una pasada y mola muchísimo para un desayuno de lo más completo.

Churrería el Moro

Si quieres probar los famosos churros de México encontrarás estos bonitos locales en varios puntos de la ciudad.

Cafetería La Mano en Coyoacán

En la avenida Francisco Sosa, un jardín interior en el que tomamos uno de los mejores cafés de la ciudad. La tranquilidad del lugar resulta un must para parar. Ojo con entrar en la tienda de complementos de marcas mexicanas, picarás…

Cafetería Finca Don Porfirio en Sears, en Alameda

El centro comercial tiene una cafetería en la planta alta con las mejores vistas del palacio de Bellas Artes. Abren a las 11 de la mañana. Se encuentra en el piso 8 y los fines de semana tiene cola para entrar. Te dejarán entre 30 y 40 minutos para tomar el café… Dos cafés y dos croissants de York y queso fueron 12.5 €.

Haz click en la imagen y consigue tu tarjeta para navegar por internet en México con un 5% de descuento

Dónde comprar artesanías en CDMX

Si no encontraste nada en Coyoacán, y es tu último día en Ciudad de México con ganas de comprar algo entra en el Mercado de Artesanías de La Ciudadela. Es enorme. De todo y de todo el país. Si te deshidratas buscando lo que te falta para un regalo, Fonda Carmelita en el pasillo 5.

El desfile de día de Muertos en Ciudad de México

Tuvimos la suerte de disfrutar del desfile de Catrinas aquel sábado 4 de noviembre en Ciudad de México. Es curioso pero la tradición no viene de muchos años atrás. El Ayuntamiento decidió ponerlo en marcha en 2016 tras el éxito de la película Spectre con 007 corriendo en la capital entre la multitud. La avenida de la Reforma se cierra y se llena con este espectacular desfile a las dos de la tarde (aunque al final salió a las tres). Desde Chapultepec llega hasta el Zócalo y os aseguro que si no estáis dos o tres horas antes será muy difícil encontrar un hueco para disfrutarlo. Por 5 € alquilamos una sillita…

Más de 4000 participantes, carrozas y “empujables” en un desfile que cada año cambia. En este año 2023 se homenajea el aniversario de la muerte de Jose Guadalupe Posada el ingenioso creador de la catrina además de Pancho Villa.

Sinceramente se nos hizo muuuuy largo, tras dos horas aguardando para una primera fila y más de dos horas de desfile.

Lo imprescindibles de Ciudad de México y que no dio tiempo

Así fueron nuestros tres días en Ciudad de México. Pero entre otras muchas cosas nos quedamos sin tiempo para:

La Casa Museo de Frida Kahlo, imposible la visita sin la reserva previa.

> El museo Nacional de Antropología de Ciudad de México, merece una mañana al menos para poder disfrutarlo y no tuvimos tiempo.

> Visitar el castillo de Chapultepec.

> Acercarnos a conocer Xochimilco.

> Visitar la Basílica de Guadalupe.

> El yacimiento arqueológico de Teotihuacán, la excursión exige un día más en Ciudad de México y no daba para más.

¡Nos toca volver!

¿Buscando más información para tu viaje a México?

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: José Luís Bauset +info
Finalidad: Compartir recomendaciones de viaje. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado. +info
Derechos: Tiene derecho a acceder rectificar y suprimir los datos. +info
Información adicional: +info

Te ayudamos con tu viaje

Ser Viajéfilo tiene muchas ventajas,
haz tus reservas con nosotros

Scroll al inicio