Print Friendly, PDF & Email
Nuestro viaje a China era algo especial en su recorrido, básicamente por incluir, como habíamos soñado, la región de Tíbet. Ello hacía que todos los trámites llevaran más tiempo y, por supuesto, más dinero… Y es que tras una semana de “descanso” y visitar algunos sitios que teníamos la suerte de haber disfrutado hace ya algunos años como Shanghai, y de adentrarnos en la famosa Xi´an y sus guerreros de terracota, saltaríamos hasta Xining donde subir al tren rumbo a Lhasa. Desde aquí, 16 días cruzando el Tíbet siguiendo la Carretera de la Amistad para terminar con dos semanas más en Nepal. ¡Buena pinta!

40 días entre China y Nepal. El tren de las nubes, Tíbet y lo mejor de Nepal

Viajar a Tíbet, ¿suena a película, no?. A nosotros nos comenzaba a sonar a sueño hecho realidad a medida que avanzamos en su preparación. Unos cuatro meses antes quedaba decidido: viajaríamos durante dos semanas al Tíbet y había que ponerse en marcha. Tantas son las particularidades del antiguo reino de los Dalai, que costaba poco justificar el viaje en nuestras cabezas. Su particular enclave cobraba probablemente mucho peso en la elección: Asomado al techo del mundo y con las mayores cimas del planeta, no precisaba presentación. Además la cuna y lugar donde duerme una de las religiones más fascinantes del mundo, el budismo. Y un sorprendente modo de vida tradicional, poco influido aunque amenazado, por el “beneficioso” progreso. Todo ello hace que el Tíbet, hoy día una región más del gigante chino, goce de paisajes, templos y gentes que nos atraían sobremanera. Y con este sueño escondido tras la almohada, cada día más cerca, nos dormíamos cada noche aquellos meses previos, preparando e imaginando cuán de sorprendente resultaría…

Tíbet. Preparativos previos

  1. La carta de invitación, calcula unos 20 días

  2. El visado para viajar a China, aproximadamente 10 días

  3. El permiso de entrada a Tíbet, 20 días más

  4. Un seguro de viaje: Hey Mondo

  5. La tarjeta de débito N26

  6. Un servicio VPN que permita la conexión a Internet

  7. Llenar la mochila

  8. Preparar el botiquín de viaje

  9. Hacerse con las mejores guías de viaje y lectura

  10. Organizar todos los papeles impresos

Y definitivamente, lo más complicado era conseguir los permisos necesarios para visitar Tíbet. En primer lugar necesitábamos una carta de invitación. Un documento que acreditaba nuestro recorrido por Tíbet y que únicamente puede ser concedido por una agencia oficial de turismo china. Recordad que no es posible viajar por libre a Tíbet y será obligatorio contratar el viaje con alguna agencia.
Nosotros, tras darle vueltas y solicitar algún presupuesto que se acoplara a nuestro bolsillo y opciones, optamos por Youlan Tours. Desde el primer momento amoldó el recorrido a nuestros deseos y poco a poco montamos aquellas dos semanas en Tíbet a nuestro gusto: en un tour privado con guía y conductor, condiciones indispensables para el viaje. Y no es que fuéramos amigos de ir de la mano de guías en nuestros viajes, más bien todo lo contrario, siempre huíamos de guías y grupos organizados; pero no había otra manera de hacerlo, y la propuesta de Youlan nos convenció. Además, conseguir los billetes para el Transtibetano, el famoso tren de las nubes, con el que llegaríamos a Lhasa, tampoco era sencillo, y la agencia se ocupó de ello.

Recorrido de 16 días a través del Tíbet, la distancia entre Lhasa y Katmandú

La carta de invitación para viajar a Tíbet

De nuestro anterior recorrido por China siguiendo la ruta de la Seda, ya teníamos cierta experiencia en tramitar papeles para los visados a China. Así que con tiempo nos pusimos manos a la obra. Los pasos a seguir los explicábamos en nuestro anterior post “Como conseguir el visado de viaje a China” y, ciertamente, no había cambiado en absoluto en dos años. Lo primero era conseguir la carta de invitación como dije, expedida por la agencia de viajes y que certificase nuestro recorrido. La carta de invitación tardó unos 20 días, tramitada por Youlan Tours y con la que pusimos en marcha la solicitud del visado a China, unos dos meses antes de partir. La agencia nos solicitó el pago de un 60% del viaje y así lo hicimos mediante transferencia. Pensábamos que era una manera de aplazar en cuotas nuestro viaje y no fue mala idea. De todos modos y por si se torcía de alguna manera, aseguramos con Hey Mondo la cantidad abonada, de modo que en caso de fuerza mayor, podríamos recuperar la cantidad invertida.

El visado para viajar a China

Una vez recibida la carta pusimos en marcha los engorrosos trámites de solicitud del visado para China en el Centro de visados de Madrid. Cuentan también con oficinas en Barcelona (si bien te saldrá más barato, no se puede realizar on line y tendrás que acudir a sus oficinas) y, como contamos en nuestro anterior post, es mejor emprender los pasos con tiempo.
Tras rellenar la solicitud en la web oficial, imprimirla, firmarla y adjuntarle la foto, tuvimos que añadir en un sobre: los pasaportes, una fotocopia del mismo, los billetes de entrada y salida del país, una hoja firmada en la que se procedía a certificar toda la documentación enviada y las reservas de al menos el 50% de los alojamientos en el recorrido. Además, y por incluir la región del Tíbet en nuestro viaje, adjuntamos la carta de invitación enviada por Youlan Tours. En la web oficial figuran los pagos que hay que cubrir y como hacerlo. Nos supuso la friolera de 170 € aproximadamente cada uno, dinero que sin más remedio tendrás que añadir a tu presupuesto.
El primer fiasco llegó al comprobar desde la central de visados que carecíamos de vuelo de salida. Nuestro itinerario con Youlan por el Tíbet finalizaba en la frontera con Nepal, desde donde emprendíamos la segunda parte del viaje y abandonaríamos China por tierra. Ciertamente lo solucionamos rápidamente cuando supimos que lo único que precisaban era la reserva de alojamiento para aquel primer día fuera de Tíbet, en Katmandú según teníamos previsto. Así que, el mismo día que recibimos el mail, reservamos en Booking dos noches de hotel en Katmandú y enviamos la reserva a la central de Madrid. La respuesta no se hizo esperar: lo pondrían todo en conocimiento de la embajada y tocaría esperar.
Temíamos lo peor, más solicitudes, más papeleo y más dinero, pero en poco más de 48 horas confirmaron que ¡se aprobaban nuestros visados de entrada a China!. En cinco días más fueron devueltos vía MRW a nuestro domicilio y fin del asunto. En total unos 10 días se llevó el trámite, lo que sumados a los 20 que tardamos en obtener la carta de invitación supuso un mes de aquel primer trámite.

Una de nuestras fotos más preciadas, la llegada al Palacio de Potala en Lhasa

El permiso de entrada al Tíbet

Y digo primero, porque quedaba enviar de nuevo los pasaportes, ahora ya visados, a Youlan Tours… Necesitábamos el permiso de entrada a Tíbet que nos enviaría la agencia. Para ello, una copia escaneada del visado vía mail a la agencia fue suficiente. Obtenerlo se llevó 20 días. El permiso de entrada es nominal e incluye el itinerario que seguirás durante tus días en el país. La copia escaneada era necesaria para subir al tren en Xining en dirección a Lhasa, para el check in en los hoteles, para entrar al palacio de Potala… y, como nos aconsejaron desde Youlan, debíamos imprimir al menos tres copias en color. Son muchos los momentos en los que la necesitarás y es mejor llevar alguna siempre encima. En caso de llegar a Lhasa en vuelo, es necesario llevar el original. Para nosotros con las copias en color como digo, sería suficiente.

El seguro de viaje

Como en otras ocasiones nos decantamos por contratar nuestro seguro con Hey Mondo, nuestra “aseguradora de cabecera”. Son muchos los motivos por los que ya llevábamos tiempo viajando con su póliza de viaje. En primer lugar sus competitivos precios y es que no existe ningún seguro con las coberturas de Hey Mondo al precio ofrecido. Otro aspecto importante es la facilidad de contratación, a sólo unos clicks de la página de inicio. Por supuesto sus completas coberturas, para nosotros más importantes en esta ocasión. Para evitar cualquier problema, elegimos el seguro Viajes Top, que por un poco más de dinero nos ofrecía cobertura en alturas de hasta 5000 metros en las que llegaríamos a movernos. Y si todo esto parece poco, Hey Mondo cuenta con un servicio de consultas vía WhatsApp 24 horas al día, adelantan los gastos de tu atención, cubren equipajes… vamos, ni un solo pero a la joven compañía de seguros.

Haz click en la imagen y llévate un 5% con nuestro enlace en el mejor seguro de viaje

N26, la definitiva tarjeta de débito para viajeros

Tras muchos años viajando y soportando los cambios y comisiones de bancos, este viaje optamos por hacernos con la N26, una tarjeta de débito Master Card, con la que por fin, nos olvidamos de estas abusivas prácticas.
Las ventajas que ofrece: En el caso de la Black, la que contratamos, la posibilidad de sacar dinero en cualquier cajero del mundo además de realizar pagos con tarjeta sin coste adicional. En contra, su precio de mantenimiento, de 9 € al mes, pero si viajas mucho y sueles usar la tarjeta como método de pago o para conseguir efectivo, te saldrá a cuenta. La opción gratuita, por la que no tendrás que pagar, permite igualmente sacar en cualquier cajero del mundo pero con un 1,7% de la cantidad que retires como comisión. Así que, cuestión de hacer números. Y si quieres saber todo lo que ofrece, haz click aquí, seguro que terminas haciéndote con una.

Conexión a internet y redes sociales en China

Pues, no nos engañemos, si andas leyendo esto y te gusta viajar tanto como para llegar al Tíbet, seguramente también serás más o menos “adicto” a la conectividad. ¡No tiene nada de malo!
Pero cuando hablamos de países como China el desastre puede llegar de la mano del gobierno. El enorme corta fuegos (a modo de gran muralla china como les gusta publicitar) implantado en todo el territorio te aguará la fiesta. Y es que aunque puedas tener acceso a las wifis de hoteles y lugares por donde pases, ni sueñes con conectarte a Facebook, Instagram o Twitter y ni tan siquiera poder mandar esas fotos de “aquí, sufriendo” a tus colegas y familia por WhatsApp…
De todos modos, y como siempre, hecha la ley, hecha la trampa. ¿Que necesito entonces en Tíbet para mantenerme conectado a mis redes sociales y amigos? Dos cosas:
-La primera y evidente, necesitarás una red a la que conectarte. En este sentido, puedes adquirir una tarjeta SIM en China con la que acceder, viajar con un router de viaje o, simplemente, aprovechar las wifis con las que tropieces (las hay y funcionan). Nosotros optamos por viajar con un router MIFI (abreviatura de Mi Wifi). Compramos el WiFi TP-Link M7350 4G LTECon este aparatito, pequeño, liviano y autónomo, generas tu propia wifi en cualquier lugar gracias a una tarjeta SIM prepagada. Además permite la conexión de varios usuarios autorizados al mismo tiempo. Buena idea ¿no? Una vez aterrizamos en Shanghai nos hicimos con una tarjeta sim de China Unicom (menos de 30 € por 50 Gb de navegación, vamos que nos iba a sobrar). La tarjeta funcionó perfectamente durante nuestros días en Shanghai, Xi’an o Xining y lo sigue haciendo a la perfección en la región autónoma de Tíbet.
-Una vez conectado, el truco es “engañar” al sistema de protección chino haciéndoles creer que te estas conectando desde fuera del país… Fácil. Pues realmente lo es y para ello deberás contratar un sistema VPN (Virtual Private Network o Red Virtual Privada en nuestro denostado idioma). Existen sistemas VPN gratuitos y, como tales, de esos que fallan más que una escopeta de feria; o de pago, con los que por 10 ó 15 € tendrás la posibilidad de saltarte el corta fuegos durante un mes y que las autoridades chinas piensen que navegas conectado desde tu casa. Nosotros contratamos VyprVPN, después de leer la experiencia de otros bloggers y funcionó. Tal vez no es tan infalible y es verdad que en ocasiones nos hemos desesperado, pero es el mejor sistema que puedes utilizar. Te registras, pagas e instalas antes de salir, la aplicación en los dispositivos que precises: iPad, móvil, portátil… hasta cinco dispositivos con tu cuenta.
-Y si no te quieres meter en tanto fregado, la opción de WhatsApp en China se llama WeChat. La aplicación gratuita de mensajería instantánea funciona en China sin cortapisas y es fácil de instalar. Podrás chatear con tu gente, accediendo a una wifi libre. Solo un pero, oblígales a instalarla a tus amigos y familiares antes de salir.
Por cierto, sea cual sea la opción que elijas, acuérdate de probar todo esto antes de tu salida. Estaremos encantados de responder a tus dudas si nos escribes un comentario planteándonoslas.

Llenar la mochila, pero sin pasarse…

Y vaya si se acaba llenando. Elegimos de nuevo para este viaje, nuestras flamantes Vaude 42+8. Buena capacidad, versátiles, con apertura anterior y muy cómodas para viajar. Hace un par de años que nos hicimos con ellas y sinceramente, después de muchas vueltas para elegirlas, creo que sigue siendo una de las mejores mochilas de viaje que existen a precio razonable. Su morfología, preparada para una larga travesía, hace que vaya perfectamente pegada a la espalda con una distribución de la carga sobre las caderas y no sobre los hombros. El tejido elástico que la compone, que permite compactar una gran cantidad de equipaje aunque parezca imposible. Su apertura anterior, como dije, que facilita la organización y el acceso. Sus correas de sujección y tirantes de carga que distribuyen el peso con comodidad para su manejo. Sus cierres y cremalleras herméticas y a prueba de tirones. En fin, nuestra favorita.
Y aunque parezca una locura, capaces de cargar con todo esto…
LA ROPA DE VIAJETODO "EL RESTO" PARA EL VIAJE
GorroDólares, siempre llevamos algo en efectivo
GuantesBaterías y cargador
Mallas y camisetas térmicasCámara y objetivos
Pantalones "desmontables"Palo selfie, lo estmos dejando...
CamisetasMc Air 13 pulgadas, imposible dejarlo
Bañador, nunca se sabeAuriculares, ¡para ver series!
Ropa interiorBatería externa, fundamental
Botas, sandalias de trekking y chanclasDisco duro, mejora la neura de perderlo todo
Plumas ultraligeroCandados, siempre llevar varios
ChubasqueroGafas de sol, polarizadas
Forro polarLinterna
Sábana sacoPrismáticos
Funda de mochilaMosquetones, ¿por que?
Bolsa estancaTaza, cubiertos y navaja multiusos, ¡gracias suizos!
Toalla de microfibraPasaporte y papeles, no sabemos renunciar
Bolsa plegable para "souvenirs"Tarjetas y chapas de viajéfilos
Botiquín de viajeJamón, café y cafetera (habéis leído bien)
Ya os contaremos en un post la “técnica de vestirse adecuadamente por capas”

Preparar el botiquín de viaje

Nos gusta llevar siempre algo de medicación para prevenir problemas que podemos resolver. Decir “algo” a todo lo que llevamos, la verdad es que se queda corto, pero somos médicos y serán gajes del oficio. Diarreas, catarros, dolores… no son infrecuentes en cualquier viaje y no cuesta tanto ser previsor. Nuestro botiquín de viaje se repite viaje tras viaje y son pocas las variaciones. Le dedicamos un post en su día y nos sirve siempre para no olvidar nada. Este año añadíamos para el Tíbet, Edemox (acetazolamida), el único fármaco que se ha demostrado eficaz para prevenir los síntomas del mal de altura y que ya habíamos probado en otros viajes. Como siempre que viajamos y, para evitar problemas, un certificado con la relación de todo lo que incluye, en inglés y en español, debidamente firmado por un médico.

Hacerse con las mejores guías de viaje y lectura

Porque si es importante y divertido el llevar lectura adecuada y preparar el viaje con la mejor de las informaciones, en un viaje como este, un viaje al Tíbet, esta máxima cobra mucha más importancia. El apasionante mundo budista y la historia tibetana, merecen buenas horas de lectura. Además de las clásicas que os dejo a continuación, para nosotros fueron dos buenas guías al principio, para comenzar a montar todo esto, dos clásicos y grandes blogs: el de Chavetas, que junto con Sele, hacía pocos meses habían emprendido un viaje muy similar; y Viajeros Callejeros, que también cuentan con muchísima información sobre su viaje al Tïbet. 100% recomendables.

Organizar todos los papeles y…

-Copias de los pasaportes y visados
-Fotografías
-Billetes de avión, internacional y domésticos
-Billetes de tren Transtibetano
-Reservas de los alojamientos (Shanghai, Xi’an y Nepal)
-Seguro de viaje de Hey Mondo
-Facturas e itinerario del tour contratado
-Carta de invitación de Youlan Tours
-Permiso de entrada al Tíbet (3 copias a color por persona)
-Certificado de medicación del botiquín

¡A volar!

Y si de verdad seguís con la idea de lanzaros a cumplir un sueño como este, así fue nuestra ruta por Tíbet y aquí todos los artículos que le dedicamos a este maravilloso viaje con las recomendaciones para organizar un viaje a Tíbet, todos los datos de interés de nuestro viaje y la ruta y escalas de nuestro recorrido por Tíbet:

4 Comentarios
  1. Enrique Lopez 9 meses

    Hola soy de México y no tienes una idea de cómo sueño algún día en viajar al tibet en tren como ustedes me llamo Enrique deseo me contacten para ayudarme a conseguir ese sueño elopezvivar71@gmail.com les felicito por compartir ese viaje

    • Autor

      Sin duda para nosotros fue todo un sueño. No dudes en escribirnos, si podemos ayudarte con más información lo intentaremos. Gracias por tu comentario y ¡no dejes de perseguir ese sueño!

  2. Amaya 1 año

    Un post muy práctico. Me ha parece especialmente interesante como dejas de claro el asunto de los plazos para tener los papeles en regla antes de viajar a Tíbet. Si no lo sabes antes te puede arruinar el viaje.

    • Autor

      Muchas gracias por tu comentario Amaya. Sin duda es un viaje que hay que programar con más tiempo que otros destinos. En torno a tres meses antes empezar a moverse y si en medio está el verano y las vacaciones mucho cuidado. Por añadir, decir que ahora mismo estamos en nuestra primera semana en Tíbet y sin ningún problema con todo el papeleo!

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Déjanos tu opinión o cuéntanos tu experiencia!

©2019 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com   Aviso legal

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas