Entrevistas en... Cuba

Los mejores viajefilos nos dan su visión del viaje a Cuba. Mismo destino, distintas pasiones.

Angela y Salva nos cuentan su Cuba, ¡Hay que vivirla!

Somos Salva y Ángela, viajeros jóvenes de no muy largo recorrido (hemos cruzado el charco solo un par de veces antes) y no muy dados a los viajes organizados pero tampoco mochileros consagrados.

1. ¿Por qué te decidiste por ese destino?

Nos sentíamos atraídos desde hacía tiempo por Cuba, de hecho, lo teníamos claro desde el principio. Conocer la cultura cubana, escuchar su música, aprender su historia, disfrutar de sus paisajes tropicales,… había un montón de razones por las que estábamos deseando ir.

2. ¿En qué fechas lo hiciste y cuántos días le dedicaste a ese viaje?  

Fuimos a finales de Junio, y estuvimos en Cuba un total de 9 días y 8 noches.

3. ¿Cuál crees fue la mejor de tus visitas y cúal no recomendarías?

Nuestro recorrido fue: La Habana (4 noches), Trinidad (2 noches) y finalmente Cayo Guillermo (2 noches). Todas imprescindibles, si bien Cayo Guillermo podría sustituirse por cualquier otro cayo más cercano (desestimamos ir a Varadero por parecernos demasiado turístico aunque los foros tampoco lo pintan mal). El tiempo dedicado a La Habana podría quizá acortarse, o bien, emplear uno de los días en hacer una excursión a Viñales (no la hicimos por mal tiempo). ¿La mejor de las visitas? Trinidad! No puede faltar, y aunque dos noches parezca mucho para un pequeño pueblo, a nosotros se nos quedó incluso corto. Hay que tener en cuenta que desde Trinidad pueden visitarse otros atractivos enclaves como la sierra de Topes de Collantes, el fotogénico valle de los Ingenios, la torre de Iznaga o una pequeña pero interesante ruta atravesando bosque tropical en “El Cubano”.

4. ¿Cúal es el mejor alojamiento y más recomendable en tu experiencia? ¿Algún restaurante, bar o sitio en el que hayas disfrutado especialmente?

En cuanto al alojamiento recomendamos sin duda reservar habitación en una casa particular. Se puede hacer fácilmente desde internet y están acondicionadas con todo tipo de comodidades. Es una opción mucho más barata y que además te permite una mayor interacción cultural. Elegimos esta opción tanto en La Habana (http://casacolonialyadilisyyoel.com/) como en Trinidad (Hostal Jose y Kirenia, desde tripadvisor). Nos encantaron las dos casas y los desayunos que nos preparaban eran espectaculares. Para alojarnos en Cayo Guillermo, reservamos en un hotel tipo resort con todo incluido (Hotel Meliá Cayo Guillermo).

Respecto a la comida, en La Habana podemos destacar Doña Eutimia entre los restaurantes de comida tradicional cubana, donde no faltaron el arroz, los frijoles y la cerveza Bucanero. Aunque en general la mayoría de restaurantes ofrecen (casi) la misma carta. Una buena opción son los tradicionales “paladares”, supuestamente más baratos y “auténticos” pero no podemos decir que sean tan diferentes al resto de restaurantes (inicialmente eran casas particulares pero el crecimiento del turismo los ha debido cambiar mucho).

5. ¿Cúal es tu impresión general del viaje? ¿Puedes ponerle una nota del 1 al 10?

 La falta de tiempo para haber podido explorar más lugares que se nos quedaron en el tintero, hacen que no podamos ponerle un 10, aunque esperamos poder volver en el futuro. Nos fuimos con muy buen sabor de boca del país, y no nos cansamos de contar historias de nuestro viaje.

6. ¿Lo mejor y más destacable de tu experiencia? Algo totalmente imprescindible

Música tradicional callejera mientras te abres paso por el colorido y concurrido bulevar Obispo, en la Habana Vieja.

Si me dejan añadir otra, los aficionados a la fotografía deben saber que los coches de la época pre-revolucionaria y las coloridas casas de Trinidad se lo van a poner muy fácil 😉

7. ¿Lo peor del viaje, si lo ha habido en tu experiencia?

Alquilar un coche en Cuba fue probablemente lo peor, aunque volveríamos a hacerlo. Las razones de que esta experiencia pueda llegar a hacerse algo ligeramente incómodo: largos trayectos por unas carreteras que en España serían vías agropecuarias (allí son incluso nacionales a pesar del estado del pavimento y compartirlo con vehículos de tracción animal) y un coche con ligeros problemas técnicos (se quedó sin batería, se le rompió el velocímetro, el aire acondicionado no era suficientemente potente para paliar el calor tropical, nunca frenó adecuadamente, y nunca se apagó una luz en el salpicadero que señalizaba, según el fabricante -pero no según la agencia de alquiler-, un fallo en el motor… nunca lo averiguamos). Por otro lado el precio del alquiler supera los 60 euros/día, nada barato teniendo en cuenta las mencionadas prestaciones. Poco más puede pedir a un país con tan limitiada oferta automovilística.   Sin embargo, como decimos, volveríamos a alquiler un coche por nuestra cuenta, ya que la otra opción, la de depender de sus taxi o autobuses, no nos convence del todo.

8. ¿Por qué recomiendas a los viajéfilos ese país? Playas, historia, gentes, naturaleza… lo que destacarías

Por todo en general, es un país con muchos contrastes, disfrutas de una ciudad totalmente diferente, llena de historia, con música a todas horas, bonita y a la vez, ruinosa, y de eso se trata su encanto. La gente te trata genial, es una ciudad muy segura, y puedes pasear solo por el malecón a cualquier hora.

Por otro lado, están sus paisajes tropicales, sus playas paradisiacas con arena blanca, manglares, flamencos, los fotogénicos cayos. La comida no es su punto fuerte, pero si hemos descubierto y disfrutado comiendo frijoles, sandwiches cubanos, y bebiendo mojitos.

9. Creo que sigues nuestros post en viajéfilos ¿Te ayudaron a decidirte, a organizarlo, lo recomendarías a otros amigos?

Sí por supuesto, leímos el post de viajéfilos antes de organizar nuestro viaje y nos sirvió de mucho. Nos hicimos el mismo seguro médico, y contratamos el coche con la misma agencia. Siempre lo recomendamos!

10. ¿Alguna cosa más que quieras contarnos?

Para terminar, solo nos queda deciros que os animeis, Cuba hay que vivirla! La Habana es una ciudad de contrastes que no deja indiferente a nadie, no te puedes perder el típico mojito en La Bodeguita, en La Habana Vieja. Algo no tan turístico que nos gustaría recomendar fue nuestra visita al barrio de José Fuster, a las afueras de La Habana. Un barrio poco conocido y muy pintoresco, con fachadas inspiradas en la técnica de Gaudí, 100% recomendable. Trinidad, lugar imprescindible y sorprendente, uno de los puntos fuertes de nuestro viaje. Si vas a Cayo Guillermo, no te puedes perder la maravillosa Playa Pilar, para muchos, la mejor playa de Cuba. No os arrepentiréis, nosotros ya estamos deseando volver.

Julia nos cuenta su Cuba: A Cuba con amigas, ¡hasta que se seque el malecón!

¡Hola! Soy médico residente en un hospital de la Región de Murcia, al igual que mis demás amigas con las que viajé a Cuba este verano. Nos conocimos en la carrera, y desde entonces inseparables. No es fácil que cinco personas coincidan en las mismas fechas de vacaciones, pero este año tuvimos suerte… así que no dudamos en prepararnos un viajazo al Caribe para desconectar y recargar las pilas.

1. ¿Por qué te decidiste por ese destino?

No teníamos muy claro el destino… había muchas propuestas de lugares increíbles por parte de todas (Argentina, Sudáfrica, Filipinas, Indonesia… pero al ser agosto, o los vuelos tenían precios desorbitados o el clima no acompañaba demasiado), pero la verdad es que cuando decíamos… ¿Y si nos vamos a Cuba? A todas se nos ponía una sonrisa de oreja a oreja. Sobre todo porque sabemos que es un país muy diferente, un país de contrastes… y es lo que buscábamos… saborear una cultura distinta. Cuántas veces no habremos escuchado “ahora es el momento de viajar a Cuba porque en unos años cambiará”, y además, las referencias que teníamos de otras personas que habían viajado a este país eran todas del tipo “tenéis que ir, tenéis que ir” así que para qué darle más vueltas… ¡A Cuba que vamos chicas!

2. ¿En qué fechas lo hiciste y cuántos días le dedicaste a ese viaje?

Viajamos desde el 28 de julio al 12 de agosto, unos 16 días que entre vuelo y demás transportes se quedan en dos semanas completas

3. ¿Cuál crees fue la mejor de tus visitas y cúal no recomendarías?

Nuestra ruta fue la siguiente: La Habana-Viñales-Cienfuegos-Trinidad-Cayo Guillermo-Cayo Santa María-Varadero

Es difícil escoger una única visita, como ya os digo hay mucha diferencia entre la capital, el valle, las playas, los pueblos…

La Habana de por sí da muchísimo juego, hay mil cosas para hacer, mil sitios donde tomar un buen daiquiri o una piña colada mientras escuchas música en directo. Viñales es sencillamente espectacular, merece mucho la pena disfrutar de los paisajes. La zona de los cayos y Varadero es divertirte en sus playas, probar todos los cócteles posibles que te apetezcan en los resorts todo incluido y salir de fiesta.

Si me apuráis lo único que no recomendaría si fuera por falta de tiempo sería Cienfuegos, me pareció un pueblo normal sin llegar a tener el encanto que derrocha Trinidad, que me sorprendió desde el primer momento y a la que volvería sin dudar.

4. ¿Cúal es el mejor alojamiento y más recomendable en tu experiencia? ¿Algún restaurante, bar o sitio en el que hayas disfrutado especialmente?

Siempre nos hemos alojado en casas particulares excepto en las zonas de costa que estábamos hospedadas en los resorts.

En la Habana estuvimos en una casa particular en el barrio de Nuevo Vedado. Era una casa amplísima y con aire acondicionado (en pleno agosto es casi vital). A unos minutos del centro en taxi pero teníamos contratado taxi para todos esos días y no nos supuso problema.

En Cienfuegos y Trinidad no hay dificultad de encontrar alojamiento, hay mucha oferta de casas allá donde pases, únicamente tienes que ver el cartelito azul que ofrece hospedaje y preguntar si hay disponibilidad. Nosotras reservábamos (siempre con aire acondicionado) habitaciones de una casa particular y eran muy económicas, alrededor de 30 euros la noche entre todas (no olvides regatear, los dueños normalmente tiran un poco más por lo alto).

En la zona de los resorts el que más me gustó fue el de Cayo Santa María, se llama Warwick Cayo Santa María Resort. Ofrece todo lo que necesites y en el momento en el que lo necesites. Bebidas, comida, playa privada, piscinas y todas las actividades que te puedas imaginar. Además es nuevo y las habitaciones están muy cuidadas.

Respecto a la hostelería, en La Habana nos encantó comer en Doña Eutimia (cerca de la plaza de la catedral), reserva antes porque siempre está a tope. Ahí tomamos el auténtico arroz a la cubana, ropa vieja, camarones al ajillo… y no olvides pedir el mojito frappé. También nos gustó mucho El Aljibe donde te puedes pedir pollo asado con frijoles y otras viandas hasta que no puedas más por 12 CUC por persona. Y el restaurante Riomar en Miramar (situado desde la parte opuesta del Malecón, tiene vistas a toda la Habana), ahí puedes probar spaghetti con marisco o ceviche muy buenos.

En Trinidad recomendaría comer en El Dorado, una casa colonial con música en directo y buena relación calidad/precio.

5. ¿Cúal es tu impresión general del viaje? ¿Puedes ponerle una nota del 1 al 10?

Mi impresión fue sensacional. Es un país totalmente recomendable para visitar, para disfrutarlo, para adentrarte en su gente, en sus costumbres, en su alegría de vivir, en su paciencia para afrontar cualquier situación y en su capacidad para subsistir. Realmente por mucho que te cuenten o por mucho que puedas leer de un destino, nada es comparable a cuando lo vives de primera mano, cuando te das cuenta de que hay mucho por conocer y más aún por descubrir. Le pongo un 10 sin titubear.

6. ¿Lo mejor y más destacable de tu experiencia? Algo totalmente imprescindible

Sin duda es el caminar por las calles de La Habana y demás pueblos. Ahí es donde aprecias la forma de vivir de los cubanos, su día a día, ya que hacen vida en el exterior. Imprescindible tomarte una cerveza Cristal por la noche sentado en el Malecón disfrutando del jaleo cubano. También recomendaría pasar una tarde en la casa de la Música de Miramar aunque sea para ver como bailan salsa… ¡puro arte!

7. ¿Lo peor del viaje, si lo ha habido en tu experiencia?

Afortunadamente no hay nada que hayamos considerado como “lo peor”. Nos dejamos un día de comodín por si acaso lo necesitábamos para recuperar o por si se daba algún contratiempo con el clima, transporte etc… pero tuvimos la suerte que todo salió tal cual lo planeado.

8. ¿Por qué recomiendas a los viajéfilos ese país? Playas, historia, gentes, naturaleza… lo que destacarías

Pues se puede recomendar por todo.

– La Habana es gente, es cultura, es una forma de sobrevivir (visita la cámara oscura, la plaza vieja, la plaza de la Revolución, callejea por la zona de La Bodeguita, pasea por el Malecón, ve el espectáculo de “El Cañonazo” y quédate una tarde entera bailando en la casa de la Música).

– Viñales es naturaleza, es pasear a caballo, montar en bicicleta, comer en un rancho y  es el olor a plantaciones de tabaco.

– Cienfuegos y Trinidad son dos pueblos del sur con encanto (especialmente Trinidad). De Cienfuegos recomendaría el atardecer en Punta Gorda. De Trinidad lo recomendaría absolutamente todo, tiene un atractivo especial. Los niños correteando y jugando en las calles empedradas, llenas de casas colores vistosos, la casa de la música, la discoteca de la Cueva… hay ambientazo y es muy auténtico.

– De los Cayos y Varadero únicamente decir que es relax y disfrute. Kilómetros de playas paradisíacas donde te puedes tomar un coco tranquilamente sentado en una tumbona, donde puedes localizar una estrella de mar en la orilla, que un barco te lleve mar adentro para poder hacer snorkel hasta encontrar un poquito de barrera de coral e incluso puedes ir al delfinario y bañarte con los delfines… ¡una experiencia única!

9. Creo que sigues nuestros post en viajéfilos ¿Te ayudaron a decidirte, a organizarlo, lo recomendarías a otros amigos?

Por supuesto que nos ayudaron, es muy útil toda la información que aportáis ya que está todo explicado detalladamente y es muy visual con todas esas increíbles fotos… da mucho gusto leeros.

Lo recomiendo siempre que me entero que alguien está planeando algún viaje, sabes que vas a acertar con este blog 100%.

10. ¿Alguna cosa más que quieras contarnos?

Que el viaje ha sido increíble, volvería a ojos cerrados. Hemos vivido muchas aventuras, muchos momentos de risas, de diversión, que quedan para el recuerdo. Y no hay crítica más positiva que el querer regresar a un lugar del que apenas has vuelto. Por eso recomiendo ir a Cuba, porque es una cultura diferente a la europea, y de la que se puede aprender mucho.

Y ahora toca seguir leyendo post de viajéfilos, hay que empezar a escoger el siguiente destino.

Alberto Artieda nos cuenta su Cuba, en familia

Me gusta viajar, como a casi todo el mundo y suelo realizar al menos dos viajes al año, y desde hace 16 años con mis hijas.

No tengo en principio preferencias ( el mundo es muy grande), pero como mis hijas han venido con nosotros desde que nacieron, me gusta la comodidad a la hora de viajar y prefiero reducir el número de noches que paso fuera pero que las condiciones sean buenas ( vuelos, hoteles…)

1. ¿Por qué te decidiste por ese destino?

 Este verano hemos viajado a Cuba porque toda la familia estábamos de acuerdo, porque se trata de un destino que además de playa tiene muchas cosas que ver y hacer y porque has escuchado a mucha gente que ha estado antes y le ha gustado y por la curiosidad de saber lo que se perdió allí , que decimos tanto los españoles..

A toda la familia le apetecía y creíamos que era el momento, aunque después de haber estado allí, creo que pasará mucho tiempo antes de que le levanten el embargo los americanos y no parece que vaya a cambiar sustancialmente en las próximas décadas.

2. ¿En qué fechas lo hiciste y cuántos días le dedicaste a ese viaje?

Fuimos del 28 de julio al 12 de agosto, que se ajustaba a nuestros días de vacaciones.

3. ¿Cuál crees fue la mejor de tus visitas y cúal no recomendarías?

 Iniciamos nuestras vacaciones en La Habana donde estuvimos 5 días, luego hicimos un recorrido de tres días por la isla visitando Cienfuegos, Trinidad y Santa Clara y finalizamos relajándonos en la playa en un cayo, en nuestro caso en Cayo Santa María.

4. ¿Cúal es el mejor alojamiento y más recomendable en tu experiencia? ¿Algún restaurante, bar o sitio en el que hayas disfrutado especialmente?

En Habana recomiendo alojarse en la Plaza Parque Central. Está muy bien situado entre Habana Vieja y Centro Habana y reúne 5 hoteles que prácticamente conforman la plaza junto al edificio de la ópera ( precioso)

Nosotros estuvimos en el Iberostar Parque Central que está muy bien en cuanto a instalaciones, limpieza y atención. Del resto sólo conocemos lo de fuera: el Hotel Inglaterra, con el encanto de ser el primer hotel de la Habana, El hotel El Telégrafo, más modesto que el Iberostar junto al que se encuentra, y con aspecto colonial. Hotel Manzana, de reciente inauguración y con aspecto de ser quizás el más lujoso, por lo que pudimos curiosear, y el Hotel Plaza con el aspecto decadente en su fachada, típico habanero, que en su día seguro que se encontraba entre los mejores.

Una forma más barata de viajar sería alojándose con familias cubanas, que es algo que se publicita mucho cuando paseas por la Habana y debe tener muchos adeptos. Lo descubrimos una vez en cuba ya.

5. ¿Cúal es tu impresión general del viaje? ¿Puedes ponerle una nota del 1 al 10?

 El viaje nos ha encantado, hemos conocido un país de forma relajada, sin prisas ni carreras, con tiempo para hacer lo que llevas planeado y que no hemos sufrido contratiempos ni incidencias desagradables.

Se trata de un país muy seguro, y los cubanos gente amable

Es evidente que se puede realizar el viaje de muchas formas y con diferentes objetivos, pero en familia también.

6. ¿Lo mejor y más destacable de tu experiencia? Algo totalmente imprescindible

Cuando uno viaja a Cuba creo que el recuerdo que más perdura es el de La Habana, sobre todo Habana Vieja y el ambiente de sus calles, sus plazas, la música en directo en cada uno de los numerosos bares que te encuentras y sus gentes, con la contradicción permanente de la felicidad perpetua en sus rostros por un lado y por el otro, la necesidad y precariedad expresadas en forma de un continuo pedir por la calle productos de primera necesidad. Todo el mundo te pide algo.

Se puede decir que se trata de gente pobre pero muy feliz, lo que llama la atención con los registros de” nuestro mundo”.

Nos parece muy recomendable recorrer en un paseo la calle del Prado, desde el malecón hasta el Capitolio, repletas de casonas que aunque la mayoría están muy mal conservadas, dan una idea de lo que tuvo que ser la Habana en su tiempo.

Nos pareció un acierto finalizar el viaje de forma relajada en un Cayo. Elegimos Cayo Santa María por recomendación de la agente de viajes, más tranquilo por ejemplo que Varadero que debe estar más saturado.

Tranquilidad absoluta, aguas turquesas, arena blanca y por supuesto cerveza fría.

Nos alojamos en otro hotel de la misma cadena El Iberostar Ensenachos que toma el nombre de una de sus dos playas, aunque nos gustaba más la otra, que a pesar de no ser privadas ( creo), por la ubicación que tiene es casi de uso exclusivo del hotel.

Se trata del típico resort con varios restaurantes y piscinas, con mucho arbolado y zonas verdes, spa, campos de tenis, fútbol 5, baloncesto……. En fin lo que viene a ser un resort típico pero que estaba muy bien cuidado y con muy buena atención ( mejor cuanta mayor propina dejes, al igual que en todo Cuba)

Viajábamos con el régimen todo incluido pero las propinas son casi una obligación cuando entiendes su forma de vida, tan fundamentada en el turismo.

Tuvimos suerte con el tiempo y a pesar de ser temporada de lluvias, sólo llovió dos tardes en todo el viaje.

7. ¿Lo peor del viaje, si lo ha habido en tu experiencia?

A pesar de ser un país muy seguro, no está exento de picaresca por lo que se tiene que estar alerta en todo momento cuando vas por la calle para detectarla y ponerte a salvo.

Muchas maneras de engañarte te las cuentan ellos mismos, cuando algún cubano trata de prevenirte del vecino, cuando quizás sea luego él quien lo haga. Otras las hemos oído de personas que han estado antes y otras las descubres tú mismo callejeando.

A pesar de todo el cubano tiene sentido del humor y no parece ofenderse cuando le pillas el engaño, incluso se rie. Tampoco parecen ofendidas las personas a las que no les puedes dar lo que te piden por la calle, y no son excesivamente pesados y enseguida te dejan tranquilo ( aunque el hartazgo puede venir por la cantidad de personas que te abordan en la calle, no por la inistencia de cada una de ellas).

Otra decepción supusieron para mí “Los Paladares”, que es como llaman a los restaurantes de titularidad privada en la Habana. La teoría dice que al ser privados es mayor el esmero a la hora de cocinar y atenderte pero en realidad la materia prima de que puedan disponer no es la misma que en España por lo que el resultado tampoco es el mismo. Se trata de comida muy adornada, con muchas salsas, mezclando dulces con salados y abusando de frutas tropicales a la hora de cocinar.

No os recomiendo el situado frente al Capitolio, un paladar de origen Asturiano ( Los Nardos ), que de asturiano no tiene nada y que además no puedes apenas ver lo que comes porque lo haces con una triste vela por toda iluminación en tu mesa.

Me atreví a pedir una “tortilla vasca” , que no sabía que existía, y tenía entre el huevo cuajado trozos de salchicha Campofrío o similar.

Otro paladar muy conocido, pues estuvo Obama en su visita a la isla, es el San Cristóbal, en la calle San Rafael. Debe de estar bien aunque nosotros nos quedamos a las puertas pues no teníamos reserva, así que no puedo opinar de la comida.

 Otra mala experiencia ajena a la voluntad de nadie, fue una plaga de mosquitos con la que nos encontramos la víspera de viajar al Cayo, durante la visita a un jardín botánico cerca de Cienfuegos y la última noche en el Cayo durante la cena en uno de sus restaurantes rodeado de frondosa vegetación. No respetaban ni el repelente que nos pusimos. Aunque por supuesto, esto no empañó el viaje.

Hay que tener en cuenta que durante nuestro verano están en temporada de lluvias y la mezcla de calor y humedad no se lleva tan bien.

Otra zona que me decepcionó fue la visita a la plaza de La Revolución, famosa por acoger los discursos de Fidel Castro y presidida por el rostro del Che Guevara en la fachada de un edificio gubernamental.

Se trata de una explanada de cemento, que no tiene nada y está bastante apartado en la zona alta del barrio de Vedado, así que hay que buscarse un transporte para ir allí. No tiene nada, salvo para nostálgicos quizás.

8. ¿Por qué recomiendas a los viajéfilos ese país? Playas, historia, gentes, naturaleza… lo que destacarías 

Se trata de una isla no muy grande por lo que se puede recorrer en coche durante unas vacaciones.

Puedes alternar visita a ciudades, rutas de trekking por valles de vegetación frondosa y paisaje muy verde ( no espereis grandes montañas, pero la vista de los valles es preciosa así que patearlos puede ser una bonita experiencia de la que no participamos), Relax en playas, conocer la forma en que rentabilizaron sus recursos naturales,( ron y puros) y admirar lo que los españoles exportamos y construimos en la isla, que da una idea de lo que fue en los años previos a la revolución.

9. Creo que sigues nuestros post en viajéfilos ¿Te ayudaron a decidirte, a organizarlo, lo recomendarías a otros amigos?

Por supuesto que sigo a viajéfilos y además de leer experiencias de viajes de otros por curiosidad, siempre que emprendo un viaje consulto las experiencias que de esa zona se vierten en las páginas de viajéfilos.

Miriam nos cuenta su Cuba, con amigas

Me gusta mucho viajar y siempre que tengo oportunidad intento hacerlo, aunque es menos de lo que me gustaría.

1. ¿Por qué te decidiste por ese destino?

Un grupo de amigas queríamos hacer un viaje juntas y este destino nos llamaba la atención.

2. ¿En qué fechas lo hiciste y cuántos días le dedicaste a ese viaje?

La fecha de nuestro viaje fue del 11 al 19 de junio.

3. ¿Cuál crees fue la mejor de tus visitas y cúal no recomendarías?

Nuestro vuelo salió de Alicante con escala en Madrid.

Estuvimos 3 días en La Habana y el resto en Varadero.

La mejor de mis visitas fue conocer La Habana Vieja. No recomendaría tantos días en un resort como hicimos en Varadero.

4. ¿Cúal es el mejor alojamiento y más recomendable en tu experiencia? ¿Algún restaurante, bar o sitio en el que hayas disfrutado especialmente?

Hotel Mercure Sevilla en La Habana. Bar La Floridita y bar La lluvia de oro en La Habana y bar Calle 62 en Varadero.

5. ¿Cúal es tu impresión general del viaje? ¿Puedes ponerle una nota del 1 al 10?

Fue un viaje inolvidable. Sin duda, un 10.

6. ¿Lo mejor y más destacable de tu experiencia? Algo totalmente imprescindible

Conocer como con el nivel de pobreza que existe la gente es tan feliz. Tenemos que valorar mucho más lo que tenemos.

7. ¿Lo peor del viaje, si lo ha habido en tu experiencia?

El viaje de vuelta.

8. ¿Por qué recomiendas a los viajéfilos ese país? Playas, historia, gentes, naturaleza… lo que destacarías

Merece la pena conocer un país tan diferente al nuestro. Su cultura, su historia, sus paisajes y sus impresionantes playas.

9. Creo que sigues nuestros post en viajéfilos ¿Te ayudaron a decidirte, a organizarlo, lo recomendarías a otros amigos?

100% recomendable.

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas