Print Friendly, PDF & Email

Postal-Sonia-DubaiY el destino y mi hermana quisieron llevarme de nuevo a Abu Dhabi. O debiera decir el destino de mi hermana, pues es el hecho de que ella permanezca allí todavía, lo que ha hecho que vuelva. Pero esta vez, aunque he repetido algunas cosas, el viaje ha sido diferente, esta vez, Abu Dhabi ha sido con niños.

Sigo insistiendo en que, aunque no sea un destino que por mí misma eligiría de primera opción, no deja de ser curioso y chocante de ver, entretenido y emocionante. Desde luego, un lugar que, a pesar de su juventud, es interesante visitar.

No voy a hacer más introducción, pues la historia del país, el carácter de sus habitantes y las curiosidades, las mencioné ya en la otra entrada, “Cuatro días en Abu Dhabi y Dubai“. Así que, sin más, me meto en el viaje.

EL VIAJE EN AVIÓN HASTA EMIRATOS ÁRABES

Tras mucho buscar y combinar (podía elegir como destino Abu Dhabi o Dubai, y para salir, miré Alicante, Madrid, Valencia), elegí como más cómodo y barato, y con unos buenos horarios, un vuelo Madrid-Dubai directo, con Emirates, que, x 4, salió 1770 euros. Otras compañías en las que indagar son Pegasus, Qatar airways.

Así que tras terminar maletas, actividades deportivas de los sábados, comer y recoger, partimos el 24 de octubre desde Murcia rumbo Madrid, olvidando por supuesto en casa algunas cosas que debían partir con nosotros…

El domingo 25 nos levantamos con mucha tranquilidad (no nos gusta madrugar y nos cuesta arrancar, cosa que va a marcar nuestras actividades durante el viaje). Y tras dejarnos el abuelo en el aeropuerto, empezamos la aventura de verdad.

El primer y único cambio de dinero lo hicimos en el mismo aeropuerto de Barajas. Nos dieron 3,415 arabs emirates dirhams (AED) por euro. Al final no volvimos a cambiar, pues resulta que a mi hermana le vienen bien los euros para las Navidades que se acercan y el cambio que a ella le hacen es mejor, a 4,5 aed, por lo que salíamos ganando todos si sacaba ella de cajero, además de ser mucho más cómodo.

Tras partir a las dos y media del mediodía español, llegamos a Dubai a las doce y media de la noche local. En España habíamos tenido la noche de antes el cambio de horario, con lo que nos enfrentamos a tres horas de diferencia (la otra mitad del año son sólo dos). El viaje, por tanto, son 7 horas.

He de decir, que en Emirates se portaron genial. Les dieron miles de regalos a las niñas, menú de niños que sirvieron antes que los demás, las azafatas haciendo y diciendo gracias y siempre súper atentas a ellas. Además de ser un pedazo de avión bestial, el más grande del mundo nos dijeron, con parte de arriba y todo, a la que se subía por unas escaleras de lujo, aunque estaban cerradas al paso, al menos al de los humildes mortales pertenecientes al populacho como nosotros. Y lo mejor, pantalla individualizada en el asiento delantero con un menú riquísimo de entretenimientos, en el que se incluyen unas cuantas películas. Total, que ni leer, ni dormir, ni hacer deberes. El viaje pasó en un pis pas.

Aeropuerto Dubai 1

Y ahora sí, empiezo con el viaje. Aunque antes quiero agradecer a mi hermana su infinita generosidad sin límites, y a mi madre, que nos regaló a Antonio y a mí el “peaso” viaje por nuestros 40. ¡Valió la pena esperar!

DUBAI

Mi hermana nos estaba esperando en el aeopuerto (ahora en Dubai hay dos y en Abu Dhabi también se está construyendo el segundo). Y tras los consabidos abrazos, besos y más abrazos, cogimos un taxi al primer hotel del viaje. El Somewhere es un apartahotel de lujo cerca del aeropuerto, en la zona de Deira, y aunque mi hermana se canse de decir que es de precio “normalito”, costó 1220 aed (incluido desayuno y todos los pluses que tienen a bien inventarse como el 10% de tasas, otro 10% de servicios y 40 aed de turismo. Obligatorio todo).

A nosotros nos pareció un apartamento de lujo, nuevo y brillante con camas comodísimas y sábanas inmaculadas. Lo único, que a la hora que llegamos estaba la cocina cerrada, y además tardaban en abrirla porque no sé qué estaban haciendo de limpieza o reparaciones, por lo que no había servicio de habitaciones. Total, que nos facilitaron llamar a un telepizza, que nos mató un poco el hambre. El desayuno estuvo muy bien, aunque el zumo no era natural.

Y por fin, el 26 de octubre, celebrando el cumple de mi hermana, partimos a descubrir Dubai.

Aeropuerto Dubai 2

METRO DE DUBAI

Con un calor abrasador al que nos costó un día acostumbrarnos, cruzamos la calle a la estación de metro. El metro funciona muy bien. Hay que tener cuidado con dónde te colocas, porque hay zonas de vagones para ladies y childrens sólo, y viajábamos con un hombre. Y hay que tener previsión y llevarse algo para ponerte, pues en el metro especialmente, el aire acondicionado está a tope. Dicho esto, reitero que funciona muy bien. La gente no se cuela, todo el mundo lleva su tarjeta. Los trenes tienen un doble sistema de puertas (los andenes están cerrados) para que no se escape el frío del aire y “gastar” menos en refrigeración. Y no hay conductor, es automático. Estas dos cosas hacen que construirlo sea muy complejo porque tiene que parar milimetrado para que las puertas coincidan (tren y andén).

Se compran unas tarjetas por 20 aed, que recargas con dinero cuando se te acaba. Con la tarjeta tienes 14 aed para viajes, por lo que en realidad la tarjeta cuesta 6 aed. La pasas al entrar y al salir porque te cuesta según el recorrido que hagas. Y las tarjetas deben durar mucho tiempo porque mi hermana las tenía de mi anterior viaje.

Metro Dubai

QUE VISITAR EN DUBAI

Así que así llegamos de la estación City Centre a Ghubaiba, en el “centro histórico” y junto a la estación de autobuses. Cargados con botellines de agua y gafas de sol nuestra primera parada fue el Dubai Heritage (entrada gratuita). En teoría un espacio dedicado a mostrar la poca historia que tienen: reproducciones de los tipos de casas, animales, forma de vida, artesanía. Un fracaso. Con ese calor, es a partir de las 4pm cuando empieza a haber vida. Solamente encontramos las tiendas de recuerdos y los baños. En Abu Dhabi sí pudimos ir por la mañana en mi anterior viaje, pero era diciembre…

Total, que nos encaminamos a la otra orilla del Dubai Creek andando. Allí paseamos por el zoco (Zoco de Bur Dubai) con unos techos artesonados muy bonitos para dar sombra). Y para descansar un poco alquilamos un barquito de los que se usan como transporte público, Abra, (1aed) para cruzar de orilla, y dimos un paseo por el creek. Pudimos ver a lo lejos el skyline de Dubai con el Burj Khalifa y vernos reflejados en un edificio de espejos. El caprichito de 30 minutos salió algo caro (no recuerdo bien, pero creo que unos 100 aed), pero mereció la pena la sombra, el descanso, la brisa y el recorrido.

En Ghubaiba también pudimos pasear y ver el barrio de Al Bastakiya, imitación de los barrios antiguos (restauración más bien del mismo), con sus casas con las torres de viento. Aprovechamos a comer en XVA, donde ya estuvimos la otra vez. Muy tranquilo y agradable, bastante caro. Para venir a Al Bastakiya puede que haya otra estación de metro más cercana, AL Fahidi. Pero al estar todo el día moviéndonos por la zona, realmente da igual una que otra.

Y terminamos el día con la visita al Museo de Dubai. Entrada 3 aed, los niños 1 aed. Está muy bien cómo explican su breve historia desde los años 40 de los buscadores de perlas a la actualidad. De las chozas en la arena de la playa a los más altos rascacielos. Vídeos, fotos, casas, fondo del mar. Entretenido.

Mapa Dubai

Viajefilos en Dubai viejo 01
Viajefilos en Dubai viejo 02
Viajefilos en Dubai viejo 03
Viajefilos en Dubai viejo 04
Viajefilos en Dubai viejo 05

De allí ya volvimos al hotel, donde nos recogía un taxi conocido que usa mi hermana de vez en cuando. De hecho el mismo que la otra vez. Es de fiar y cuando él no puede, manda a un primo, como en este caso. Para contactar con Ahmed y su red de primos y amigos: 971 55 901 9788. 350 aed (Dubai-Abu Dhabi o viceversa)

Llegamos a casa de mi hermana en Abu Dhabi después de una hora aproximadamente. Descargar, acomodarnos, baño en las piscinas de la planta 5ª bajo la luz de la luna, junto a los parques y paseos, ducha y arreglarnos para cenar. El cumple de mi hermana lo celebramos en el Fish Market. Un restaurante-pescadería en el que eliges los pescados que quieres que te hagan y cómo los quieres hechos. También puedes elegir verduras que igualmente cocinan. Un festín de fósforo para el cerebro, para celebrar que pasábamos juntos su cumpleaños. ¡Genial! Cena para cinco a tutiplan por unos 700 aed. Nada barato, pero realmente bueno. En el hotel InterContinental. A través de la página web del hotel, entrando en restaurantes, lo puedes localizar. Sirven alcohol.

A partir de aquí pero ya al día siguiente empezaba nuestra visita de Abu Dhabi, pero eso es otra historia…

1 Comentario
  1. Desde luego que tus niñas no pueden tener queja, son las más viajeras que conozco! Gracias Sonia por seguir viajando, compartiendo y sorprendiéndonos con ¡tus aventuras con niños!

Deja un comentario

Alguna sugerencia

¿Te gusta viajefilos? Si quieres comentar, sugerir o compartir tu viaje solo tienes que escribirnos

Enviando

©2017 Todo el contenido pertenece a viajefilos.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas